PUBLICIDAD

Días gozosos en el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote

|

Acción Litúrgica que hace eco hoy de tres noticias referentes al ICRSS que os enlazo con gran agrado. La más importante es sin duda la aprobación definitiva por la Santa Sede de sus constituciones, que ya os comuniqué hace unos días. http://accionliturgica.blogspot.it/2016/02/aprobadas-las-constituciones-del-icrss.html http://accionliturgica.blogspot.it/2016/02/fiesta-de-la-purificacion-en-gricigliano.html http://accionliturgica.blogspot.it/2016/02/toma-de-habito-en-florencia.html En España, con modestísima presencia, apenas dos sacerdotes, están realizando una excelente labor y al Instituto se debe en buena parte que la misa según el modo extraordinario del rito latino sea una presencia real, pacífica y gozosa, ya en bastantes sitios de España. Hoy celebrada ya por otros sacerdotes ajenos al ICRSS sin el menor problema. O con muy escasos problemas. La romanidad del Instituto, nunca puesta en cuestión pues siempre se quiso fidelísimo a la Santa Sede, ha acabado con una absurda guerra de misas que nunca se debió plantear. No existe una misa buena y una mala. Ambas son santísimas porque renuevan del mismo modo el sacrificio de Cristo en la Cruz. No hay misas malas aunque algunas se digan de modo lamentable y de algunas hasta se pueda dudar fundadamente que sean una misa. El problema no está en ellas sino en los celebrantes. Y en sus consentidores. Jamás el Blog tomó partido en esa desdichada guerra por ninguno de los modos. Aunque haya denunciado puñeterías vergonzosas de quienes injustamente obstaculizaban el modo extraordinario. Y me alegra mucho que haya decaído notablemente la oposición a una misa con la que se santificó la Iglesia muchos siglos y la que celebraron multitud de santos. Pero creo que sería un error centralizar en la misa el ICRSS porque con ella y tras ella hay mucho más. Hablo sólo de la experiencia española que es la que conozco aunque uno no sea asiduo a sus celebraciones. Por supuesto que os invito a que conozcáis el modo extraordinario de la liturgia latina aunque sea sólo por curiosidad. Y como modo absolutamente legítimo de oír misa. Luego cada uno tiene también la legítima opción de preferir la que quiera. Y no por ello será más o menos católico. Por no entrar en la majadería de que la nueva no es católica. Lo que me parece señalable es que en las misas del Instituto se ve algo que no se encuentra en algunas otras. Una comunidad orante. Y ese es otro excelente servicio que el ICRSS ha prestado. Los asistentes, que posiblemente entre las dos misas dominicales se acerquen mucho a los trescientos, forman una comunidad. Se conocen, se saludan, charlan al salir de misa, se quieren… Y asisten a la misma con una piedad notable. Y con una media de edad bastante inferior a la que se da en muchas otras. Se nota un compromiso personal del asistente con el sagrado misterio que se celebra. Se nota porque es evidente. No se trata de nostálgicos de un pasado que la mayoría no conoció. Llevamos cuarenta y cinco años de misa nueva. Aquí no hay nostalgias que valgan porque no existen. Son personas que han encontrado que la misa tradicional les acerca más a Dios. Como otras piensan que eso les ocurre con la misa nueva. Y eso es lo verdaderamente importante.

Comentarios
35 comentarios en “Días gozosos en el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote
  1. Me sorprende tanta ingenuidad: durante mucho tiempo las monjas del Tercer Monasterio de la Visitación de Madrid no han dado problema alguno -o si lo daban, al menos no era aparente ni se enteraban los fieles-. Si ahora actúan así, es porque así se lo han mandado, pues tienen voto de obediencia.

  2. La situación del ICRSS es tremendamente difícil y, para los que asistimos a misa, incomprensible si no fuera por alguna oscura razón. Cada vez vemos las iglesias más vacías o con gente de más edad y en esta sucede exactamente lo contrario: cada vez hay más gente y más joven. Son frecuentes las familias con tres y cuatro niños. Pese a ello, no cesa el maltrato al rito y a las personas que únicamente se limitan a asistir a algo que les acerca íntimamente a Dios. Nuestros pastores creo que no se han portado como deberían con nosotros y han exhibido una notable falta de caridad. Ahora, por si fuera poco, tenemos el incomprensible comportamiento de las monjas a las que el rito extraordinario les ha dado vida a su monasterio y una enorme cercanía a Dios. Al margen de mil impedimentos vanos, ellas han preferido colocar una misa de 12 para tener que expulsar a toque de corneta a más de 200 personas del templo. ¿Y todo para qué? Para dejar sitio a una misa prácticamente vacía que muy bien podría haberse hecho a las 12.30 sin mayor problema. Parece mentira que ocupándose las monjas de algo tan serio como orar por el mundo y las almas, se anden con semejantes chiquilladas.
    El ICRSS no se merece ese trato.

  3. Estimado bloguero, que indique usted en su artículo que…..»la misa según el modo extraordinario del rito latino sea una presencia real, pacífica y gozosa, ya en bastantes sitios de España….» es digno de poner en duda:
    REAL: Sí. En Madrid se puede asistir en las Salesas, ¡por ahora! y en la parroquia de la Santa Cruz.

    PACIFICA: No. Batallar con los cambios de reglas de las monjitas cada dos por tres no es sencillo. Ahora sí podeis ayudar a desmontar el altar y entrar en la Sacristía, ahora no podeis cantar la misa, ahora sí os encendemos la luz, ahora no podeis estar conversando fuera, ahora…. ¿y mañana qué?

    GOZOSA: a medias tirándo a poco. Yo soy muy nueva en esta Santa Iglesia, pues me reconvertí gracias a la misa en latín allá por el 2.008, pero sinceramente, cada vez me produce más tristeza ver que no existe equidad en ella.

    Viva Cristo Rey

  4. Los sacerdotes del Instituto llevan años pidiendo una iglesia, para respetar en todo al Arzobispado de Madrid, pero con muchísimas dificultades. Somos muchos, y realmente hay gente que viene con niños desde muy lejos para asistir a Misa, ya que la Iglesia hoy en día acoge a tantos grupos, es increíble como siendo el Instituto de Cristo Rey reconocido internacionalmente, arropado por grandes Obispos y cardenales de la Iglesia Católica, no tenga en Madrid una Iglesia. Si no me equivoco, en nuestro país, Iglesias y conventos no faltan, estamos peor de gente, especialmente joven, que las llene, y este es el caso opuesto, somos mucha gente de todas edades y estilos, y nos falta la Iglesia. Nos une profundamente el Rito Extraordinario, y eso es algo tan profundo en cada alma, que no conseguirán ni disuadirnos, ni convertirnos en críticos con la Iglesia, seguiremos sufriendo con paciencia y silencio, ojalá Don Carlos pudiera ayudarnos!

  5. Si que sería una maravilla por fin tener una Iglesia propia. ¡Cuánto bien podría hacer el Instituto de Cristo Rey si se les diera un poco de apoyo! Somos cada vez más las familias que descubrimos esta Misa y nos quedamos «enganchados». Gracias de verdad y pido a Dios les asista y nos conceda una Iglesia propia.

  6. Me parece que no es tanta nostalgia sino decir las cosas como están siendo:

    1. Cada domingo en en Tercer Monasterio de la Visitación a las 11h está la iglesia a rebosar: gente de todo tipo y condición aunque cada vez abundan más las familias con niños. No llegan los bancos para tanto fiel y queda la gente de pie al fondo de la iglesia y en los laterales, cada vez más cerca de los primeros bancos próximos al altar.
    2. Se respira una devoción y fe «por lo que está pasando» durante la misa que llama la atención a cualquiera que asista por primera vez a esta iglesia. Eso sí, llama la atención también la entrada y salida de las monjas del Monasterio a la iglesia, las subidas al altar durante la misa a comprobar las velas, idas y venidas por la iglesia, etc.
    3. A la salida de misa casi se sale en tropel puesto que la siguiente misa es a las 12h (a la que asisten cuatro gatos, eso sí, con la iglesia completamente iluminada) y hay que evacuar enseguida.

    Con todo el bien que están haciendo… A ver si oímos pronto el anuncio de la nueva iglesia para estos buenos sacerdotes.

  7. Es lamentable que un rito y unos sacerdotes que llenan una iglesia (yo creo que deben de asistir cada domingo cerca de 200 personas, entre las que hay una veintena de niños menores de 6 años) cuente con tantas trabas. Primero el cardenal Rouco; y ahora las monjas salesas, no sabemos si con permiso del arzobispo monseñor Osoro.

    La iglesia es preciosa, pero el ambiente, como indican varios comentaristas anteriores, es malo. Las monjas sólo sacan su sonrisa cuando tratan de vender dulces a los asistentes. ¿A qué viene colocar una misa que no han tenido nunca a las 12? ¿Emplean la Eucaristía para chinchar al Instituto y a sus fieles? Los fieles también tienen derechos en la Iglesia, como han subrayado los últimos papas: Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco I.

  8. Conocí la Misa Tradicional por casualidad… Bueno, mejor dicho, por causalidad. Comencé a asistir sin faltar un solo domingo, y poco a poco, fue causando en mí un efecto demoledor en mi alma. Desde hace unos meses vivimos una situación triste y dolorosa. No alcanzo a comprender, como tantas familias llenas de niños, como tantos fieles, (cada día más), tenemos que estar casi mendigando una Iglesia para poder celebrar la Misa dignamente y sin tener que salir a toda prisa y de malos modos.
    Con todo,estamos muy agradecidos porque estas monjas nos han dejado celebrar la Misa allí tanto tiempo.
    Pedimos a San José, que tan bien supo lo que suponía no tener una posada, que interceda por nosotros para poder conseguir una ubicación digna y que pueda albergar a tantas almas.

  9. Llevo años asistiendo a la misa que celebra el ICRSS en las Salesas y es impresionante comprobar la devoción con que acude la gente y como ha ido aumentando el numero de fieles. Es una lástima , sin embargo, observar las dificultades que ponen las monjas para poder celebrar la misa. ¿Porquė se comportan así? Sería bueno que el ICRSS tuviera una iglesia propia para poder celebrar sin molestar a nadie ni ser molestado.

  10. Pues yo cada vez lo veo todo más complicado. Antes las Misas en las Salesas eran cantadas y ahora tienen que ser rezadas porque a las doce han puesto otra Misa. Que, por cierto, es la única que figura en el cartel con el horario de Misas que hay en la entrada. Una Misa tradicional a las once, llena de fieles, que parece que hay que ocultar y otra a las doce, con escasísima asistencia pero de la que se informa.
    A la salida hay que precipitarse escaleras abajo para no molestar a las religiosas y es verdad que los fieles nos conocemos y nos saludamos pero en la esquina de la calle.
    Las luces de la Iglesia encendidas solo la mitad. Y eso cuando no las apagan en medio de la Misa. Ruidos extemporáneos y reiterados paseos por los laterales de las reverendas madres…
    ¿ De verdad no hay una Iglesia en Madrid en donde los fieles, cada vez más numerosos , que asistimos a la Santa Misa Tradicional podamos dedicar nuestra atención solo a rezar y no a no ser molestos ?

  11. Al fin y al cabo, existimos para dar gloria a Dios. Y en la labor del Instituto Cristo Rey ese el motivo que orienta toda su actividad: la liturgia, la catequésis, el apostolado, el canto, las peregrinaciones… Llevar a Dios a las almas y llevar las almas a Dios.

    Tanto D. Raúl como D. Alexis son fieles exponentes del bien que está realizando el Instituto allí donde se halla.

    Después de tantos años en Madrid, bien se merecen un templo digno que les permita concentrar sus energías en lo importante, y que la logística pase por fin a un segundo plano.

    ¡Nuestra Señora de la Almudena, ayuda al Instituto, que tanto te quiere!

  12. La verdad es que es una comunidad orante. Pero creo que hoy la situación es mucho peor que con Rouco. La actitud de las Salesas es poco evangélica, por decir de algún modo. Vamos que la caridad de San Francisco de Sales no está ni se la espera. Cada día ejercitan la paciencia de los curas, ayudantes y asistentes de a pie. A ver si se entera Don Carlos de las actitudes de las religiosas contemplativas…

  13. «Y me alegra mucho que haya decaído notablemente la oposición a una misa con la que se santificó la Iglesia muchos siglos y la que celebraron multitud de santos.»

    Esto es una broma de muy mal gusto. Nunca ha habido tanta oposición a las misas del ICRSS en Madrid como en estos días.

  14. Gracias Sr. Director por dar publicidad con gran entusiasmo al Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote. Que el blog católico más leido de las Españas incluya esta y otras buenas noticias es muy positivo. A ver si sirve para que esta buena nueva se conozca entre los sacerdotes y obispos y dejen de verla con preocupación o animadversión.
    Las misas de los sacerdotes del Instituto atraen a muchísimos jóvenes, y lo que es mejor algunos se hacen seminaristas con serio deseo de hacerse sacerdotes. Lo he visto con mis propios ojos y eso debiera hacer reflexionar a las altas instancias de la Iglesia.

  15. Ante todo inmensa gratitud por la labor realizada por el Instituto y un ardiente deseo de contribuir y animar a todos a ello. De la penosa decadencia actual saldremos no solo con la denuncia necesaria y la queja obligada sino también con la acción continuada. Y el incremento ya sabemos que no dependerá de nosotros, por eso está asegurado.

  16. Enhorabuena al Instituto de Cristo Rey por todas estas noticias.
    Quiera Dios que puedan aumentar su presencia en España y disponer de una iglesia propia desde donde desarrollar su apostolado. Su presencia entre nosotros ha sido determinante para la difusión de la liturgia tradicional. Dios los bendiga.

  17. Paco Pepe, por cierto, todas las Misas son santísimas, pero todos los ritos no tienen por qué serlo. He ahí el quid de la cuestión.

  18. Dios quiera que este buen momento de que goza ahora mismo el Instituto de Cristo Rey se vea coronado por la cesión de una iglesia en Madrid, ya que, desgraciadamente, conseguir una parroquia personal en España sigue pareciendo ciencia ficción.

  19. Como viene siendo habitual desde hace años, bellísima ceremonia de toma de hábito y también la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical oficiada para la ocasión en este magnífico templo florentino, de la que he publicado un reportaje fotográfico, que puede verse en este enlace:
    .
    Reportaje fotográfico de la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical oficiada durante la reciente toma de hábito de tres Adoratrices del Real Corazón de Jesucristo Sumo Sacerdote en Florencia (Italia)

  20. Al quitar el idioma común viene Babel y la pérdida de sentido palpable de pertenencia a una iglesia común. El perder el idioma común acarrea la obligación de aprender idiomas sin cuento si uno se quiere comunicar con otros. ¡Vamos, lo que se dice un avance!

  21. Muy cierto e importante ese sentido de comunidad que suscita esta forma de la Santa Misa. Lo he comprobado en España y en extranjero.
    «Son personas que han encontrado que la misa tradicional les acerca más a Dios», dice el blogger casi al final de la entrada. Exacto. Ahí empieza y termina el debate.
    Gracias, como siempre que saca este tema, apreciado blogger, por la exquisita sensibilidad con la que nos trata a los irredentos amantes de la santa Misa Tradicional.

  22. Un Convento de Monjas Dominicas en Florencia cerró y los frailes se pusieron en contacto con el Cardenal Betori de la Archidiócesis para ver si compraba el Convento. El Cardenal dijo que no lo necesitaban, pero que los Sacerdotes del Instituto de Cristo Rey, buscaban un Convento para su rama femenina, las adoratrices de Cristo Rey. Los Frailes italianos dijeron que no iban a vender el Convento a un grupo tradicionalista. Parece que el Cardenal con muy buen criterio les dio una lección de eclesiología y buenos modales. Lamentablente la Orden Dominicana en Italia, como en España, no tiene nada que ver con el resurgimiento que experimenta en Estados Unidos, donde están además en muy buena sintonía con los grupos Ecclesia Dei.

  23. Archidiócesis compraba el Convento. El Cardenal dijo que no lo necesitaban, pero que los Sacerdotes del Instituto de Cristo Rey, buscaban un Convento para su rama femenina, las adoratrices de Cristo Rey. Los Frailes italianos dijeron que no iban a vender el Convento a un grupo tradicionalista. Parece que el Cardenal con muy buen criterio les dio una lección de eclesiología y buenos modales. Lamentablente la Orden Dominicana en Italia, como en España, no tiene nada que ver con el resurgimiento que experimenta en Estados Unidos, donde están además en muy buena sintonía con los grupos Ecclesia Dei.

  24. Desde hace tiempo que no veía un documento romano en latín sin nunguna falta. Mi enhorabuena al Instituto de Cristo Rey. Se lo han currado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.