PUBLICIDAD

¿Después de McCarrick Farrell?

|

Eso apunta como posible Riposte Catholique. Ojalá cayera esa breva. Me parece de lo más impresentable del Sacro Colegio. El trío de la bencina norteamericano que nos colocó Francisco es infumable.

https://www.riposte-catholique.fr/en-une/apres-mccarrick-le-cardinal-farrell

 

10 comentarios en “¿Después de McCarrick Farrell?
  1. Todo huele a chamusquina. Siento un profunda lástima por los papas anteriores, imagino lo que debieron sufrir. Toda esta porquería no es fruto de un día. Pablo VI puso en marcha las decisiones del Concilio, pobre hombre lo que debió padecer. Juan Pablo II, intentó reconducir y lo hizo bien, aunque el mal ya estaba dentro. Benedicto no tuvo fuerzas para gobernar a estos impresentables y renunció al papado. Y ahora este Necio del Tango parece reírse del sufrimiento y esfuerzo de sus antecesores. Lo peor son los filtros que se establecen para nuevos nombramientos porque eso marcará el futuro de la Iglesia.

  2. Como es natural no sabemos las presiones a que está sometido el Papa, pero ha llegado el momento de las decisiones o renuncia o limpieza y después el diluvio.

    El daño que se hace a la Iglesia al mantener a esta gentuza en sus puestos es inmenso, mucho más que el que se podría hacer, si los enemigos decidieran la persecución abierta. Al fin y al cabo se supone que la jerarquía siempre está dispuesta al martirio.

  3. Al contrario. Si comparamos la composición del Colegio Cardenalicio en marzo de 2013 con la que tiene ahora, veremos que ha mejorado notablemente. Mira quiénes ya no son electores, sea por edad, sea por fallecimiento: Re, Bertone, Danneels, Mahony, Ortega, Tettamanzi, Kasper, Backis, Errázuriz, Hummes, Policarpo, Lehmann, Amigo, Sistach, Romeo, Nicora, Levada, Monterisi, Monteiro, Abril Castelló, Coccopalmerio, Assis…Entre los nuevos hay muchos malos, pero no peores que los que han salido.

  4. El colegio cardenalicio en un ochenta por ciento es un inmenso estercolero por obra y gracia, en su mayor parte, del Padre Jorge. Un inmenso muladar del que saldra el sucesor del cardenal Bergoglio, impostor, en la sede de San Pedro. Es para echarse a temblar y salir corriendo y no parar. Como es posible que estemos tan mal, hayamos llegado a esto, y la mayor parte de los que se dicen cristianos, no vean mas allá de sus narices, …comamos y bebamos..,.y a vivir que la vida son dos dias. Penoso, triste , lamentable, y asqueroso. Jesús, salvanos, que perecemos.

  5. ¿Quiénes sabían algo? Aquí va una lista tentativa:
    -Seguros: Paul Bootkoski, segundo sucesor de McCarrick en Metuchen, que firmó uno de los acuerdos de confidencialidad, John Myers, sucesor de McCarrick en Newark, lo mismo.
    -Probables: Francesco Monterisi (secretario de la Congregación para los Obispos al ser nombrado McCarrick para Washington), Giovanni Re (prefecto de ese Dicasterio por entonces), Arthur Serratelli (colaborador de McCarrick en Newark y vicario general de Myers), Kevin Farrell (vicario y auxiliar de McCarrick en Washington), Martin Holley (auxiliar de McCarrick en Washington).
    -Verosímiles: Daniel DiNardo, funcionario de la Congregación para los Obispos cuando McCarrick fue nombrado para Newark, Blase Cupich, secretario de la Nunciatura por aquél entonces, Wuerl, sucesor de McCarrick en Washington.

    1. Suma y sigue: Entre los seguros, añado a Robert McElroy, actual obispo de San Diego, a quien el psicólogo especializado en abusos sexuales cometidos por sacerdotes Richard Sipe envió una carta detallándole las fechorías de diversos obispos entre ellos McCarrick (podéis encontrarla aquí:http://www.awrsipe.com/Correspondence/McElroy-2016-07-28-rev.pdf ). Entre los probables, añado a Daniel Thomas, hoy obispo de Toledo, Ohio, que relevó a DiNardo en la Congregación para los Obispos, donde sirvió entre 1990 y 2005, es decir, que en el momento del nombramiento de nuestro hombre para Washington él estaba en el Dicasterio que tramitó ese nombramiento.

  6. Que caigan o no ya es irrelevante.Están pringados hasta las cejas en el escándalo del Macarra, su mentor.Y a Wuerl le pasa otro tanto: es parte del clan, pero nada entre dos aguas por su carácter sibilino; con casi 78 años, se esfuman sus posibilidades de ser pontífice e incluso es posible que no entre en cónclave.Por otra parte, los cardenales sin voto siguen teniendo voz, asisten a las reuniones previas a los cónclaves y aconsejan (e incluso presionan y hacen campaña) a los votantes, pero, ¿alguien se imagina el caso que muchos van a hacerle al Sibilino?Creo que ninguno: tendrán en cuenta su criterio pero para no seguirlo.

    1. puede que un cardenal de 80 años tenga voz, aconseje, presione y haga campaña, pero ya no tiene voto, y eso es lo que cuenta, ya que al final durante el cónclave los cardenales votan como les venga en gana y deacuerdo a las alianzas y mayorías que se vaya configurando durante el cónclave mismo. por ende es poco o nada lo que puedan hacer el hereje kasperoso, el pervertido cocopalmerio, el conspirador danneels, etc.

  7. si cae kevin farrell, probable cómplice del asqueroso mccarrick, sin lugar a dudas podrán caer los cardenales tobin y cupichete. tiempo al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *