¿Despiste de Francisco?

|

Resultado de imagen de papa francisco enfadado

¿Ignorancia?

¿Quién ignora es Infocatólica?

<

¿Da igual todo? ¿Una cosa y su contraria?

¿Tal vez Trento es una antigualla que es absurdo desenterrar?

Y una vez más el proselitismo que parece ya una obsesión clínicamente preocupante.

Yo animaría a leer el enlace pronto. No vaya a desaparecer.

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=37596

 

Comentarios
29 comentarios en “¿Despiste de Francisco?
  1. Por supuesto Quería decir (falta lo más importante) : … si no somos libres hay la salvación obligatoria (un determinismo que NO pertenece a la religión católica) que nos hacer perder lo que nos ha hecho lo que somos.

    Qui propter nos homines et propter nostram salutem descendit de caelis :
    La libertad que Dios dio a los hombres significa, que si por su Hijo Jesucristo, Dios dio la posibilidad de salvación a todos los hombres, los hombres no pueden encontrarse salvados contra sus propias voluntades. Hay que escoger : si somos hombres libres, no hay la determinación de la salvación, si no somos libres hay la salvación obligatoria (un determinismo que NO pertenece a la religión católica) que nos hacer perder lo que nos ha hecho lo que somos.
    Títeres de un dios que manipula a los hombres o hombres de pie que siguen o no Dios que les ofrece la libertad y la salvación. Lo que significa también que hay que hacer conocer, por la evangelización, a todos los hombres lo que les ofrece Dios…
    Responder

  2. hay que distinguir redencion y justificacion.

    -la redencion consiste en la reconciliacion de la humanidad con DIOS realizada por CRISTO con su sacrificio cruento en la cruz. por ende todos los hombres del orbe terrestre objetivamente estan redimidos, mas no salvados, no olvidar ese detalle de extrema importancia.

    -la justificacion es la acto por medio del cual DIOS declara justo al hombre, pero ello requiere indispensablemente la fe en CRISTO, es decir, el hombre libremente debe creer en CRISTO como SEÑOR y SALVADOR suyo. sin eso no existe justificacion alguna. por ultimo, sobre la justificacion es extremadamente importate no caer en la falacia luterana de la justificacion por la fe sola, ya que el apostol santiago declara que el hombre es justificado tambien por las obras y no por la fe solamente.

  3. Qui propter nos homines et propter nostram salutem descendit de caelis :
    La libertad que Dios dio a los hombres significa, que si por su Hijo Jesucristo, Dios dio la posibilidad de salvación a todos los hombres, los hombres no pueden encontrarse salvados contra sus propias voluntades. Hay que escoger : si somos hombres libres, no hay la determinación de la salvación, si no somos libres hay la salvación obligatoria (un determinismo que pertenece a la religión católica) que nos hacer perder lo que nos ha hecho lo que somos.
    Títeres de un dios que manipula a los hombres o hombres de pie que siguen o no Dios que le ofrece la libertad y la salvación. Lo que significa también que hay que hacer conocer, por la evangelización, a todos los hombres lo que les ofrece Dios…

    1. Que lo dijera Juan Pablo II no quiere decir que sea ortodoxo. Francisco no es más que la culminación de un proceso que empezó con el Concilio Vaticano II.

        1. Muy nobles palabras las suyas. He leído el discurso de Juan Pablo II. Lógicamente el pontífice no dice nada que se parezca al disparate de Francisco. Repite la doctrina tomista de las fuentes de la verdad y la obra de Dios. La verdad, proceda de donde proceda, siempre viene de Dios. Y ese es el mensaje ecuménico del Papa Polaco. También en la oración de otras religiones puede haber puntos dignos de consideración. Pero siempre con la certeza de que sólo Cristo es la verdad y los sacramentos, empezando por el bautismo, su signo y su puerta. En vez de denostar, ¿por qué no dice en qué se parece el texto de la audiencia de Juan Pablo II con el exabrupto de Francisco? Bastan dos líneas como mucho. ¿Cuando le recriminan algo insulta siempre? Usted no tiene ni remota idea de la preparación académica, empezando por el blogger, de quienes considera incultos. Por su estilo y zafiedad, pongo la mano en el fuego, que el que menos le saca un doctorado de cabeza.

      1. Mucha ansiedad por hacerle decir a Trento lo que no dice. Apuro por excluir. Ellos afuera, nosotros adentro. Segregaciones por carné de bautismo, por asistencia a Misa, por vivir con determinado tipo de moral. Mucha ansiedad. Demasiada. Cristo es mío, mío, mío…..!!!!

  4. Francisco se contradice consigo mismo porque él ha seguido auspiciando la introducción del «por muchos» en la consagración, en lugar del «por todos los hombres».

  5. «Creo que era San Ligorio quien lo decía: que la misericordia divina, sobre todo si es mal interpretada, condena más almas de las que salva». Así es, en Preparación para la muerte. De todos modos, esa idea la encontramos en muchos santos como S. Leonardo de Portomauricio OFM, S. Clemente Mª. Hofbauer, S. Juan Bosco y tantos otros. Es más, cualquiera con sentido común – o mejor dicho, con sensus fidei [1] pensaría lo mismo toda vez que la misericordia divina mal interpretada es ni más ni menos que el pecado de presunción, uno de los pecados contra el Espíritu Santo que per se conlleva la condenación, porque el que peca contra el E.S. está rechazando la gracia divina y obstinándose voluntariamente en su maldad, siendo imposible salvarse mientras permanezca en esas disposiciones. Es totalmente cierto que la misericordia divina mal entendida condena más almas.
    Más: artículo recomendado:
    https://adelantelafe.com/el-vaticano-ii-no-puede-ser-separado-de-su-espiritu/
    No tiene desperdicio.
    Pax vobiscum +

    1. [1] Sensus fidei desaparecido en grandes masas católicas que se tragan cualquier tontería. Antes del concilio, la idea de que Dios es muy bueno y misericordioso y que «comprende» nuestras flaquezas, apenas tendría adeptos, excepto aquellos que a lo largo de la Historia han tratado de cohonestar sus vicios con los reproches de la conciencia, acudiendo al expediente -¡mal entendido!- de la misericordia divina.

  6. Ciertamente este tema de la justificación es complicado. Cristo murió por todos. No por unos sí y otros no. Su muerte redentora llega a todos. El problema está en las personas que acogen o no esta salvación. Es decir, el que se condena es uno mismo al no aceptar al Señor. De todos modos, pienso que es mejor creer que todos estamos justificados no vaya a ser que alguno de este blog se esté condenando pensando que es del grupo de los elegidos.

  7. No es casual, no es un lapsus linguae cuando el tropiezo se ha iterado. No hace falta adentrarse en las Actas del Concilio de Trento en los debates sobre la justificación y la gracia, para hacerse una idea del dislate. Recuérdese la entronización en el Vaticano de Lutero, testigo del Evangelio. Su negación a corregir los errores de la Amoris Laetitia relativos a la gracia sacramental, porque de eso se trataba en última instancia. O léase con detenimiento su discurso ante la obispa-presidenta de la Iglesia de Suecia. O sus ocurrencias sobre el Dios que trasciende el Dios de los católicos.

    Leía hace poco una tesis doctoral sobre Cristo cabeza de la Iglesia en Santo Tomás y en Calvino. Es una derivación de la doctrina de la justificación. Lo que mejor podemos hacer en estos tiempos de hierro, donde en Roma impera el disparate sin freno, es acogerse a la doctrina del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la gracia y justificación, sobre el mérito y la santidad cristiana, es decir, el capítulo tercero de la parte tercera.

    Aunque pudiera parecer una insolencia, resulta manifiesto que no es su libro de cabecera.
    Tiempos duros, Paco Pepe.

  8. Creo que era San Ligorio quien lo decía: que la misericordia divina, sobre todo si es mal interpretada, condena más almas de las que salva.

    ¡Cuántas almas estarán condenando estos irresponsables pastores, además de la suya propia, so pretexto de una malentendida misericordia!

  9. Son las tesis rahnerianas sobre los cristianos anónimos, penosamente expuestas por un jesuita, correligionario de Karl Rahner que no sabe mucha teología. Rahner es el gran inspirador del Vaticano II, dominado desde el primer momento por los obispos alemanes y los de su área de influencia, Holanda, etc…. (también por los francofonos). Para que misiones si todos son, aunque no lo sepan, cristianos? Para que sacerdotes si toda la comunidad «celebra»? Para que consagración religiosa si todos se pueden santificar de igual forma? Podemos seguir hasta el infinito… Y descubriremos que por lo menos a tres generaciones de católicos nos han robado la experiencia de la verdadera Iglesia Catolica, suerte que pronto sólo quedaran los que heroicamente van redescubriendo la verdadera Tradición. Vean Centroeuropa. Para los gentiles lectores la verdadera Tradición es la que, sin rupturas, viene de Cristo. El Vaticano II, digan lo que digan, ROMPE con la verdadera Tradición de la Iglesia, e instaura una nueva religión. Por si no lo saben ustedes está es la razón por la que, en un momento dado, en el inmediato postconcilio rompen Rahner y Ratzinger. Pero el daño ya estaba hecho, y el humo de Satanás entró abundantemente en la Iglesia porque desde dentro le abrieron las ventanas de par en par.

  10. Eso es como el tema de la predestinación. Hay que distinguir entre el antecedente y el consecuente. Respecto al a lo primero: Dios quiere que le todos de salven: antecedente. Y respecto a lo segundo: Sólo se salvan los elegidos o sea, quienes han trabajado dia las implicaciones operativas de la fe. Finis fidei vestrae salus animarum.

  11. ¿No será Wert el antiguo ministro de Educación? Así está el nivel de la educación en España. Cristo siempre conducirá a la gente a la fe y a la Iglesia. El señor de la sotana blanca cada vez dudo más de que sea el auténtico Papa-dice que no es necesaria la fe ni los sacramentos ni la Iglesia para salvarse. Que las misiones, como siempre se entendieron, son inútiles. Más o menos, es lo que ya dijo el Vaticano II. Ninguna novedad.

  12. Bergoglio es un hombre con unas carencias intelectuales sobradamente demostradas en su triste pontificado. Probablemente, es más, seguramente no es consciente de los disparates que dice. No hay que tomarle en serio. Lo preocupante sería que un teólogo de reconocido prestigio dijera sandeces o herejías. Lo cual no quita que las tonterías del papa causen confusión en la Iglesia y que alguien debería decirle que procure callar cuando se mete en profundidades teológicas que le son inalcanzables. La redención es sacar al hombre del estado de injusticia -con la consiguiente condenación- colocándolo en el estado de justicia -con la consiguiente salvación-. Eso se hace pagando un precio: la sangre de Cristo Redentor que Él ofrece al Padre voluntariamente, entregándose a la muerte. Y muerte ignominiosa y dolorosísisma de cruz.
    Hay que distinguir entre la redención objetiva, que sería el hecho en sí de la redención realizada por Jesucristo (su pasión y muerte en cruz) y la subjetiva, que es la aplicación a cada uno de los frutos del sacrificio de la cruz. Objetivamente, todos estamos redimidos toda vez que Jesucristo gana el beneficio de la redención para todo el género humano. Ganancia realizada para siempre por Cristo mediante el sacrificio de la Cruz (Heb 9,12). Ahora bien, subjetivamente la redención no alcanza a todos, pues la redención subjetiva consiste en la aplicación de los méritos y satisfacciones de Cristo a cada uno de los redimidos. Y eso no tiene lugar con todos pues es una verdad de fe que habrá hombres condenados aunque no sepamos ni quienes son ni cuantos (Mt 25,41-42; Rom 9,22; Mt 23,33; Jn17,12; Dz 322). Es la reprobación negativa, la voluntad divina de permitir el pecado y en vista de él, condenar al pecador que muera impenitente. NO se trata de una reprobación positiva, o sea, que Dios condene a un hombre antes de prever su s pecados. Eso es una herejía blasfema del psicópata de Calvino.

  13. Muy interesante lo que dice el Papa. Creo que no es contrario a la formulación conciliar citada. No hay unos privilegiados a los que se les entrega la salvación, es para todos, aunque no conozcan la figura histórica de Cristo, El se les hará presente de otro modo. Y ellos tendrán siempre la opción libre de acoger su salvación.

    1. Cristo es mucho más que una «figura histórica».

      Cristo es Dios, consustancial al Padre, es la razón de ser de todo, es el principio y fin de la Historia. Cristo es todo, no lo rebajamos a figura histórica.

    1. Papa paquito desde que asumió este Pontificado no habla de arrepentimiento, ni de CONVERSION A CRISTO ni de pecado ni de CONCIENCIA ADECUADA A LOS 10 MANDAMIENTOS, bueno ni cumplir con los Mandamientos. Ni de alma ni de Cielo, Purgatorio ni Infierno… Qué vaaa!
      SU ECUMENISMO ES un «intercambio de cromos» como dijo un buen claretiano con buena doctrina, todo vale y cualquier religión es válida… Contraviene abiertamente LA CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA «LUMEN GENTIUM» del CONCILIO Vaticano II en la que sin ambages AFIRMA que la única Iglesia fundada por Cristo es la Católica, las demás son invenciones humanas… ( lease si no…) y con esto se resume lo DEMAGOGO, SOFISTA Y LIANTE que es este Papa que nos ha tocado sufrir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *