PUBLICIDAD

Delpini sucesor de Scola en Milán

|

Eso asegura hoy Specola tomándolo de un periódico italiano.

http://www.lastampa.it/2017/07/05/vaticaninsider/ita/vaticano/delpini-arcivescovo-di-milano-venerd-lannuncio-ogUqcYW1F7s3O1dMJ9isBN/pagina.html

Y para mañana.

Poca prórroga al cardenal Scola, algo más de medio año, aunque parece que no es buena su salud.

Por lo que se lee no parece un mal sucesor.

Pues ya tenemos dos cardenales para el próximo consistorio: Ladaria y Delpini. Uno seguro, el otro si se confirma el nombramiento.

Comentarios
18 comentarios en “Delpini sucesor de Scola en Milán
  1. Ni Su Jesuitismo renunciará ni Scola será pontífice en ningún caso (es inverosímil un tercer anciano consecutivo).Y de que los sustitutos de Vallini y Scola sean cardenales en 2018 es más que dudoso: Su Jesuitidad dispondrá de ocho capelos y no dará más que dos a italianos y tiene candidatos a pares: Palermo, Venecia, Turín, Bolonia, Milán y dos o tres curiales (Amato, Stella y Coccopalmerio).Sueñan los que piensan en la renuncia de Su Jorgidad: morirá repentinamente en su puesto (infarto, trombosis, derrame, aneurisma o un cáncer de los que fulminan en un mes).No conozco a nadie a quien le guste mandar más que a este hombre.

  2. La renuncia de Bergoglio con Benedicto aún vivo no crearía más problema, ni menos, que el eclesiológico y el canónico, pues creo que se volvería a Argentina, con un perfil bajo, y allí sería olvidado.

  3. Papólatra: si Francisco no piensa renunciar relativamente pronto, el «miniconsistorio» que acaba de celebrar carece de sentido.

  4. “Yo creo que el Papa no renunciará mientras Benedicto siga con vida“; ya bergoglio dijo con anterioridad y sin ambigüedad alguna -cosa bastante rara en bergoglio por cierto-, que podrían haber 2 y hasta 3 papas eméritos. por ende no seria nada extraño que bergoglio renunciara estando benedicto xvi con vida y tendríamos por ende 2 papas eméritos y 1 papa en ejercicio.

  5. Yo no considero verosímil tal hipótesis. Más que nada porque Scola cumple 76 este año, y ni siquiera está claro que llegue a tiempo al siguiente cónclave. Además, lo cierto es que nunca tuvo posibilidad real de ser elegido en 2013. Ni siquiera consiguió aunar el voto de los italianos. Aun suponiendo que llegara a participar en un cónclave —cosa que, insisto, dudo— entre los italianos el cardenal Parolin o Gualtiero Basetti (que también está mayorcito y bien podría no llegar tampoco) tienen muchas, muchas más posibilidades. Sobre todo el primero, de quien se rumoreó que podría llegar a Milán. El Papa ha optado por un candidato de un perfil similar al que tenía don Fidel Herráez cuando se habló de él como sucesor de Rouco. Y es vicario general de Milán, donde, además, lleva muchos años de auxiliar, así que no nadie pensará que quiere dar un golpe de timón en la sede de San Ambrosio.

    Yo creo que el Papa no renunciará mientras Benedicto siga con vida, salvo que se ponga malísimo. Calculo que pueden ser unos cuatro o cinco años más. Luego, ya se verá. En la Curia, seguramente mantendrá en sus puestos a los cardenales Amato, y Stella hasta 2018, que es cuando acaban sus mandatos, y los reemplazará por gente «de la casa», de la confianza del cardenal Parolin. ¿Marcello Bartolucci, número 2 de Amato? ¿Joel Mercier, número 2 de Stella? En el caso del coco palmero, posiblemente no le nombren sustituto porque quizá el Papa suprima su dicasterio, he oído rumores en ese sentido.

  6. Definitivamente, desecho la teoría de la negociación y me abono a la teoría de la preparación del cónclave. Con este relevo, Francisco se asegura que Scola no vaya a ser su sucesor. Lo que Benedicto XVI no hizo con Bergoglio.

  7. Ciertamente, pero aun con eso y con todo, no creo que haya habido negociación. En realidad no había nada que negociar y Francisco no es hombre de negociaciones. Me entero por la prensa italiana de que el Papa convocó a mons. Scola hace dos viernes para una audiencia privada, audiencia que no se publicó en el bolletino. Parece claro que fue para comunicarle el cese y relevo.
    En Italia es archiconocido que Francisco lleva cuatro años rehuyendo el encuentro directo con el cardenal, con continuos desplantes y posponiendo una y otra vez la programada visita apostólica a Milán sin motivo aparente, aduciendo excusas de lo más variopinto. No creo que la comunicación entre los dos sea muy fluida. Sabemos además que Francisco es más de «ordeno y mando» que de negociación, diálogo y consenso. Y si no que se lo digan al card. Müller (que ahora va llorando por las esquinas diciendo que «la Doctrina Social de la Iglesia debería aplicarse también con quienes trabajan en el Vaticano, como yo»).
    Yo tengo experiencia de jefes que hacen el vacío a los subordinados que no les gustan, poniendo de manifiesto constamente la falta de confianza en ellos, una especie de guerra psicológica hasta que el subordinado se cansa y se va. A lo mejor al card. Scola le han hecho algo semejante. Entre otras cosas porque hace tiempo que tenía preparado ya su lugar de retiro cerca de su ciudad natal. No es normal que el cardenal de la archidiócesis más grande del mundo (o la segunda más grande, según se mire), que además está en Italia, se marche de esta manera. Pero Francisco es mucho Francisco.
    Por cierto, siempre según internet, Delpini tiene también algún borrón en su historial, precisamente por encubrir abusos. A ver lo que tarda la prensa progre en sacarlo (el «fuego amigo» que estos días parece ensombrecerle el rostro al Papa…)

  8. Por cierto, Pincho, me parece muy aguda y acertada la relación que establece usted entre la aceptación de la renuncia a Scola y la sucesión del Papa. De hecho, la salud que dice Tornielli se ha agravado en los últimos días no es la del actual Arzobispo de Milán sino la de su predecesor, Tettamanzi.

    Un indicio más de que el próximo cónclave está muy cercano.

  9. Pincho: puede que, efectivamente, yo haya confundido que Delpini sea el candidato más votado en la Archidiócesis con que sea el delfín de Scola. En todo caso, aunque empezó su carrera con Martini, ha sido con Scola con el que ha alcanzado más poder e influencia al convertirse en Vicario General de la Diócesis.

  10. No sé yo, sr. Hermenegildo, si esa interpretación es la más adecuada. No sé nada de mons. Delpini, pero una rápida búsqueda en Google revela que para buena parte de la prensa italiana viene siendo el candidato más firme desde hace tiempo, y no tanto por ser el delfín del card. Scola, como por salir de primer nombre en todas las consultas hechas en la archidiócesis. Algunos apuntes breves:
    1. El candidato ha ejercido todo su ministerio en Milán (a diferencia, por cierto, de mons. Scola). Su perfil es eminentemente burocrático/pastoral, nada científico/teológico.
    2. Se trata de un hombre de Martini, primero, y de Tettamanzi, después. Con gran sintonía con mons. Brambilla, actual obispo de Novara. No parecen buenos avales, pero tampoco quieren decir de suyo nada malo.
    3. Efectivamente yo pienso que tampoco será cardenal con Francisco, igual que no lo será el patriarca de Venecia.
    4. La rápida jubilación de mons. Scola puede obedecer a motivos de salud, como apunta el blogger, pero puede obedecer también a que Francisco esté pensando ya en la sucesión (cosa de la que personalmente no me cabe ninguna duda) y quiera cerrar definitivamente el paso a su gran rival en el pasado cónclave. Sería bastante extravagante (aunque desde luego no imposible) que se eligiera Papa a un arzobispo ya emérito.
    5. Efectivamente, es motivo de alegría que se despejen ciertas sombras que se cernían sobre la diócesis ambrosiana.
    Esta es más o menos mi lectura del nombramiento (si es que se verifica mañana, como todo parece apuntar).

  11. El nombramiento huele a a negociación entre Scola y el Papa; yo me retiro pronto pero, a cambio, me nombra a mi candidato.

    Respiro aliviado porque, como en el caso de Ladaria, nos evitamos nombramientos mucho peores. Ojalá ocurra algo así también en París, donde parece que su Arzobispo quiere que le acepten pronto la renuncia por motivos de salud.

  12. Yo creo que Francisco no va a convocar más consistorios para crear cardenales; en otro caso no se explica el «miniconsistorio» de hace unos días.

  13. Si lo dice Tornielli, que parece es el vaticanista de confianza de Bergoglio, quizás haya que dar por cierta la noticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.