PUBLICIDAD

De Hakuna y el Opus Dei

|

Resultado de imagen de hakuna matata

Hasta hace unos días no tenía ni idea de la existencia de Hakuna. Del Opus sé algo más. Aunque desde fuera. Con motivo de hacerse pública la salida de la Obra del sacerdote José Pedro  Manglano y del movimiento, o lo que sea, que fundó me enteré que existía eso y saqué la impresión de que con mar de fondo.

Ahora me encuentro con un artículo de Elisa Suárez con muchísima información. Que no puedo evaluar por mi desconocimiento del tema pero que formalmente me parece espléndido. Tal vez algún lector nos pueda ilustrar sobre el contenido porque muchos desconocerán todo de Hakuna. Yo, mucho tiempo, creí que había una canción cuyo estribillo decía «alguna patata» hasta que un hijo me aclaró que era hakuna matata.

https://infovaticana.com/2020/06/08/hakuna-una-escision-del-opus-dei-o-un-signo-de-los-tiempos/

La ocurrencia del sacerdote Manglano parece que ha tenido un cierto éxito y que a la autoridad del Opus Dei no le gustó el rumbo que tomaba. Ignoro si por el contenido o por la independencia. Tampoco sé si hubo conversaciones de corrección y/o integración que no llegaron a buen puerto. Parece extraño que algo que crece, y entre jóvenes, se rechace. Con lo que posiblemente haya algo más. Lo que se impone, o da la impresión, es que al Opus Dei dejó de gustarle, o de soportar, la nueva creación por ajena a su carisma. Desde siempre o últimamente.

Esto no supone una crítica a nadie. La Obra tiene todo el derecho a apartar lo que no le parezca propio de su carisma y Hakuna a seguir el camino que crea mejor.  Quien tal vez no siguiera la obediencia debida fue Manglano pero eso ha sido muy corriente en la Iglesia. La propia autora del artículo cita a Teresa de Calcuta. Hubo bastantes más casos.

Concluye el trabajo con unas consideraciones sobre la realidad actual del Opus Dei en España. Creo que sustancialmente son verdaderas. Ocáriz y Fazio no son San José María Escrivá ni el beato Álvaro del Portillo. Y eso se nota.

Comentarios
15 comentarios en “De Hakuna y el Opus Dei
  1. Perdonen otra vez. CORRIJO: NO TODO EL REPERTORIO DE HAKUNA ES PROTESTANTE. Mi hija que frecuenta desde varios años un centro de la Prelatura del OPUS Dei, ha ido un par de veces a HAKUNA. Hay autores de diversa indole: católicos y otros protestantes( evangélicos)… Bueno saber distinguir. Y los que conocemos EMAUS Y EFFETA, hay canciones muy bonitas que en las Misas o en Adoración ante el SANTÍSIMO cantan y mueve a Piedad. Son buenas. Me consta que canciones de estas son compuestas e interpretadas por conversos, católicos y también por evangélicos.

  2. Una vez leí en un buen blog, no recuerdo cuál, que los católicos teníamos que tener mucho cuidado de la música cristiana. Me explico, hay canciones muy bonitas pero su contenido ES PROTESTANTE y por tanto el peligro está en el mensaje que pueda transmitir, obviando algún dogma o mejor dicho ahondando en sentimentalidades que, por ej. no den importancia a Maria Santísima, a la presencia real de Jc- EUCARISTÍA y se caiga en un psedoprotestantismo… no se si me explico y que al final, más que alabar terminemos bailando y después na de naaaa… Como en las pelis americanas cuando se reúnen los domingos a cantar y cantar…
    ME ha dado la risa de aquello de «alguna patata», ja, ja, ja… Lo que es el oído cuando no leemos,… Je, je, je, NO es esa la frase de Pumba a Timon en Whalth Disney? HAKUNA MATATA, creo que significa «ningún problema…

  3. Pues yo tengo buena opinion de la iniciativa. Que un grupito de jóvenes (y no tan jóvenes) se reúnan para alabar al Señor en el misterio de la Eucaristía, me parece genial. Lo del nombre me es igual. Lo que me importa es que la fe se transmita. Hay muchas parroquias, movimientos y grupos que hacen mil cosas… pero se olvidan del Señor. Lo que sea obra del Señor El mismo lo bendecirá y la Iglesia sabrá acogerlo y guiarlo.

  4. Los jóvenes y adolescentes que están en el Opus no creo que se sintieran bien en Hankuna. Son tan distintos. Ya se verá que matrimonios salen, será la prueba del 9, bien superada por el OPUS.

  5. Hombre, para el Opus no debía ser plato de gusto. Un cura verso suelto que vive por ahí y hace lo que le da la gana, pero que al mismo tiempo se dedica a pescar en los caladeros de la propia Obra y cuyo gancho principal es algo así como: «esto es como el Opus Dei pero sin sus voluntarismos ni sus rigideces neuróticas, porque la verdadera esencia del cristianismo es disfrutar de las cosas buenas de la vida». Y además con todos sus apostolados mixtos, musiquiqui, ropa de marca, esquí en los Alpes suizos, Semana Santa en Tánger y veranito en Mozambique.
    Desde luego, no es el primero en la Historia al que se le ocurre aquello de «a Dios a través del difrute material» (o de «los placeres sensibles», que se diría antiguamente). El sacerdote en cuestión ha tenido la gran suerte de encontrar un imprescindible valedor en el cardenal Osoro, que le ha dado la bienvenida a su clero diocesano y al parecer le ha dado absoluta libertad para sacar adelante su proyecto. Pero para el Opus un elemento así tenía que ser peor que un dolor de muelas.

    1. PINCHO
      Realiza usted una banalización bastante chusca de HAKUNA y del OPUS DEI. Se ve tambíen que no domina el arte de la argumentación. Si usted piensa realmente lo que escribe tiene un problema que básicamente es que desconoce profundamente lo que es la experiencia religiosa, con o sin ropa de marca y que no tiene nada que ver con lo que usted plantea y que pasa por un abandono del hombre en Dios. Se queda usted con cuatro detalles externos para realizar un cuadro que no es que sea borroso, es que es un miro. Siento ser tan duro, pero es lo que hay, haber escrito mejor.

      1. Pero qué arte de argumentación ni qué experiencia religiosa ni qué abandono del hombre ni qué cuadro borroso. Sea lo duro que tenga que ser, pero no me sea pedante.

  6. No se preocupe el blogger que no le diré nada sobre san José María separado. Que Ocáriz y Fazio (con zeta) no son del Portillo y Escrivá es obvio. Yo soy del Opus Dei desde hace muchos años y Fernando Ocáriz me gusta, y mucho.

  7. Conozco a Hankuna de refilón. No me gusta el nombre -¿no hay nombres cristianos o católicos para una realidad eclesial?- pero hace bastante honor a esa tendencia religiosa actual bastante pueril de transmitir la fe entre jóvenes, como bien dice el artículo integrando un lenguaje ‘inclusivo’ 2.0, un poco romanticón, un poco ñoño, con canciones y melodías melosas que al final suenan todas igual y que se repiten sin cesar. Buscan hacer ‘algo distinto’ con los jóvenes, lo que me parece fenomenal, pero mi impresión es que toda la escenificación (Adoración, canciones, intervenciones, grupos…) no es más que puro entrentenimiento ‘católico’, con poca profundidad, con poca llamada a la conversión, con poca sustancia. En la parroquia de al lado de mi casa el perfil opusino es total: Niños pijos de gran melena, polo ralph lauren y casco en mano y chavalas guapetonas con vaqueros ajustados que se citan para charlar un rato, a ver si se pesca algo. Al final habrá que esperar a ver los frutos: si hay conversiones de paganos o alejados de la fe, si surgen matrimonios jóvenes sin miedo a la fecundidad, vocaciones a la vida consagrada, a la santidad en la vida cotidiana… si no sale nada de eso, o en contados casos, lo dicho: puro entretenimiento. Ojalá me equivoque.

    1. Pedro, te adjunto qué fácil es lanzar la diatriba llena de perjuicios y terminar con un «ojalá me equivoque», pero el escupitajo ya está lanzado.
      Soy del Opus Dei desde hace muchos años, y conozco y aprecio mucho a don Josepe y y me da pena que se le juzgue con tanta superficialidad.

      1. Comparto plenamente tu opinión. Lo importante no es la forma de transmitir, sino el mensaje. Si el menaje cala, las formas son accesorias.

    2. PEDRO realiza usted una critica muy dura a HAKUNA, (a mi tampoco me apasiona el nombre). Por cierto yo también prefiero el gregoriano, pero no me atrevo a criticar si realmente les sirve para acercarse a Dios, que al final es de lo que se trata. Tampoco me gustan las canciones de Kiko Arguello, o la canción, porque parecen todas la misma, pero si a ellos les ayuda, pues yo contento.
      No veo que hay de malo es que haya chavales bien vestidos que se acerquen a orar y que hablen con otras chicas que tambíen se acercan a orar, y si encima son guapas, pues diganos por favor donde esta su parroquia. Eso siempre que el polo sea comprado y no robado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *