PUBLICIDAD

¿Cuatro macrocardenales contra el Papa?

|

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2016/04/24/cuatro-purpuras-contra-francisco-iglesia-religion-dios-jesus-papa.shtml

Si así fuera la cosa sería gravísima. Porque son pesos pesados en la Iglesia. Y además hay otros. Burke, Brandmuller, Napier, de Paolis…

Son eminentes teólogos o canonistas frente a notables carencias de Francisco. Populista a tope con todas las indigencias que ello puede significar. Esos saben. Y dicen lo que saben. Y lo que dicen se escucha en el mundo. Luego se seguirá o no pero no son banalidades. ¿A quién importa en el mundo, o incluso en España, lo que pueda decir, con su escasita voz y más escasita talla nuestro Blázquez? Es que hay cardenales y cardenales. Y nadanales. Cierto que también un Schonborn, un Marx o un Kasper tienen su peso. Absurdo sería negarlo. Por ello la tremenda encrucijada de la Iglesia hoy.

Están luego los pirómanos de la extrema derecha algunos de los cuales comparecen en el Blog. Los del Antipapa, el Papa hereje, no le han llamado todavía aborto de Satanás pero estoy seguro de que no tardarán en hacerlo. Y por supuesto que lo borraré.

El Papa es el Papa. Puede ser santo, bueno, regular o malo. De todo ha habido en la Iglesia. Y con eso hay que pechar. El Espíritu Santo no los elige. Creo que esa estupidez papólatra ha decaído mucho. Ya sólo los muy ignorantes se atreven a sostenerla. Pero Dios los permite en ocasiones. Él sabrá por qué en su infinita inteligencia. Tal vez por nuestros pecados.

Por todo ello me parecen muy importantes los artículos que establecen el valor de las palabras y los hechos del Papa. No todo lo que el papa dice es dogma de fe. Casi nada salvo lo que coincida con dogmas ya declarados. Ni tampoco todo es magisterio. ¿O alguien piensa que todos debemos tomar mate o hacernos hinchas del San Lorenzo? Los pirómanos abominan esos artículos porque sus autores no declaran al Papa excomulgado. Yo sólo puedo decir que gracias a Dios. Por eso son importantes. Y que Dios nos libre de declaraciones autorizadas sobre la herejía del Papa. Estaríamos inaugurando los días del Apocalipsis.

Sigo confiando que esas posiciones de cardenales eminentísimos, nada de menudencias,  esos artículos, que los pirómanos en su debilidad mental tachan de neocones y sobre todo en Dios, lleven al Papa a evitar ambigüedades y a ahorrar la confusión en el pueblo fiel que Cristo le ha encomendado como sucesor de Pedro. Y ello hasta el límite de lo posible. Salvando todo lo que haya que salvar mientras sea posible salvarlo. Y no es un nick, y menos unas paranoias sedevacantistas quienes tienen que determinarlo.

Vivimos días recios e incluso muy preocupantes. En los que hay que redoblar nuestras oraciones por el Papa. Qué el Señor nos lo conserve y le dé vida, le haga dichoso en la tierra y no LE ENTREGUE A LA VOLUNTAD DE SUS ENEMIGOS. Y sus enemigos no son Müller, Ouellet, Sarah y Pell.  Sus verdaderos enemigos son los enemigos de Dios.

Comentarios
16 comentarios en “¿Cuatro macrocardenales contra el Papa?
  1. También es interesante esta otra entrevista a S. E. Mons. Athanasius Schneider, que concedió poco antes a Rorate Coeli. Yo la traduje al español y la publiqué íntegra en mi blog, con un título un poco largo: «Entrevista íntegra en español a Mons. Athanasius Schneider: situación actual de la FSSPX, participación femenina en la Misa, el Mandatum, la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María, «Summorum Pontificum» y los obispos antipastorales «:

    http://catholicvs.blogspot.com.es/2016/02/entrevista-integra-en-espanol-mons.html

  2. Muchos esperamos lo que tengan que decir, en privado y en público, esos cardenales. Pero es sintomático que no han dicho ni mu. Quizá están diciendo en privado antes de decir en público. El artículo, por tanto, aunque apunta una posibilidad razonable, en realidad se apoya en pura especulación, y es por eso sin duda interesado.

  3. Exacto, mosen Schneider ha pintado al oleo a los nefandos kikos. Siempre lo dije: una secta profanadora, estafadora y judaizante.
    M. Schneider quiere otro Syllabus. Creo que aplicando el que ya existe y eliminar la profesion de fe modernista conciliar y papolatra. Y que deveras se libere la Santa Misa y no trapos caluentes.

  4. El Papa es el Papa, y por ello, hay que ofrecer el debido respeto.
    Creo que no es un hereje, lo espero, más que por su bien, por el de su rebaño.
    Me encantaría que las condiciones para acceder a la comunión se relajaran para los pecadores (divorciados, homosexuales, etc.).
    Redactar un documento, para decir al momento, que no es magisterio, causa algo más que inseguridad. Inseguridad en su magisterio y en el papado.
    Todos sabemos de las palabras de Cristo en San Mateo. Todos sabemos de la tradición bimilenaria. Todos sabemos lo que es el matrimonio.A nadie gusta separar de la comunión a un divorciado, pero los caminos cortos, como los de este Papa son mucho más peligrosos que negar la comunión.
    Con este Papa nos jugamos los principios de lo que es la fe. ¿Ni Biblia, ni Tradición, ni Dogma, ni Concilio,… estamos al albur de lo que diga el Romano Pontifice? Eso (humildemente) no es la fe católica.

  5. Suscribo de pé a pá lo dicho por el blogger. Ojalá todos los que aquí comentan y todos cuantos le critican (los califas de Tradibán o los pirómanos) pensasen como usted, Paco Pepe. Otro gallo cantarías

  6. Mire, a mi no me confunde y jamás me ha confundido ningún Papa porque sus palabras o referencias no llegan a los fieles a no ser que Ana Rosa o Sálvame hagan referencia a las mismas. Mis confusiones, si alejamiento de la Iglesia llegó por la falta de conexión con los más cercanos representantes de la misma. Por cierto, dicen que los políticos son reflejo de la sociedad que los votan, no? Pues, si no es elegido por el Espíritu Santo, el Papa, la corte cardenalicia es el reflejo de ese Papa tan anticristo que aquí se dice. Es decir, ésos cardenales tan teólogos y maravillosos son parte de esa corte (de esa sociedad).

  7. El último artículo de Magister en «Settimo Cielo» trata precisamente de una supuesta ofensiva contra Pell, del que prevé un despido rápido a diferencia de otros cardenales que, como ciertas pilas, siguen, siguen y siguen incluso rebasados los 80 años. Y revela la sorprendente preferencia papal para suceder a Scola (segundo cardenal próximo a cumplir 75 años) en Milán.

  8. Yo creo que se trata de un titular sensacionalista, que, además, viene de un periódico «progre». Pienso que esos cardenales no están contra el Papa; simplemente, no comparten algunas de sus posturas.

  9. Entonces no te cases Ceferino. O pasa el resto de tu miserable vida aguantando y haciendo penitencia. La inmensa
    mayoría de los divorcios son por naderías, por orgullo, por capricho. Y los niños de los divorciados son los que más sufren. Nuestros padres y abuelos aguantaron como pudieron y se construyeron familias fuertes e hijos útiles. La doctrina de 2000 años no puede cambiar porque se le antojó a un papa. Porque despúes vendrán el putimonio, los swingers, el menage a trois, la poligamia, el matrimonio interespecies. Y otras aberraciones.
    No es a un hombre común al que se le está llamando mentiroso. Es al mismo Jesús, que dictó la sentencia de que el que abandonaba a su esposa y se casaba con otra, cometía adulterio. No estamos jugando.

  10. Oído el otro día en unos cursos: ¿es adulterio lo mismo lo del casado que después de trabajar se gasta el dinero de la familia engañando a su mujer en un burdel como lo de la pareja joven que, después de unos años de convivencia matrimonial, descubren que son incompatibles? ¿están condenados estos últimos a pasar el resto de sus vidas en la castidad como si fueran eunucos -digamos, 5 décadas-? El cura no supo qué decir y salió por peteneras. Debe de ser muy difícil oponerse a lo que piensa el 99% de la población e incluso a lo que dicta el sentido común.

  11. Adelante la Fe está que se sale. Alejandro Bermúdez ya les llama cismáticos, por decir la verdad: http://adelantelafe.com/exclusiva-entrevista-obispo-athanasius-schneider/
    Ya salió monseñor Schneider a denunciar a los nefandos kikos judaizantes y sus herejías, con un par, si señor. Es la gran esperanza de la Tradición , que por fin resulte un nuevo san Atanasio o un nuevo monseñor Lefebvre. Aunque le excomulguen. Francisco es uno de los peores papas, al grado que extrañamos al papa Alejandro Borgia. Pero así como Borgia fué el papa, Bergoglio es el papa. Y su autoridad viene de arriba. Sólo los cardenales pueden derrocarlo. O él derrocarse sólo, como Benedicto XVI, cuando comprendió que era un incapaz y abdicó.
    Nosotros estamos en modo catacumbas, visto el desmadre y el destrozo que se traen en la iglesia conciliar. Y no habrá absolutamente comunión para los adúlteros y vueltos a casar, así lo diga Agamenón o su porquero. No tengan consuelo, la Tradición sigue en pie de guerra y velando armas, con la Santa Misa Católica a tambor batiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *