PUBLICIDAD

Con el Papa y con Sistach

|

SIC 13 junio, 2014 El Cardenal Arzobispo de Barcelona, Mons. Lluís ... Uno podrá tener su opinión, mejor o peor, sobre el Santo Padre y sobre el cardenal arzobispo de Barcelona. Por supuesto que sin negar un ápice de su jurisdicción eclesial. Pero cuando lo peor, de la Iglesia y de la antiIglesia, tan coincidentes siempre, arremeten contra ellos, con el Papa y con Sistach, a tope. El arzobispo de Barcelona está en las páginas contestatarias por no haber permitido en una de sus parroquias una conferencia de Tamayo. http://www.atrio.org/2015/01/10724/ Pues es un honor que la antiIglesia te critique. Lo malo sería lo contrario. Hay, sin embargo, algo divertido en la noticia. El vetado, en su cabreo, asegura que la medida arzobispal se debe a que Sistach está secuestrado por Germinans. Supongo que ni el arzobispo ni los redactores de Germinans habrán salido de su asombro ante tamaño y tamayo dislate. Si es que al final los nuestros, por mucho que se hayan esforzado algunos en disimularlo, son eso: los nuestros. Sistach se va. Por imperativo de la edad. Pienso que es cuestión de días. Me alegra muchísimo que uno de sus últimos actos haya sido de medalla al valor contra los enemigos de la Iglesia. De su Iglesia. Yo he tenido con el arzobispo de Barcelona muchos desencuentros. Un apodo, que hizo notable fortuna, y que hace tiempo no utilizo se debe a mí. Hoy no me siento especialmente orgulloso por ello. Y si le ha hecho sufrir, como seguramente ha sido, le pido perdón sinceramente. Y también se lo pido a Dios porque es posible que además de mi sincero deseo de defender a mi Iglesia hubiera también otro de fastidiar al cardenal arzobispo de Barcelona. Me he confesado de ello. Se va Don Luis Martínez Sistach, cardenal arzobispo de Barcelona. Supongo que muy pronto daré la noticia en el blog de la aceptación de su renuncia. Anticipo que no va a ser jubilosa por la marcha de un enemigo de la Iglesia. Sistach, en mi opinión, nunca lo fue. Su eclesiología siempre fue católica, sin dudas, y hasta su catalanismo fue muy de recibo ante otros que se han visto. Extraordinariamente prudente. Hasta el punto de irritar a los extremistas. Su problema, cierto, fue mucho más de talante y de gobierno. No voy a alabar ni el uno ni el otro. Porque tengo por muy claro que se equivocó. En no corregir la frialdad del primero y en no ejercer el segundo. Pero también he de decir al tarannà del arzobispo, tan criticado, y no diré que sin fundamente, le es aplicable aquello de que no es tan fiero el león como lo pintan. Creo que merezco figurar, destacadamente, con Germinans, a quienes tanto admiro, entre los más críticos con su gobierno episcopal. Pues en las últimas Navidades, y no me refiero a la más reciente sino a todas las de hace algunos años, me siento molesto con el arzobispo de Barcelona. Molesto no con él sino conmigo al recibir su felicitación. Creo que es un detalle verdaderamente evangélico por su parte. Deponiendo agravios, ciertos por la mía. Jamás he intercambiado una palabra con Don Luis. Si alguna vez le he visto, que le he visto, no me he acercado a él para saludarle. Ni desde el anonimato, que tal vez no lo fuera porque es posible que me reconociese, y mucho menos identificándome pues podría parecerle hasta una agresión. Cuando deje de ser arzobispo de Barcelona, si me lo encontrase, me acercaría, doblaría mi rodilla izquiera, la derecha sólo es para Dios, y le pediría su bendición. Que no dudo recibiría porque él, conmigo, devuelve bien por mal. Aunque sólo sea en una simple felicitación navideña. Don Luis, o Eminencia Reverendísima, si llegan días duros en los que los enemigos de la Iglesia le combatan, no necesito decirle, pero se lo digo, que allí estaré. Como un pobre Cirineo aliviándole en su cruz.    

Comentarios
0 comentarios en “Con el Papa y con Sistach
  1. ojalá fuera como Vd. dice.
    Sistach por mucho Christmas que envíe ha dado a Matabosch un montón de poder, sabiendo perfectamente que éste a su vez pondría profesores que citan a Tamayo en el ISCREB.
    Sistach ha prohibido la conferencia de Tamayo: creeré que es por la defensa de la fe cuando haga algo para que deje de ser citado en la Facultad de Ciencias Religiosas (Boff, Pagola, etc.)

  2. Adelanto que yo #NoSoySistach, no me gusta nada. Pero mucho heroismo se pide desde fuera, a veces hablar desde Toledo es fácil.
    Sistach se ha dejado llevar por la corriente, esa ha sido su falta. Podia haberse enfrentado a las aberraciones posconciliares y a la idolatria catalanista. Y no lo hizo, por cobardia, o por comodidad. Todo ello muy humano.
    Que en una de sus ultimas deciones (cuando ya se es mas libre) haya impedido la tamayada, le honra. Y dice un poco del fondo de la persona.

  3. Con Bergoglio y Sistach yo no estaré jamás. Aunque tengan razón. En la vida. Os recomiendo que os paseis en masa a la Misa de siempre. Os estaremos esperando en la nueva iglesia de la calle Catalina Suarez. Allí nos veremos. Que sí, que vale, que los sacramentos son válidos pero ilícitos. también lo son los de los ortodoxos y ahora van a celebrar el ecumaniaquismo y todos con sonrisa profidén tipo Blázquez y todos tan contentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *