Como si no nos llegara con la que nos ha caído los hay que quieren agravarlo

|

Parroquia de San Agustín

Me dicen que al párroco de san Agustín de Guadalix le han querido impedir la entrada en el cementerio para rezar un responso en un entierro guardando todas las limitaciones prescritas. El párroco se conocía sus derechos y se impuso a quienes, en mi opinión delictivamente, querían ampliar las limitaciones a la libertad religiosa más allá de lo que prescribe el estado de alarma.

Hay también tanatorios que excediéndose en sus atribuciones prohiben hasta un responso en la ya limitadísima despedida a un fallecido.

<

Me parece muy importante que todos los sacerdotes y las familias de los fallecidos conozcan sus derechos para poder exigirlos si algún impresentable pretendiera negarlos. Y creo que sería muy útil que el cardenal Osoro recordara públicamente los derechos de la familia y de los sacerdotes en estos casos hoy por desgracia tan abundantes.

Se la gravedad de la pandemia puede darnos una idea el que en Madrid estén contagiados, y creo que hospitalizados, el vicario general y del de los vicarios territoriales. Me dicen que los de la VII y la VIII.

Comentarios
17 comentarios en “Como si no nos llegara con la que nos ha caído los hay que quieren agravarlo
  1. Voy a ser más Radical.. Llegados a, este punto de que uno debe sufrir sólo, morir en casa o tiraoooo en cualquier lugar y con el triaje de los que son más jóvenes etc antes que los viejetes y que no se puede cerrar siquiera ojos del familiar y amigo. No nos compliquemos: QUIEn muera, mejor que el «fiambre» se, lo lleve el ayuntamiento de marras, se ahorra uno líos y dineros y luego YA SE LE OFRECERÁN GREGORIANAS O LA MISA EXEQUIAL SIN CUERPO PRESENTE… No veo otra. Todo es tan inhumano y absurdo que paaa que más complicación…

  2. No entiendo… Como se interpreta pues el Real Decreto del 14 de marzo del presente año en su artículo 11 que permite que se celebren ceremonias civiles y religiosas siempre que se respeten las normas de SALUBRIDAD???
    Soy ignorante. Me puede decir alguien si los moros han echado el cierre de TODAS SUS MEZQUITAS??? Gracias. Agradecería esa informacion. De todos modos, insisto en ese ARTÍCULO 11,o no saben leer los curas y la Jerarquía?

  3. En el artículo de hoy en El País, al inicio ya se deja ver las dificultades que afrontan los celebrantes:

    «Al escuchar el ruido del motor, el cura se asoma a la puerta de la capilla. El coche fúnebre acaba de detenerse en la entrada. Transporta el ataúd sellado y hermético de una señora que ha muerto a los 100 años de edad. El padre José Luis Sáenz, encargado de la última oración a los difuntos en el cementerio Sur de Madrid, se ajusta la mascarilla y se coloca al cuello la estola morada.

    —¿Algún familiar?, le pregunta al conductor.

    —No, creo que ninguno.

    —Vale. Abra la parte de atrás.

    —Tengo entendido que es mejor…

    —Hágalo, por favor, insiste el capellán.

    El empleado accede. Deja al descubierto una caja sencilla de madera, sin ningún adorno. Es un día frío y lluvioso de finales de marzo. El padre, alto y encorvado, reza a pleno pulmón. Las gotas de agua le caen por la frente. Pronuncia varias veces con ímpetu el nombre de la fallecida, que leyó en un papel hace un momento. Después, rocía de agua bendita el ataúd.

    El proceso es así de sencillo y sobrio…»

    https://elpais.com/espana/madrid/2020-04-01/siete-minutos-para-cada-difunto.html

    (Pobre centenaria difunta (RIP); sin ningún acompañante y el conductor del furgón intentando impedir la aspersión del féretro…)

  4. Oportunamente traídos a cuento nuestros derechos que algunos quieren vulnerar con el pretexto del virus chino. Muy bien D. Pacopp.

    En cuanto al comentario de Canali de la 13.13, no hay lugar a dudas que se trata del pobre diablo que usurpa el seudónimo del sacerdote. En los artículos de Carlos Esteban hace lo mismo. Bueno, que siga padeciendo y rabiando visitando Infovaticana.

  5. El vicario general sigue su recuperación en casa.
    Los vicarios episcopales territoriales indicados están hospitalizados.
    Juan Carlos Merino y Angel Lamela.

  6. ¿Podría indicarnos qué es lo que en el actual estado de cosas la ley indica? Respecto a lo que se plantea:¿Qué es lo que se puede exigir y que es lo que no? ¿Tienen los sacerdotes libertad de movilidad en el ejercicio de su actividad pastoral o están sujetos a las limitaciones que el último decreto impone?. Gracias

    1. Orden del Ministro de Sanidad de 29 de marzo: «La participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para cremación de la persona fallecida se restringe a un máximo de tres familiares o allegados, además, en su caso, del ministro de culto o persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto. En todo caso, se deberá respetar siempre la distancia de uno a dos metros entre ellos.»
      Es decir, no se puede negar la presencia de sacerdote en cementerio o tanatorio.

      1. Gracias..al menos alguien contesta, aunque no me queda del todo claro. . Aquí en Mallorca no hay ninguna información: el obispo encerrado en su casita de oro y sin ninguna comunicación con sus sacerdotes. Una verdadera verguenza. Eso si, los domingos sale a enseñarse con su valido por la televisión.

        1. En Madrid no conozco ningún problema de movilidad para el clero. Los capellanes de hospitales, tanatorios y crematorios realizan su labor. Para el hospital de IFEMA y para suplir a los capellanes de hospital hay una lista de sacerdotes voluntarios coordinados por vicaría del clero y delegación de pastoral de la salud. También se da servicio en el Palacio de Hielo (tanatorio provisional) El SARCU (serviciode asistencia religiosa urgente) se ha potenciado. Hay parroquias que están ayudando en reparto de alimentos a personas ancianas… Todo esto en colaboración con las autoridades autonómicas y municipales.
          Todo es cuestión de organizarse y coordinarse con autoridades. Pero eso no lo puede hacer un simple sacerdote… Se necesitan un obispo y vicario/s que simplemente teletrabajen.

          1. Gracias por esta aclaración. Me sorprende que la Iglesia esté participando en estos servicios y luego, en este mismo blog, se critique a la misma Iglesia diciendo que está atrincherada. Pues me parece un poco contradictorio. Y como Iglesia somos todos: ¿qué están haciendo los que tanto critican a sacerdotes y obispos, que según ellos están escondidos por miedo?

          1. Y luego los que van todos los días a su parroquia, abren y están a disposición de las personas que se acercan o que llaman. (Y de eso sabrá Don Paco Pepe por «su»parroquia)
            Y los que interactuan por toda clase posible de medios acercándose virtualmente a sus feligreses.

          2. «CRISTIANO», esto que es lo que está haciendo la Iglesia es mínimo. Y, objetivamente, están haciendo más otras profesiones que no tienen deber religioso ni cuidado de las almas ¡ desde transportistas, limpiadoras o cajeros de supermercados!. ¿Está atrincherada? ¿dónde se puede un fiel confesar? ¿No se puede «trabajar» religiosamente con las medidas sanitarias adecuadas y prescritas? Ahora parece que algunos sacerdotes están dando asistencia en hosipitales pero antes no parecía que tanto. Pues abunda esa perspectiva y sólo unos pocos obispos se han acogido a lo que permite la ley en cuanto a celebraciones los demás, pues a lo mejor sí, atrincherados. En fin, que muchos fieles tienen interrogantes y no siempre infudados o de juicios temerarios o «temerosos», para quien los recibe. Se podía seguramente actuado de forma mejorable ante esta crisis, hablo de lo espiritual y la Iglesia. Como parece que volverá tal vez es hora de planificar con tiempo y consulta.

    2. Habrá que ver las disposiciones de cada diócesis, si es que las hay. Respecto de las exequias, hay que tener en cuenta la nueva disposición del gobierno de
      España del BOE 29 de marzo, donde se establece que la celebración de cultos religiosos o
      ceremonias civiles fúnebres deben posponerse hasta la finalización del estado de alarma.
      Igualmente, se precisa que la comitiva para el enterramiento o despedida para cremación de la persona fallecida se restringe a un máximo de tres familiares o allegados, además del sacerdote para celebrar los ritos funerarios de despedida del difunto. En todo caso, se deberá respetar siempre la distancia de uno a dos metros entre cada persona presente. Por tanto, los sacerdotes tienen libertad de movilidad. Yo así lo entiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *