PUBLICIDAD

Carta abierta a Xosé Manuel Carballo sobre el nombramiento en su diócesis del delegado de pastoral rural

|

Resultado de imagen de xose manuel carballo

Queridísimo Xosé Manuel:

Vamos a ver si introducimos cordura en este tema. Una cosa es lo general y otra los afectos particulares, o los desafectos,  que cada uno podamos tener. Y ya es cosa de cada uno manifestarlos o silenciarlos. Creo que los míos y los de mi mujer por José Manuel Carballo están fuera de toda duda y los de él por nosotros. Estamos esperando, con ansia de un año, un próximo abrazo. Sin el menor problema entre nosotros porque no los hay. Sus amigos son sus amigos y los míos los míos. Tenemos muy claro el derecho de cada uno a tener los que queramos. Unos son coincidentes y otros no.
Yo de Regal no sé apenas  nada. Que es un exsacerdote de Mondoñedo, casado, y que escribió un artículo que no me gustó. Y punto. Me limité a decir que me extrañaba que el obispo de Mondoñedo-Ferrol le encomendara la Pastoral Rural que en aquella diócesis es casi toda.
Hubo una serie de comentarios, acertados o no, que a José Manuel, cerna de carballo, no le gustaron. Y con toda libertad los expuso. A mí me hicieron conocer mejor a Regal Ledo del que apenas sabía nada. Y lo que supe no me ha parecido mal. Ayudó en la dolencia de Carballo en lo que pudo y hoy en su aldea, celebra, cuando no puede acudir el párroco, la liturgia de la palabra. Sin otras intromisiones. Me parece una actitud ejemplar y absolutamente eclesial. Es más que posible que su competencia en saberes sea muy superior a la de su párroco. Pero él está donde debe estar. Como un laico que echa una mano. Aunque esas manos estén consagradas.
Creo, queridísimo José Manuel, que me entenderás mi sorpresa por el nombramiento, que no termino de entender aunque es más que posible que Regal sea la persona que más sepa del rural mindoniense, y que me has hecho saber de su persona mucho más de lo que sabía. Y en su favor.
Tú verás si nuestro próximo encuentro, que nosotros estamos deseando, de nuestros dos matrimonios, en el tuyo no es preciso alambicar la Amoris Laetitia,  y si algún imbécil piensa lo que no debe pues que le den morcilla, lo ampliamos a tres. Seguro que ampliaríamos los amigos mindonienses aunque no en todo pensáramos lo mismo.

Comentarios
16 comentarios en “Carta abierta a Xosé Manuel Carballo sobre el nombramiento en su diócesis del delegado de pastoral rural
  1. Joel, al dirigirse a mí o dedicarme su último escrito lo leí despacio. ¿Que quire que le diga? Admiro su trabajo y no lo juzgo. Ni es mi intención ni tengo tiempo ni talla para convertir este espacio prestado en un tratado de teología. Digo aquí lo que no suelo decir: «Doctores tiene la Santa Madre Iglesia…» Yo no soy doctor ni el inventor de la pólvora. Voy tirando con la que inventan otros. Pero a veces fallo, porque con las prisas e inmediateces no me fijo y está mojada. Sé que también el Catecismo de la Iglesia Católica toca el tema que le acupa, pero ya digo: Es usted muy libre en sus investigaciones, y en fabricar su pólvora con más o menos azufre. Yo debo inclinarme por la pólvora más contrartada. Eso si, en línea de enculturación o inculturación, por fidelidad a Dios y al hombre. ¿Puede haber inculturación mayor que la de la Palabra hecha Carne? Me despido respetuosamente.

  2. He vuelto , Rvd Carballo, a la Lumen Gentium que se supone está en vigor, para ver eso del sacerdocio común de los fieles que viene desde entonces enquistado en la eclesiología sensu interconfesional.Hacía tiempo que no me la leía después de antaño haberme metido entre pecho y espalda toda la literatura conciliar-conciliarista lo menos dos veces, incluidas declaraciones, decretos y discursos, en la edición de la BAC , prólogo de Mons Morcillo, 5ª edición..
    Y en efecto en el capítulo II, nº 10, parágrafos 1 y 2 de los que consta, alega como premisas Hebr 5,1-5 y Apoc 1-6 para obtener las consideraciones que se remachan con la cita de 1 Petr 2,4-10.
    En la cita a la que se nos remite en Hebreos 5,1-5 dice: «todo Sumosacerdote (Arji.ereus) escogido de entre los hombres se instituye en favor de los hombres lo que es relativo a Dios, para que ofrezca ofrendas y sacrificios . capaz de ser indulgente con os ignorantes y errados ya que él mismo se hala envuelto en debilidad. Y por eso debe, al igual que por el pueblo, también de la misma manera ofrecer por sí mismo por los pecados. Y nadie se roma por si la función sino llamado por Dios ala manera de Aarón».
    Por consiguiente no solo queda descartada en esta cita el sacerdocio común del pueblo fiel, sino que resulta irrebatiblemente constituido el sacerdocio unipersonal, seleccionado en favor del pueblo. Que se complementa con los versículos anteriores y posteriores que no dejan lugar a dudas.
    En Apocalipsis 1.6 viene escrito: «Y nos hizo reino, sacerdotes para Dios y Padre suyo, a él la gloria y la soberanía por los siglos de los siglos, amen». De donde tampoco se deduce que seamos sacerdotes los seglares a no ser forzando los términos aislados de todo lo demás, pues en realidad le texto en el contexto nos habla de Cristo, Príncipe de los reyes de la tierra que a nosotros nos acoge en su Reino de los Cielos «consagrados-iereis para Dios.
    Y por último 1 Petr, 2, 4-10:»LLegándonos hasta él, Piedra Viva,desechada por los hombres, para Dios empero elegida preciosa, también vosotros mismos edificaros casa espiritual para un sacerdocio (ierateuma) santo al ofrecer ofrendas espirituales a Dios por medio de Jesucristo».
    Es por tanto Jesucristo el Sumo Pontífice y nosotros su «corporación sagrada» o ierateuma, no que nosotros seamos los sacerdotes, nos tenemos que hacer la ofrenda de nosotros mismos para adquirir santidad o Gracia de Dios que es muy diferente a ser sacerdotes de oficio consagrados.
    Si atendemos al versículo 8-9 que vienen en el mismo capitulo y que tantas confusiones de distinta índole ha supuesto, dice como sigue:»Pedrusco de tropiezo y piedra de escándalo para los que chocan con la Palabra siendo incrédulos hacia el que también fueron situados. Pero vosotros descendencia elegida, , sacerdocio regio, corporación santa, pueblo para salvación, de modo que proclaméis las virtudes de quien os llamó desde la tiniebla a Luz admirable».
    Más claro imposible siempre que no haya por medio teologantes enredosos que oro do cuestionan porque ellos son los que dan su propia fe colada y macerada a su gusto.
    Corporación Sagrada la Iglesia de Cristo que es el «ierateuma» que les ha vuelto la mente católica del revés a tanta gente estudiada.
    (Las citas a las que remite el Concilio en el susodicho capitulo de Lumen Gentium las he traducido directamente del griego sin pretemsiones de versión personalista)

  3. Tráxico tamén o de Ricardo. Como non se coñece a si mesmo, pensa que non o coñecemos os demais. Son tantos os pseudónimos usados que esqueceu o nome… Triste que pra recoñerse necesite confrontarse sen rumbo, dando tumbos e aperentando ter poderes pra lograr «sanciones para bien y para mal» ¿Sebe alguén como son as «sanciones para bien»?

  4. Rvdo Carballo: Dejo a un lado sus relaciones personales, filias o fobias. Lo que me importa vitalmente es la FE de la Revelación. En consecuencia de los cual le pregunto desde cuándo es Doctrina común de la Iglesia el sacerdocio de too bautizado, lo que incluiría a los que niegan el sacerdocio y se quedan en pastores de la pastoral que dicen evangélica, pues dice usted que dimana del bautismo.Lo que me asombra porque eso no entraba en la Doctrina de Fe que yo asumí en el Credo. Por si tengo que pensármelo y rectificar o no, si realmente es teología católica y no interconfesional tirando a ambigua.
    Ya sé que Pablo VI tuvo que salir al paso del episcopado francés que proclamó por la cara el sacerdocio común de los fieles, cuando afirmó que el ministerio sacerdotal se diferencia del sacerdocio común no solo en grado, aunque no especificó cual grado o qué mas implica el no solo. Desde entonces se habla de sacerdocio ministerial en lugar de ministerio sacerdotal que parece lo mismo pero no son dos términos equivalentes de una misma igualdad.
    Tan importante cuestión que según como se entienda se puede llegar a la intercomunión sacramental con acatólicos o resultar metafísicamente imposible. Es que no se me ha escapado su afirmación en el escrito anterior de la validez del sacerdocio anglicano. ¿A pesar de León XIII explícito en contra?
    No se trata, señor, de que nos dispensemos mútuamente o usted me dispense generosamente. Es que yo también tuve un párroco, para colmo gallego, que me enseñó la Doctrina de FE Católica, no interconfesional, que asumí y a la que me atengo aunque no por eso sea ni medianejo cristiano; pero quiero saber en todo momento sin error u omisión cuándo me comporto siguiendo mi capricho sin tratar de justificarme ni definir por mi cuenta el bien y el mal.

  5. Joel, había hecho propósito y promesa de no volver a intervenir. Si lo hago es con un talante totalmente distinto al utilizando anteriormente, mezcla de retranca, enfado, defensa de mi Obispo que se estrena en nombramientos, conocimiento a fondo de Regal y no sé cuantas cosas más. Mire: Sinceramente, no dudo de su buena voluntad ni le tengo por invécil. Fue un recuso literario. Cada uno tenemos la formación que tenemos y las carencias que tenemos. Yo muchísimas y créame que no es falsa modestia. Pero lo del sacerdocio de todo bautizado, que dimana del bautismo es doctrina común da la Iglesia. Luego, otra cosa es el sacerdocio ministerial. No vea son paternalista en estas palabras mías. Sin duda puede consultar con cualquier sacerdote o buscar en internet. Díscúlpeme hasta donde pueda. Ante mi ya está usted disculpado.

  6. Querido Paco Pepe, no sentía la necesidad de tu apoyo, pero te agradece, aunque me vaya defendiendo por mí con la pluma. Más te agredezco el reconocimiento a Manolo Regal, que deja muy clara tu nobleza y confianza en mi palabra.De todos modos es una ocasión más de mostrar una amistad verdadera y madura, elemplar, que no uniforma, pero enriquece por estar basada en lo fundamental: el mutuo respeto y aprecio, sabiéndonos hijos del mismo Padre misericordioso. Mi respuesta sobrepasa los límites de lo que debe ser un comentario, pero como no pienso tomarle a nadie la lección por ver si la leyó alguien más que tú y tu _(nuestra cada uno en su lugar) querida MariCarmen, bálsamo curativo en las penas, aí va, con la advertencia de que en este caso no voy a entrar en polémicas. Por ello, si alguien me insulta o descalifica el motivo de estas misivas, que vea en mi silencio el más profundo desprecio.
    RESPUESTA A CARTA ABIERTA
    «Tú y yo, Paco, entramos un poco tarde en esto de las nuevas tecnologías, pero acabo de descubrir algo que no saben grandes especialistas en la materia. Se trata de que la Divina Providencia también en este campo de la informática va delante. Tratro de explicarme: Llevaba yo esta mañana de domingo bastante pachucho y con dificultades para levantarme por problemas respiratorios, lo que no me impidió seguir con devoción la misa de la tele y admirar los preciosos retablos que cualquier día alguien pretenderá expropiar para dedicar a mueble bar no de los hijo no de la casta, sino de la otra. Al mismo tiempo pensaba: El tono del párroco un poco ampuloso y distante, pero todo muy cuidado y muy acertado en la homilía.
    Bien, pues, reconfortado por la oración, aunque lamentado no poder participar en directo en la celebración, miro el móvil y me encuentro con la gratísima sorpresa de que vuelvo a ser importante, porque en el post sobre “Nombramientos en la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol”, no mi Diócesis, sino yo de ella, ya no se habla de Regal, ni de su escrito sobre el papel de la mujer en el que alude a la presbítera, ni de los aciertos y desaciertos del nuevo Obispo que sucedió al no viejo Don Manuel. Gracias a Dios con algún defectillo cada uno de ellos, pero con el corazón tierno los dos y con una difícil misión que cumplir. ¡No! Todos hablan de Carballo o a Carballo, incluso un despistado de Friol que no se enteró de que están de las vacaciones, y el Pablo I que confunde mi operación de laringe con una sordera, por eso, en su impaciencia, repite lo mismo dos veces. Entre esta pléyade de admiradores hay viejos conocidos y viejos estilos inconfundibles de sempiternos resentidos. Ese resentimiento les lleva a denigrar como sea y para ello vomitan cifras sin ninguna prueba que siembren confusión y anticlericalismo de los tiempo nuevos para socavar un poco más una institución eclesiástica que molesta por ser considerada equivocadamente como reserva del voto conservador.
    En vista de todo esto me dispuse a perder un ratito escribiendo desde el móvil un comentario un tanto hiriente y cuando iba a publicarlo… ¡había desaparecido!. ¿Un error mío o falta de pericia? Ni hablar. ¡La Providencia que se adelantó a evitar que me enfangase un Dies Domini! ¡Bendita sea!
    Cuando ya levantado pude ponerme al ordenador, quizás, en parte y sólo en parte, como inmerecida recompensa por no enfadarme al perderse lo que antes había escrito, me encuentro que tu agarimosa (muy cariñosa) carta abierta, Paco, en la que de algún modo haces pública confesión con propósito incluido. Confesión, por otra parte, que para mí está de sobra, porque creo que nos conocemos y mucho, que nos queremos y mucho, que nos enriquecemos y complementamos y mucho y que discrepamos no mucho. Tú tienes tu estilo y cumples tu papel en tu blog sin obligar a nadie a leerte ni a estar de acuerdo. Decimos en galego: “Metes os cás na bouza” Pero algún cuco aprovecha para poner huevo en nido ajeno.
    Por lo que pude observar son cucos que no escriben porque tengan que decir, sino que dicen porque tienen que escribir, y se inclinan más bien sobre la derecha y el antifrancisquimo; pero ¡ojo! ¡Hay infiltrados! Y utilizando todos los medios e incluso a incautos ingenuos puede estarse fraguando en esta querida diócesis otra movida de las que van salpicando nuestra geografía. En Ferrol no hace mucho que se abortó una de estas movidas, pero hay liberados muy sagaces y persistentes que donde ven un conflicto allí inyectan su veneno.
    Por lo demás, querido Paco, me tarda ese día de agosto en que podamos pasar juntos unas horas, dejando bien claro que si no te acompañase tu querida esposa yo tampoco acudiría, porque, por muy cura que uno sea, todavía sabe distinguir el oro de la plata y tu… oro no eres. A mi posiblemente me acompañe Javier, mi cura, compañero, amigo, hermano, que tampoco tiene que ser gay ninguno de los dos por andar juntos, Quizás para evitar malos entendidos se decía antes del Vaticano II que los curas próximos “eran de tabla”. No respondo de que quiera ir la amiga que para entonces me adjudiquen los que se dedican a eso. Hasta ahora, y hasta donde yo sé, siempre denotaron que creen que tengo buen gusto. Tampoco irá ninguno de los hijos que probablemente tenga (yo) sin reconocer errando por el mundo o buscando entrar en política.
    Me preguntabas, Paco, hace algún tiempo, cómo me va con la comida; porque habíais observado el año pasado que comía poco y muy lento. ¡Dé maravilla! Hace unos seis meses me dieron un cursillito de tres horas dos diputados amigos de la familia y ya como en B mucho en poco tiempo.
    Cordiales saludos y hasta pronto si Dios quiere»

  7. Sr. Carballo: Usted no me conoce y por suerte yo no conozco a nadie como usted en mi diócesis. Lo que está ocurriendo en la suya me parece, cuando menos, irregular. Daré los pasos oportunos para que sus comentarios y las publicaciones del Sr. Regal lleguen a donde deben, y para que quienes tienen que sancionar, para bien o para mal, hagan su trabajo. Es hora de que se ponga orden en su diócesis.

  8. Sí hombre, Reverendo Carballo de paisano rural. Me basta su comentario para ratificarme en que su psicología me parece reactiva, clerical y enxebre aunque pueda ser una malva en las atenciones. Cada uno tenemos la nuestra, la mía por ejemplo absolutamente imbécil pero me conformo con ser como soy, sin complejos para servirlo en lo que corresponda y no por eso ando con la patadita en la espinilla como autodefensa por inseguro. Soy el mismo Joel de,siempre con mis pelmadas habituales, que no se siente agraviado ni es más profundamente imbécil de lo debido.
    Que la retranca sea un tópico que observan los imbéciles en «todos los gallegos» mejor lo dejamos así en sus propias palabras en las que parece ser se pone usted como modelo de la galleguidad. Y eso tampoco. Déjelo estar en el subibaja sin ascensor. Ninguno somos tan importantes, ni usted como gallegudo galleguista a lo que tiene derecho siendo feliz ni este servidor como imbécil redomado.
    Respecto a la dosis doctrinal que me suministra, no demasiada como dice, pero más que suficiente para un imbécil rematado como yo pueblerino rústico, ya veo que está en las tesis de las inculturaciones y las series epocales teosofantes, siendo comprensible su estado de ánimo voluntarista.
    Me ilustra que » hay una pequeña diferencia entre la teología de los sacerdocios, tanto del bautismal como del ministerial y el estado de vida en que se vive el sacerdocio» ¿Teología de los sacerdocios, tanto del bautismal como del ministerial? ¡Alto ahí, señor reverendo Carballo! He sido bautizado y le puedo jurar que yo no soy un sacerdote ni ejerzo como sacerdote porque no he sido consagrado en el Sacramento del Orden Sagrado. Es decir, no soy un presbítero liturgo de Jesucristo aunque soy ciudadano de la Iglesia .
    Y de momento aquí me planto para no alargar este toma y daca, pes más intercambio sería excesivo para un imbécil que soy, su seguro servidor.

  9. Podrías tener algo de razón, Ricardo, si no nos conociésemos. Como nos conocemos, sé lo que te mueve en este caso y cual es tu doble vara de medir. No te interesa la vedad sino dañar por motivos de venganza. Esa es mi respuesta definitiva y últma.

  10. Le digo señor Carballo que cuando usted va comprar un traje no puede dejarse ni el pantalón ni la chaqueta en el comercio, tiene que llevarse las dos prendas.
    Y que me dice de la actitud del Señor Regal de alabar y admirar a la señora excomulgada y que ella misma se sitúa explícitamente fuera de la Iglesia, cuando reconoce que no respeta sus leyes, ni quiere hacerlo en el futuro. Es la posición sectaria de siempre, que no tiene la paciencia de esperar. De hecho existe ya una comisión creada para estudiar la cuestión del diaconado femenino. Por lo menos podría esperar a sus resultados y, luego, decidir su postura. Por eso es una actitud prepotente y anti cristiana hacer las cosas por rebeldía.
    Soy católico apostólico y romano y todo esto me confunde. Como un señor como Regal que pone en cuestión la autoridad del papa y critica a D. Julian Barrio publicamente defendiendo a la “presbitera” puede estar en un cargo de pastoral. Me gustaría que me aclarase usted esto o su Señor obispo en una nota de prensa porque este señor pone en duda la autoridad de D. Julian Barrio y del mismo papa defendiendo la actitud de esta mujer en rebeldía.
    Esta son algunas de las perlitas que ha dejado: “De nuestra parte reciba respeto, cierta admiración y agradecimiento y oración: que los golpes no la hundan, que los aplausos no la confundan. Y Dios dirá.”
    “El arzobispado de Santiago, en su declaración esquemática y aséptica, no hace sino emplear estas mismas argumentaciones para declarar ilícita e inválida la ordenación como cura de Christina Moreira y, por lo tanto, también los sacramentos que ella y su comunidad realizan y viven”
    El señor Regal parece que no sabe lo que es la obediencia. No e de extrañar que no tuviera parada en ningún sitio por los que ha pasado y menos en un monasterio cisterciense

  11. Joel, había visto ya largos comentarios suyos y me había parado a leer algunos. Si se trata del mismo Joel, tengo que darle la razón. Es muy grande su invecilidad a la hora de escribir sobre estos temas. Lo de no saber si se sube o se baja se dice como tópico de todos los gallegos echando la culpa a nuestra retranca, pero no. Se debe a invecilidad de quien nos observa. Con relación a mí y en su caso concreto, el problema está en que nos cruzamos en las escaleras, porque yo ya bajo de a dónde usted pretende subir. Así de fachendoso es este escuchimizado cura rural. Va a ser mucha dosis para hoy, pero hay una pequeña diferencia entre la teología de los sacerdocios, tanto del bautismal como del ministerial y el estado de vida en que se vive el sacerdocio. Por ejemplo, el celibato o no celibato forma parte del estado de vida y es algo cambiante en tiempo y lugar. Los sacerdotes católicos de rito oriental de hoy no tienen que aceptar como condición indidpensable el celibato, tampoco los anglicanos que son dacerdotes válidos. Y tampoco en el tiempo fue obligado estado de vida el celibato en occidente y no tardará en dejar de ser obligaso para ser opcional. Lo de la celebración de la Palabra, o celebracioón en ausencia de sacerdote o en espera del mismo, lo dejamos para otro día si le parece, Joel. Nada tiene que agradecerme por esta breve lección. Le agradezco yo, amigo de mis amigos, no de los suyos si no me los presenta, la gran lección de humildad reconociendo de modo tan público su gran invecilidad. No sé si este comentario en respuesta a sus inquietudes le permite adentrarse un poquitín en mi complicadísima psicología clerical y para mayor inri, gallega.

  12. Complicada mentalidad la de Carballo amigo de sus amigos. En lo que lleva escrito en La Cigüeña y algo también en RD no se sabe bien si sube o si baja o se queda en medio. Complicadísima psicología que supera con mucho la complicada psicología clerical.
    En los comentario de arriba es que se las trae el hombre.¿Quiere decir que cambia la teología católica por épocas o culturas o etapas históricas en lo que atañe a la consagración y ministerio sacerdotal? ¿O todo lo contrario?
    Y una pregunta para quien lo sepa: ¿Qué es eso de que un seglar celebre o celebra la liturgia de la palabra? Lo pregunto por imbécil que soy y lo confieso.

  13. Con relación a trajes de chaqueta y pantalón, ¿que me dice, Ricardo, de creer que se tiene muy seguro el traje en el perchero del armario y que éste salga por las noches a vestir a otro más o menos de la misma talla?

  14. No tiene que pedir perdón por el exabrupto, Ramiro. Pudo solucionarlo retirándolo y punto, pero hizo bien dejarlo, ya que denota su grado de apasionado compromiso cristiano En su caso, yo pediría perdón por no ver más allá de la nariz y encima tener la nariz más bien cortita. Sus conocimientos de la teología del sacerdocio y del estado de vida que en las distintas épocas y lugares debe llevar el sacerdote son pocos, pero condensados.

  15. Totalmente de acuerdo Con Ramiro de Teruel.
    Regal ha sido un culo de mal asiento. Primero maestro de novicios en Sobrado, luego cura diocesano y después encontró el amor. El problema es que todos los secularizados como él quieren seguir siendo curas, pero no señor, el que se compra un traje tiene que comprarlo entero con chaqueta y pantalón…
    Por otra parte, después de leer el post anterior me parece muy desacertado que para defender el sacerdocio de la mujer alabara a una señora excomulgada que hace las cosas por la brava. Si todo lo que hace ese señor es tan acertado como su artículo de Religión digital mal vamos…

  16. Hace diez o doce años residí en Teruel, y el entonces Obispo de Teruel y Albarracín, o Albarracín y Teruel, que tanto monta, monta tanto, me decían que se negaba a nombrar profesores de religión a los ex sacerdotes, con el argumento de que si no habían sabido o querido ser sacerdotes, difícilmente iban a ser buenos profesores de religión.
    Eran unos nombramientos creo que basados en motivos humanitarios, supongo que para darles una «salida laboral».
    Me parecía una postura muy dura, incluso cruel, pero ahora, pasados los años creo que era un buen argumento.
    De la misma forma quien no ha sabido, querido o podido ser sacerdote, no se que coño pinta como delegado episcopal, y perdón por el exabrupto…
    (Por mucho que ayude en su parroquia, como otros muchos seglares).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.