PUBLICIDAD

Otro cardenal negro que está donde debe

|

El cardenal Onaiyekan denuncia las presiones para relajar las condiciones para comulgar

Hace ya bastantes años, poco más que mediado el pasado siglo, a algunos les dio por hablar de la negritud como importante realidad cultural. Me pareció exagerado aunque hubiera algunas figuras de esa raza de indudable valor intelectual. Creo recordar que el buque insignia era Leopold Sedar Senghor.

Hoy, al menos en el Sacro Colegio, la negritud es una espléndida  realidad consolidada aunque pueda haber alguna oveja algo más negra. Y evidentemente no me refiero al color de su piel.

Los cardenales africanos, o al menos la gran mayoría de ellos, están  manteniendo la dignidad y la ortodoxia de la púrpura a un nivel que  ya quisiéramos que demostraran muchos de piel blanca. Muchísimos.

Entre ellos el arzobispo de Abuja (Nigeria), cardenal Onaiyekan.

Bendita África y benditos cardenales africanos.

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=30190

 

Comentarios
7 comentarios en “Otro cardenal negro que está donde debe
  1. Pues la esperanza desde luego que vendrá de un continente como el africano o de Asia, ni en Europa que está muerta moralmente y casi de todo lo demás ni de USA y mucho menos de Latinoamérica va a salir nada convincente.

  2. Fue africano, ya en el S. II, el inmenso y formidable Tertuliano. Suya es la aseveración:
    En su tratado titulado Contra Práxeas, Tertuliano empieza diciendo: “El Diablo ha rivalizado con la verdad y ha opuesto resistencia a ella de diversas formas. En ocasiones, su objetivo ha sido destruir la verdad por medio de defenderla”.
    ¡Oigan, clavado para estos nuestros días agónicos en que se debate la Religión Católic!a.
    Aunque no se identifica claramente al hombre que en este tratado se llama Práxeas, Tertuliano cuestionó sus enseñanzas respecto a Dios y Cristo. Lo veía como un títere de Satanás que solapadamente procuraba corromper el cristianismo.
    (copiado de Wikipedia).
    Con la agravante, si es posible agravante después de cuestionar a Jesucristo Hombre y Dios, de que ahora mismo se cuestiona la Religión Católica como única verdadera de la Iglesia fundación de Cristo para proseguir la obra de Salvación y a la que dotó de los medios necesarios a tal fín que son los Sacramentos.
    Ya no hay necesidad de conversión. Sírvase usted mismo en la inmanencia.
    Nuestros obispos africanos solo católicos no se dejan interconfesionalizar-interreligionizar como los conciliaristas de la ruptura de 1.500 años y el giro de 180 grados con algazara de Kasper et reliqua.

  3. Los necesitamos pues las estamos pasando negras, muy negras, con tanto cardenal en blanco, sometido a lo que dicte el mundo, como me comentaba mi amigo AdE en el café después de misa en la pamplonesa San Miguel, con un horario de misas y confesiones envidiable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.