PUBLICIDAD

El cardenal Álvarez Martínez ingreso ayer en el grupo de los cien obispos más ancianos de la Iglesia

|

Resultado de imagen de cardenal francisco alvarez

En realidad debía haber ingresado en el pasado julio porque en la lista de Catholic Hierarchy figura un abad que no es obispo pero ayer aparece el arzobispo emérito de Toledo en esa lista.

Tiene 92 años y menos de un mes.

Sólo hay tres obispos españoles que le superan en edad, Garaygordóbil, prefecto emérito de Babahoyo e Iguacén, obispo emérito de Tenerife, ambos con 101 años y Tato Losada, obispo de Magangué que tiene 93.

Cardenales son mayores que él Pimiento (98), Sfeir (97), Etchegary y Vanhoye (94), Gulbinowicz, Silvestrini, Tomko, Dos Santos y Cassidy (93) y Fernández Araujo y Do Nascimento (92).

A Don Francisco Pablo VI le nombró obispo de Tarazona (1973-1976)) y de Calahorra y La Calzada-Logroño (1976-1989) y Juan Pablo II obispo de Orihuela-Alicante (1989-1995) y arzobispo de Toledo (1995-2002). Siendo este Papa el que le aceptó la renuncia el 24 de octubre de 2002. Sólo participó en el Cónclave que eligió a Benedicto XVI y por los pelos.

Estar entre los cien obispos mayores de la Iglesia no supone nada en favor o en contra de quien entra en ese grupo. Es un simple dato biológico. El cardenal Álvarez Martínez fue un digno arzobispo toledano, serio, trabajador, frugalísimo… Ha dejado un buen recuerdo en la archidiócesis. De personalidad más bien introvertida y reacio por tanto al protagonismo, la gran figura de Don Marcelo, su antecesor, opacó todo su pontificado. Una vez pasado a emérito se ausentó de Toledo y prácticamente desapareció de la vida eclesial aunque no del afecto, me consta sobradamente, de muchos sacerdotes de Toledo. Me dicen que ahora su salud es delicada aunque hasta hace poco tiempo, y hasta es posible que ahora mismo, era frecuente encontrarle por las calles de un conocido barrio madrileño, donde reside, acompañado en su paseo diario. Aunque también es probable que muchos de los que se lo cruzaran no se dieran cuenta de que era un cardenal de la S.R.I. y que fue primado de España. Simplemente un sacerdote viejecito.

Desde aquí un saludo a quien fue fidelísimo secretario suyo y que tanto afecto le guarda.

Posiblemente en el resto de España sea hoy el cardenal Álvarez Martínez, un absoluto desconocido. Hasta su nombre y apellidos, además de su personalidad que nunca buscó titulares, contribuyen a ello. Marcelo, Cañizares, Braulio son mucho más identificativos que Francisco, Álvarez o Martínez. Pero en Toledo todavía muchos le recuerdan con cariño.

Comentarios
4 comentarios en “El cardenal Álvarez Martínez ingreso ayer en el grupo de los cien obispos más ancianos de la Iglesia
  1. Recibí de sus manos la Ordenación sacerdotal en Alicante el año 1993. Me siento orgulloso de Don Francisco, gran obispo que quería, cuidaba y defendía a sus sacerdotes

  2. Juan Manuel Ramilo: Debemos ver distintas ediciones de C.H. En la que yo veo, acabo de abrirla una vez más, el cardenal Álvarez Martínez entró ayer en la lista de los cien obispos más ancianos y el cardenal Cordero Lanza de Montezemolo todavía no figura en ella. Aunque es seguro que salvo fallecimiento previo el próximo cardenal que ingrese en ella será ese italiano. Aunque pienso que antes que él figurarán algunos obispos que todavía no han llegado a ella.

  3. Cumplió noventa y dos el 14 de julio y lleva ya un par de semanas en la lista.De hecho, ya está de 99, pues el 100 es el cardenal italiano Cordero.

  4. Fue un magnifico pastor que organizó administrativamente la curia y la iglesia toledana; sus directrices organizativas y de administración y persisten y se ha consolidado.
    El recuerdo y el cariño de los que le conocimos de cerca perdura y perdurará. Fue un gran Arzobispo y un gran Cardenal cuya obra mas ad intra que ad extra esta ahí presente para bien de la iglesia toledana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.