Calumnia, que algo queda

|

Image result for "jose dieguez reboredo"

Aunque en esta ocasión pienso que apenas quedó nada. Don José Diéguez, buen obispo de Tuy-Vigo, hoy emérito, y dos párrocos de su diócesis, se vieron incriminados en un proceso penal del que acaban de ser absueltos por la falta absoluta de participación penal en los hechos denunciados.

El asunto no conmocionó a la diócesis ni restó aprecio hacia los denunciados pero el calvario padecido por ellos fue notable. ¿Y si la Justicia hubiera reconocido su culpabilidad? La espada de Damocles estuvo pendiente sobre ellos mucho tiempo. Y por tanto la preocupación de los mismos. Aunque se supieran ajenos a toda responsabilidad.

<

Soy totalmente partidario de que los clérigos respondan de sus actos delictivos. Y si la cárcel les correspondiera, pues cárcel. Personalmente preferiría para nuestros ordenados in sacris una cárcel exclusiva para ellos, no la impunidad, pero la Iglesia optó por renunciar a ese privilegio franquista. Con su pan se lo coman y hay sacerdotes que ya se lo están comiendo.

Aquí el caso es otro. El de la imputación de delitos que no lo son tras el paso por los tribunales. Y eso me parece muy grave. Y abierto a que todos nuestros sacerdotes, y hasta nuestros obispos, pasen a ser presuntos delincuentes. Por querellas o denuncias sin base y sin sentido. Que deberían tener consecuencias para querellantes y denunciantes. Si hay motivo, a la cárcel. O a la pena que correspondiera.  Si no lo hay, quienes las incoaron no se deberían ir de rositas.

Me alegra mucho esa decisión judicial. Por los implicados y por la Iglesia. Y especialmente por Don José Diéguez, obispo emérito de mi diócesis natal, persona discreta donde las haya y buen obispo de Tuy-Vigo, que no se merecía ese sufrimiento. No hablo desde la amistad porque no la tengo con él aunque sí un trato muy amable en la que creo que fue la única ocasión en la que hablamos unos momentos. En Osma. Ya hace años. En la beatificación de Palafox.

Hay que cortar de modo definitivo  las acusaciones infundadas contra la Iglesia o los Tribunales, ya tan saturados, sufrirán un colapso de procedimientos. Que terminarán en la nada. La última acusación contra el arzobispo de Valencia ha quedado en agua de borrajas a los pocos días de interponerse. Bien está. Pero debería ser con consecuencias para quienes buscando un publicidad que no consiguen de otro modo, intentan conseguirla con acusaciones sin base.

No estamos pidiendo graves penas: la imposición de costas, una multa moderada, la publicación a su cargo del auto o la sentencia… Algo que disuada de acusaciones sin causa.

Aquí todo provino de la adjudicación de una casa rectoral. Quienes conocemos Galicia sabemos de la existencia de muchas de ellas que son una pura ruina. La de mi aldea lleva diez o veinte años abandonada. ¿Qué vale eso? Poquísimo. Y si continúa en esa situación dentro de poco apenas quedarán los muros. ¿Es motivo su venta para llevar a alguien a los tribunales?

Suscribo totalmente el artículo que Guillermo Juan Morado dedica al caso:

http://infocatolica.com/blog/puertadedamasco.php/1606251205-calumnia-que-algo-queda-la-op#more31199

Y vale la pena leer la nota que al respecto publica la diócesis:

file:///C:/Users/Usuario/AppData/Local/Microsoft/Windows/INetCache/IE/FR8PV81X/operacion%20retablo%20final%20serv%20prensa.pdf

 

 

Comentarios
5 comentarios en “Calumnia, que algo queda
  1. La reforma hecha por el PP pretende acabar con estos calvarios…
    La instrucción tendrá una duración de 6 meses, o de 18, si es completa, y pasado ese tiempo, SE ARCHIVARÁ EL PROCESO, o se llevará a juicio.
    Por supuesto la prensa «progresista» ha criticado la reforma, seguramente por venir del PP, sin darse cuenta de que ES MUY JUSTA Y NECESARIA.
    Mi enhorabuena al señor Obispo y a los dos Sacerdotes. Estoy seguro de que sabrán perdonar a los denunciantes, pero les resultara harto difícil PODER OLVIDAR…

  2. Sin duda la publicación de la sentencia en los medios donde se dio la noticia, con cargo al demandante y con cargo a los medios, que algunos son muy dados a publicar estos asuntos con verdadero entusiasmo, sería muy disuasorio.

    Pero con estos gobiernos cristófobos no ocurrirá eso. Y las perspectivas son de gobiernos cristófobos durante muchos años.

  3. Antoncin: Pues el daño que me imaginaba ha sido realísimo. No se lo merecía Don José, buena persona y buen obispo.

  4. Esta historia le ha hecho mucho daño a D. José,persona buena,discreta,sencilla donde las haya…Tanto daño que se fue de la diócesis sin despedirse.No quería que sus diocesanos pasásemos por la «vergüenza» de ver a su obispo en el banquillo.Ayer , al enterarme le llamé para «felicitarlo por su absolución» y me dijo «me alegro por la diócesis,pero los años que me han quitado en salud no me los devuelve nadie…»Aún así me alegro por él,no tenía duda de su inocencia pero la justicia en España deja mucho que desear alargando tanto las cosas.No saben el daño que hacen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *