PUBLICIDAD

Bien por Omella en los bienes aragoneses de la Franja

|

Ver las imágenes de origen

Muy de acuerdo con Jorge Español:

Queridos amigos, sorprende que sea el Cardenal de Barcelona Mons. Omella quien, desde la región catalana, salga diciendo que le parece justo que estas 111 obras artísticas de las parroquias aragonesas en el Obispado de Lérida vuelvan a sus parroquias de origen en Aragón, pidiendo que se acaten y se cumplan las sentencias, y desde la parte aragonesa, sin embargo, todavía no hayamos oído ninguna declaración pública de los obispos aragoneses en ese sentido. Si el Cardenal Omella ha tenido la valentía de hacerlo desde Cataluña, todos los obispos de Aragón deberían imitarle y salir al paso de este asunto, haciendo una declaración pública en la que piden que el Sr. Obispo de Lérida acate y cumpla la sentencia dictada por el Juzgado de Barbastro, dejando de recurrir para intentar deslitigimar y aniquilar lo ya dispuesto por los tribunales vaticanos en el mismo sentido, que le vincular como miembro distinguido además de la Iglesia católica, pidiendo a las autoridades catalanas que se devuelvan ya de una vez por todas estos 111 bienes artísticos a las parroquias aragonesas a través del Obispado de Barbastro-Monzón.

Una vez más, debo dejar constancia de que tanto Mons. Pérez Pueyo, obispo de Barbastro-Monzón, como el Cardenal Omella, han dado la talla en este asunto con gran altura, y esto tranquiliza enormemente a quien creemos que la Iglesia debe ser un espejo de justicia antes que nada y de caridad en todo lo demás. Como dijo el gran teólogo protestante Marco Antonio de Dominis, arzobispo de Split, en su famosa frase, que tanto utilizaría el Papa Juan XXIII: «unitatame in necesariis, in non necesariis libertatem, in omnibus caritatem». (en lo fundamental la unidad, en lo opinable la libertad, pero en todo asunto siempre la caridad). Os paso las valientes y preclaras declaraciones de Mons. Omella en la cadena COPE de Cataluña:

«Sobre la polémica acerca de la propiedad de las obras de arte de Sijena y la posterior sentencia que falló a favor del Obispado de Barbastro-Monzón, monseñor Omella, aragonés de nacimiento, ha remarcado que, como el Tribunal dictó, las obras «tienen que ir a los pueblos propietarios» y ha afirmado que «las sentencias son para cumplirlas, guste o no«. »

Saludos cordiales.

Jorge Español (Abogado-Avocat-Attorney),

3 comentarios en “Bien por Omella en los bienes aragoneses de la Franja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *