Bendición de parejas homosexuales en Colonia

|

Bendición parejas homosexuales en Colonia

https://infovaticana.com/2023/09/21/organizan-una-multitudinaria-bendicion-de-parejas-homosexuales-ante-la-catedral-de-colonia/

Tampoco es que hayan movilizado una multitud.

<

¡Si es ese su poder de convocatoria…!

Y lo que hay que prohibir es la misa tradicional,

Si es que los hay…

Comentarios
8 comentarios en “Bendición de parejas homosexuales en Colonia
  1. ¿Qué tiene de malo bendecir a dos parejas de personas homosexuales que se aman entre sí?

    ¿Estamos dando por hecho que no viven en castidad o que no son cristianos o viven en pecado?

    La Iglesia bendice coches, mascotas, casas, bibliotecas, gimnasios, tiendas, banderas, herramientas… ¿Por qué no bendecir a dos personas que son el culmen de obra creadora de Dios?

    Puntualizo que no habla de matrimonio, sino de bendición.

    1. – La bendición es la antesala de lo que se pretende.
      – En castidad? Sí, claro. En vez de la sodomía, rezan el rosario.
      – Por cierto, repasar los pecados que claman al cielo.
      – El culmen de la obra creadora cuál es? El hombre o o la sodomía? No queda clara en su pregunta retórica.

      En fin. Qué hagan lo que les dé la gana.

      1. Solo Dios sabe lo que esas personas hacen en la intimidad.
        Y si realmente no viven una vida en Dios, es únicamente a Él a quien le corresponde examinarles al final de su vida.
        No juzgue para no ser juzgado por juzgar por el Altísimo.
        Martín, Sacerdote OFM

  2. Si el Opus o tradicionalistas están detrás de este adefesio, Paquito y sus adláteres no tardarán en sacar otro papelillo de esos en forma de Motu propio. Si no es así, no creo que diga nada. Total, estamos en tiempos de amnistías

  3. No tendrá más remedio que tragar. Salvo que sea un SUPER santo y héroe. No se puede nadar contra corriente y menos con un clero claramente gay, que está dispuesto hasta sodomizar al mismo cardenal, si fuera preciso. Es lo que hay, ¡¡pobre cardenal!!.

  4. El arzobispo de Colonia, Rainer M. WOELKI, ha sido atacado gravemente al recibir como respuesta de su amonestación al sacerdote de su diócesis. Ha sido una venganza por ser un obispo de buena doctrina y contrario a lo que se quiere discutir y aprobar en este dichoso sínodo. Con este panorama (y a las puertas de su sede, la Catedral) ya imaginamos la fuerte oposición que padece. El colectivo LGTBI tiene demasiado poder, es un pulso contra el obispo y todo ello supone un gran sufrimiento

  5. El número no importa. Si fueran tres mil parejas, seguirían estando equivocadas. La fe no se vota. No hay democracia en la Iglesia ni puede haberla y, cuando la haya, es que seremos una secta protestante «progre» más. Para ese viaje que no cuenten con un servidor. Nota final: que nadie vea aquí una crítica a don Francisco José, porque no la hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *