PUBLICIDAD

Ayer el Papa le aceptó la renuncia de su archidiócesis al cardenal Menichelli

|

Coat of arms of Edoardo Menichelli.svg

A los 77 años largos. El 14 de octubre cumplirá 78. Era arzobispo de Ancona-Ósimo. El mismo Francisco le creó cardenal en el consistorio de 2015 por lo que no le dejó disfrutar mucho del cardenalato como arzobispo titular. En tan poco tiempo no se dio a conocer como relevante miembro del Colegio Cardenalicio. Y como titular de una de esas pequeñas diócesis italianas que pese a haberse unificado dos apenas tiene 200.000 católicos pues no tenía la menor idea de él hasta que Francisco le creó cardenal. En esa línea tan suya de querernos sorprendernos en cada consistorio. El último batió todos los records, salvo uno, todos los demás eran de tercera regional.

Tampoco es para preocuparse pues la función de los cardenales es la de ser consejeros del Papa y me da la impresión, puedo estar equivocado, que Francisco pide poco consejo.

Tal vez sea muestra de su escasa relevancia el que al buscar su fotografía en Google, poniendo su nombre, aparecen muchos cardenales pero son otros. Tal vez dedicando más tiempo alguna de las muchas fotografías sea suya pero tengo más cosas que hacer. Así que he puesto su escudo cardenalicio. Muy mariano.

Comentarios
4 comentarios en “Ayer el Papa le aceptó la renuncia de su archidiócesis al cardenal Menichelli
  1. Basetti tiene 75 años… Por más que tenga cinco años por delante como Arzobispo y como Presidente de la CEI, no puede ser papable… Creo que en el próximo Cónclave ya no pueden elegir otro Papa anciano, por tercera vez consecutiva. Pienso que bhuscarán un hombre más joven.

  2. En cuanto a las posibles próximas creaciones de cardenales, viendo la lista actual de electores, y si se termina de consolidar la práctica de los mini-consistorios, parece que podría haber otro consistorio en junio de 2018 con 6-7 capelos-sorpresa. En 2019, lo previsible sería un consistorio a final de año con 10-11 capelos. 2020 en cambio quedaría en barbecho.
    Eso naturalmente en el bien entendido de que Francisco no renuncie antes, como piensan algunos que sucederá.

  3. Me traigo este comentario del otro post de hoy: como nota curiosa, el hoy cardenal Menichelli fue durante años secretario personal del ínclito cardenal Silvestrini. Dejó de serlo cuando Juan Pablo II le nombró arzobispo de Chieti-Vasto (la sede que hoy ocupa mons. Forte), evidentemente a instancias de su mentor.
    Yo también creo que el Santo Padre (qué extraño se me hace aplicarle este título al actual Pontífice, ya que no lo utilizan ni en el propio Vaticano) es poco de pedir consejo, además de que tiene una obvia preferencia por los castellanoparlantes en su entorno próximo de trabajo. Al resto los despacha con sonrisas y buenas palabras, y si puede probablemente ni los recibe fuera del contexto de las grandes celebraciones y las grandes recepciones en la Curia.
    Mi tesis es que hizo cardenales a los tres únicos residenciales italianos a los que ha dado la púrpura (los monseñores Bassetti, Montenegro y Menichelli) un poco al azar, como pretexto para no tener que concedérsela a titulares de sedes tradicionalmente cardenalicias que no le gustan demasiado, como Turín o Venecia. De los tres, el único que apunta maneras es el cardenal Bassetti, que si hoy hubiera cónclave sería sin duda uno de los grandes nombres italianos, pero a poco que nos descuidemos se le pasa el arroz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.