Otro ataque a los sentimientos católicos en esta ocasión con buen resultado de momento

|

Una taberna de Bilbao «troceó» una imagen de Cristo como si de una carnicería se tratase

Fue en Bilbao y hasta protestó de modo activo el obispado. No todas las diócesis tienen la suerte de tener un Iceta.

https://infovaticana.com/2017/08/21/ultima-hora-juez-ordena-la-retirada-las-imagenes-blasfemas-bilbao/

<

https://infovaticana.com/2017/08/19/ataque-lo-mas-sagrado-empana-las-fiestas-bilbao/

Un juez normal, aunque hasta puede llamar la atención que haya jueces normales, actuó protegiendo, al menos cautelarmente, los sentimientos religiosos de muchos bilbaínos. Hoy hay que respetar a todos menos a los católicos. Pues hora va siendo ya que también nos respeten.

La libertad de expresión, que me parece fundamental, tiene límites. Que no se pueden traspasar.

Es posible que alguno piense que con esas medidas se de publicidad gratuita a los transgresores. No es cierto. Pueden ver su nombre un día en los medios pero como su obra no suele pasar de una mierda provocadora ese lo ha olvidado todo el mundo al día siguiente. ¿Quién sabe hoy quién es aquel sacrílego autor de la profanación de Pamplona? Absolutamente nadie porque no son nadie.

Entiendo a quienes, siéndolo, recurren al escándalo para hacerse conocer. Como aquel gran escritor, César González Ruano, cuando escribió aquello de que bien se notaba que Cervantes era manco porque el Quijote estaba escrito con lo pies. O las dalidadas de Dalí. En los de ahora no es el caso. Y en no pocos es un inmenso error que les conozca alguien, aunque sea por un día, no habiendo en su obra nada digno de conocer. Solamente basura.

Me alegra mucho la reacción de muchos bilbaínos y de su obispo y la de un juez sensato. Ese pobre hombre no se merecía otra cosa.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *