Asombroso en el masónico Uruguay

|

Siguiendo la petición del cardenal Sturla, nada que ver con calabacín, los párrocos uruguayos salieron de paseo con el Santísimo -¡Cómo su fuera Corpus!- y además sin llevar a dos niños en el paseo. ¿Dónde vamos a llegar con unos curas así?

Pues el menda totalmente de acuerdo con el cardenal uruguayo y con sus curas. Y si eso le molesta a los aficionados al calabacín pues… ajo y agua.  Que hasta dicen que son buenos para combatir la epidemia. Mientras que no he oído a nadie elogiar las bondades del calabacín para atenuarla. A lo más que llegan algunos es a decir que a ellos el calabacín les gusta mucho. Verdaderamente hay gustos bastante tontos.

<

sas.cmd.push(function() {
sas.render(«62981»); // Formato : Robapaginas_parrafo_1 300×250
});

Comentarios
3 comentarios en “Asombroso en el masónico Uruguay
  1. totalmentende acuerdo con Paco Pepe, pero esa caparazón masónica créame que es totalmente hueca, por debajo de ella respira un sentimiento religioso que ellos no pudieron acabar por mas dictadura del laicismo que impongan… enhorabuena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *