PUBLICIDAD

Ante el próximo Cónclave

|

Es un artículo imaginativo, brillante y de notable interés de Wanderer.

http://caminante-wanderer.blogspot.com.es/2018/05/pensando-en-el-conclave.html

Para pensarlo.

Y bueno sería que lo pensaran también los cardenales electores. Porque el evento se aproxima. En el horizonte de alguno años, no muchos. Este diciembre cumple Francisco 82. Y las fuerzas, físicas y mentales, disminuyen. Sin que sea necesario acudir a la cuchufleta que Wanderer atribuye al clero de Roma como oración de todos los días: Haz Señor que el Papa Francisco abra cuanto antes los ojos y en otro caso que cuanto antes los cierre para siempre. Amén.

Comentarios
57 comentarios en “Ante el próximo Cónclave
  1. Con la nueva hornada cardenalicia, las posibilidades de Parolin se refuerzan. Votos casi seguros para él serían los de Becciu, Ladaria, Krajewski, De Donatis y Petrocchi; y muy probables, los de Sako y Coutts. Los del portugués Dos Santos Marto (¿alguien se ha fijado en la curiosísima coincidencia de apellidos con los niños videntes de Fátima?), el japonés Manyo, el malgache Tsarahazana y el peruano Barreto no los veo claros, en cambio, supongo que terminarán inclinándose por el candidato mayoritario (que probablemente será Parolin).
    No obstante, tampoco debemos descartar que, aunque el cardenal Secretario de Estado consiga el voto mayoritario, no llegue a los dos tercios. En tal caso, le llegaría el turno a un candidato de consenso. Que podría ser el polaco Krajewski. Es joven (55 años)con lo que tiene tiempo de darse a conocer, es cercano al actual Papa (lo que atraería votos de los cardenales más cercanos al Papa actual) y (esta puede ser su gran baza oculta) era muy cercano a Juan Pablo II, lo que puede atraer votos de los más «conservadores». Goza, además, de buena imagen y no genera rechazo. El gran obstáculo sería su inexperiencia, pero yo no descarto que le muevan a un puesto más relevante. Por ejemplo, que le manden a Polonia para cubrir alguna diócesis (p.e. Gdansk, cuyo titular cumple los 75 en agosto de 2020). O a algún puesto de más peso en la Curia, donde hay más posibilidades.

  2. Tengo que agradecerles enormemente sus respuestas a todos los comentaristas que me han respondido porque me han aclarado muchas de mis dudas. No obstante, me he fijado que ni El papólatra ni Man with no name se han referido a un cardenal estadounidense, el cardenal Harvey. ¿Saben dónde se situaría en un hipotético Cónclave? Muchas gracias.

  3. sobre los cardenales estadounidenses, cupich es el más progre de todos, eso ha hecho que en la conferencia de obispos estadounidenses sea visto con antipatía, tanto así que no tiene ningún cargo directivo de dicha conferencia, siendo el mismo cardenal y arzobispo de una arquidiócesis tan importante como chicago, lo cual no deja de ser llamativo. en cuanto al cardenal tobin, como ya había señalado, no es tan progre como cupich y trata de guardar un cierto y delicado equilibrio para no ganarse antipatías, aunque tenga ciertos coqueteos progres. en cuanto al cardenal dolan, es el que más tiene peso de los cardenales estadounidenses, y no lo digo por su fisico, ademas de ser arzobispo de una arquidiócesis con bastante peso como new york, de perfil conservador, pero algunas veces camaleonico. sobre el cardenal burke, desde que fue misericordiado por bergoglio de su puesto de prefecto de la signatura apostólica, ha perdido peso dentro de los cardenales estadounidenses y del colegio cardeanlicio, no sera papa, pero podría ser un gran elector debido a su férrea defensa de la doctrina católica. el cardenal dinardo, un peso pesado, pero no tan pesado como dolan. el cardenal omalley, un peso pesado discreto que desafortunadamente le ha tocado cargar con la desgracia de intentar reconstruir la casi destruida arquidiócesis de boston, de perfil conservador. el cardenal wuerl, por la edad ya esta perdiendo cierta relevancia.

  4. No creo que «cardenalice » al vicario de Roma, pues el emérito tiene voto hasta 2020, ni al arzobispo de Marsella (pésimo, por cierto), pues Francia ya tiene cinco cardenales votantes; y mucho menos al ucraniano, por dos razones: es demasiado joven y el pontífice no quiere que se tome su elección como ataque antirruso (además de que a este papa no le gustan los europeos orientales y por eso siguen sin voto Eslovaquia, Eslovenia, Ucrania, Bielorrusia, Letonia y Lituania).

  5. Para Roberto. Por partes:
    -Sobre los hipotéticos futuros cardenales. Ladaria es seguro. Pontier, seguro que no: si no le ha creado cardenal en ninguno de los cuatro consistorios anteriores y el número de cardenales franceses no ha disminuido sino que ha aumentado en 1 (Mamberti), es casi seguro que en un futuro consistorio tampoco le caerá un capelo. De Donatis, pudiera ser, pero hago notar que el actual Papa ya ha dejado pasar un consistorio sin crearle cardenal, eso por no hablar de que su antecesor Vallini aún es elector y tiene un peso enorme. Zuppi, es bastante probable, pero siempre puede haber sorpresas. Shevchuk, no lo veo probable, primero, porque es muy joven, y segundo, por la espinosa cuestión de la iglesia greco católica ucraniana, que es la manzana de la discordia entre el Patriarcado de Moscú y Roma: pudiera ser que alguien piense que darle el capelo obstaculizaría el diálogo. Koch, pudiera ser: ahora en Alemania solo hay dos cardenales que sean obispos diocesanos, mientras que había cuatro en 2013 (Marx, Woelki, Meisner y Lehmann).
    -Sobre los españoles: ninguno de ellos tiene el menor peso en la Iglesia actual. Simplemente se subirán al carro ganador, como han hecho siempre. El cardenalato de Ladaria no cambiaría eso, porque el actual prefecto de la CDF es un total desconocido y no tiene mucha relación con la Iglesia en España.
    -Sobre los americanos: ten en cuenta que en 2019 dejará de ser elector uno (O’Brien) y en 2020 otro (Wuerl). Si el hipotético futuro cónclave se celebra después (cosa muy probable) y antes de esa fecha hay cardenales nuevos americanos, habrá que ver quiénes son. De momento, la figura clave es Burke, que es quien tiene más peso en Roma y que es también el que más se está moviendo. Podría promover un candidato que a su entender supusiera un cambio radical respecto al rumbo actual de la Iglesia, que, esto está claro, él considera erróneo. ¿Quién podría ser? A saber. Quizá él mismo, o Müller, o Eijk, o Sarah…Lo que pasa es que el numeroso grupo de cardenales americanos no es un bloque compacto. Los podemos dividir en «conservadores» (Burke, DiNardo, Dolan y O’Brien), «centristas» (Wuerl, Farrell, O’Malley) y «progres» (Tobin y Cupich), y es previsible que en un cónclave cada grupo vaya por su lado. Añádase que, salvo Burke, ninguno es una figura especialmente destacada, alguien que tenga un perfil propio e identificable.
    -Sobre Iannone: totalmente de acuerdo.

  6. – Por último, me gustaría saber qué opinión tienen de lo siguiente: si se fijan, en los consistorios anteriores Francisco ha nombrado cardenales europeos y americanos (en África y Asia no se ha dado esa circunstancia) a titulares de sedes importantes en los que no había cardenal alguno. ¿Qué opinan de los siguientes nombres para el siguiente consistorio? ¿Lo ven factible?:
    – Monseñor Ladaria, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.
    – Monseñor De Donatis, vicario general de Roma.
    – Monseñor Zuppi, arzobispo de Bolonia.
    – Monseñor Pontier, arzobispo de Marsella.
    – Monseñor Koch, arzobispo de Berlín.
    – Su beatitud Sviatoslav Shevchuk, arzobispo mayor de Kyiv.

  7. – Dicen que Monseñor Iannone será nombrado cardenal. ¿Por qué? En los cuatro consistorios que ha convocado Francisco no ha elevado al cardenalato a muchos curiales y no ha creado cardenal a ningún Presidente de ningún Pontificio Consejo. No ha hecho cardenal a Paglia cuando era Presidente del Pontificio Consejo para la Familia (creo que ese era su cargo previo) siendo una persona de confianza suya ni tampoco a otros curiales como Fisichella que son también curiales prominentes en mi opinión. ¿Por qué tendría que nombrar cardenal a Iannone? ¿No tendrá más interés en nombrar a residenciales africanos y asiáticos?

  8. – A continuación, el de España. ¿Por qué creen que se decantarán los cardenales electores españoles? ¿Qué harán en un futuro Cónclave?

  9. – En primer lugar, el peso de Estados Unidos. Se ha dicho que los cardenales no optarán por elegir a otro papa latinoamericano y me parece acertado pero no podrían optar por uno norteamericano. Por ejemplo, Dinardo, O’Malley o Dolan. ¿Qué creen que harán los norteamericanos en el próximo Cónclave? Son un grupo de peso con mucha influencia.

  10. Tengo varias dudas acerca del tema que plantea el artículo. Tengo que admitir que no he podido leerlo todo pero sí mucho de lo que ustedes han escrito y también que mis conocimientos en relación a estos temas son muy limitados y por eso me surgen muchas dudas que agradecería que me respondieran comentaristas como Pincho, El papólatra o Man with no name (han escrito muchos comentarios y parecen versados en el tema en cuestión).

  11. ”Lo de Tucho para La Plata no pasa de ser un rumor”; esté desinformado no conoce a bergoglio, el trucho fernández será el nuevo arzobispo de la plata y también será nombrado cardenal, desafortunadamente. por cierto, si hablamos de incontinencia verbal, bergoglio supera con creces a monseñor aguer.

  12. Yo creo que el sucesor de Amato va a ser Becciu, a quien ya corresponde un puesto cardenalicio en la Curia después de tantos años como segundo.

  13. Hombre, si a Sarah no le hace prefecto de los santos, porque según Ud. le daría demasiada visibilidad, mucho menos le va a hacer «Papa rojo»…
    De todos modos era tan sólo un ejemplo. Lo que quería decir es que lo fácil es que haya carambola curial para cubrir la vacante de Amato, como se viene especulando desde hace unos meses. Ya quién vaya es lo de menos.

  14. Lo de Tucho para La Plata no pasa de ser un rumor. Hoy por hoy, su arzobispo es Héctor Rubén Aguer (un buen arzobispo, aunque le pierde su incontinencia verbal), si bien presentará la renuncia el próximo 24 de mayo, y entonces quizá sí podría hacerse realidad.
    Tampoco creo que Sarah releve a Amato. Más que nada porque el prefecto de Causas de los Santos, dado que viaja por todo el mundo para las beatificaciones y recibe regularmente a representantes de todas las diócesis, tiene un perfil público muy elevado. Nombrándole, Sarah ganaría muchísimo en relevancia pública, y dadas las nada secretas divergencias entre él y el Papa, no creo que Francisco quiera eso (se arriesgaría a convertir al cardenal ghanés en el equivalente en el sector «conservador» de lo que en su día fue Martini en el sector «progresista». Yo apostaría más bien por el secretario de esta Congregación (Marcello Bartolucci), que es un desconocido absoluto y siendo ya mayor (nació en 1944) no tendrá mucho tiempo para ganar relevancia. Otra posibilidad sería que Filoni pase a encabezar este Dicasterio y Sarah le releve en Propaganda Fide, que conoce bien pues ya fue su secretario durante bastantes años.

  15. El sucesor de Amato podría ser otro cardenal (por ejemplo Sarah). O podría designarse después del anuncio del consistorio, con lo que todavía tendría que esperar un tiempo para recibir el capelo…
    Aunque es pura especulación, para el próximo consistorio yo me atrevería a aventurar lo siguiente:
    Dos curiales (Iannone y Ladaria)
    Tucho, como nuevo arzobispo de La Plata
    Un periférico, que podría ser alguno de los obispos que se ha encontrado Francisco en sus viajes recientes (seguramente el de la Amazonía)
    Un centroeuropeo, probablemente un progresista alemán (¿Berlín?), habida cuenta de que esa Iglesia se ha quedado casi sin representación en el colegio.
    Un italiano, que podría ser prácticamente cualquiera.

  16. Por cierto, otro cardenal que da muchísimo el perfil de candidato de compromiso, aunque juega en contra su edad, es Gualtiero Bassetti.

  17. ¡Basta! ¡Basta ya de elucubraciones, que si este, que si aquel! Lo tenéis mucho más fácil: yo. Casado, con tres hijos, sé el padrenuestro, el credo y rezo el rosario todos los días. Dada mi nula flexibilidad, según mi mujer, el resto del mundo sabría desde el principio con quien se la está jugando. De entrada, latín al canto, estoy hasta el gorro de viajar y no enterarme de la misa. Al primer religioso que se salga del catecismo, varazo, tenga la jerarquía que tenga. Al de los jesuitas que dijo aquello de Cristo y las grabadoras, expiación pública añadiendo : ni falta que le hacía. El Marx y demás, esos que ni se presenten en el Vaticano, sus próximos destinos, campaneros de monasterios en los andes peruanos En caso de duda, Evangelio al canto, los santos padres, Santo Tomás de Aquino y el Santo concilio de Trento. ¿Ha quedado claro? Conmigo, la nave de Pedro, calafateada, repintada y con velas nuevas.

  18. en realidad bergoglio ha creado muy pocos cardenales que podrían ser considerados progresistas puros y duros, como cupich, baldisseri, drew, de kesel. sobre tobin, no es tan progre, aunque tenga ciertos coqueteos progres, pero de resto tobin trata de mantener cierto equilibrio para no ser tachado de progre o conservador.

  19. Yo creo que, cuanto más se prolongue el pontificado actual, menos posibilidades hay de que Francisco sea sucedido por un cardenal conservador, debido a que no está creando apenas cardenales conservadores, mientras que los que hay van cumpliendo años.

    Pincho: no estoy de acuerdo con que Francisco esté dejando un colegio cardenalicio mejor que el que encontró. Ha creado cardenales marcadamente progresistas (Cupich, Tobin, Nichols, Dew, Baldisseri…), mientras que no ha creado prácticamente ningún cardenal conservador con derecho a voto. Ni siquiera Müller y Blázquez lo son.

    Y, en fin, para el próximo consistorio de creación de cardenales hay tres púrpuras seguras: las de Ladaria, Iannone y el sucesor de Amato.

  20. Según Wanderer, Helder Cámara dijo: “Del Concilio no puede salir nada bueno a menos que el Espíritu Santo produzca un milagro”.

    ¿Se refería el Obispo brasileño a que esperaba unas conclusiones demasiado tradicionales del Concilio?

  21. Yo creo que, cuanto más se prolongue el pontificado actual, menos posibilidades hay de que lo suceda un cardenal conservador, debido a que Francisco no está creando apenas cardenales conservadores y los que hay van cumpliendo años.

    Pincho: no estoy de acuerdo con que Francisco esté dejando un colegio cardenalicio mejor que el que se encontró. Ha creado destacados cardenales progresistas (Cupich, Tobin, Nichols, Dew…) frente a ningún cardenal conservador. No creo que Müller pueda considerarse netamente conservador.

  22. Lo que está claro es que, de momento, Francisco está dejando un colegio cardenalicio cualitativamente mejor que el que dejaron Juan Pablo II o Benedicto XVI. Será un colegio tibio y plano y estará lleno de modernistas prácticos e indigentes intelectuales. Pero por lo menos no hay tantos cardenales acatólicos como con sus dos predecesores.

  23. hay que tener en cuenta que el próximo cónclave se realizará sobre los escombros que dejará este desastroso pontificado bergogliano. y eso pesará mucho sobre los cardenales electores.

  24. burke no será papá, pero será un gran elector. sarah si tiene más posibilidades, y si es no escogido papa, por lo menos será también otro gran elector. pero afortunadamente los cardenales conservadores tienen mucho más candidatos con quienes dar la pelea en el próximo cónclave como los cardenales erdo, cañizares, eijk, dinardo, dolan, muller, collins, ranjith, y a eso hay que agregar los otros cardenales conservadores que por cuestion de edad no serán elegidos como papa, pero que sin lugar a dudas seran grandes electores. en cambio, como lo había señalado anteriormente , los progre-bergoglianos solo tienen al chino tagle y a judas schonborn, y con el desprestigio de bergoglio aumentando en el colegio cardenalicio, los progre-bergoglianos la van a tener complicadisima durante el próximo cónclave.
    sobre el chino tagle, el problema es su edad y su vinculación con la escuela rupturista de bolonia, por ende los cardenales conservadores, mayoría en el colegio cardenalicio, no se arriesgaran a un pontificado progre y largo, ya estan viendo lo que les pasó por escoger a bergoglio, por ende vetarian al chino tagle, y eso obligará a llegar a un candidato de consenso en el cónclave. sobre los cardenales propiamente progres, no creo que lleguen a 35-40, a duras penas llegan a los 20-25. solo una cosa es segura, el próximo cónclave será una guerra de trincheras como las batallas de la primera guerra mundial.

  25. Algo pasa con los comentarios esta tarde, que desaparecen. Reescribo el mío último:
    Eso sí, aunque las situaciones sean muy distintas, al igual que en 2013 yo creo que logrará concitar más apoyos el candidato que a ojos de todos aparezca como más “buenista”. En 2013 los progresistas consiguieron presentar a Bergoglio como la esperanza blanca del buenismo, avalada con el discursito demagógico de “la hora del Papa latinoamericano”, y la masa de electores picó el anzuelo sin pestañear. En realidad estaban eligiendo a un italiano étnico, nacido accidentalmente en la Argentina, con un carácter extremadamente complejo y retorcido y una fuerte pulsión autoritaria.
    Piensen que en el colegio cardenalicio no son mayoría los progresistas ni los conservadores. Son mayoría los buenistas. De ahí es de donde hay que partir, a mi juicio, para valorar con realismo las posibilidades de éxito de una candidatura.

  26. Eso sí, aunque las situaciones sean muy distintas, al igual que en 2013 yo creo que logrará concitar más apoyos el candidato que a ojos de todos aparezca como más «buenista». En 2013 los progresistas consiguieron presentar a Bergoglio como la esperanza blanca del buenismo, avalada con el discursito demagógico de «la hora del Papa latinoamericano», y la masa de electores picó el anzuelo sin pestañear. En realidad estaban eligiendo a un italiano étnico, nacido accidentalmente en la Argentina, con un carácter extremadamente complejo y retorcido y una fuerte pulsión autoritaria.
    Piensen que en el colegio cardenalicio no son mayoría los progresistas ni los conservadores. Son mayoría los buenistas. De ahí es de donde hay que partir, a mi juicio, para valorar con realismo las posibilidades de éxito de una candidatura.

  27. Tengan en cuenta que Stella ha dirigido la pontificia academia eclesiástica y tiene ascendente entre los diplomáticos. Además se ha preocupado de colocar a sus alfiles por todas partes. Yo creo que sí pintará, aunque tal vez menos de lo que él desearía, porque la atomización del colegio cardenalicio es un arma de doble filo que puede jugar en contra de unos y otros.
    En cualquier caso, hay un dato que me parece positivo. Echando cuenta, ahora mismo hay unos 35-40 cardenales electores (de un total de 115) a los que se podría calificar de «progresistas» en sentido amplio, algunos de los cuales son solamente «moderaditos» o simples oportunistas. Es decir, aproximadamente un tercio. Entre ellos, ultraprogres hay pocos: Marx, Cupich, de Kesel, Stella, Baldisseri… no muchos más.Y ninguno tiene auctoritas ni prestigio como para erigirse en cabeza de nada (salvo Stella entre los diplomáticos, por las razones apuntadas). La verdadera incógnita es qué hará cada uno de los cardenales periféricos de Francisco, porque en un escenario dividido al final serán quienes inclinarán la balanza, probablemente hacia un Tagle o similar aunque nunca se sabe.
    Ya veremos qué pasa en los próximos consistorios, pero sin duda será un cónclave muy distinto al de 2013, en el que estuvieron presentes auténticos pesos pesados del progresismo primermundista, muy bien organizados y muy bien coordinados entre ellos, que supieron aprovechar una coyuntura en la que había un puñado de conservadores desprestigiados y divididos y una masa anodina que no sabía ni por dónde le daba el aire. Todavía me acuerdo de Woelki a la salida del cónclave haciendo unas declaraciones en las que venía a decir que no se había enterado absolutamente de nada, y que se había subido al carro de Bergoglio por aquello de que va Vicente donde va la gente, al igual que varios de los norteamericanos. Pues esos eran los mimbres.

  28. No creo que Stella pinte mucho: es maniobrero y falso, como todos los italianos, pero podría cumplir los ochenta antes del cónclave y, en ese caso, su influjo sería menor.Cada año mueren doce cardenales; eso significa unos treinta desde ahora hasta el fin del 2020.Según sean los difuntos, el cónclave puede verse afectado, aunque desconocemos en qué medida.

  29. Perdonen, pero lo de que el pontífice actual renunciará o lo harán renunciar es de aurora boreal y revela un desconocimiento absoluto de su carácter.Este señor nació para mandar y morirá mandando y los purpurados tragarán, so pena de caer en su enojo o de desacreditarse como futuros candidatos, salvo los que tengan tanto carácter como él y de esos hay pocos.No renunciará y, si renuncia, invito a cenar a quien lo haya dicho aquí y lo demuestre.

  30. Yo no veo al Cardenal Parolin con posibilidades debido a dos motivos principales:

    a) Su edad. Tendríamos papa para, al menos, veinte años, con la incógnita de que no se sabe bien cuál sería su línea.

    b) Carece de experiencia como obispo diocesano, lo cual parece haberse convertido en un requisito indispensable para los papas postconciliares.

    Si a esto unimos su discutida actuación en la intervención de la Orden de Malta y, sobre todo, en las negociaciones entre el Vaticano y China, no creo que sea un candidato que goce de muchas simpatías.

  31. mirando las cosas desde otra perspectiva, mientras más dure bergoglio, haciendo de las suyas y destruyendo todo a su paso, más aumentará su desprestigio en el colegio cardenalicio, ya que muchos cardenales, por no decir la mayoría, no desearan la continuidad del paradigma bergogliano, por ende cuando se presente el próximo cónclave, a los cardenales progre-bergoglianos les será extremadamente complicado imponer un clon de bergoglio. y lo peor para estos, los progrebergoglianos, es que solo contarán con 2 candidatos para dar la pelea durante el cónclave, el chino tagle y judas schonborn, lo cual les deja casi sin ninguna opción.
    por cierto, bergoglio no renunciara, le harán renunciar, como hicieron en su dia con benedicto xvi.

  32. A mí me resulta bastante antipático el cardenal Parolin, un político puro para bien y para mal, pero tengo que reconocer que, visto el panorama, y ante la posibilidad de que salga elegido alguien calamitoso como Tagle, lo aceptaría gustosísimamente como sucesor del Pontífice felizmente reinante, entre otras razones porque creo que armar lío no es lo suyo. Naturalmente, lo que la Iglesia necesitaría con urgencia es un Papa santo y con carácter, pero lamentablemente veo muy difícil que salga elegido alguien así.

    En cualquier caso, se trata de especulaciones gratuitas, porque creo que tenemos Francisco para rato. Su Santidad goza de buena salud y jamás abdicará, de manera que no nos queda otra que rezar por él y confiar en el Señor, que sigue gobernando Su Iglesia aunque a veces cueste creerlo.

  33. ”el actual Papa parece estar bien de salud”; benedicto xvi también parecía estar bien y sin embargo renunció, y otras personas también parecen estar bien de salud y sin embargo al día siguiente fallecen.

  34. No hagamos cábalas, no tenemos ni idea de lo que será. Con los anteriores Papas se ha hablado mucho y luego ha salido quien menos se piensa. No se puede hablar de los que tienen muchos años y se supone que están para el retiro porque a veces la piedra angular que desecharon los arquitectos es la que sostiene la bóveda. Lo que deben hacer es conocerse entre sí y no dejarse guiar por supuestos grandes electores como Stella. Parolin estaría bueno que fuera el mejor colocado a candidato, lo que demuestra lo mal que tiene que estar la Iglesia para elegir a un curial e italiano, lo que significaría todo lo contrario de lo que ahora hay y reconocer explícitamente el fracaso del actual pontificado.

  35. Ya sabe usted lo que se decía del entonces joven Siri en el cónclave de 1958: «Va bene un padre santo, ¡ma non un padre eterno!». ¿Cree usted que en el próximo cónclave los cardenales se arriesgarán a elegir a un Papa para veintitantos años y que salga otro Francisco? Yo no lo creo. Creo mucho más probable que vuelvan a elegir a un Papa con previsible corto pontificado. Por si las moscas.

  36. En primer lugar, me pregunto qué tan lejano puede estar el próximo cónclave… ¿a fin de este año? ¿en 2019? ¿En 2020? El Papa cumplirá 82 años en diciembre. Como sea, la espera no será tan larga. Por otro lado, es curiosa la insistencia del Papa Bergoglio en su «no sé si estaré en Panamá» (por la jornada de la juventud, que se celebra en enero 2019)… varias veces lo ha repetido. «No sé si iré yo, el Papa irá». Eso me ha hecho pensar que tal vez tengamos sorpresas antes de lo previsto.

    Respecto al cónclave, creo que será uno de los más difíciles de los últimos tiempos. Sin embargo me parece que la incertidumbre será más parecida a la del cónclave de octubre de 1978… cuando nadie sabía quién sería elegido Papa después de haber desaparecido, en poco más de un mes, el flamente Papa Luciani.

    Respecto a los candidatos… es muy difícil. Yo no estaría tan seguro de que Tagle no sea una opción: es joven, es muy conocido, es muy cercano a Francisco, y a la vez es muy cercano a Benedicto. De ahí a que lo elijan es otro tema. Pero que será una opción lo creo bastante probable. Otro candidato posible me parece Parolin, al menos en línea de principio, es el primer colaborador de Bergoglio y sin embargo no piensa igual que él en muchas cosas, sin embargo es diplomático e italiano, sin experiencia de obispo diocesano, y eso hoy por hoy podría jugarle en contra, en tiempos de una indefinida «pastoralidad». Ouellet, que a mi parecer era uno de los grandes candidatos del 2013, ya parece pasado de tiempo. Y los del ala de Burke, por muchos sueños que se tengan, me parece que sería demasiado iluso pensar que puedan ser elegidos en el cónclave inmediatamente posterior a Francisco. Yo veo con mucha fuerza a Parolin, a Tagle, con menos a Sarah, con ninguna a Burke o Marx. Por eso bien podría ser que la opción venga de otro lado no tan esperado, como pasó en octubre de 1978, y ahí sí podrían entrar en juego cardenales más del estilo de Erdo, que están en un segundo plano y que sin embargo pueden ser una sorpresa: creo que la opción podrá venir por ese lado. También he pensado en el nuevo arzobispo de Mexico, en el de Brasilia o alguno de esos… pero dudo que después del primer papa latinoamericano, lo suceda otro del mismo continente

  37. Y en cuanto a Pell, dejando de lado sus problemas, en 2020 tendrá una edad excesiva.Ya vale de viejos inútiles.Que elijan a alguien de 70 años que nos dé quince de tranquilidad.No podemos pasarnos la vida eligiendo pontífices cada siete años.

  38. Por mucha antipatía que se le tenga al actual Papa, compararlo con Juan XII me parece que es pasarse cien pueblos. ¡Señores, por favor, que a ese Papa se le acusó de asesinato, prostitución, fornicación, incesto, simonía, sacrilegio, idolatría y hasta de lo que hoy llamaríamos satanismo!

  39. La oración tradicional, creo que dedicada en su momento a Juan XII, es mucho más concisa, sintética, y rima:

    «Señor, ilumínalo o elimínalo. Amen»

  40. En primer lugar, me pregunto qué tan lejano puede estar el próximo cónclave… ¿a fin de este año? ¿en 2019? ¿En 2020? El Papa cumplirá 82 años en diciembre. Como sea, la espera no será tan larga. Por otro lado, es curiosa la insistencia del Papa Bergoglio en su «no sé si estaré en Panamá» (por la jornada de la juventud, que se celebra en enero 2019)… varias veces lo ha repetido. «No sé si iré yo, el Papa irá». Eso me ha hecho pensar que tal vez tengamos sorpresas antes de lo previsto.

    Respecto al cónclave, creo que será uno de los más difíciles de los últimos tiempos. Sin embargo me parece que la incertidumbre será más parecida a la del cónclave de octubre de 1978… cuando nadie sabía quién sería elegido Papa después de haber desaparecido, en poco más de un mes, el flamente Papa Luciani.

    Respecto a los candidatos… es muy difícil. Yo no estaría tan seguro de que Tagle no sea una opción: es joven, es muy conocido, es muy cercano a Francisco, y a la vez es muy cercano a Benedicto. De ahí a que lo elijan es otro tema. Pero que será una opción lo creo bastante probable. Otro candidato posible me parece Parolin, al menos en línea de principio, es el primer colaborador de Bergoglio y sin embargo no piensa igual que él en muchas cosas, sin embargo es diplomático e italiano, sin experiencia de obispo diocesano, y eso hoy por hoy podría jugarle en contra, en tiempos de una indefinida «pastoralidad». Ouellet, que a mi parecer era uno de los grandes candidatos del 2013, ya parece pasado de tiempo. Y los del ala de Burke, por muchos sueños que se tengan, me parece que sería demasiado iluso pensar que puedan ser elegidos en el cónclave inmediatamente posterior a Francisco. Yo veo con mucha fuerza a Parolin, a Tagle, con menos a Sarah, con ninguna a Burke o Marx. Por eso bien podría ser que la opción venga de otro lado no tan esperado, como pasó en octubre de 1978, y ahí sí podrían entrar en juego cardenales más del estilo de Erdo, que están en un segundo plano y que sin embargo pueden ser una sorpresa: creo que la opción podrá venir por ese lado. También he pensado en el nuevo arzobispo de Mexico, en el de Brasilia o alguno de esos… pero dudo que después del primer papa latinoamericano, lo suceda otro del mismo continente.

  41. En cualquier caso, guste o no, el actual Papa parece estar bien de salud. No veo probable un Cónclave en, al menos, los próximos cinco años. Y para entonces habrá cambiado mucho el actual Colegio cardenalicio. Por ejemplo, Scola y Vallini ya no serán electores, y es muy posible que sus sustitutos (Delpini y De Donatis) sí lo sean. Tampoco lo serán ya Stella, ni Baldisseri, ni Ravasi. Ni Vingt-Trois, aunque no veo tan claro que Aupetit llegue a cardenal (tampoco es imposible). De los no electores con mucha influencia (Sodano, Re, Danneels, Kasper, etc.) habrá que ver cuántos siguen vivos para entonces.

  42. A propósito: también al cardenal Vingt-Trois le quedan 5 años como elector. Además ahora mismo Francia tiene 5 electores incluyendo a Mamberti (compárense, por ejemplo, con los 3 electores que tiene Alemania si contamos a Müller). Creo que sería raro que mons. Aupetit recibiera la púrpura en breve tiempo, como quiere Wanderer.

  43. Eso he dicho: pese a la que considero idoneidad de Moraglia, no es cardenal. Y es altísimamente improbable que llegue a serlo en este pontificado.
    Desconozco las posibles relaciones del cardenal secretario de Estado con los cardenales Amato o Re, y si son buenas o malas. Pero desde luego consta que Parolin tiene un notable padrino en el cardenal Stella, que va camino de ser el «kingmaker» del próximo cónclave.
    En cuanto a un eventual consistorio para la creación de nuevos cardenales, en efecto hay muchos candidatos y pocos capelos. Teóricamente además deberían ser cardenales Ladaria y Iannone, con lo que dos plazas estarían ya cubiertas. En cualquier caso yo creo que habrá otro capelo italiano, además del de Iannone. Uno podría pensar en Milán y en mons. Delpini, pero al cardenal Scola le quedan todavía unos años como elector. Ya veremos.

  44. Perdón, he dicho «Amato o Re» cuando debí haber dicho «Sodano o Re». Y hay otro italiano que deja de ser elector, Menicheli.

  45. Problema con Moraglia: que ni siquiera es cardenal. Y veo improbable que lo sea, máxime cuando el vicario de Roma, el arzobispo de Milán, el de Bolonia -muy cercano al Papa- y el de Palermo-ídem no lo son tampoco, eso por no hablar de que en la Curia hay otro italiano candidato al capelo, Filippo Iannone. En contraste, de aquí a 2020 sólo hay un italiano que dejará de ser elector, Amato.
    No cabe duda de que el candidato con más posibilidades es el cardenal Parolin, porque su cara es conocida a todos, por su cercanía al decano y al vicedecano del Colegio Cardenalicio, por su puesto en la Curia (que podría darle muchos votos de los curiales), porque no es demasiado mayor (aunque esto cambiaría si el pontificado se prolonga, cosa que siempre es posible, recordemos que, p.e. León XIII vivió hasta los 93 años), por ser italiano (no olvidemos que los italianos aún son mayoritarios), por haber pasado muchos años en Latinoamérica (lo que podría atraerle bastantes votos de allí) y porque no despierta rechazo en nadie. Creo que, si Amato o Re llegan vivos al Cónclave, lo promoverán en las reuniones previas (en las que sí pueden participar), en la primera votación sacará bastantes votos (este es el paso clave) y luego todo será mucho más fácil.

  46. Creo que el candidato perfecto es el patriarca Moraglia, que vendría a ser un Juan Pablo III (en todos los sentidos). Tiene carisma, dotes de gobierno, cercanía a los pobres y a los enfermos y fama de llevar una vida austera y de oración. No es un tradicionalista enragé sino que se sitúa en una línea vaticanosegundista wojtyliana que puede ser aceptable para todos, ahora que Kasper, Daneels, Lehmann y compañía ya no votan. Problema evidente: no es cardenal.
    De todos modos, algo que no tiene en cuenta el Wanderer es que Bergoglio ha atomizado el colegio cardenalicio, llenándolo de diplomáticos y obispos exóticos de las Quimbambas y dejándolo sin apenas figuras de relieve. Psicológicamente todos esos estarán inclinados a votar a un candidato fuerte y volverse cuanto antes a sus insignificantes agujeros, porque sinceramente no me veo yo al obispo de Yangon, al de Tonga, al de Port Moresby, al de Los Cayos o al vicario de Vientinae encabezando una candidatura. Muy al contario, les aterrará la sola idea y no querrán saber nada. Al mismo tiempo, la distancia geográfica hará que prácticamente se conozcan ese mismo día, con lo que no podrán ni sabrán organizarse adecuadamente, dejando mano libre a Stella y compañía para intrigar y pilotar el cónclave a su antojo.
    En este contexto, yo me temo que de momento quien tiene más posibilidades es Parolin; a menos que, por cualquier motivo, el ala progresista decida promover en su lugar a Tagle, en línea de continuidad con el actual pontificado. Entre los «conservadores» podría sobresalir el cardenal Ouellet, que ya en 2013 parece que destacó en votos, aunque la edad le juega en contra (y cada vez más, como al arzobispo de Viena). No descarten tampoco a mons. Filoni, que sería un digno candidato pese a ser italiano y curial.
    Lo que dice el Wanderer del arzobispo de París lo veo francamente imposible. Y lo de Ravasi o Baldisseri menos todavía: ancianos los dos, curiales y faltos de carisma. Antes Scola que cualquiera de ellos. Müller ni pensarlo. No digamos Burke o Sarah.
    El próximo cónclave se augura largo y complejo. De todos modos todavía quedará algún que otro consistorio antes del deceso del Papa reinante, así que esperar y ver.

  47. ¿Ravasi, candidato de compromiso?¿Con 78 años en 2020?¿Otro viejo y, además, imbécil e italiano que no se sabe aún cuál de las dos cosas es peor?¿Baldisseri, candidato de compromiso?¿Con 80 años en 2020, cuando es posible que ni siquiera entre en cónclave?Pues vaya con el augur.Vayan olvidándose de estos dos elementos, salvo que el partido excrementicio del Sacro Colegio logre su intento de acabar definitivamente con la Iglesia.¿De verdad alguien cree que este par de sujetos son mejores que la calamidad pontificia que soportamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *