PUBLICIDAD

Ante las próximas elecciones. Con quienes nos jugamos los cuartos

|

Dos organizaciones, a las que desde aquí felicito, han elaborado un amplio informe sobre lo que cabe esperar de la mayoría de las formaciones políticas en cuestiones religiosas. Como para que Alfa y Omega les de plataformas de propaganda. Leed y ya me diréis que cabe pensar del estado neuronal de los que dicen que son católicos y militan o votan a esos partidos. Y del de Alfa y Omega. http://libertadreligiosa.es/wp-content/uploads/2015/12/Elecciones-2015-libertad-religiosa_dic.2015.pdf A muchos les va a herir la balconera con la que ilustro esta entrada. Pero creo que conviene que todos veáis lo que algunos pretenden y lo que cabe esperar de ellos.

Comentarios
0 comentarios en “Ante las próximas elecciones. Con quienes nos jugamos los cuartos
  1. Fernando :Usted de interpretación bíblica sabe tanto como yo del ADN de los himenópteros. Pero no tengo el menor interés en hacerle cambiar de opinión. Si vive a gusto así pues por mí como si es seguidor de la Ponferradina.

  2. Fernando: los literalismos para usted si es feliz con ellos. Y si cree que el venga a nosotros tu reino del padrenuestro es la base de la unidad católica y de la confesionalidad del Estado pues por mí se puede creer lo que le dé la gana. Pero a ver qué hace con lo de mi reino no es de este mundo. Es lo malo que suele ocurrir con los literalismos.

  3. He leído en alguna respuesta que se me ha dado que el mismo Cardenal Ratzinger dijo que el Concilio Vaticano II era el «antisyllabus».
    No puedo admitirlo. Porque si aceptara eso sólo tendría dos salidas:
    1.- No creer en el Magisterio Eclesiástico, que ayer dijo una cosa solemnemente y ahora otra. Porque Dios no puede ni engañarse ni engañarnos.
    2.- Aceptar que tienen razón quienes acusan al Concilio Vaticano II de herético e inválido.
    Por contra, el Vaticano II, en la «Dignitatis Humanae» dice que «deja íntegra la doctrina tradicional católica acerca del deber moral de los hombres y de las sociedades para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo». DH 1.
    Igual que mantiene la Festividad de Cristo Rey. De la que se cumplen estos días 90 años.
    Veamos algunas cosas de esa Encíclica.
    …proclamamos Nos claramente no sólo que este cúmulo de males había invadido la tierra, porque la mayoría de los hombres se habían alejado de Jesucristo y de su ley santísima, así en su vida y costumbres como en la familia y en la gobernación del Estado, sino también que nunca resplandecería una esperanza cierta de paz verdadera entre los pueblos mientras los individuos y las naciones negasen y rechazasen el imperio de nuestro Salvador.
    ….no hay medio más eficaz para restablecer y vigorizar la paz que procurar la restauración del reinado de Jesucristo.
    ….es dogma, además, de fe católica, que Jesucristo fue dado a los hombres como Redentor, en quien deben confiar, y como legislador a quien deben obedecer.
    ….se comprende también su derecho de premiar y castigar a los hombres, aun durante su vida mortal, porque esto no puede separarse de una forma de juicio. Además, debe atribuirse a Jesucristo la potestad llamada ejecutiva, puesto que es necesario que todos obedezcan a su mandato, potestad que a los rebeldes inflige castigos, a los que nadie puede sustraerse.
    …. El imperio de Cristo se extiende no sólo sobre los pueblos católicos y sobre aquellos que habiendo recibido el bautismo pertenecen de derecho a la Iglesia, aunque el error los tenga extraviados o el cisma los separe de la caridad, sino que comprende también a cuantos no participan de la fe cristiana, de suerte que bajo la potestad de Jesús se halla todo el género humano,
    ….No se nieguen, pues, los gobernantes de las naciones a dar por sí mismos y por el pueblo públicas muestras de veneración y de obediencia al imperio de Cristo si quieren conservar incólume su autoridad y hacer la felicidad y la fortuna de su patria.
    ….«Desterrados Dios y Jesucristo —lamentábamos— de las leyes y de la gobernación de los pueblos, y derivada la autoridad, no de Dios, sino de los hombres, ha sucedido que… hasta los mismos fundamentos de autoridad han quedado arrancados, una vez suprimida la causa principal de que unos tengan el derecho de mandar y otros la obligación de obedecer. De lo cual no ha podido menos de seguirse una violenta conmoción de toda la humana sociedad privada de todo apoyo y fundamento sólido».
    …. En cambio, si los hombres, pública y privadamente, reconocen la regia potestad de Cristo, necesariamente vendrán a toda la sociedad civil increíbles beneficios, como justa libertad, tranquilidad y disciplina, paz y concordia. La regia dignidad de Nuestro Señor, así como hace sacra en cierto modo la autoridad humana de los jefes y gobernantes del Estado, así también ennoblece los deberes y la obediencia de los súbditos.
    ….¡Oh, qué felicidad podríamos gozar si los individuos, las familias y las sociedades se dejaran gobernar por Cristo! Entonces verdaderamente —diremos con las mismas palabras de nuestro predecesor León XIII dirigió hace veinticinco años a todos los obispos del orbe católico—, entonces se podrán curar tantas heridas, todo derecho recobrará su vigor antiguo, volverán los bienes de la paz, caerán de las manos las espadas y las armas, cuando todos acepten de buena voluntad el imperio de Cristo, cuando le obedezcan, cuando toda lengua proclame que Nuestro Señor Jesucristo está en la gloria de Dios Padre.
    23. Y si ahora mandamos que Cristo Rey sea honrado por todos los católicos del mundo, con ello proveeremos también a las necesidades de los tiempos presentes, y pondremos un remedio eficacísimo a la peste que hoy inficiona a la humana sociedad. Juzgamos peste de nuestros tiempos al llamado laicismo con sus errores y abominables intentos; y vosotros sabéis, venerables hermanos, que tal impiedad no maduró en un solo día, sino que se incubaba desde mucho antes en las entrañas de la sociedad. Se comenzó por negar el imperio de Cristo sobre todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho, fundado en el derecho del mismo Cristo, de enseñar al género humano, esto es, de dar leyes y de dirigir los pueblos para conducirlos a la eterna felicidad. Después, poco a poco, la religión cristiana fue igualada con las demás religiones falsas y rebajada indecorosamente al nivel de éstas. Se la sometió luego al poder civil y a la arbitraria permisión de los gobernantes y magistrados. Y se avanzó más: hubo algunos de éstos que imaginaron sustituir la religión de Cristo con cierta religión natural, con ciertos sentimientos puramente humanos. No faltaron Estados que creyeron poder pasarse sin Dios, y pusieron su religión en la impiedad y en el desprecio de Dios.

  4. Es que la unidad católica y la confesionalidad del Estado no es una exigencia del Evangelio. Es sólo la exigencia de una sociedad católica. Y con matices. Pues siempre rechazó la Iglesia la conversión coaccionada. Aunque a veces, de hecho, se produjera. En España tuvimos una gloriosa unidad católica y naturalmente confesionalidad del Estado. Naturalmente con imperfecciones propias de la caída condición humana. Eso hoy es imposible. No digo que en un futuro pueda acontecer. Nunca me las he dado de profeta. Los vientos ahora no van por ahí pero Dios es el señor de los vientos como de todo. Pero creo que no conviene hacer dogma de fe lo que no lo es.

  5. Fernando: Ya he contestado en otro lugar o otra intervención como la suya. El ideal debe ser una aspiración con conciencia de que la inmensa mayoría no llega. Todos debemos ser santos. Pero que pocos llegan a ello. Y los que llegan también con imperfecciones. Es muy fácil establecer el programa del partido político perfecto pero si luego usted lo exige se encontrará con que no existe. Aunque lo haya declarado. Ante eso tiene usted dos opciones: no votar a ninguno o hacerlo al que según usted se aproxime, en la realidad, más a su ideal de perfección. Y eso es lo que debe hacer usted mañana. Aunque ya le digo que su programa hoy es utópico. ¿Mañana? Se verá. Personalmente soy muy poco optimista. Mejor dicho, nada. Pero eso es cosa mía.
    Y menos prueba del algodón. Porque sus exigencias, si algún partido las proclamara, no pasarían, desgraciadamente, de flatus vocis. Ya el que usted se las crea no es cosa en la que yo vaya a entrar. Usted se cree lo que le da la gana. Faltaría más.
    Pero para reclamar la confesionalidad del Estado, la unidad católica de España y el reinado social de Cristo hace falta una sociedad católica. ¿La ve usted por algún sitio? Sería como para seguir a cuatro visionarios que la proclamaran y a los que no iba a seguir ni su familia? ¿Qué eso es lo que usted reclama? Pues qué quiere que le diga, usted reclama lo que le parece. Tuvimos una Constitución que declaraba la obligación de que los españoles fuéramos «justos y benéficos». ¡Qué bonito! Y mientras tanto nos acuchillábamos en una carnicería atroz.

  6. ORACIÓN POR ESPAÑA ANTE LAS ELECCIONES GENERALES DEL 20-D

    Dios Padre Misericordioso

    guía nuestros corazones

    para que sepamos elegir nuestros representantes según tu voluntad

    Haz que miremos y estemos atentos por el bienestar común

    Ayúdanos a mantener la paz y la unidad de España

    Dispón a tu pueblo a comprometerse con la justicia

    Con la santidad del matrimonio y con la familia,

    Con la dignidad y la defensa de la vida humana desde su concepción.

    Que sepamos tolerarnos, amándonos los unos a los otros

    Nuestra Patria está en Tus manos

    te la encomendamos en el nombre de Jesús

    a cuyo Sagrado Corazón nos consagramos

    por intercesión de Santiago Apóstol, Patrón de España

    Guía nuestra Patria con tu Luz, pues sólo con ella llegaremos a la Patria

    Celestial. Amén.

    https://lavsdeo.wordpress.com/

  7. Estimado Blogger: deseo consultarle algo. Hace tres o cuatro días, el Padre Fortea, en su blog de RD, decía que VOX había tomado un camino anticristiano, y no aclaraba bien el porqué, o al menos yo no lo entendía. ¿Seria Vd., o algún seguidor de este blog, tan amable de aclarármelo, si puede? Muchas gracias.

  8. El católico no puede conformarse con el mínimo de los «principios no negociables». Debe aspirar a la perfección. No le basta con «no matar, no robar, no fornicar», debe «amar a Dios sobre todas las cosas».
    Los «principios no negociables» son a la hora de pactos y negociaciones con otros grupos «no católicos», el límite que no se puede franquear. Pero de ninguna manera son las señas de identidad.
    Aparte de que esos «principios no negociables» están muy lejos de ser asumidos en plenitud por partidos como Vox. Porque hablan de tender al aborto 0. Pero no de abolirlo. Hablan de matrimonio entre hombre y mujer, pero no hablan de indisolubilidad y de garantizarla legalmente.
    Es decir, Vox es un PP2. Un PP como la AP de Fraga. Es esencial y fundamentalmente demócrata y liberal, no católico.
    La prueba del algodón para los católicos es:
    Estado Confesional Católico.
    Unidad Católica de España.
    Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo.
    ¿Alguno de ellos lo defiende?
    Pues que no nos den gato por liebre.

  9. ¿Y después de leer este informe aún dudan si hay persecución en España?
    .
    Claro que muchos pensarán que una persecución sin cortar cabezas ni es persecución ni es nada.
    .
    Pues nada a seguir tan felices.

  10. Algunos «ataques» a la libertad religiosa contenidos en el informe son cuestionables. Por ejemplo, la reforma que ha hecho el Gobierno del Registro de Entidades Religiosas que supone un mayor control sobre las confesiones y sobre los
    ministros de culto”.
    .
    Esta reforma incluye la posibilidad de anotar en dicho Registro templos o lugares de culto, lo cual permite «blindar» aún más las iglesias, capillas parroquias…, no sólo mediante su inscripción en el Registro de la Propiedad, sino también ante el Registro de Entidades Religiosas como lugar de culto, de forma que queda acreditado su uso ante posibles reivindicaciones de terceros.

  11. Con los políticos no hay nada que hacer porque entienden los votos como patente de corso para situarse y obrar a su antojo ideológico de intereses individuales y cuadrilla política
    .No entienden que se trata de gobernar ciudadanos, es decir personas con de derechos inherentes que no cabe secuestrar y de ciudadanos a los que no se les debe impedir la posibilidad de adquirir derechos sociales, laborales y en consecuencia económicos.
    Lo más pavoroso de todo en esta inversión de costumbres porque es una inversión ideológica, es que en el Motu Proprio de Francisco, Jesus Mitis, en sus párrafos expositivos con todas las letras se nos trate de «súbditos» de los obispos a los fieles de Jesucristo. Estremecedor. Es la demostración del error garrafal de un alto clero de católico pasado a interconfesional-interreligioso, en un plano político de tinte religioso. Aunque lo quieran justificar como impartidores de la justicia y la verdad que ya no se sabe qué es ni donde está supuesto que la verdad se ha decretado que nadie la tiene porque está repartida y espolvoreada por todo el campo como quien espolvorea las cenizas de los deudos incinerados al viento de la campiña. Resultan por lo tanto los cánones correspondientes un derecho positivo que se pone en vigor pero alejado del sentido católico de ciudadanos de la Ciudad celestial que somos, no súbditos aunque en la sociedad eclesial también haya articulación de dedicación y funciones: A vosiros no os llamará criados» o sea súbditos.Uno solo es vuestro Maestro.
    Desquiciamiento sin retorno de los que aún llorando y queriendo volver no podrán retornar por haberse perdido en el camino,precisamente de la carne que antes del diluvio toda carne había perdido su camino. . Se puede leer en Hebreos 6 4-8.

  12. Dios bendiga España e ilumine a los españoles, para que no escupan para arriba otra vez, votando a sus sepultureros, ya es hora de que España resurja! No soy Español, aunque parte de mi sangre es Española, y lo es el 100 % de la sangre de la Madre de tres mis hijos, y ellos son más Españoles de origen que yo. Hoy Vox es por los mails que casi diariamente recibo en los últimos meses, una opción coherente con la fe! Los aliento a ser valientes y mostrar públicamente que no niegan al Señor. Dios bendiga España!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.