Annuntio vobis gaudium magnum

|

La grácil figura de delicado rostro, leves posaderas, talle de princesa y dulce habla, que conquistaba todos los corazones y hacía del PP a los más rudos podemitas una vez que se percataban de sus encantos, desaparece de la mesa del Congreso donde lucía siempre como bello florón de cardos borriqueros.

Tenía al alcance de su mano el presidirla, superados por fin trece años de puestos más subalternos. Pero la voluntad del dios menor pontevedrés era otra y la laminó. A un lugar totalmente insignificante que, con su edad, parece ya la antesala de la tumba definitiva. Pienso que han ganada con ello bastante España, las Cortes, el PP y hasta los católicos. ¿Cómo era aquello de que los contrarios al aborto no cabían en el PP?

<

Seguramente la gran simpatía que le profesaba venía por cada vez parecerse más a esas monjas que me tienen tan conquistado que no sé resistirme a traerlas al Blog con tanta frecuencia.

Pues vamos a dejar de verla con la asiduidad con que nos la mostraban las cámaras. Verdaderamente una gran alegría.

Comentarios
12 comentarios en “Annuntio vobis gaudium magnum
  1. Sacrum Diaconatus Ordinem: no me malinterprete, que yo en ningún momento he dudado de las virtudes de Dña. Carmen, ni he negado que ya esté en el Cielo. Precisamente porque, al igual que Kiko Argüello, soy humano y no tengo posibilidad alguna de saberlo. Yo el hincapié lo quiero hacer en el hecho de que una Misa funeral es exactamente el mismo Sacrificio de Cristo ofrecido, en dicha ocasión, en sufragio por el alma del difunto. Justo por ese desconocimiento que los humanos tenemos del juicio que Dios ha hecho de su alma. Ante la duda, se le pide que sea benigno y que le admita a su presencia lo antes posible. Sólo trataba de recalcar este hecho. El Purgatorio existe, y como no sabemos quién va a ir, quién está, ni cuánto tiempo, por eso se ruega a Dios que mitigue sus sufrimientos y le libre cuanto antes del Purgatorio, para que pueda ir al Cielo. Por eso, lo mínimo que se debe tener es prudencia al hacer afirmaciones que, pueden ser verdad, pero que no se sabe con total certeza y pueden confundir a muchas personas que las lean.

  2. CATHOLICVS. No suelo estar en desacuerdo con usted, pero creo que en este caso exagera en su análisis sobre el comentario de Kiko. Primero porque no tiene nada de extraño que alguien diga así ante la pérdida de un ser amado al que todo el mundo reconoce grandes virtudes. Segundo, y esto puede ser más controvertido, porque Carmen Hernández ha fallecido en loor de santidad para muchos que han descubierto o redescubierto su Fe gracias al «camino» que ella ayudó a iniciar, con grandes renuncias por su parte y una generosa entrega a Dios de su vida. Es lo que ocurre con todas aquellas personas que, tras su fallecimiento, son veneradas (digo bien) hasta el punto de que se convierten en destinatarios de múltiples oraciones para, por su intercesión, lograr la intervención de Dios la historia de los hombres. Esto no es más que la manera en que la Iglesia ha procedido siempre para poder un día llegar a reconocer a sus santos.
    Saludos.

  3. Felicidad con el PP, todos contentos con el PP. El totalitarismo homosexual no es un problema, pues viene del PP. La impunidad de doña Celia Villalobos para ser la progresiva del PP, sin multas ni reprimenda, no importa, pues ella es mejor que el Lobo del PSOE o del coletas. Vamos borregos, vamos todos a votar al PP, que prohibirá predicar el evangelio…no pasa nada, son del PP.

  4. vanlop: ¿Y cómo lo sabe Kiko? Es una suposición muy atrevida, habida cuenta de la incapacidad de cualquier persona para afirmar tal cosa. Si ella se ha arrepentido de sus pecados, se ha confesado, recibido la Extremaunción y el Viático, es de esperar que no se haya ido al infierno, naturalmente. Pero que se haya ido al Cielo, así, directamente, sin purgar la pena temporal debida a sus pecados… ¡hombre! ¿O esta mujer era «impecable» y no ha comentido ningún pecado en toda su vida? Nadie puede juzgar un alma salvo Dios; pero es de suponer que la mayoría de quienes mueren en gracia de Dios pasarán por el Purgatorio antes. De ahí que se ore por ellos. Si realmente hubiera constancia de que alguien está en el Cielo tras morir, su funeral sería innecesario, pues estaríamos rogando a Dios que salve el alma de alguien que ya goza de la visión beatífica, convirtiendo tal petición en innecesaria y, si me apura, hasta absurda.

  5. ¡Ay qué gracioso es el troll y cuánta chispa tiene! Está usted que se sale. Vamos, como la gaseosa. Pero, aun así, no mienta: yo he hablado del tema de esta entrada, que es «Annuntio vobis gaudium magnum» y sobre el PP, que también es el tema. Busque en mis comentarios, a ver si encuentra algún otro tema (le habrá despistado mi primera frase; como usted se pierde tan fácilmente…)

  6. Más que una buena noticia, yo diría que así paga el diablo a quién le sirve. Y no piensen nada sobre quién es el diablo, que me refiero al de verdad. Porque ¿quién si no inspiró aquella frase lapidaria que reproduce el bloger?

    Catholicus:

    Seguramente se referirá a que la cofundadora está en la Casa del Padre y eso es una muy buena noticia.

  7. Para un católico la muerte en esta vida da paso a la vida Eterna, plena de felividad, una vez purificados y ello es motivo de gran regocijo y firme fuente de Esperanza.

    Pero decir que la muerte de alguien es una gran noticia o como hizo en su día la reina Fabiola en las exequias de su esposo, es algo fuera de lugar y de tono.

    Ante la muerte de cualquier ser querido lo normal y natural es estar triste, pues lo cierto es que hasta que no muramos nosotros no volveremos a verle.

    La gran ventaja de los católicos es que la certeza de vida eterna nos impide caer en desolación.

    Para alegrarse es que una anticatólica como Villalobos pierda poder en su partido.

  8. A ver si Rajoy nos da otra alegría más y prescinde totalmente de ese Rasputín de pacotilla llamado Pedro Arriola, marido de la antecitada.

  9. Aunque, pensándolo bien… algo sí está relacionado el título de esta entrada con la muerte de Carmen Hernández, pues así comienza exactamente la insólita carta que Kiko Argüello ha dirigido a los miembros del Camino Neocatecumental para anunciar su muerte: «Os doy una gran noticia» (Annuntio vobis gaudium magnum). Pueden leerla en el siguiente enlace:

    Insólita carta de Kiko Argüello, fundador del Camino Neocatecumenal, anunciando la muerte de su co-fundadora Carmen Hernández

  10. Fuera de tema, porque me acabo de enterar:

    1) Ha fallecido, a los 85 años, Carmen Hernandez, co-fundadora del Camino Neocatecumenal.

    2) Por otro lado, RD «informa» de que el grupúsculo «Esglèsia plural» está recogiendo firmas para que el Papa Francisco vete a Jorge Fernández Díaz como embajador español ante la Santa sede. ¿Los motivos aducidos? «Si la Santa Sede acepta este nombramiento, afectará el prestigio y la credibilidad de la Iglesia […] Este nombramiento, en caso de producirse, tendría graves perjuicios para la Iglesia catalana, la relación entre las autoridades catalanas y las del Vaticano y, también, por el proceso de reforma de la Iglesia universal que está llevando a cabo el Papa Francisco. ¡Casi nada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *