Anécdotas de curas

Comentarios
1 comentarios en “Anécdotas de curas
  1. Como maniático de anotarlo todo (o casi todo), les podría narrar docenas de anécdotas de nombres propios. Voy a poner solo dos: tuve una alumna llamada Dayana (transcripción españolizada de como pronuncian en inglés Diana) y varios niños con apelativos que ahora serían tremendos (Indalecio, Ambrosio, Ponciano, Feliciano José y incluso un Yeison Camilo, tal cual lo leen; el Yeison es la adaptación del inglés Jason, que en español es Jasón, el del viaje de los argonautas del que habla la literatura griega).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *