PUBLICIDAD

¿Algún parecido de Argentina con España?

|

Resultado de imagen de coronavirusmap

Un amigo argentino me envía un artículo aparecido en aquella nación. Le encuentro un doble interés: el de la situación argentina y lo que tiene de parecido con España.

ESTADO DE SITUACIÓN Y DE SITIO IMPLÍCITO. EL VIRUS MALVADO

 

El Presidente de la República Argentina enfrenta varios y serios problemas después de haber asumido el 10 de diciembre:

El país está dividido en grupos distintos con diversos intereses, grupos ideologizados en política aunque domesticados por conceptos financieros que algunos definen como economía, ideados y alimentados dichos conceptos por los dueños del dinero en el mundo: usureros.

A la falta de un ideal común, religioso o político, se suma la desigualdad escandalosa en lo social: villas miserias y pobreza, ambos en franco crecimiento.

Con la complicidad de la mayoría de los políticos se ha desgastado el sentido de Patria, de Nación y de Estado, al abandonar las raíces de su ser, barriendo en todos los niveles educativos y culturales aquello que muestre o afirme la identidad nacional.

De esta omisión vergonzante y traicionera, también participan muchos Obispos de la Iglesia Católica, sacerdotes progresistas y la mayoría de las confesiones evangélicas, las diversas sectas más otros grupos de religiones no católicas.

La autoridad de la Policía y fuerzas de seguridad como de las Fuerzas Armadas, continúan siendo anuladas por los medios de comunicación, funcionarios del gobierno de turno y diversos grupos alimentados desde afuera, pero también desde el gobierno, tales como Abuelas de Plaza de Mayo, Hijos, Nietos, comunidades gay y grupos LGTB que favorecen los intereses de Inglaterra, la cual lleva una verdadera guerra, larvada e incruenta, contra la Argentina. El «Perro» Verbisky es un ejemplo paradigmático de estos grupos.

La anarquía e inseguridad a niveles increíbles son frutos de la corrupción de la llamada Justicia.

Un gobierno que mendiga a usureros un nuevo plazo (mayores intereses) con propuestas erráticas, vacilantes, inseguras dominado por la Ideología y agrediendo al motor impulsor de la economía del país, el campo, agobiándolo con mayores impuestos que no tendrán incidencia significativa en las finanzas, pero haciéndolo desde una perspectiva marxista mientras alienta el agravio desde su mismo gobierno y los medios de comunicación, al tiempo que pide a los argentinos que colaboren y aguanten, como si esto no fuera la repetición de slogans de anteriores casos.

PUBLICIDAD

Un presidente y equipo de ministros que no atienden reclamos, con una salud pública desastrosa, una justicia corrupta, con múltiples problemas que se agravan día a día, sin perspectiva de solución, amigo de los sucesores del tirano Fidel Castro, del narco Evo Morales, del marxista Maduro, lo que le acarrea problemas que el periodismo domesticado oculta; un gobierno (de algún modo hay que llamarlo) con semejantes problemas lo primero que plantea al parlamento es la ley del aborto. ¿Será que el magnate Soros le dicta sus acciones? ¿Será que con satisfacer la ínfima minoría pagada para imponer el crimen del aborto ganará muchos apoyos?

Mientras viene destinando cifras millonarias a los » colectivos» LGTB, desaparecidos aparecidos, a las profetisas del odio funcionales a Gran Bretaña que periódicamente hacen su ronda maléfica en la Plaza de Mayo reclamando por sus hijos desaparecidos-aparecidos y sus nietos «encontrados», la mayoría de ellos ya declarados por los jueces del «odiado» proceso militar hace varios años.

El virus ha venido a desatar un tembladeral no sólo en las rodillas y el pecho del presidente, tan abortista él, sino en el corazón y el ánimo de todos sus secuaces de diversas cataduras que tienen rentadísimos puestos de esta estructura anárquica que ocupa el poder.

En tanto la vicepresidente en Cuba visita a su hija, y algunos dicen que trenza para instalar aquí una organización semejante a la que domina Venezuela.

Hoy, las «odiadas, corruptas, indefendibles fuerzas de seguridad», ordenan y vigilan las calles de las ciudades y pueblos. Los tigres de la Cámpora y demás grupos afines, los jueces garantistas, los funcionarios y políticos, salvó alguna excepción, se han acurrucado en sus guaridas o se han ido de viaje.

La muerte ha llegado a caballo de un enano maligno y microscópico, rompiendo la dulce tranquilidad , la blandura del confort, la vigencia de las feministas, el orgullo de los homosexuales y trans, la virulencia del colectivo LGBT, la satisfacción de los abortistas, la conveniencia de los promotores de esta modalidad de vida degradada, degenerada, bestial y demoníaca. LLegó y la culpa la tienen, según el mandamás de turno, todos los argentinos que hoy han de estar prisioneros en sus viviendas casi todo el tiempo, porque si no obedecen a los amos, Fernández y secuaces, irán a la cárcel por tiempo indeterminado ( los jueces descansan) y pagando multas siderales.

¿Han conocido los domesticados, flojos, amedrentados argentinos, algún régimen más despótico que éste?

¡Ojo! Tiene el apoyo de abispos, pastores y santones de toda laya, con pasados no demasiado inmaculados, democráticos ellos, que avalan el uso y abuso de un despótico poder en nombre de una hipotética «prevención», ciudadanos que detestan y calumnian a las Fuerzas Armadas y de seguridad, aceptando todo esto y encogiéndose de hombros creyendo que así vivirán un poco más.

¿Dónde quedó la ley del asesinato de los niños por nacer? ¿Dónde quedó la petulancia de las verdes? ¿Dónde quedó el bla bla de los lenguaraces a sueldo con vocación de obsecuentes, que hablan de los grandes planes del gobierno?.

La realidad se dibuja en la cara de Alberto Fernández cada vez que aparece en público. ¿Dónde quedó su inexistente plan de gobierno?.

LLegó el virus maldito, vehículo de la muerte. La debilidad del gobierno es total. La cercanía de una tiranía comunista planea sobre la sociedad. Pocas veces tan cierto que los pueblos tienen el gobierno que se merecen.

Carlos Félix Gauna

11 comentarios en “¿Algún parecido de Argentina con España?
  1. Sinceramente creo que todo esto que está pasando con este minúsculo bichito, es un plan pergeñado por vaya uno a saber! algunos dicen por China, otros por EEUU…algún día se sabrá. Lo cierto es que ha sembrado el pánico y la psicosis. El presidente Fernández parece que está haciendo lo que tiene que hacer y ha guardado por el momento el proyecto de aborto..esto es así. Pero no sería raro que, entre gallos y medianoches, el Congreso lo aprobara…tiempo al tiempo. Nunca confiar del todo…También es cierto que no tenía ningún plan económico este señor Fernández cuando asumió…y ahora con esto, se instalará la pobreza por unos diez años en nuestro país, según algunos profetas económicos.También es cierto que nuestras fuerzas armadas están haciendo el papel que les corresponde en esta crisis y tienen el reconocimiento del pueblo sencillo, que no es el pueblo socialista (gremios, madres y abuelas, partidos politicos, etc.), que está guardado por la cuarentena, según el slogan: «siempre al lado del pueblo»..jaja. Lo que dice el articulo, no sé si es exagerado, pero creo que si no sucede ya todo lo que describe, no tardará en suceder. «Discernir las señales de los tiempos».

  2. Realmente una basura de artículo, muy ofensivo como una persona puede hablar y decir tantas pavadas desde otro país, yo no me atrevería a escribir cosas de España tan suelto de lengua solo porque me lo dijo alguien que vive ahí, una vergüenza.

  3. Esta nota está llena de falacias y arbitrariedad. Claramente tiene un sentido anti estado. Informate un poco más antes de escribir sobre otro país o al menos pone a quien responde el que te pasa datos. Por cierto recalcas varias veces en contra del comunismo y ya se te ven los hilos. No sé cómo llegó esta porquería de artículo a recomendación. Me despido diciéndote que sos un pobre tipo y resentido. Saludos

  4. El artículo está bastante equivocado. La policía de seguridad armada, jamás ha tenido un sentido patriótico o mínimamente ordenancista, sino de pistolerismo al servicio del Gobierno de turno. Su origen, no lo olvidemos, son las jornadas del Terror parisino y los «tribunales» de salud pública. Hoy, en la Argentina, de hecho se ha abrogado la Constitución Nacional y se han dejado en suspenso todos los derechos que ella contiene con el pretexto (sí señor: pretexto) del virus, que ni es tan tremendo ni está tan difundido ni causa tantos muertos. En todo caso, no existe un estado de sitio (figura jurídica constitucional argentina por medio de la cual se pueden suspender algunas garantías constitucionales, pero nunca los derechos) de facto, sino una tiranía terrorista de facto, donde se detiene a quien camina por la calle despertando las sospechas de la policía, durante el tiempo que a ellos les parezca bien, etc. «Ud. no tiene derechos» se le respondió a una señora embarazada detenida por más de 24 horas hace pocos días.
    El que pretenda justificar al marxo-masón-peronacho Aborto Fernández le convendría ser un poquitín más astuto y menos crédulo. Todo eso, junto y encimado, es lo que me parece hace este señor Gauna

  5. Perdón, ¿en qué país vive el señor que escribe? Porque Argentina no es. Argentina tiene muchísimos defectos, pero lo que describe es una película que no sé en qué cine se pasa.
    Juan Enrique García Pédrez

  6. En Hispanoamérica, el efecto del corona-vicio (como yo lo nombro) será demoledor, por dos razones: su deficiente sistema sanitario y su tendencia a la despreocupación (están excesivamente ocupados en ver qué ordenan los «hijos de la viuda»).Se avecina un desastre apocalíptico.

    1. Pues en el mismo tema (coronavirus, ineptitud del gobierno, servicios sanitarios obsoletos y colapsados por la pandemia, irresponsabilidad de grandes sectores de la población reacios a cumplir con las normas y especialmente con la cuarentena, etc) ESPAÑA NO ES un buen ejemplo, y prueba irrefutable de ésto son las cifras de infectados y muertos, por cierto, cifras MUY SUPERIORES a la de cualquier país latinoamericano. Así que si vienen tiempos «apocalípticos» como usted profetiza tan suelto de cuerpo, no creo que el continente americano sea el único que sufra…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *