PUBLICIDAD

Al Señor obispo de Mondoñedo-Ferrol

|

Ver las imágenes de origen

Creo que hasta el momento he sido respetuosísimo con usted y de momento no voy a cambiar aunque me voy a permitir señalarle un par de cosas de su diócesis sobre las que uno piensa que, con el tiempo que lleva de obispo, algo debería notársele. Porque no es buen obispo el que no está para nada y por tanto ni para el bien ni el mal.

La primera es su delegado de pastoral rural, que es prácticamente la de la diócesis salvo Ferrol,  un cura secularizado y casado que cada vez que surge la ocasión sale por su progresismo congénito.

Me parece de aurora boreal que la pastoral rural que es casi su única pastoral, esté encomendada a un excura. Y de aurora boreal suicida. Acepto sin el  menor problema las secularizaciones, tampoco me parecen de medalla clerical individual, más bien de nota de censura en su hoja de servicios, el abandono de servicio. Algunos de los que abandonaron pueden llevar una vida eclesial sin reproche y hasta ser excelentes delegados de Cáritas, ecónomos de la diócesis o presidentes de la asociación católica de padres de familia si hubieran llegado a ese estado aunque tardíamente y con entrega eclesial encomiable. Pero encomendarle la pastoral diocesana y en una línea, seamos moderados, discutible, no sólo afecta a Regal sino, y pienso que más, a su superior episcopal.

Pues hay otra superioridad que el señor obispos tiene. Sobre sus párrocos. Que dentro de una autonomía sana tienen también sus dependencias. Del obispo. Pues uno de sus párrocos, y no es la primera vez, hace cosas raritas. Como montarse un Nacimiento  que verdaderamente arma el Belén. Y el Belén, Señor Obispo, tiene que ser de Dios y no de las opiniones siempre discutibles, y en casos verdaderamente imbéciles, de quienes los montan.

Claro que caben floripondios, el río de plata o hasta de agua, el castillo, el negro, los camellos, el que arregla bicicletas o vende pizzas… Son imaginativas pero inocuas. Otras no lo son tanto.  El presidente Trump no es mi presidente y tengo respecto a él notables divergencias. Pero es más que evidente que muchos católicos norteamericanos le votaron, Pues para ese párroco de mierda, yes, sic, así me lo parece, es el Herodes de su castillo navideño. Acepto, sin el menor problema, que alguien califique así a Trump. Me trae sin cuidado. Pero que un cura, y en un Belén, lo haga me parece bastante impresentable para el cura que lo hace y para el obispo que lo consiente.

Deberían pensar, cura y obispo, como se sentirían si a alguien se le ocurriera montar un Nacimiento y que en él, como se pone un molino, un palacio, un establo… se pusiera una casa de pilinguis. Y en ella, en la puerta, una señora con los rasgos de la madre del cura o de la del señor obispo. ¿No deberíamos dejar los Nacimientos para lo que son? ¿Y ya las estupideces, aunque sean de curas, para otros sitios?

Los obispos, que deberían tener un haber cargado, muchas veces lo tienen intonso o in albis. Y eso mucho mejor que negativo. Pues a Don Ángel de las Heras Berzal CMF le estamos esperando. Todavía. Con paciencia. No vaya a resultar de los Muladares en vez  de las Eras. Donde se trilla el trigo. No donde  se acopia el estiércol.

 

 

 

PUBLICIDAD

11 comentarios en “Al Señor obispo de Mondoñedo-Ferrol
  1. Por lo que nos cuenta, Don Francisco José, no es extraño que se disguste y sufra. Consuélese, porque estos prelados ya vienen tocados del ala y con defecto de fábrica. Recuerde que, como dice el Evangelio,” no se cosechan uvas de las zarzas”, y mucho me temo que los nombramientos episcopales, irán a peor en los próximos años. Todo es empeorable , ya lo verá. Como dice algún compañero comentarista, pobre diócesis, y rezar por ella.

  2. ¿Párroco de mierda? No sé si eres un bloguero de mierda, pero desde luego un bloguero hipócrita que se queja de que el Papa te insulta. A ver si esta Navidad te metes en tu cueva, le pides conversión al Señor y, si te la concede, sales al mundo siendo un ser humano y no una hiena

  3. Nada hay tan bueno que no tenga cosa mala . Ni nada tgan malo que no tenga cosa buena.
    Tabera, Saraiva Martins (prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos), Sebastián, Larraona, Casaldàliga, un desastresin pliativos para La Religión Católica ya que hicieron todo lo posible por interconfesionalizar la grey con el Ecumenismo ya no Caólico sino universal interconfesional inclusivo de fes, credos o descreimientos.
    Tabera, primer obispo de Albacete y antes de Barbastro, fue arzobispo de Pamplona de la que renunció en 1971 después de haber arrasado su seminario que su antecesor el extremeño Delgado Gomez desde 1956 arzobispo por haber sido declarada Pamplona sede arzobispal hasta entonces obispado, había dejado colmado con 1.000 seminaristas, nada más y nada menos; tiempos de los demoledores Azagra, Osés y otras buenas piezas, ambos premiados con obispados que a partir de entonces no han vuelto a levantar cabeza. . Pablo VI nombró a Tabera dos años después Prefecto de Religiosos e Institutos Seculares en vista de su excelente labor demoledora en Pamplona.
    Larraona navarro que vivió en Roma más de sesenta años llegó a Pamplona cargado de un curriculum vitae imponente pero ya tocado de reformismo.
    De Sebastián nada positivo prácticamente que decir en cuanto arzobispo católico en un tiempo complicado políticamente que en su episcopado cedió o traspasó la titularidad del templo Monumento a los Caidos a la potestad civil de Pamplona, precedente del actvismo de la Memoria Histgórica para la damnatio memoriae del que se conoció como Movimiento Nacional del 18 de julio en el que Navarra tuvo protagonismo determinante.
    Casldáiga, un poeta aceptable pero un obispo de Sao Felix que ha sido un ejempñlo de secularismo radical.
    Comparada esta gente con los P. misionero popular Plaza o el navarro P. Sagastgibelza o incluso el músico ya progre ma non troppo P. Sierra es como pasar del dia esplendoroso a la noche cerrada.
    No hay más que leer sus producciones literarias y escuchar sus prédicas en la actualidd deslabazada. .

  4. ¿Tan malos son los claretianos? Tabera, Saraiva Martins (prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos), Sebastián, Larraona, Casaldàliga, que aunque me temo que no sea santo de la devoción de más de cuatro que puedan leer este comentario, hizo que me sintiera muy respaldado en mi sempiterna opción no independentista (soy catalán), cuando en septiembre de 2017, preguntado por una hipotética independencia de Cataluña, respondió que preferiría que no fuera independiente, que no tiene sentido. Es el único obispo catalán que, aunque desde Brasil, se ha mostrado franca y abiertamente en contra de ese desatino.
    También he tenido el gusto de conocer a algunos claretianos excelentes, ninguno de ellos obispo.

    1. ¿Y a usted Sebastián le parece bueno?¿Un señor que no ha leído o quizá no ha entendido o quizá no acepta la “Ordinatio sacerdotalis” en lo que afecta al sacerdocio femenino?

  5. Desde luego, queridísimo don Francisco José, hay que ver qué ingenuo es usted: genio y figura hasta la sepultura.Pero, hombre de Dios, a estas alturas, ¿espera usted algo bueno de un claretiano?

    1. Una sugerencia: Ya que estamos casi en Navidad, para cambiar un poco de tónica, se podía hacer en el blog un paréntesis de 24 días. Hasta el 31 de diciembre.

      En esos días se podría hablar de cosas que hacen muy bien Roma , las Conferencias Episcopales , los Obispos , los sacerdotes , los religiosos ( claretianos , jesuitas, carmelitas y dominicos incluidos ) y las monjas.

      La balanza se equilibraría un poco. Desde el 1 de enero de 2018 hasta hoy ¿ a cuantas personas, órdenes religiosas, instituciones , organismos se ha criticado o calificado de hijos de p…, mier…, cretino, memo, inane, prescindible, desastre, etc, etc. ? Quizá a 2-3 al día. Como de este año 2018 ya han pasado 342 días …… pues salen muchas críticas bien a sujetos o a entidades , si bien es cierto que un mismo señor o entidad es calificado repetidas veces en diferentes fechas.
      ¿Pasaría algo por hacer unos días el sano ejercicio de no decir más que maravillas de algo o de alguien ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *