Al gusto del P. Busto

|

Ver las imágenes de origen

Modo chulo.

La comunión será solamente en la mano.

<

Frente a las instrucciones diocesanas que dicen que será preferentemente en la mano. No obligatoriamente. Pero Busto es así.

aviso

Por causa de la pandemia que nos viene afectando, la comunidad de jesuitas y la parroquia, atendiendo a las instrucciones de las autoridades y del obispado, ha tomado las siguientes decisiones:

  1. Se suspenden o aplazan todas las actividades que estaban programadas y anunciadas en la casa.

  2. Se mantienen todas las celebraciones de la Eucaristía en las horas que están fijadas. Pero las celebraremos en la iglesia y no en la capilla para evitar en lo posible la aglomeración de personas. La comunión será distribuida solamente en la mano.

  3. No atenderemos confesiones en la iglesia. A partir del martes 19, se suministrará el sacramento en la sala señalizada entrando por Maldonado 3.

  4. Continuaremos con la pastoral de enfermos como veníamos haciendo.

  5. En las Eucaristías pediremos la ayuda del Señor para superar la pandemia, y rezaremos por los enfermos y fallecidos y por los sanitarios y familiares que los atienden.

      Madrid, 14 de marzo de 2020

La iglesia deja de estar cerrada a cal y canto. Es lo único positivo. Nada que ver con los Doce Apóstoles que estuvo permanentemente abierta.

Y la costosa reforma hecha en el templo, no sé si obra de Busto, no sirve para nada. La supresión del comulgatorio, ¿por odio a la comunión de rodillas y en la boca?, ahora se lamentará pues permitía la comunión, también de pie y en la mano, cumpliendo mucho mejor las medidas de seguridad. Los nuevos confesonarios, imposibles de utilizar. Y la capilla del Santísimo, igual. Allí el aforo debe ser de una persona. Pues se han lucido.

Y a ver  que ocurre si alguien se empeña en comulga en la boca. Y no digamos ya si lo hacen cuatro o cinco alegando un derecho que Busto no es quien para privar de él.

Comentarios
11 comentarios en “Al gusto del P. Busto
  1. El próximo arzobispo de Madrid lo que tiene que hacer es largar a los jesuitas de su diócesis. De una vez. Ya está bien de putear a los católicos. Pero de dejar tirados a sus fieles sab mucho el obispo de Getafe y su clero. Y pensar que alguna vez pensamos que de ellos podría salir una renovación en la Iglesia…

    1. La dictadura progre- del padre Busto que ha tenido la iglesia cerrada a cal y canto durante la pandemia. No han atendido a nadie ni para confesar. Es el mismo que predica la iglesia en salida y se han encerrado mas que las monjas de clausura. Una verdadera vergüenza para los feligreses. Eso si, ha tirado el dinero en una obra absurda y ahora inútil que se ha cargado la Iglesia de los Jesuitas de Serrano. Ha escondido el Sagrario y arrancado el comulgatorio…como se ve que el dinero no le cuesta ganarlo….

  2. Los PP. Jesuitas nos han dejado tirados desde el principio de la pandemia a todos sus parroquianos. Después de años predicando «las puertas abiertas» y el «hospital de campaña» no descuelgan ni el teléfono.

    Demos gracias a Dios por la Obra de la Iglesia en los Doce Apóstoles, el Opus Dei en el Cristo de Ayala y la Diócesis de Madrid en la Basílica de la Concepción. Que han permanecido abiertas y con sacerdotes disponibles. El resto de religiosos en sus parroquia nos dieron con la puerta en las narices.

    Se cumple el Evangelio: «el mal pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye»

    1. Jesuita debía de ser… Desconozco si hay sanción canónica para el sacerdote que niegue comunión en la boca. Yo sólo puedo decir con pena, mucha pena e indignación por falta de fe y las consecuencias que puedan derivarse de ello, que el Cardenal Omella de mi ciudad HA OBLIGADO IR MEDIO DISFRAZADO A MISA Y MUY OBLIGATORIO COMULGAR EN LA MANO. Y, como comento siempre: NO SE RECUERDA EL COMULGAR EN ESTADO DE GRACIA y CONFESIÓN… Paaaa queeeeee? porque para estos tecnocratas lo importante es cuidar distancias ( a 1 km. Mejor y solo aforo de una persona por templo, ya puestos a desvariar…) ir con mascarilla puesta y llevarse el gel hidroalcohol cada uno. Ah! La mascarilla se quita cuando uno va a comulgar. Esas son las instrucciones que he leído y visto en las iglesias por mandato de Omella. Así. Que da igual las condiciones interiores. Lo dicho, esto va a propiciar, a mi juicio, comuniones sacrílegas y mayor descreimiento en la presencia de Jesús en la EUCARISTÍA… Será verdad que el covid – 19 va a ser utilizado para reformar aspectos básicos de la MISA, para cambiar nuestras buenas costumbres de prepararnos bien antes de comulgar, de estar más preocupados de ir equipados para ir al espacio interestelar, distraernos y yo que sé que más barbaridades? Esto pinta feo

  3. El despotismo del poder jesuita, dentro y fuera de la Iglesia.

    ¿Hay prevista sanción canónica para el sacerdote que le niegue a un feligrés la comunión en la boca?

    1. El miserable de siempre, con sus problemas psiquiátricos. Un masoquista que sufre entrando en sitios como éste, y que odia, causándose un daño a sí mismo. ¿No ha leído que el odio, el mal deseo permanente puede ser causa de cáncer? Aparte de que no puede tener felicidad quien odia.

      1. El P. Busto negaba que la Resurrección de Cristo hubiera ocurrido con su cuerpo, que no es más que un conjunto de átomos que poco importa a nuestra fe. Seguramente acabara en una fosa común (cfr. Cristologia para empezar). A saber lo que opina de la transustanciación…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *