PUBLICIDAD

Y ahora las religiosas (2017) (VIII)

|

Resultado de imagen de salesas

Concluyo, y al final va a ser que no,  esta larguísima y tristísima serie con lo que he dado en llamar Cuadro de Deshonor, recordando el que había en mi colegio de jesuitas en sentido contrario porque era un Cuadro de Honor. Y en el que, no es vanagloria sino pura realidad, tantas veces estuvo mi nombre. Lo digo para acallar a aquellos que quieren suponer resentimientos pasados en mi historia. No hay ninguno sino grandes reconocimientos. Los jesuitas me trataron seguramente por encima de mis merecimientos aunque algunos fueran. Les estoy agradecidísimo a la formación y al trato que me dieron. Hasta el último año me nombraron Príncipe de Colegio que era la mayor distinción que en él se podía recibir. Traumas juveniles pues, ni uno. Sólo el recuerdo de uno años para mí maravillosos.

El deshonor se refiere solamente a los resultados. Sin implicar en él a muchísimas religiosas de vida dignísima y en bastantes incluso santa. Eso les ha llegado siendo pobres, castas y obedientes. Y estoy seguro de que con inmenso dolor de su corazón. ¿Crédulas en lo que les decían y las engañaban?  Pues muchas. Pero no todas las mujeres son Teresas o Catalinas. Sin que esto suponga la menor debilidad machista. ¿Cree alguien que entre Teresa de Calcuta  o Teresa Benedicta, por seguir con Teresas, y entre Obama y Trump, Rajoy e Iglesias, Almodóvar o Messi o Ronaldo tengo la menor vacilación? Ni la más mínima.

Creo sin embargo que en esta inmensa tragedia de la vida religiosa en la Iglesia ha habido ellos y ellas culpabilísimos. Pero no es este el momento de señalarlos nominatim.

Quede simplemente el resultado de lo que consiguieron.

Y que todavía es peor porque estas cifras están referidas a 1973 cuando ya habían conseguido resultados pésimos. Y repito que los que doy son mejores que los verdaderos. Porque en 1973 ya era «ostentórea» la tragedia.

Omito en la relación a aquellas congregaciones con datos superiores a los de 1973. No pueden figurar, con todo lo que ha caído, en este cuadro porque el suyo es honorosísimo. He visto que algún imbécil, género que tanto abunda, ante la disminución en un año de una o dos religiosas, en una congregación de espectaculares resultados, se regocijaba por ello cuando las demás pierden efectivos a raudales. Pues que se le termine su alegría porque ya han amortizado ese insignificante retroceso. Y no con vocaciones importadas, como en tantas, no pocas de mal resultado, sino con jóvenes de España.

Doy el resultado de la hecatombe de la vida religiosa femenina en España a 1 de enero de 2016. Hoy, exactamente un año y medio después, seguro que es todavía peor. Y repito que esos resultados son optimistas por estar referidos a 1973. Si los remontáramos al año de sus máximos efectivos, una decena de años antes, la pérdida de religiosas será bastante mayor. Pienso que como poco cinco puntos más. Puedo estará equivocado pero creo que no mucho. E igual es superior al 5%. Y con la consideración de siempre. Cada vez son menos y más viejas. De no pocas ya me dirán su futuro.

Os pongo, encabezándolo, el porcentaje de religiosas que han perdido esas congregaciones respecto a 1973. Que en realidad es más alto.

82%: Hermanas de la Msericordia de Sées

73%: Salesas, Estigmatinas y Hermanitas de la Asunción.

72%: Hermanas de la Misericordia de Moissac

71%: Hijas de la Cruz Hermanas de San Andrés.

70%: Franciscanas Hijas de la Misericordia.

69%: Hermanas de la Instrucción Caritativa del Santo Niño Jesús y Mantellatas

68% Hijas del Corazón de María.

67%: Hijas del Sagrado Corazón (Magdalena Sofía Barat),  Instituto Catequista Dolores Sopeña, Misioneras de Nuestra Señora de África  (Hermanas Blancas) y Presentación de María.

66%: Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl y Religiosas de la Caridad del Buen Pastor.

65%: Franciscana Misioneras de la Inmeculada Concepción y Doroteas.

64%: Bernardas (Cisterciienses), Institución Javeriana, Sagrada Familia de Burdeos.

63%: Sagrada Familia de Villefranche-Rouerges, Santos Ángeles Custodios, Hijas de la Caridad, Redentoristas.

62%:Hijas de María Santísima del Huerto y Misioneras del Corazón de María.

61: Auxiliadores de la Ánimas del Purgatorio y Corazones de Jesús y María.

60%: Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús, Hermanas de la Caridad de Namur, Carmelitas del Sagrado Corazón de Jesús, Hijas de san José, Hermanitas de los Pobres de Maiquetia.

Todas estas, y repito que con porcentajes de disminución superiores a los señalados, no es que estén al borde del abismo sino que ya precipitándose en él. No voy a decir que a mí las mantellatas ahí me las den todas porque su influencia en España es escasísima pero las Hermanas de la Caridad han sido referencia en España, y allí donde estuvieren, de entrega a los más necesitados. Y si alguna metió la pata estoy seguro de que fue con su mejor intención. Las Salesas, las del Sagrado Corazón, han sido referente en España. De retiro y oración unas y de enseñanza otras. Mis tres tías maternas estudiaron con las del Sagrado Corazón y lo exhibían. Con reverencia de rodilla a la reverenda madre. La hija de una de ellas se llama Magdalena Sofía. Dos de la otra, que llevan el nombre de su madre y de su abuela, tienen por segundo en el bautizo también el Magdalena Sofía. De la única hija de mi tercera tía ignoro su segundo nombre. Aunque tal vez fuera el mismo. No te voy a llamar, queridísima Yayay, ahora para preguntártelo. Ni  a tu madre, la única superviviente ya de una larga familia, de la que soy hijo y de la que me siento muy orgulloso.  Dadas las fechas espero darle pronto un beso más en Villagarcía donde nos reúne siempre tan guapa, tan cariñosa y tan tía. Próxima a los cien años, aunque algunos le falten, y que ella, hasta hace poco, no los manifestaba.  Y nadie se los echaba. Creo que ahora, presumida siempre, y con motivo pues era un bellezón, lo hace ya presumiendo, una vez más, y de nuevo con motivo. Si hubiera un concurso de miss España cuasi centenarias Yuki iba a arrasarlo. Aunque también es seguro que no se iba a presentar.

Y una vez más me he perdido. Y no  voy a hacer más largo el cuadro de deshonor hasta mañana. Las que han aparecido hoy son verdaderamente penosas y agonizantes. Muchas de las de mañana, también.

 

 

Comentarios
5 comentarios en “Y ahora las religiosas (2017) (VIII)
  1. Sr. Cigoña, lleva usted muchos años «denunciando» la disminución de los efectivos de la vida religiosa, mesándose los cabellos y constatando el declive y la decadencia de la misma.
    Son datos. Nada que decir a ello.
    Lo que no le compro es su conclusión de que esta decadencia se debe al abandono de las rancias y antiguas costumbres.
    La vida religiosa se acaba porque el el siglo XXI no tiene ningún sentido. Al menos la contemplativa. No digo que no se pueda retirar uno (o una) a una vida de contemplación y oración sino que cuando uno lee los evangelios no se imagina a Nuestro Sr. de por vida en un convento aislado del resto de los seres humanos y rezando sin parar.
    Cuando se canonizó a San Juan Bosco, el promotor de la fe de su causa (mal pero más conocido como abogado del diablo) hizo una pregunta: ¿Cuándo rezaba Don Bosco? A lo que el Papa de entonces (Pío XI) contestó ¿Cuando NO rezaba Don Bosco? A pesar de su vida de intenso movimiento y acción social.
    Esa y no otra es la vida religiosa del Siglo XXI (otra gran visión profética del santo) y los institutos religioso que no se adapten a ella sucumbirán porque el mundo ya no está para vivir aislados de él.
    Quedarán pocos pero serán los que tengan que quedar. En el fondo no hay sitio para más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.