Y ahora las religiosas (2017) (IX)

|

Muy alarmante también la situación de las que han perdido entre el 50 y el 59% de sus religiosas y repito que las cifras reales son todavía superiores.

59%: Hermanas Hospitalarias de la Santa Cruz, Hermanitas de los Pobres, Religiosas Reparadoras del Sagrado Corazón de Jesús, Ursulinas de Jesús.

<

58%: Hermanas de la Doctrina Cristiana, Franciscanas Misioneras de la Natividad de Nuestra Señora (Darderas).

57%: Compañía de María (Religiosas de la Enseñanza), Dominicas, Adoratrices del Santísimo Sacramento, Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, Franciscanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, Hermanas de María, José y de la Misericordia, Hermanas Mercedarias de la Caridad, Misioneras de Nuestra Señora del Pilar.

56%: Hijas del Patrocinio de María, Sagrada Familia de Urgel.

55%: Adoratrices de la Sangre de Cristo, Esclavas del Divino Corazón, Filipenses Hijas de María Dolorosa, Hijas de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires, Misioneras de la Inmaculada Concepción.

54%: Nuestra Señora de la Compasión, Dominicas de la Presentación, Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia, Misioneras de la Doctrina Cristiana, Orden de la Merced (Mercedarias).

53%: Josefinas de la Caridad, Hijas de María Madre de la Iglesia, Mínima Congregación de Siervas del Corazón de Jesús.

52%: Dominicas de la Anunciata, Hermanas de los Pobres de San Pedro Claver, Instituto Calasancio de Hijas de la Divina Pastora, Providencia de Gap.

51%: Benedictinas, Esclavas de María Inmaculada.

50%Instituto de la Bienaventurada Virgen María (Irlandesas), Religiosas de Jesús-María.

Están en este grupo, verdaderamente en muy mala situación que se agrava año tras año sin el menor síntoma no ya de recuperación sino ni siquiera de estabilización, institutos que han sido importantísimos en España, tanto en la vida contemplativa como en la asistencial y educativa.

Dominicas, Benedictinas, Hermanitas de los Pobres, Adoratrices, Compañía de María (Enseñanza), Esclavas, Irlandesas, Jesús-María…

Salvo un milagro, y grande, no parece que ninguna de las de este grupo tenga salvación. Los próximos años van a ser trágicos al multiplicarse las defunciones y al no tener vocaciones o escasísimas. Parece que en un club de solteronas cada vez más ancianas no quiere entrar nadie.

La situación es más incomprensible en los institutos dedicados a la enseñanza que se nutrían de alumnas de los mismos. Las chicas tenían dirección espiritual, misa, actos piadosos, religiosas jóvenes que atraían a la vocación. Hoy en sus colegios no hay director espiritual, misa, actos piadosos… y ni siquiera monjas. No digo ya monjas jóvenes. Ni siquiera ancianas. Un nieta mía va a uno de esos colegios en el que no hay ni una religiosa.

A unas las engañaron con lo de que la secularización iba a traerles una florecientísima primavera, y muchas de ellas se embarcaron en la aventura encantadas. No pocas a los treinta y cuarenta años se encontraron monísimas con traje seglar. Ahora sí que no iba a haber ninguna barrera entre las alumnas y ellas. Si con hábito todos los años entraban en la congregación cuatro, seis u ocho jóvenes ahora sin él eso se iba a multiplicar. Pues ni una o casi. Y hoy se ven octogenarias y sin el menor atractivo y no voy a decir que muchas hasta unos adefesios. Vaya, se me ha escapado.

Hubo un tiempo en que se podía haber corregido el error pero no se quiso, en unas por necedad y en algunas por maldad. Y en todas mal aconsejadas por otros. Pues ya ven lo que se han encontrado.

P.D.: He preferido, por misericordia, ilustrar esta entrada con religiosas extranjeras.

Comentarios
1 comentarios en “Y ahora las religiosas (2017) (IX)
  1. Las desórdenes educativas son, en general, un espanto.No evangelizan a nadie.Fabrican en masa ateos, agnósticos, anticlericales e indiferentes.No sirven para lo que fueron creadas.Son peones del Maligno, con su complacencia o sin ella.Es mejor que desaparezcan cuanto antes.Estorban la labor de la Iglesia y difunden ideas contrarias a la fe, a la tradición y al magisterio de la Iglesia.Son un verdadero escándalo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *