PUBLICIDAD

Agarrarse a la letra de la ley

|

Se quiere presentar como algo impresentable en la Iglesia. Como si lo bueno, lo que quiere Dios, es hacer de la ley borrón y cuenta nueva. Y eso con leyes que nos ha dado el mismo Dios. Pues, ¿para qué nos las habrá dado?

En el fondo subyace un pensamiento de que Dios no nos ha dado nada, incluso que no existe, y que es hora ya de acabar con ese engañabobos que la Iglesia utilizó tantos siglos para hacerse con el poder y con las conciencias. Acepto plenamente que haya gente que piensa así. Y lo diga. Lo que no entiendo es que se diga desde la Iglesia. Porque eso acaba con ella.

Cierto que las declaraciones de gente de Iglesia en ese sentido son más hipócritas. Disimulan algo. Realzan la misericordia, la comprensión, la bondad, el discernimiento… Conceptos todos sin duda a tener en cuenta pero siempre que no se carguen la ley que en este caso es la Ley de Dios. Las leyes civiles, fruto del voluntarismo de los legisladores, permiten lo que dicen y mañana pueden permitir lo contrario. La zona de dominio público en una ley de costas puede ser la que es o más amplia o menor. Y no pasa nada. La velocidad en las autopistas hoy es de 120kms/h y mañana pueden ser 100 o 140. Pero cargarse la Ley de Dios en la Iglesia es más complicado. Porque, ¿nos han engañado 2.000 años diciéndonos que era Ley de Dios sin serlo? ¿Y ahora al decirnos otra cosa no nos engañan? ¿Tiene algún sentido seguir a quien la que ayer nos dijo negro y hoy nos dice blanco? ¿Estamos en un mero positivismo en el que el legislador dice en cada momento lo que se le ocurre y con obligación por nuestra parte de creernos sus últimas ocurrencias? ¿La Iglesia es acaso Corea de Norte? Porque, si lo fuera, yo me daría de baja.

La palabra de Dios es para seguirla y no para cambiarla. No matarás, no fornicarás ni adulterarás, no robarás, no levantarás falso testimonio… ¿O no es palabra de Dios?

Se puede pintar el salón de otro color o cambiar los muebles del dormitorio. Eso es el ayuno eucarístico desde las doce del día anterior o una hora antes, comulgar en la boca o en la mano, la misa mozárabe, el novus ordo, el modo extraordinario o el rito copto. Dios no ha dicho nada sobre ello. Ni directamente ni en los libros inspirados. Pero hay cosas que si dijo. Y que cuando se leen en la misa se añade: Palabra de Dios.

¿A ver si es que a partir de ahora Dios no tiene palabra? ¿O que no existe Dios sino un personaje notable, al que crucificaron, pero que dijo algunas tonterías que hoy no tenemos que creer? ¿No estarán algunos dinamitando la Iglesia de Cristo?

 

17 comentarios en “Agarrarse a la letra de la ley
  1. «¿La Iglesia es acaso Corea de Norte? Porque, si lo fuera, yo me daría de baja.»

    No, señor. La Iglesia no es Corea del Norte; pero el quiz está en la segunda parte de su frase.
    Quizás sea tiempo de que algunos se planteen darse de baja de la Iglesia, no entiendo la insistencia en pertenecer a una iglesia que ya no les satisface ni atiende sus necesidades.
    Pueden fundar una nueva o incluso refundar una vieja.
    Es lo que les digo a sus amigos de Adelante la Fe. Obviamente no profesamos la misma fe ni pertenecemos a la misma Iglesia, ni creemos en la misma religión.
    Pero los que estamos alineados con Roma parece que somos los «otros», pues nada sigan ustedes como quieran pero no se empeñen en que los que no queremos hacerlo lo hagamos.
    Si yo, al menos, no tengo el más mínimo interés en convertirles

  2. Marco: la moral de situación está condenada por la Iglesia. Puede comprobarlo, sin ir más lejos, en el discurso del venerable Pío XII al Congreso Internacional de la Federación Mundial de la Juventudes Femeninas Católicas, que está publicado en «L’Osservatore Romano» del 19 de abril de 1952, como refleja AAS (vol. 44, pág. 413).

  3. No Name,

    Confunde usted el acto con la situación. El acto es siempre definitivo y por eso es objeto de juicio moral pero no ocurre así con la situación. Una situación no puede ser evaluada hasta que no alcanza un estado permanente. Al ser ciertos actos o estados de naturaleza intrínsecamente mala, con independencia del sentir subjetivo, tienen consecuencias negativas sobre uno mismo y sobre los demás.
    .
    Compruébelo con la situación de los nacionalismos en España. Llevamos más de 40 años con políticas disolventes y agresivas por exclusión hacia todo aquello que nos une y los efectos son cada vez más visibles. La situación es de ambigüedad por naturaleza con el fin único de desgastar al conjunto de la nación y establecer un nuevo equilibrio. La pregunta es si ese equilibrio puede durar para siempre, hasta la muerte, o es el tránsito a una nueva etapa.
    .
    En mi opinión no es así si el vínculo original es válido. Es decir, aquellos que consideran su matrimonio fracasado y se unen a otra persona en situación irregular sólo alcanzan un nuevo estado definitivo de paz interior, bien para sí y para los demás, si realmente no hubo vínculo en sus primeras nupcias. La situación, a diferencia del estado, puede discurrir por diferentes formas de equilibrio pero eso es, precisamente, lo que se entiende por desequilibrio.
    .
    Nuestra capacidad de elegir sobre lo que es y sobre lo que está es siempre limitada. Hay cosas que no se pueden cambiar porque son inmutables por sí mismas, o para los que creemos, por Otro. El divorcio es al matrimonio lo que la República a la Monarquía.

  4. «Lobo» deberías leer con más cuidado y sin apasionamiento. ¿Tu crees que alguno de los que comentan se creen dioses? Ninguno con toda certeza. Lo que sí saben, si procuran pensar un poco y tienen mínima formación, es que hay principios irrenunciables, y no de los enunciados por BXVI , que también, sino de lo que supone la Revelación, no las falsas doctrinas de las que ya avisó San Pablo. Y como dice muy bien el Cardenal Sarah muchos interpretan la misericorida como que puede pecar y hacer lo que quiera y Dios va a tener misericorida de mí. Ese es el asunto.
    El otro día , en la presentación de un libro, oí a Mons. Munilla decir que estaban tratando en la Plenaria sobre la Cristología y que había algún «hermano» obispo que decía que el catolicismo no era una moral. El lo aplaudía, y no hubo ruegos y preguntas. Una falacia más de la que nos venden, porque la revelación y Cristo no son una moral pero CONLLLEVAN un comportamiento, es decir una moral. El «espiritualismo», que el mismo denunciaba, lo que quiere es eso que denuncia Sarah: me uno a Dios como me dice mi conciencia y emoción pero de cambio de vida y comportamiento nada. Ya lo descubrió el protestantismo y el islam de otro modo.
    Falacia mayúscula: un matrimonio se quiere por amor, por lo que es cada uno, pero si te pego, no pasa nada, si te engaño tampoco, si no me preocupo de que tengas lo necesario te sigo «queriendo», pero subsiste, eso sí, la «Juanolatría» o la «Cristinatría» de los esposos Juan y Cristina. «¡Cosa veredes mio Cid, que te dejarán asombrado!», porque no se las cree nada más que un necio.

  5. Para mi, agarrarse a la letra de la ley no es lo que hace un buen cristiano coherente al aceptar la doctrina, sino lo que hace un mal cristiano modernista que, usando la letra, le da la vuelta para llevarse el gato al agua.
    Es como si yo, agarrando la verdad de que una ignorancia insalvable exculpa de un pecado particular, le doy la vuelta y digo que alguien puede hacer un mal objetivo siempre que subjetivamente crea que esté bien, a pesar de conocer la doctrina y de ir a un confesor.
    Pues subjetivamente Bin Laden creía que estuvo muy bien tirar las torres gemelas…
    En fin. Que quien diga eso de agarrarse a la letra, seguramente será el primero que se agarre a ella para falsearla y hacer pasar por bueno lo malo… La técnica del demonio tentando a Cristo…

  6. Si el catecismo y el Código de Derecho Canónico no se respetan, la Iglesia, el papa, los obispos y el clero en general sobran y es mejor que cada cual haga lo que quiera con sus capisayos.

  7. sin tanta charlatanería inútil, los mandamientos de la ley de DIOS confirmados por CRISTO mismo son absolutamente indispensables para la salvación del hombre. punto.

  8. Lo que digan aquellos que utilizan la misericordia para pecar poco importa porque en su pecado llevan la penitencia. Aquí lo importante es descubrir si la enseñanza evangélica puede ser reducida a un conjunto de normas morales o si bastan con las del Antiguo Testamento. Algunos quieren ver en esas normas morales, deducidas de las Escrituras, una explicación de la llamada economía de la salvación o del plan divino para la salvación del hombre.
    .
    Y ciertamente se puede expresar así pero no como una economía tal y como la entiende el hombre. Nadie deja las noventa y nueve ovejas y va en busca de la perdida, nadie paga con el mismo jornal a los de la primera hora y a los de la última, nadie arriesga todo lo que tiene por un tesoro enterrado que no ha visto, nadie envía a su hijo a la viña sabiendo que lo pueden matar, nadie sirve el buen vino al principio y deja el peor para el final, nadie mata al cabrito cebado por el hijo pecador y deja de hacerlo por el obediente, etc.
    .
    Es imposible codificar una ley a partir de las enseñanzas y parábolas del Evangelio. Eso no impide hacer accesibles ese magisterio y canalizar esas gracias a los fieles a través de signos sensibles que es lo que son los sacramentos. Es en esa sensibilidad donde tiene sentido hablar de norma no por el qué, que ya quedó fijado desde un principio, sino por el cómo para no desvirtuar ese qué que es el contenido de la Fe.
    .
    Los diez mandamientos de la Ley de Dios son de una lógica y verdad aplastantes y no admiten discusión. Son necesarios, y a todo el mundo obligan independientemente de su religión, pero no son suficientes si falta el mandamiento nuevo. El problema nunca ha estado en el qué sino en el cómo. Y el cómo pertenece a lo sensible y, por lo tanto, a la experiencia que es donde queda encauzada la tradición. El magisterio es intocable pero no la experiencia siempre y cuando no lo desvirtúe. El primero procede del Espíritu Santo y no admite error, la segunda puede ser buena, y pasar a ser tradición, o ser mala y morir por sí misma si no es fiel al magisterio.

  9. unos simples ejercicios de lógica extraídos de ese mamarracho bergogliano llamado amoris laetitia, los amores de leticia;

    “ya no es posible decir que todos los que se encuentran en alguna situación así llamada «irregular» viven en una situación de pecado mortal, privados de la gracia santificante.“ (Amoris Laetitia 301)

    solo hay que cambiar una palabra y se tendría la siguiente frase;

    “ya no es posible decir que todos los que se encuentran en alguna situación así llamada «inmoral» viven en una situación de pecado mortal, privados de la gracia santificante.“

    y una situación así llamada «inmoral» puede abarcar la poligamia, el homosexualismo, la pornografía, la violación, el robo, la corrupción, el aborto, el homicidio, etc.

    “Un sujeto, aun conociendo bien la norma, puede tener una gran dificultad para comprender «los valores inherentes a la norma» o puede estar en condiciones concretas que no le permiten obrar de manera diferente y tomar otras decisiones sin una nueva culpa“.(Amoris Laetitia 301)

    solo hay que agregar unas cuantas palabras de mas y se tendría la siguiente frase;

    “un fornicario, un adultero, un polígamo, un maricón, un pornógrafo, un proxeneta, un ladrón, un corrupto, un narcotraficante, un traficante de seres humanos, un violador, un asesino en serie, un mafioso, etc, aun conociendo bien la norma, puede tener una gran dificultad para comprender «los valores inherentes a la norma» o puede estar en condiciones concretas que no le permiten obrar de manera diferente y tomar otras decisiones sin una nueva culpa“.

    conclusión; muy simple, pero aterrador! bergoglio ha demolido la moral católica! estableciéndose así la moral bergogliana.

  10. Sobre agrergar o quitar un apice de la letra de la Escritura,

    Considero interesante que filosofos, teologos, periodistas , sacerdotes , investigaran los pactos de este pontificado y la Falsa Paz desde el punto de vista teológico y evangelico, escrituristico.
    No se quien tenga talento y rectirud de corazon para hacerlo

    Especialmente COP 21 DISCURSO A LA ONU, PARIS, AFRICA pues entiendo que construye una
    NUEVA CONCIENCIA MORAL
    MADRE TIERRA, LAUDATO SI… CUANDO CITA A SAN FRANCISCO de Asis
    Euronews claves de la carta enciclica Laudadot si sobre el medio ambiente de Papa Francisco
    El Papa propone 5 cambios de corazon que puedes hacer en tu vida para cuidar el planeta
    Filmacion de la Fachada de San Pedro ecologia
    Nuevo cambio de conciencia moral, distinta a la del decálogo.. y del Evangelio y las graves consecuencias de agregar o quitar , ni un apice ni de mas ni de menos a la Escritura..
    Yo relaciono escatologia , Catecismo de la Iglesia , la reaccion de Dios, una sacudida cosmica, despues de la muerte, pasion y resurreccion de la Iglesia, para crear unos nuevos y una nueva tierra

  11. El papa Francisco ha sido informado del poliamor, que progresa en nuestra sociedad a pasos agigantados habiendo numerosos talleres en todo el mundo, incluyendo las parroquias más progresistas y adelantadas a nuestro tiempo. «Los tríos gays y los «multi lovers» deben ser acogidos en la iglesia, como los pentys» multimonios, etc.

  12. No solamente hay alguno-s que dinamita -n la Iglesia desde dentro en lo mas alto del vertice, es todavía mucho peor ,aquí hay alguno-s que se creen que son Dios e incluso mejor que Dios ya que mucho mas misericordioso-s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *