PUBLICIDAD

A unos por el mismísimo y a otros el mismísimo

|

La dureza de los obispos con unos y su flexibilidad con otros

Pues a mi me cabrea. Y no creo ser el único,

Por ejemplo, aqui está otro:

https://infovaticana.com/2024/03/01/la-dureza-de-los-obispos-con-unos-y-su-flexibilidad-con-otros/

Malo para los cabreantes porque después no les gusta lo que les decimos. Y se duelen,

Pues lo llevan claro: que no nos cabreen.

Comentarios
3 comentarios en “A unos por el mismísimo y a otros el mismísimo
  1. Yo modestamente creo ser un ejemplo de ese doble rasero, pues las sanciones canónicas parecen hechas sólo para los desgraciaditos como yo, que el que nace pobre y desgraciado, harto trabajo tiene con lo que Dios le ha dado.

    1. «Tu recompensa será grande»
      Cristo Dixit.
      Aquí me tienes,amigo querido,por si para algo puedo servirte.
      Tal vez,y a rebufo de la benemérita Hermandad Sacerdotal,y en esta época en que el mundo se ha reducido tanto,no estaría de más fundar otra de tintes internacionales.La verdad es que fura de nuetras fronteras ya se están moviendo «cosas» en ese sentido.Ahí anda Minutella,con sus aciertos y sus errores,pateándose Italia con un puñado de curas valientes.Estos día anda por Alemanis-este finde,en Altotting-,con piernas de la Teresona,voz de Savonarola,y mente(¡qué pena) de von Balthasar.Haciendo lo que está en su mano,por seguir el sabio consejo de Carlo Caffarra.
      Nadie que esté,está de más.Todo el que no esté,está de menos.El único requisito imprescindible es poner lo poquito o muchito que se tenga,al servicio de Cristo,Único Dios Verdadero.Ya lo Multiplicvará Él por Infinito…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *