A Sánchez Saus lo van a poner a parir

|

Ver las imágenes de origen

Por  haberse pasado al moro, o al rojo.

Por decir que los buenos, los generosos, los maravillosos son los de Pedro y Pablo y un cura entregado a sus fieles un bulo impresentable de la extrema derecha que no engaña a nadie.

<

Don Rafael, admítame en su compañía en el paritorio. Porque estoy totalmente de acuerdo con su ironía. Recurso solo al alcance de los inteligentes.

Es normal que nos combatan desde las trincheras de enfrente. Lo  asumimos hasta con orgullo. Pero que nos disparen los que se creen buenos desde una supina ignorancia convencidos de que Pedro y Pablo a nuestro lado son unas ursulinas ya es demasié.

No saben leer y además desde  esa menesterosidad intelectual se erigen en maestro ciruelas dando lecciones de todo lo que ignoran.

Don Rafael, si me acepta, honradísimo a su lado. Ayer cumplí ochenta años, Semper idem. Pues no faltará quien piense que a mi edad me he pasado al moro. Como comprenderá no es como para pedir que Dios les conserve la vista. Porque son cegatos totales.

Y aun así se tienen por águilas.

https://www.religionenlibertad.com/opinion/321589464/Otro-bulo-desenmascarado.html

 

 

Comentarios
10 comentarios en “A Sánchez Saus lo van a poner a parir
  1. Muchas felicidades, Paco Pepe, por tus flamantes ochenta años. Que Dios te conserve muchos más, en tu impagable labor al servicio de la Iglesia. Y sí: semper idem. Un abrazo.

  2. Muchas felicidades. No podrá votar en el cónclave, pero sí seguir, con la ayuda de Dios, fustigando a tanto xxxx que hay por ahí.

    Observe que me he puesto moderado y he puesto xxxx, en lugar de llamarlos mierdas, directamente.

  3. Magnífica labor la de ese sacerdote. Eso sí que es ser hospital de campaña y no algunas de las sandeces que a veces se ven o se oyen
    Y felicidades por su cumpleaños. que el Señor le siga bendiciendo con años de vida y una cabeza bien despierta para seguir «incordiando» (activado el modo ironía)

  4. Muchas gracias, don Francisco José, por distinguirme con su atención y recoger mi modesta columna en su blog con alguna asiduidad, más de la que merece. Es todo un honor y un orgullo para mi.
    Y aprovecho la ocasión para felicitarle por su magníficos ochenta. Que Dios le conserve la salud, la jovialidad y la lucidez otros muchos años. Y que le bendiga con los mayores dones de esa edad: hijos y nietos maravillosos, como me consta. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *