A paraguazos por negarle la comunión en la boca

|

Qué ver en la Catedral de Oviedo y la Cámara Santa

Dos curas de la catedral de Oviedo y un sacristán, lesionados.

https://www.lne.es/oviedo/2021/09/21/arremete-paraguazos-sacerdotes-sacristan-catedral-57538275.html

<

No voy a recomendar el paraguazo como respuesta a la chulería sacerdotal pero conviene que los eclesiásticos aprendan que no todos los fieles son modelo de paciencia, buenos modales, respeto y tranquilidad ante las imposiciones improcedentes.

Y naturalmente me alegra que las lesiones fueran leves.

Comentarios
76 comentarios en “A paraguazos por negarle la comunión en la boca
  1. Qué será más evangélico, el paraguas o el látigo de Cristo en el templo?
    Yo en los Capuchinos de Gijón ni lo intenté. Van ellos por los bancos repartiendo a diestro y siniestro. Un alejamiento del altar que no me gusta un pelo: comunión, sacerdote y altar van en el mismo espacio geográfico. Por eso tampoco me gusta cómo reparten la comunión los kikos, además laicos que dejan al sacerdote de adorno mientras se reparte la Comunión en cestitos de pan y en un gran Cáliz pasando por las bancadas.
    En San Lorenzo también me la negó el sacerdote y le dije: «Dios te perdone». Y entonces me la dio en la boca. Se lo agradezco infinitamente. En Covadonga, ningún problema.

  2. Antonio García: comulgar en la mano es un derecho de los fieles, reconocido por las leyes universales de la Iglesia y un obispo NO puede abolir ese derecho en su diócesis.

  3. Para tomar.la santa comunion lo principal es estar preparado. Cosa.que no pregunta ningun cura ni aconseja a la comunidad. En cuanto a tomarla en la mano o en la boca es.dicision del fiel que el cura debe respetar. No hay más. Yo personalmente la tomo en la boca. 7

  4. Me dió la impresión que en Los Capuchinos de Gijón, este sábado, no, el anterior en la Misa de las ocho de la tarde, que la presidió un joven con hábito ( nunca había visto un habitado últimamente en esta iglesia), la última señora que se acercó a comulgar, me dio la impresión, desde el segundo banco, que trató de quitarse la mascarilla para comulgar en la boca, y que el oficiante se retiró sin permitir que recibiera al Señor. La señora se retiró discretamente. Me pareció un gesto por parte del sacerdote inadmisible, ya que previamente no se advirtió de la obligatoriedad de comulgar en la mano. Es la primera vez que lo veo, y en el resto iglesias en Asturias que asisto a Misa, me da la impresión que dan la comunión en la boca, al final, sin ningún problema. En la Parroquia de San José hay un reclinatorio a disposición de cada comulgante, para el que se quiera arrodillar. En fin, estas imposiciones de tan malos modos, no dejan de ser un ramalazo de afán de dominar, y de mala educación. Deberían de pensárselo los que así actúan. A mí la verdad es que no me importa, y me adapto, pero lo de negar la comunión al que se acerca a comulgar de buena fe, me parece lamentable.

  5. Pero, ¿qué hace el cura que le gustaría darla en la boca pero tiene que obedecer un decreto de su obispo? Porque, aunque es una tontería, una exageración, una chulería y todas esas cosas, no es estrictamente una orden inicua, puesto que el ordinario tiene potestad para legislar en la liturgia. Hay muchos sacerdotes que tienen problema de conciencia y, por obediencia, están actuando contra su voluntad al negarla en la boca.

  6. «- Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero como se te ocurra no entrar cuando y como a mí me parezca, ¡prepárate para el estacazo!
    -Realmente, en tooooodo Israel no he visto una fe como ésta…»

    1. Demagogo ¡!¡
      Vistiendo de Fe y de ángel de luz vuestra maniobra desacralizafora¡!
      Y ya que lo dices, el centurión no «dejó» al Señor entrar en su casa,y no obstante le arrancó el Milagro.
      Como la hemorroides…

  7. Se ve que ese señor no ve la televisión ni escucha la radio. Por eso no se ha enterado de que comulgar en la mano no es un capricho de los obispos, sino una medida de previsión sanitaria absolutamente justificada y suficientemente explicada. Tampoco se ha enterado de que cuando acabe la pandemia podrá volver a comulgar en la boca, dada la importancia que le encuentra a esta forma. Parece que lo importante para este señor del paraguas no es comulgar, recibir a Dios, sino la forma en que lo hace. La forma por delante del fondo, lo que tantas veces lleva al error.

    1. «Tampoco se ha enterado de que cuando acabe la pandemia podrá volver a comulgar en la boca», el que no se ha enterado de que no siempre es así, es Vd ANTONIO GARCIA

      1. ¿Tiene alguna información sobre que ha quedado prohibida para siempre la comunión en la boca? Le agradecería la expusiera para nuestro conocimiento.

        1. Muchos sacerdotes me han comentado que no van a recibir una indicación de los obispos de que ya se normalice la comunión en la boca, pero NINGUN obispo en España puede prohibirla. Así que debe salir de los laicos el normalizarlo.

    2. El que no se entera de na- da eres tú, so memo.
      EN LOS TIEMPOS DE LAS SANAS TRADICIONES,
      EL PARAGUAS HABRÍA IDO A LOS CO……..S;
      MAS HOY,QUE SON DE FLATO Y PLUMA,
      QUIEN PIENSE EN TAL DIANA ESTÁ EN LA LUNA…

      1. Ya había visto en anteriores mensajes suyos su falta de respeto hacia todo el mundo, dedicando epítetos tanto a otros participantes en las conversaciones como hacia quien fuera que hubiera salido en alguna noticia publicada por nuestro bloguero. Alguna vez me tenía que tocar a mí.

      1. Es una opinión, que podrían decírsela a las autoridades sanitarias, que en ningún momento han dejado de insistir en este tema. De todas formas si hay una institución en la que las opiniones no tienen valor ante el principio de obediencia debida es la Iglesia Católica. Si el Obispo dice que no se administre la comunión en la boca mientras dure la pandemia, no se administra y ya está. Y eso vale para sacerdotes y para fieles. A ver si la obediencia sólo va a poder ser observada en lo que cada uno quiera.

        1. En lo que cada uno quiere,no:EN LO QUE SE DEBE.
          Con la obediencia ocurre lo que con decir la verdad.Ambas se rigen por la existencia-o no- de un deber insoslayable.Pedro,que lo tenía muy claro,dio higas a la sinagoga,y eligió obedecer a Dios.
          Naturalmente,los obispillos de quinta(me viene a la mente uno con novia),y sus lameculos,se matan porque sigamos gritando:¡Vivan las «caenas»!
          Pues va a ser que no,D.Respetuoso de la Altísima Estima y Grande de Servilaria.

  8. Hay que notar que el sacerdote cumplía el protocolo aprobado por su obispo. Aunque así no fuera estaría absolutamente injustificada también la agrsión del feligrés, però me parece preocupante que en este blog la mayoría de comentaristas parezcan alegrarse de la agresión a un sacerdote y que todos, incluído el blogger carguen contra él sin recordar que la norma a la que él se atuvo la dictó su obispo, quien siempre es aplaudido en este contexto

    1. Absolutamente de acuerdo. Siempre me resulta curiosa el desparpajo de algunos fieles para aplicar la obediencia sólo en aquello con lo que están de acuerdo.

  9. En breve tiempo la jerarquía de la Iglesia debe volver a recomendar la comunión en la boca. Si están las plazas llenas de botellones, se vuelve a la normalidad y resulta que para comulgar el celebrante se echa jabón hidroalcohólico para dar la comunión antes y después y en alguna parroquia alguien desinfecta las manos de los comulgantes, pues no hay razón para negarse a comulgar en la boca.
    Esas normas que sacaron cuando lo de la paz y demás en breve tiempo tienen que volver a la normalidad; lo mismo el agua bendita en las iglesias pues está claro y demostrado que el contagio es por aerosoles.
    La gente que en su mayoría no está vacunada es muy jóven y en gran número porque no les ha dado la gana. De esos casi ninguno irá a Misa los domingos y sí muchos de los que están a punto de ser vacunados la tercera vez.

      1. Pues sí
        Los hidroalcoholes también tienen su toxicidad química.
        La Santisima Hostia,con «excipientes».
        Satán riza bien el rizo de la perversión .

  10. Estamos hablando de un perturbado mental de mediana edad y no de un octogenario senil. Me parece gravísimo agredir a un sacerdote teniendo en cuenta que creo que es excomunión.

    Yo también prefiero la comunión en la boca, pero la situación actual lo desaconseja, ya no es un problema para el sacerdote, es para el resto de comulgantes.

    1. Eso de que la comunión en la boca es peligrosa es un bulo. Yo soy sanitario y lo repetiré ochenta veces: no existe evidencia de que una forma sea más «limpia» que otra. Es más, la de cosas que tocamos con las manos y los microorganismos que éstas guardan es impresionante. Además, recuerdo a los adalides de esta tesis, que el covid se transmite por aerosoles, no por contact,o como ya han avalado varios artículos de los cuales puedo pasar el enlace. Muchos de ellos se han publicado en la revista Science (que no es el hola, ni la visión subjetiva individual, ni siquiera la de los obispos, con todo el respeto). Después de un año y medio de pandemia tenemos lo siguiente:

      1. No existe evidencia de mayor contagio en los que comulgan en la boca.
      2. No han existido brotes en las comunidades que solo comulgan en la boca.
      3. Se ha impuesto la comunión en la mano de forma generalizada.

      Conclusión: se trata de una medida arbitraria, más bien basada en creencias particulares que en la evidencia científica existente. Y, esto ya es una opinión personal, dada la ideología de muchos sacerdotes reduciendo el sentido sacrificio de la misa (como si fuese un ágape fraterno) y la grima de muchos a la comunión en la boca desde antes de de la pandemia, no tiene nada que ver con la salud. Más bien con la fe.

  11. Yo creo que se nos está escapando algo importante. El fiel no le dio el paraguazo «directa e inmediatamente» por negarle la comunión en la boca; la noticia dice que se fue molesto sin comulgar.
    Es después de la Misa, en la sacristía, cuando se produce el hecho. Dice el artículo que el fiel fue a manifestar se desacuerdo. No sé cómo lo hizo; omo tampoco sé cómo reaccionó el sacerdote. Pero no descarto que éste, sintiéndose cuestionado en su autoridad y su verdad, reaccionará de forma arrogante, prepotente, chulesca,… y ahí el fiel ya no aguantara más ¿Justificable? No ¿Comprensible? Sí

    1. Si pasa. Reduce la dignidad y la creencia en el sacramento. Lex Orando, lex credendi, lex vivendi. Eso lo metió Lutero para que los fieles se diesen cuenta de que solo era pan. Pregúntate por qué

    2. Pasar no pasa, está aprobada y permitida por la jerarquía. En realidad fue una excepción conciliar que se ha convertido en ley. Es decir, se autorizó a que aquellas personas que por causa justificada no pudieran comulgar en la boca, lo hicieran en la mano. Ahora la norma se ha convertido en excepción y como se ve, en algunos casos en prohibición absoluta.

      Pero la norma es que se comulgue preferentemente en la mano, pero no se puede negar la comunión en la boca a nadie.

      Pero repito, no soy digno de tocar a Dios con mi mano y punto.

      Por otra parte, cualquier cura que tema contagiarse, es un cobarde y además ateo, pues no se pone en manos de Dios, que es lo que debemos hacer todos.

    3. Pasa que se trata inadecuadamente a Dios Eucaristía, que sólo debe ser tocado por manos consagradas, y que es un don que recibimos y no lo tomamos por nosotros mismos.

    4. Se le entiende perfectamente. No pasa Absolutamente nada. Lo importante es recibir el cuerpo de Cristo. No se disminuye ni un ápice eso porque la sagrada forma pase por mi mano.

    5. No,no.Pasar,no pasa nada.Si ni siquiera pasa cuando con presuntas Hostias Consagradas se compone un palabro y se exhibe en un «museo»…

  12. Espero que el arzobispo reprenda a este sacerdote y haga público, para que todos los curas lo sepan, que la comunión en la boca no se puede negar a quien la pida y el cura que lo haga será castigado llamado al orden con el consiguiente castigo, por ejemplo pedir perdón en la próxima misa que celebre en el mismo templo.

  13. Para prestar un poco de humor a tan serio asunto y su trágico-cómica pero «justificada» reacción, quiero constatar que ya estoy echando de menos aquí un magnífico «ripio» de nuestro vate.
    ¡Animo, don Carlos Núñez Díaz!

  14. ¿El Arzobispo Sanz Montes va a tomar alguna medida para que en su Catedral se garantice el derecho de los fieles a comulgar en la boca? ¿O va a mirar para otro lado?

      1. Yo sí me alegro de los paraguazos. Por idiotas, sin entrar en detalles. Cuando médicos y especialistas están diciendo que por recibir la Sagrada Comunión en la boca no hay posibilidad real de contagio, cuando ni un sólo contagio de esta maldita pandemia ha venido dado por ese uso impuesto sin más debate ni justificación suficiente, cuando ya se permiten miles de actividades más peligrosas que comulgar en la boca, es de estúpidos y de dañinos seguir imponiendo que se haga en la mano. Más paraguazos, y si el paraguas no es suficiente, recúrrase al ejemplo de los Santos (véase el de San Nicolás para convencer al hereje incorregible de arrio).
        Qué pena que se aproveche el negro miedo del contagio como argumento máximo para imponer un criterio contrario a la Tradición de la Iglesia. Y que pena que la cohorte servil de curas y obispos, los que les sirven de catequistas, formadores y, a veces, bufones, haya preferido estar pegada al tafanario clerical que ser fiel a la Tradición y devotos al Santísimo Sacramento.
        Ah, y que sepamos desde ya que lo que antes fue imposición de la Jerarquía mayoritariamente aceptada por los fieles, hoy es impuesta por los fieles a muchos sacerdotes que con caridad enseñan lo correcto y tradicional.
        Coger el Sacramento con la mano y llevárselo a la boca es una costumbre que ha venido para quedarse. Muchos y muchas se sienten «sacerdotos» con ese acto. Así está la cosa.

  15. Dice el cura en la entrevista que » sus actos fueron propios de alguna perturbación». Padre, la perturbación es que hay gente que empieza a estar harta de tanto abuso y tanto mamoneo, hasta el punto de que se calienta y llega a las manos. Está mal, pues si, pero están tensando la cuerda tanto que hay gente que no se somete y no es tan paciente como otros. Solo es eso. Lo raro es que el laicado siga aguantando y no mande a todos a esparragar.

  16. Durante una misa,pegar paraguazos,no va con lo que muchos promocionan.Estas actitudes son muy santas o muy chifladas,me inclino más por la segunda opción.

  17. Pues por menos, en EEUU, y supongo que otros países medio serios, la parroquia ha llamado a la policía y el feligrés se ha llevado una orden de alejamiento.

    1. En la prensa regional se apuntaba la posibilidad -ignoro si ya constatada o desmentida- de un supuesto trastorno mental por parte del portador del paraguas.

  18. Es estupendo, que ya se sabe que el miedo guarda la viña, así que a partir de ahora todos a comulgar paraguas en mano…
    Ese sacerdote progre viéndome avanzar con mi paraguas en la fila de comulgantes, a las cinco de la tarde, en pleno agosto sevillano…

  19. Este es un ejemplo de la distancia que cada vez hay más entre una parte de la Iglesia «oficialista» y de los fieles. Ya la gente, los fieles, no se callan y en este caso ha sido un paraguas.

  20. El ninguneo a los fieles es brutal. Ni siquiera los obispos pueden cambiar la forma universal de comulgar. Entiendo perfectamente la indignación del señor que dió el paraguazo, entre otras cosas, porque a mí también me han negado la comunión en la boca y es muy desagradable. Ojalá este incidente sirva para que los curas se enteren de lo que pueden o no pueden hacer y de cuáles son los derechos de los fieles.

    1. Será el Obispo el que deberá enterarse de cuáles son los derechos de los fieles. El sacerdote cumplía la prohibición impuesta por el obispo. Conviene informarse bien antes de hablar

      1. Pues a mi humilde entender, en términos de fe, de liturgia y teología, ambos revisten la misma gravedad.

        Dar paraguazos al sacerdote durante la Eucaristía es grave, porque el sacerdote simboliza a Cristo presente.

        Pero negar la comunión al creyente que está en condiciones y voluntad de recibirla, es desvincularse precisamente del papel de Cristo que asume el sacerdote oficiante, con lo que entiendo que es de gravedad canónica máxima.

        1. Al parecer fue en la sacristía y cuando un cura deja de ser Alter Christus, se merece eso y más.

          Sin embargo la violencia nunca es recomendable, ese hombre debió rezar por el imbécil del cura, en lugar de atacarlo.

        2. Vamos a ver: el sacerdote no le negó la comunión. Lo que le negó fue dársela en la boca. Y el feligrés rechazó recibirla. Eso sí que es grave.

      2. Eso llevaría lejísimos.¿La barragana-o el barragano-de turno,se está acostando con otro Cristo?.
        y todo,por no «distinguir cuidadosamente».Los escolásticos hilaban finísimo,utilizando en esa distinción el famoso «qua»:
        -Pegar a un sacerdote,qua sacerdote,es gravísimo.
        -Pegar a un sacerdote qua cualquier otro motivo,es muchísimo menos grave.
        Para los más lerdos:Una cosa es pegar a Agapito porque es cura,y otra muy distinta pegar a Agapìto que, «además»,es cura.

  21. Muy mal hecho por el sacerdote al negarse a administrarle en la boca la Sagrada Forma, y peor hecho por el feligrés por liarla a paraguazos. Siempre hay la opción de hacer una comunión espiritual, y aprovechar para rezar por esos malos pastores.

    1. La verdad es que uno empieza a cansarse de que los clérigos pisoteen arbitrariamente el derecho de los laicos. A mí me han negado la comunión en la boca, estando ya con la lengua fuera; me han afeado la conducta desde el púlpito, por poner en riesgo la vida del cura, al querer comulgar en la boca; me han ordenado volver al final de la cola para comulgar el último, e incluso me han denegado la comunión, siendo el último comulgante. Y no es consciente la clerecía del desprestigio que ha sufrido a los ojos de muchos laicos, por el terror con que, salvo excepciones, han reaccionado los clérigos ante la covid. Ya podrían haber mostrado un arrojo siquiera similar al de las cajeras de Mercadona…

      1. Un consejo, para poder comulgar en la boca, es : no abras la boca como antes, ni saques la lengua, porque eso da miedo por la saliva.
        Lo que hay que hacer es acercarte a coger la sagrada forma con las labios, de esa manera como mucho, que no suele pasar porque con que la cojas en el borde firmemente no se cae, le rozas con los labios, pero ya no hay posibilidad de salibazo, que es a lo que tienen miedo.
        Aparte que este sistema, a algunos les coge desprevenidos, y te dan de comulgar aunque no lo tengan pensado.
        Esto se parece a cuando le das de comer a un niño pequeño, que pones la cuchara o el tenedor y el niño es el que se lanza a cogerlo.
        ¡ Buena suerte !

        1. Argia

          Eso es como el que tiene un tío en Graná. El problema es si se comulga o no. Si se comulga, se hace con todos los requisitos y si falta alguno, pues se hace una comunión espiritual. Además, tomar con los labios puede dar lugar a que se caiga.

          Por otra parte, todo lo que esté en contacto con Dios, debe estar consagrado, excepto la boca, porque no hay manera de comulgar si utilizar la boca. Para mí y no pretendo sentar doctrina, tomar a Dios con la mano es una cuestión de ser digno y evidentemente, no lo soy, así que jamás lo haré.

          1. No, no se cae nunca, llevo haciendolo todos los dias durante año y medio.
            La comunión espiritual, es para cuando no te queda otro remedio.
            Para mi la diferencia es abismal.
            Pero cada uno que haga lo que crea procedente, solo he querido dar una idea para los que quieren seguir comulgando con la boca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *