PUBLICIDAD

¡¡¡Cuatro nuevos sacerdotes para Madrid!!!

|

Ver las imágenes de origen

Una cifra tan baja de ordenaciones no debió conocerse desde los tiempos de la República.

Tampoco en esto hay efecto Francisco salvo que se tenga por tal el cierre del chiringuito, que llamarlo Iglesia parece excesivo cuando es una ruina. Se agota el efecto Benedicto, por el paso del tiempo, y en Madrid el efecto Rouco, y ¿es eso lo que ahora se nos ofrece? ¿Quieren hacer verdad aquello de que todo tiempo pasado fue mejor? Porque esto es la nada. Cuatro sacerdotes y se morirán unos sesenta al año.

22 comentarios en “¡¡¡Cuatro nuevos sacerdotes para Madrid!!!
  1. ¿Sacerdotes o pastores? ¿Católicos o interconfesionales gnósticos?
    ¿Antiguamente eran otros tiempos donde gobernaba Franco, muchos eran católicos por miedo? ¿Por miedo a Franco o gracias a los católicos de culto o de cultura que acudilló Franco para que no los exterminara toda la tropa contra el opio del pueblo a fumigar como a los mosquitos ?
    Yo entré a la escuela pública en tiempos en que se niciaba la escolaridad a los siete años, tiempos de la II República absolutamente laicista; por deferencia y buena educación nos poníamos en pie cuando venía por ejemplo algún inspector y nunca ante la presencia de un sacerdote porque ni por el pensamiento se le hubiera ocurrido al maestro D. Manuel invitarlo ni a pisar la escuela de niños. Si más adelante con el Régimen del 18 de Julio se ponían en pie cuando acudía rarísimamente un sacerdote, era por la misma causa que los inspectores, a parte la deferencia de los niños que se sintieran católicos que no era mi caso. Seamos sinceros y objetivos sin jugar a mequetrefes políticamente correctos.
    Y que conste que en las escuelas de entonces ni por asomo se estudiaba catecismo católico ni nada parecido, pero en las parroquias se daba el Catecismo de la Doctrina Cristiana que se memorizaba con preguntas y respuestas de síntesis que servían para el futuro como comprimidos a ir desarrollando en la vida como referencias morales o a olvidar, pero no los catecismos que llaman ahora al “compromiso histórico laico” inmisericorde sin empatía humana ni menos amor de Dios, por aquello de dime de qué presumes y te diré de qué careces. Y por añadidura los curas presentados como hombrecitos porque no les mola andar de sacerdotes ya ni en los templos ni tampoco disponen las parroquias y demás instituciones católicas de lugares de acogida cultural, entretinimiento y reunión amistosa de jóvenes porque se los cargaron los señoritos sabios teologones postconciliaristas, todo lo cual ha llevado a que el gentío en la actualidad tenga referencias católicas de oídas, pero sumido en una ignorancia abismal mayoritariamente.
    ¿Pero qué nos vais a contar a los pocos que aún quedamos de los años de la República en los que vivimos si estábamos allí y el resto de circunstancias del devenir realmente histórico de España con el derrumbe de cultura y culto de la Religión Católica trasvasada a interconfesional gnóstica y los sacerdotes rebajados a pastores de un pastoralismo laico del que encima presumen unos cuantos autosuficientes presuntuosos?
    ¿La familia es el primer seminario donde se aprende a rezar, a compartir, amar, a obedecer.? ¿Cuál familia si las familias ya no tienen como modelo la Sagrada Familia porque no se consideran católicas en 70 % de las que se van contrayendo? ¿Aprender a rezar si ya los padres menores de cuarenta años no saben ni persignarse porque en su juventud les convencieron de que cada uno reza o no reza y ni se les enseñó el Padrenuestro si no han tenido abuelas que se lo enseñara?
    Es una solemne mentira que se nos obligara a creer aunque el ambente social fuera de cultura católica que es la propia de España desde el S. I y a partir del XVI de la Hispanidad. ¿Es vitanda, dañina, contraria a la felicidad humana? ¿Fue malo que tantísmos niños de familias sin recursos, pasando en sus familias necesidades de subsistencia no empobrecidas por Franco, pudieran estudiar en seminarios y escuelas apostólicas religiosas único medio para quedar liberados de ignorancias y superar esas necesidades al experimentar si se sentían vocacionados o no para la dedicación consagrada católica? ¿Fue mejor que en los tiempos anteriores en toda Europa a los hijos sobrantes no abortados se les enviara a la inclusa como es por ejemplo el caso de hijos de Rouseau el modelo del hombre civilizado?
    Hay comentarios que parten el alma por sectarios, pero más que nada por superficiales inmersos en frivolidad.

      1. Luego a quejarse de que os llaman sectáreos. Que cansancio con los “carismas”, sus “logros” y sus comparaciones.

        El número de sacerdotes no es el problema. De hecho hay muchos curas para tan pocos fieles. De hecho hay muchos curas que han destrozado activamente – y siguen – pueblos y barrios enteros. Y muchos otros que por omisión se les mueren las almas.

  2. Desde luego que hay muchas cosas que se pueden cambiar y mejorar en dentro se la pastoral vocacional de las diòcesis. Pero no se puede poner una pistola en la cabeza para obligar a que se entre al seminario. Antiguamente muchos entraban al seminario por que era la ùnica manera de estudiar o poder tener un plato de comida.

    No se si alguno de los de aquì comentan tiene algùn hijo sacerdote. Puede ser que si, pero la mayoria es posible que no.

    Pues siendo autocrìticos algo hacemos mal porque la familia es el primer seminario donde se aprende a rezar, a compartir, amar, a obedecer.

    1. Los sacerdotes sacrificados, varoniles, compasivos, modelo para los niños, no verdugos, con sed de almas y respetados por el pueblo que muchos llevamos en la cabeza como un cliché ya olvidado… son TODOS de la época a la que usted alude con su “Antiguamente”. Algo tendría aquella agua, cuando el mismo Dios la bendecía.

      1. Antiguamente eran otros tiempos donde gobernaba Franco, era obligado ver entrar un sacerdote a clase y ponerse de pie. Pobre de èl que no lo hiciera. Muchos eran catòlicos por miedo.

        1. Los alumnos nos poníamos de pie cuando entraba cualquier profesor o cualquier persona adulta, aunque no fuera sacerdote. Buena educación, respeto, autoridad… sin buylling, sin bulemia ni anorexia, sin suicidios, sin pornografía, sin móviles, sin ropas de marca, sin blasfemias, sin obscenidades….

  3. No se hace nada que Dios no quiera, si Dios no llama a nadie más al sacerdocio,por algo será, si no van a estar bien formados y solamente van a ser politiqueros de la fe. Mejor que se metan en ONGs o en partidos políticos. Para que queremos duplicidad de políticos, políticos en la televisión y el domingo políticos en la iglesia.

    1. Totalmente de acuerdo. El clericalismo ha hecho un mal enorme a la Iglesia.
      Los laicos hemos estado años ignorado por la jerarquía, pero el Espíritu Santo, que sabe donde soplar, está haciendo surgir, desde hace años, Movimientos en la Iglesia de miembros seglares.

  4. Y 8 bautizos para la vigilia Pascual.

    Es posible que el año que venga haya dos ordenaciones y cuatro bautizos.

    Hay 470 parroquias en Madrid…….

  5. ¡Propongo que Osoro readmita por motivos de urgencia a la mitad de su alma Vidal, nombrándolo exorcista diocesano; y que estimule las tiernas vocaciones al sacerdocio promoviendo para rector del Seminario al cura rockero Aradillas (también conocido en los ambientes levíticos como Aradiyeyé)…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *