1936-1939: El horror sistemático

|

El sacerdote que combate la 'Memoria Democrática' de Pedro Sánchez  mostrando el terror del Frente Popular

Entrevista al sacerdote Jorge López Teulón.

https://www.religionenlibertad.com/video/143529/persecucion-horror-sistematico.html

<

De muy recomendable visión

Comentarios
5 comentarios en “1936-1939: El horror sistemático
  1. Se está buscando un obispo para Gerona y no se encuentra a nadie. Este sacerdote con rectitud doctrinal es catalán. Animo al señor nuncio que hable con este sacerdote para poner remedio a la situación en Gerona antes que sea la desolación total. En Gerona será un martir al inicio pero logrará abrir la luz.

  2. LA CAMBOYA ibérica se convirtió por ese tiempo, y peor hubiera sido si ganarán, hubiera quedado pequeño POL POT,… por eso le gusta la guerra civil tanto al fantoche HO CHI MIN español pablete IGLESIAS, sic.

  3. Algo que me sorprende es la reducción de la persecución religiosa a 1936-1939, cuando en realidad empezó en 1931, con un pico considerable en 1934. aunque destaca 1936, en el que se produce una operación de exterminio sistemática, que da lugar a que se produjera un verdadero genocidio, según la definición de las Naciones Unidas, mucho peor que la que se produce en la URSS en que eran llevados a campos de concentración durísimos en le que no llegó a producirse el asesinato generalizado, por lo que no podría calificarse en sentido estricto como genocidio como en el caso de España. En España fue acompañada del saqueo y quema también sistemático de iglesias y conventos. Solamente en Madrid superior al centenar, muchas de ellas las conocí en ruinas en Madrid antes de su reconstrucción o colegios convertidos en cárceles como San Antón, de las que llegué a conocer sus huellas en los años 50, e incluso en la Catedral de San Isidro de la que se desplomó parte de la bóveda o San Andrés y San Cayetano reconstruidas recientemente. No me extraña que quieren rehacer una Historia tan vergonzosa.

  4. UNA MUESTRA MAS DE LA VERDADERA PIEDAD DEL FRANCISCO I EL DESTRUCTOR («EL PAPA DE LA MISERICORDIA»)

    El profesor de Gaztelueta condenado pide una entrevista con el Papa en Roma

    El delegado de la Santa Sede le propone que contemple «reconocer la verdad si hubiera defendido su inocencia de forma incierta»

    El profesor del colegio Gaztelueta, condenado en 2020 a dos años por abusos continuados a un alumno cuando era menor, está gestionando a través de medios diplomáticos eclesiásticos, un encuentro personal con el Papa Francisco para exponerle de primera mano su posición. José María Martínez Sanz, miembro numerario del Opus Dei, aspira a que el pontífice argentino le reciba al igual que lo ha hecho con la víctima, Juan Cuatrecasas Cuevas. El pontífice mantuvo un encuentro con la víctima el pasado verano en el Vaticano en el transcurso de un encuentro de jóvenes europeos, reunión en la que le pidió perdón por la actuación de la Iglesia.

    El docente habría tomado esta decisión tras haber enviado una carta a Jorge Mario Bergoglio, cuando conoció la reapertura de su caso, que fue contestada por un funcionario de la curia con un simple acuse de recibo. Por contra, el Papa sí ha enviado varias cartas al exalumno y a su familia, escritas de su puño y letra.

    Martínez ya fue contactado por el nuevo tribunal dos semanas después de que el obispo de Bilbao, Joseba Segura, anunciara de manera pública la apertura de la instrucción. El obispo de Teruel y Albarracín, monseñor José Antonio Satúe Huerto, envió a finales del pasado mes de septiembre una notificación al profesor en la que le informaba de que «próximamente» se iniciaría un procedimiento administrativo penal contra él, a tenor del canon 1720 del Código de Derecho Canónico, por un delito contra el sexto mandamiento del Decálogo con un menor. La misiva se la trasladaba en calidad de delegado de la Santa Sede después de que el Papa Francisco ordenara a la Congregación para la Doctrina de la Fe la reapertura del proceso canónico, cerrado en 2015 por falta de pruebas.

    El responsable de la instrucción planteaba en esa comunicación a Martínez Sanz la posibilidad de retractarse de la postura que ha mantenido hasta ahora. «Como hermano en la fe, me permito recomendarle con todo respeto que si, por las circunstancias que fuesen, usted hubiera defendido su inocencia de forma incierta, contemple este procedimiento como una oportunidad para reconocer la verdad y pedir perdón al señor Juan Cuatrecasas Cuevas y a su familia». El responsable del tribunal informaba también al investigado acerca de la posibilidad de presentar un procurador y un abogado en el plazo de siete días a la recepción de la carta, fechada el 26 de septiembre.

    Monseñor Satúe le avisaba de que con posterioridad recibiría una citación con la que daría comienzo el proceso, que se guiaría por la nueva legislación aprobada en diciembre de 2019 y diciembre de 2021, una reforma histórica del Derecho Canónico para endurecer las leyes contra los abusos sexuales en la Iglesia. El delegado instructor le menciona el canon en el que estaría tipificado su delito y le advierte de que «el Santo Padre ha dipuesto que se aplique la ley actualmente vigente y no aquella del momento en que se pudieron haber cometido los hechos, derogando cuanto prevé el canon 1313, que recoge explícitamente el principio de irretroactividad», que quedaría sin efecto.

    Choque de expertos
    Esta carta forma parte de un informe pericial elaborado por el jurista Fernando Simón Yarza, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Navarra, en el que cuestiona la capacidad del Vaticano para imputar a un laico. El autor asegura que el dictamen, de 25 folios, lo ha realizado ‘pro bono y motu proprio’, «sin retribución económica alguna y sin dar cuenta a nadie de su proceder». El dossier ha sido difundido en círculos eclesiásticos y judiciales y lo ha hecho suyo el Opus Dei.

    A algunos observadores les cuesta creer que el Papa se embarque en un proceso de estas características si no tuviera las cosas claras. Uno de sus asesores más cercanos y de mayor confianza es el cardenal y jesuita italiano Gianfranco Ghirlanda, doctorado en jurisprudencia en la Universidad de La Sapienza y exrector de la Pontificia Universidad Gregoriana y uno de los mayores expertos, precisamente, en Derecho Canónico. Fue decano de la Facultad de Derecho Canónico de la prestigiosa e influyente institución académica, vivero e incubadora de muchos de los cuadros del Vaticano.

    https://www.elcorreo.com/bizkaia/profesor-gaztelueta-condenado-pide-entrevista-papa-20221117210700-nt.html#vca=modulos&vso=elcorreo&vmc=noticias-rel-1-cmp&vli=sociedad

  5. «El Vaticano teme que el ‘caso Gaztelueta’ provoque una avalancha de reclamaciones»

    «En Roma creen que puede incitar a que otras víctimas de abusos cometidos por laicos exijan también un proceso canónico»

    El ‘caso Gaztelueta’ causa seria preocupación en el Vaticano. El Papa ha dejado claro su apoyo a la víctima de abusos en el colegio vizcaíno, le ha recibido en Roma junto a otros afectados e incluso le ha pedido disculpas por los errores en la primera investigación canónica -que se cerró en falso y que Francisco ordenó reabrir en septiembre-. El Tribunal Supremo condenó en 2020 a dos años de cárcel al profesor «como autor de un delito continuado de abusos sexuales», pero rebajó sensiblemente la pena que había impuesto la Audiencia de Bizkaia.

    El derecho canónico, en principio, sólo permite juzgar a los sacerdotes y religiosos, una condición ajena al maestro condenado, que es un laico numerario del Opus Dei. Si bien es cierto que la reforma de esta legislación impulsada por Francisco el año pasado permite aplicar penas también a seglares que desempeñen algún cargo de responsabilidad en las instituciones eclesiales, ésta no es la situación del ‘caso Gaztelueta’, que simplemente era profesor en el colegio de Leioa. Los abusos, además, tuvieron lugar entre 2008 y 2010, antes de que entrara en vigor la citada reforma, y en una escuela concertada que no pertenece a la diócesis de Bilbao.

    Una cierta perplejidad
    El hecho de que el Papa haya hecho una excepción en este caso ha provocado cierta perplejidad entre los expertos en derecho canónico y puede sentar un precedente para las otras víctimas de abusos sexuales cometidos por personas vinculadas a la Iglesia católica, pero que no sean sacerdotes ni religiosos. Se trataría, por ejemplo, de los catequistas, profesores de religión o monitores de grupos de scouts católicos, entre otros. Además de la dificultad para el derecho canónico de definir el castigo que le correspondería a un laico, está la espinosa cuestión de las indemnizaciones. No está claro si tendría que pagarlas el agresor o existiría también una responsabilidad compartida, que afectaría a la organización eclesial a la que pertenece o incluso a la diócesis implicada.

    El ‘caso Gaztelueta’ puede abrir un camino y animar a otras víctimas de abusos cometidos por laicos en ambientes eclesiales a que también se lancen a pedir justicia y reparación a la Iglesia, no quedándose únicamente en los tribunales civiles. El melón que ha abierto Francisco podría así dejar temblando a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el dicasterio vaticano encargado de juzgar la pederastia eclesial, debido a la eventual avalancha de casos de este tipo que tendría que afrontar.

    Uno de los más recientes en España salió a la luz en Sevilla el pasado octubre, cuando se supo que un catequista laico estaba siendo investigado por presuntos abusos sexuales a un menor que habrían tenido lugar en un campamento organizado por el grupo Cristo Joven.

    Juan Cuatrecasas, padre de la víctima de Gaztelueta y presidente de la asociación Infancia Robada, asegura que estaría «encantado» de que el caso de su hijo «sentara jurisprudencia». «La Iglesia debe atender a todas las víctimas, es de justicia y es un deber cristiano. Debe romperse el silencio y la impunidad frente a los abusos que se cometen bajo su paraguas por parte también de los laicos», sostiene.

    https://www.elcorreo.com/sociedad/vaticano-teme-gaztelueta-provoque-avalancha-reclamaciones-20221120201559-nt.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *