PUBLICIDAD

Indignación total por el cartel de la Semana Santa de Sevilla 2024: «Sexualiza a Jesús»

|

Cartel de la Semana Santa de Sevilla 2024.

https://okdiario.com/andalucia/indignacion-total-cartel-semana-santa-sevilla-2024-sexualiza-jesus-12279433

Pienso que más que sexualizarlo lo amaricona.

Una consecuencia más de  los lodos que traen los polvos del Trucho. Y de los demás responsables de esas truchadas.

 

Comentarios
17 comentarios en “Indignación total por el cartel de la Semana Santa de Sevilla 2024: «Sexualiza a Jesús»
  1. Eso de que «sexualiza a Jesús»… supongo que será la opinión de quien afirma eso. Por lo tanto es la visión sesgada y particular de quien afirma eso. Que por algo será que opina de esa manera. De la abundancia del corazón habla la boca.

  2. Urgente ponerse en contacto con ABOGADOS CRISTIANOS y pedir responsabilidades al ARZOBISPO DE SEVILLA y no vale escudarse en las hermandades. Acaso el arzobispo y su diócesis no aman a Cristo?

  3. Por favor, URGENTE PRESIONAR AL ARZOBISPADO!!! con firmas y si es necesario, que alguien con influencias y poder «amedrenta» a este arzobispo y a su equipo que, seguro, querrán quedar bien con los poderes temporales pero no hay nada como temer a los feligreses cuando nos «cabreamos» y sin perdón de la expresión. Como ponernos en contacto con ABOGADOS CRISTIANOS? Y el arzobispo de Sevilla, más que inane, le importa un pimiento la imagen de Nuestro Señor y el dolor de su Madre Santísima… No tengo palabras! Si no rectifica, a ver qué dirá esta «buena señora» cuando Dios le llame a su presencia

  4. De acuerdo contigo, PacoPep, ¡totalmente un Cristo amariconado! Parece que se ha hecho para recalcar la importancia del Tucho en la mariconería de la pseudo iglesia bergogliana.

  5. ¡Qué bien! Ahorase nos van a llenasr las iglesias de fieles del clectivo LGTBI+x2, de los que le g ustan al Papa Francisco.
    Cuando entren en algunas iglesias y vean a todos estos cristos semidesnudos y a todos estos sacerdotes vesidos de encajes y puntillas se van a encontrar como en su propia casa.

    Lo que nos queda por ver llegae…

  6. Respuesta fraternal a castellano: condenando con todas mis fuerzas el cartel.La semana santa de Sevilla no es un carnaval.Me abstengo de calificar la semana santa castellana.

  7. Pues, en efecto, es una imagen que vendría muy bien para ilustrar los libros de pseudo-mística del cardenal Fernández. Ha coincidido que se ha publicado este cartel blasfema a la vez que se conocen los escritos irreverentes del cardenal. Pero en un sentido escatológico quizá no sea mera coincidencia, sino un signo más. La herejía del final se parecerá a la primera, y la primera herejía fue la nicolaíta, que mezclaba lo carnal con lo espiritual. Así lo hace también el Tucho en sus libros; así lo hacía Rupnik con sus monjas, McCarrick con sus seminaristas, y así lo hace este cartel blasfemo. Y seguramente aun nos queda mucho por ver. Que Dios se apiade de nosotros.

  8. He leído que hasta Cicerón lo dijo:

    «Pluviae Trucchi fluvios limo et lutum afferunt.»

    Las lluvias de Trucho traen lodo y barro

    Y luego añadió, sentencioso:

    «Obsecratio in retinendo Trucchum faciet ut pluvia in tempestatem transire et deinde in hurricane convertatur.»

    El empecinamiento en mantener a Trucho hará que las lluvias pasen a tempestades y luego se conviertan en huracanes.

    Lo dicho vale.

  9. Los polvos son anteriores al Tucho, que solamente cataliza la gangrena. Lo más grave del asunto es que parecería que cuando se pierde la fe, no sólo entra cualquier ideología a llenar ese vacío, sino esta ambigüedad sexual y este erotismo omnipresente. Queda todo roto y herido.

  10. A la imagen de ese cartel sacrílego le falta lo mismo que a quienes lo aprueban: tener el cuerpo plagado de latigazos, chorreando sangre por la carne desgarrada, y una corona de espinas clavada en la cabeza. ¡Hijos de Satanás y de Fiducia supplicans!

  11. Le falta un detalle: un abanico arcoirisado en la mano, dejada caer con indolencia, y el «efecto» sería total…totalmente blasfemo.

  12. No ha sido solo Sevilla, los carteles de la Semana Santa de Málaga o Cartagena son otro ejemplo que al igual que este de Sevilla están en la misma linea de un arte decadente y alejado de toda espiritualidad.
    Me ha gustado lo que he leído en otro comentario, por eso comparto estás palabras de Pio XII:
    «Por Ia conciencia de nuestro deber no podemos menos de
    deplorar y reprobar aquellas imágenes y formas que algunos han introducido recientemente, las cuales parecen ser deformaciones y depravaciones del arte sano, y aun a veces abiertamente repugnan al decoro, Ia modestia, y Ia piedad cristiana y lamentablemente ofenden al genuino sentimiento religioso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *