PUBLICIDAD

Yo abdico, tú abdicas, él abdica

|

Antes de nada vamos a fijar los términos de nuestra reflexión,esto dice el diccionario: Abdicar 1 Renunciar voluntariamente a una dignidad, un cargo o un derecho, en ocasiones traspasando la dignidad o cargo a otra persona: la reina abdicó la corona en su hijo. 2 Renunciar a un derecho, una ideología o una creencia: nunca quiso abdicar de sus principios. El Rey ya ha abdicado. El Príncipe abdica de una ceremonia de proclamación con los símbolos de la religión Católica. La Reina consorte ha abdicado de comportarse como una Señora. El Congreso de los Diputados ha abdicado de no hacer el ridículo en el debate de la Ley Orgánica. El Gobierno ha abdicado de decir la verdad a los españoles sobre la abdicación de Juan Carlos. El PSOE ha abdicado de su condición Republicana y se ha aprestado a secundar la continuidad de la monarquía. El PP ha abdicado hasta de abdicar porque Mariano ya lo ha abdicado casi todo. Y la sociedad española, ay la sociedad española, pasa de abdicaciones, y ya piensa en el próximo puente de el Corpus, (que no es un señor que se dedica a las reparaciones), que ya ha llegado el veranito y no está la cosa para muchos esfuerzos. Para colmo de males Vicente del Bosque ha abdicado de convocar a los jugadores adecuados y la selección española no está para nada…

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.