PUBLICIDAD

Lo que dice la Conferencia Episcopal Española… lo que decía Lefevbre… ¿Quienes son los herejes y los cismáticos?

|

Vicente Montesinos

 

Es muy sencillo.

Yo les dejo lo que acaba de hacer la Conferencia Episcopal Española. Objetivo. Sin comentarios.

 

La Conferencia Episcopal y la Comisión Islámica de España se han unido para luchar para que haya clase de religión musulmana en los colegios españoles.

Manuel Barrios, del Secretariado de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, y Mohamed Ajana Elouafi, secretario de la Comisión Islámica de España (CIE),han defendido el derecho de los musulmanes a elegir la clase de Religión para sus hijos en colegios e institutos en el curso de una entrevista conjunta a la web de periodismo contra el odio ‘Salam Plan’ con motivo del Día Contra la Islamofobia.

 

 

Yo les pongo enlace a un vídeo de las palabras del Arzobispo Marcel Lefevbre, fundador de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Objetivo. Sin comentarios.

 

 

PUBLICIDAD

 

 

 

 

Ustedes vean quien se equivocaba… O quien se equivoca…

Ustedes vean quienes son o no son los herejes y cismáticos.

Es un ejercicio sencillo.

 

P.D: Sólo recordar, ahora que ya habrán sacado sus propias conclusiones, que Monseñor Lefebvre, el 14 de noviembre de 1989, en París, pronunció estas proféticas y visionarias palabras, manifestando, únicamente, que los musulmanes debían de quedarse en sus países, y que su religión y la civilización cristiana eran incompatibles. Este vídeo fue grabado justo un año antes de fallecer, a la edad de 85 años. En el video faltaban 15 días para que cumpliese 84 años de edad. Él murió a los 85 años. Lo advirtió el preclaro obispo y nadie hizo nada. Jamás. Ahora pagamos las consecuencias. Es más, ahora nuestros «jerarcas» trabajan para la implantación y el adoctrinamiento en la religión islámica en nuestros colegios. Se sea o no «lefebvrista» (como se tiende a llamar, pretendiendo desprestigiarles,  a los miembros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X) Monseñor era un verdadero genio; y su pensamiento era preclaro. Fue tachado de loco, retrógrado, y todo tipo de calificativos. Y es evidente que Monseñor decía la verdad. Y cuando se dice la verdad, aunque tengas a todos contracorriente; el tiempo te coloca en tu lugar.

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en http://infovaticana.com/blogs/adoracion-y-liberacion

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

 

15 comentarios en “Lo que dice la Conferencia Episcopal Española… lo que decía Lefevbre… ¿Quienes son los herejes y los cismáticos?
  1. Infames intenciones de la CEE. ¿Que pretenden estos canallas? ¿Aherrojarnos a todos bajo el Islam, esa religión satánica y cruel, a la que se puede entrar pero no se puede salir? ¿Acaso ven justo que se enseñe el mal? Cobardes hasta la náusea. Tienen miedo a la izquierda política. Tienen miedo a las opiniones del mundo, a ser tachados de retrógrados. Tienen miedo al Vaticano. A la persecución desde arriba. A ser acusados de tradicionalistas. A perder su carrera. Pero no tienen miedo de condenar su alma. ¿Como es posible? Por una sencilla razón: no tienen Fe. Y por tanto, no creen en la vida eterna. Ese es el verdadero drama.

  2. Realmente un visionario Lefebvre. Ni se equivocó ni es un mal menor comparado con Bergoglio. Fue un genio, casi un profeta actual. Los frutos son los que lo validan. La FSSPX es un reservorio de Doctrina, de Culto sano y respetuoso; de sacerdotes que parecen sacerdotes, no se avergüenzan de serlo; no se avergüenzan del Evangelio y además son sacerdotes…
    No fue un cismático, lo que hizo lo hizo en una situación límite de la Iglesia y por el bien de la Iglesia. Un Papa que permitió el Modernismo pulular por los seminarios, que besó el Corán -libro por el que se masacraron cientos de miles de católicos en 1200 años- que convirtió de la noche a la mañana a los judíos, de Pérfidos, en Hermanos Mayores, porque sí. Y consignó en el Catecismo que los judíos adoran el mismo Dios que nosotros, y también los mahometanos….Adoran el mismo Dios que nosotros!!!! Y a ellos ese Dios los manda a subyugarnos y matarnos….Siguió y apoyó todos os cauces erróneos del II Concilio: colegialidad, Novus Ordo, Ecumenismo, Libertad Religiosa. Apoyó la teología disolvente personalista…..y al único que defendió la Verdad, lo excomulgó….Adjetivos? mejor no pongo.

  3. Acertar en muchas de sus proposiciones no significa que sea infalible. Nunca debió irse de la Iglesia. Eso se llama ser cismático.

    Nota bene: no significa que defienda a los perros mudos y sátrapas que tenemos en la CEE y que no coincida en el talante tradicional de Mons. Marcel. Pero… Extra ecclesiam nulla salus. A la Esposa del Cordero si la despojan de sus vestidos, se la cubre y protege. No se la abandona. No olvidemos que en el caso de seguir la teoría filolefebvrista a San Atanasio le excomulgaron pero no se fue él. Nuestros ejemplos son Card. Burke y Sarah, por ejemplo. Y no Mons. Marcel Lefebvre… si le gusta el apellido, mejor hágase lefebvrista pero del benedictino Gaspar.

    1. A Parsifal:

      Curioso su farisaico razonamiento. Usted aplica el famoso «Extra Ecclesia nulla salus» a quien precisamente defendió esta expresión y el magisterio preconciliar que subyace en esta máxima, del ecumenismo y la libertad religiosa del Vaticano II. Para respetar el principio de no contradicción -y Vaticano II en mano- Monseñor Lefebvre no estaría fuera de la Iglesia, ya que en la nueva teología se produjo un ensanchamiento del recinto visible del «ámbito de actuación» del Cuerpo Místico a favor de los mal llamados ortodoxos y se introdujo un perímetro invisible (al modo protestante) para abarcar a los ayer llamados herejes, hoy hermanos separados. En por lo tanto, y en base a esto, por los elementos de verdad y los grados de apostolicidad de la FSSPX y de su fundador, no estarían fuera de la Iglesia. Por otro lado, según la Tradición de la Iglesia, el que estaría fuera de la Iglesia sería usted, por secundar doctrinas contrarias al depósito de la Fe.

  4. Juan Pablo II se equivocó en algunas cosas, como probablemente en las oraciones de Asís y seguramente con el beso del Corán. Nadie, ni un Papa santo, es totalmente infalible.
    Pero Lefevbre también se equivocó, y en una cosa muy grave: Ordenar obispos desobedeciendo al Papa. Algo que oscurece sus cosas buenas y sin duda proféticas.
    Y ahora, estimado V.M., puede ser un error irreparable seguir la enseñanza del segundo y no la del primero…

  5. Que Dios nos ayude.
    Que nos mande pastores que realmente lo sean,y no mercenarios.
    Pidámosle con todas nuestras fuerzas que desbarate los planes de los perversos.
    El pueblo de Israel tuvo que soportar reyes y jefes impíos,que le «tiranizaron y oprimieron «,por decirlo con palabras de Nuestro Señor.
    «No sea así entre vosotros».
    Señor:¡Que no sea así!.Pero,para ello,danos pastores según tu Corazón,dispuesto a vivir y desvivirse por tu Rebaño…

  6. Supongo que en el día contra la islamofobia habrán evitado hablar de la cristianofobia explícita y brutal contenida en el Corán y en la tradición islámica. También de la discriminación y de las ferreas restricciones a la libertad religiosa de los cristianos en los países islámicos, y de la prohibición, bajo graves condenas, incluida la muerte, de predicar a Jesucristo a los musulmanes, y de que estos se hagan cristianos… Sin embargo, para estos obispos es islamófobo que esa «tolerante» religión no se enseñe en los centros educativos de los países donde todavía hay algo de libertad, libertad que con tanta necedad durará poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *