Infovaticana
La “dubia”, la corrección filial, y los católicos a la hoguera
Adoración y Liberación

La “dubia”, la corrección filial, y los católicos a la hoguera

invitado
11 octubre, 2017

Vicente Montesinos

Ya hay “católicos” muy “piadosos” quemando en la hoguera de la descalificación a los obispos, sacerdotes, teólogos y miles de laicos que han firmado la respetuosa, argumentada, y ya tras tanto silencio, “desesperada”, corrección filial.

Recordemos que Francisco no contestó a la Dubia de los cardenales, mientras Sus Eminencias siguen muriendo. Su deber para clarificar, confirmar nuestra Fe, y ayudarnos a las almas, es contestar.

Y recordemos que esta corrección filial, así humildemente auto llamada, no sale tampoco de la nada. Se envió hace tiempo al Papa, en sigilo, y en espera de respuestas que no llegan, una vez más. Y ahora es cuando se ha hecho pública, cosa que los firmantes querían evitar. Pero quien nos debe orientar, ayudar, y confirmar, sigue negando respuestas.

Yo no sé estos buenistas, tan piadosos y misericordiosos, como justifican que el Santo Padre ignore de esta forma tan humillante y sostenida en el tiempo a tantos Consagrados y seglares, sincera y profundamente preocupados por la deriva que ha tomado la Iglesia.

A mi me duele tener que decir esto, pero no se puede callar más tiempo la verdad, que no es pecado: es verdad. El deber cristiano y la conciencia mandan.

Tomando a un hermano en la fe, que lo explica muy bien:

Todos los días, en todo el mundo, rezamos por el Papa, los Obispos y toda la Iglesia durante la Celebracion Eucarística.
Sin embargo, ello no nos exime de velar por la Verdad contenida en el Evangelio y corregir -que no condenar- a todo aquel que pretenda desvirtuar el contenido de la Verdad; sea el Papa o un ángel del cielo.

Y es que sólo hay que leer a San Pablo. Que el escándalo no es decir esto, sino permitir que esto pase:
Gálatas 1:8-11


8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.

9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.


Dios nos ayude.

invitado


5 COMMENTS ON THIS POST To “La “dubia”, la corrección filial, y los católicos a la hoguera”

  1. Juan Caballero dice:

    A Claudio:
    Parece que usted cree que Dios manda cosas imposibles de cumplir o confusas. Esto roza en la blasfemia. Además, dado que Dios nos dio su Palabra expresada en la Sagrada Tradición y en la Escritura a través de la Iglesia, le corresponde al Magisterio de la Iglesia proclamarla, explicarla y ayudar a los fieles a vivir de acuerdo con ella. No le corresponde al Magisterio o al Papa y a los Obispos confundir a los fieles.

    En cuanto al obispo que no resolvía nada, pues es un irrresponsable, y si hubiera tenido un mínimo de verguenza, no hubiera aceptado el cargo del obispo, y debería de ser destituido por abandono grave de sus deberes, que también es pecado de materia grave.

  2. Claudio, ello es similar a lo que decían de Franco, que mantenía dos montones de papeles en la mesa de su despacho: el de asuntos que el tiempo resolvería y el de asuntos que el tiempo ya había resuelto. Aquí, con todo el dolor, me parece que el tema es más complejo… Dios le bendiga y gracias por su comentario.

  3. claudio dice:

    Con todo respeto creo firmemente en la ayuda de Dios, también creo en la revelación y en la Palabra de Dios, no así en la mera palabra de los hombres. La palabra de los hombres es falible. Pregunto: la Palabra de Dios es clara o confusa ?, es posible de cumplir o de cumplimiento imposible según las circunstancias ?, los mandamientos son cumplibles ?, Dios nos pide imposibles ?.
    Hay una confusión evidente que es imposible de negar, es enceguecedora, hay Diócesis donde una misma situación sobre la existencia o no de pecado tienen solución diferente y opuesta, estas deferencias son admisibles en la Iglesia ?.
    Un anciano sacerdote amigo contaba que una vez estuvo de paso en una Diócesis donde el Obispo nunca resolvía nada, siempre decía veremos….., como había ido para resolver problemas técnico administrativos que se había producido justamente por no resolver nada no estaba incardinado y le preguntó al Obispo por qué no había resuelto nada, la respuesta fue: mire le voy a decir la verdad no resuelvo nada porque la mitad de los problemas se resuelven solos por el transcurso del tiempo y la otra mitad no tienen solución, esteremos en una situación igual ?

  4. Grande San Alfonso María. Así es, estimado Echenique, y en ello no cabe discusión alguna. ¡Gracias por su comentario!

  5. Echenique dice:

    San Alfonso María de Ligorio se carga de un plumazo todo el pontificado francisquita incorregiblede la misericorditis :
    ” Pero —dirás— Dios es la misma misericordia. He aquí el tercer engaño, tan común en los pecadores, y que tantos conduce al infierno. Escribe un docto autor que la misericordia de Dios precipita más almas en el infierno que su justicia; porque los pecadores, fiados temerariamente­ de la misericordia, no dejan de pecar y se condenan.”