PUBLICIDAD

FIRMA INVITADA: PROGREMODERNISMO, VERDAD Y HEREJÍA.

El que ama a Cristo, odia la Herejía. Amor y odio que el progremodernismo no puede siquiera concebir.... Solo la Verdad libera.
|

Juan Donnet

 

 

 

 

 

Jesús Nuestro Señor dijo: Yo soy la Verdad.

El progremodernismo dentro de la Iglesia ha logrado devaluar hasta lo inverosímil el concepto de Verdad.

Se ha convertido en un concepto de connotaciones negativas y opuesto a un supuesto Amor…..

Suscita miradas perplejas el concepto de Verdad; cuando no ira y enojo.

En el fondo es Cristo mismo quien suscita ese rechazo y odio instintivo a la estulticia dañina y tóxica del progremodernismo.

Quien detesta la Verdad, detesta a Cristo.

La Verdad para el progremodernismo es odiosa, autoritaria, despótica, tiránica, despiadada, inconveniente…está en contra de lo que él cree que es el amor…..

En realidad el progremodernismo no puede concebir cláramente la Verdad Absoluta que es Cristo, por cuanto es relativista. Ni siquiera ya concibe el sano y elemental principio lógico de No Contradicción; por eso el progremodernista se contradice todo el tiempo; oscila como una serpiente y dice en cada lugar una cosa distinta y excluyente de lo que dijo antes….todo sea para fascinar demagógicamente a una masa de bautizados ya inerte que no percibe ese discurso absurdo y contradictorio; solo se detiene en la apariencia del que habla; si sonríe y parece friendly…..

Por esa misma razón de que no ama la Verdad -la odia en realidad- no rechaza la herejía. No puede concebir el carácter destructivamente infernal de la Herejía.

Para el progremodernismo la caridad es solamente material y consiste en decir a cada uno lo que quiere escuchar, bendiciéndolo -lluvia de comillas- y haciéndolo quedarse tranquilo en el pecado y el camino de la perdición. Porque tampoco cree ni concibe la Salvación ni la Perdición trascendentes y eternas. Ni concibe a Cristo como liberador del Demonio y del Pecado. Sino como un simple hombre que cree ejemplar, luego de sometido al baño tóxico de corrección política apropiada.

El que ama a Cristo, odia la Herejía. Amor y odio que el progremodernismo no puede siquiera concebir….

Solo la Verdad libera.

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en http://infovaticana.com/blogs/adoracion-y-liberacion

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en [email protected]

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a [email protected] indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Comentarios
2 comentarios en “FIRMA INVITADA: PROGREMODERNISMO, VERDAD Y HEREJÍA.
  1. ¡Que va Visentet!
    Lo único que libera es el Amor.
    Amor a Dios y a los hermanos.
    Y ese amor EXIGE desvestir la religión de las supuestas verdades que la han contaminado por siglos.
    Si no se hace eso tu supuesta verdad se convierte en una ridícula superstición.
    Eso es el verdadero modernismo.
    y el que vosotros nos llamçeis herejes es solo la confirmación de que somos nosotros los que estamos más cerca de la Verdad.
    No tendrás valor para publicar esto, pero al menos, lo leeras.
    Me gustaría rezar por tí, pero hay gente que se lo merece más (como los refugiados del Acuarius, por ejemplo)

    1. Se lo voy a publicar; claro, como todo lo que aquí se escribe… Eso sí; si quiere que le siga publicando; preséntese, dé su nombre y la cara, como yo lo hago; y no me llame Visentet; que usted no es mi madre ni mi amigo… Y ahora deje de parapetarse detrás de esos pomposos nicks; que el anonimato es muy cobarde. Dios lo/la/le bendiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *