PUBLICIDAD

¡AL RINCÓN DE PENSAR! (6)

|

«No tendré misericordia de ti, ni la tendrá Dios,

si tu mismo no te esfuerzas»

(San Antonio Abad)

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *