PUBLICIDAD

Entrevista a Párroco que pone Reclinatorios para Comulgar (IV Jueves de Campaña)

|

DSC_1099 Esta vez el Padre Jordi Gutiérrez, Párroco de la Parroquia de la Virgen de Lourdes en Badalona (cuyo Altar y reclinatorio aparece en la foto), es entrevistado por nuestro blog dentro de la campaña en pro del Reclinatorio para recibir la Comunión. Prestemos atención a sus respuestas: – ¿Porqué cree que es bueno colocar Reclinatorio en la Iglesia para recibir la Comunión?

Hay muchos argumentos a favor de poner el reclinatorio para recibir la Sagrada Comunión. Empezaré con uno que, a mi parecer, puede entenderse des de todos los puntos de vista: EL RESPETO.

Si bien es verdad que el Concilio Ecuménico Vaticano II no hace mención al respecto, ni la Instrucción General del Misal Romano, ni el nuevo Código de Derecho Canónico (o yo no he sabido encontrarlo), no es motivo para pensar que ya no se puede, o no se debe, o es de antes, el acto de comulgar devotamente de rodillas en un reclinatorio y recibir la Sagrada Comunión en la lengua.

Hay dos documentos oficiales y posteriores al Concilio Vaticano II que explican de manera clara las maneras que la Santa Madre Iglesia dice cómo se debe comulgar. Entre otros traeré a colación el siguiente documento:

INAESTIMABLE DONUM, Preparado por la Sagrada Congregación para los Sacramentos y el Culto Divino. Aprobado y confirmado por Su Santidad el Papa Juan Pablo II 17 de abril 1980 prefacio. En el párrafo 11 reza así: La Iglesia siempre ha requerido de los fieles el respeto y la reverencia por la Eucaristía en el momento de su recepción. En cuanto a la manera de acercarse a la comunión, los fieles pueden recibir ya sea de rodillas o de pie, de acuerdo con las normas dadas por la Conferencia Episcopal : «Cuando los fieles comulgan hincados , no se requiere ningún otro signo de reverencia hacia el Santísimo Sacramento , puesto de rodillas es en sí mismo un signo de adoración. Cuando comulgan de pie, se recomienda encarecidamente que, llegando en procesión , se debe hacer una señal de reverencia antes de recibir el sacramento. Esto debe hacerse en el momento adecuado y el lugar, por lo que el orden de las personas que entran y salen de la comunión no se interrumpa «. [ 21 ]

He intentado, sin éxito, encontrar en qué documento muestra la normativa la Conferencia Episcopal Española. De todas maneras, se ve con claridad que sigue siendo una práctica aprobada e incluso alabada por la Iglesia. Por tanto es un acto de respeto a aquellas personas que en su libertad prefieran recibir la Sagrada Comunión de rodillas porque tienen todo el derecho de recibir al Señor Sacramentado de esta dignísima manera.

En segundo lugar, comulgar de rodillas es la manera en que claramente se muestra la actitud de adoración a Jesucristo Sacramentado. Es la manera propia, legítima, natural y conveniente en que el cristiano católico debe recibir la Sagrada Comunión. Escribiendo estas palabras respeto a los que no lo hacen así por diferentes motivos que pueden ser: por respetos humanos( a ver que dirán), de orgullo (ahora viene este y me hace comulgar de rodillas qué se ha creído!), tibieza (tanto me da una manera que otra yo a mi costumbre), progresista (esto es volver a lo pasado, está superado,..) Y otros motivos. Descarto en este apartado las personas que a su pesar se ven impedidas por problemas físicos. Con estas palabras no quiero acusar, ni juzgar a nadie…Ya sabemos que todos seremos juzgados por Dios nuestro Señor. Pero sí que quiero hablar con libertad y si alguien se siente herido le pido perdón pero también le pido que reflexione a ver si se ha quedado anclado por la mentalidad mundana.

Para una alma sencilla, enamorada de Dios, no hay gozo más grande que poder recibirle de rodillas y, naturalmente, en la lengua. Qué oportunidad más bella nos ofrece la Iglesia para que hagamos un profundo acto de adoración al mismísimo Dios del cielo y de la tierra que se hace Eucaristía por nosotros. Que bello poder estar de rodillas esperando al Señor que viene a ti mientras haces un acto de contrición y de adoración. ¿Es que hay manera más respetuosa y digna para recibir al Señor? ¿Y no es propio del cristiano católico querer recibir la Sagrada Comunión de la mejor manera? Es verdad que son gestos externos, pero también es cierto que estos gestos ayudan a poner nuestra mente, nuestro corazón y nuestra alma también de rodilla delante de nuestro Redentor.

¿Es que vamos a una cena de amigos? ¿A una fiesta? Etc… Asistir a la Sta. Misa es subir al calvario con la Virgen Santísima a los pies de Jesucristo que se entrega a la muerte en Cruz para tu salvación. No es un rato para pasarlo bien, ni para gozar sensiblemente con músicas modernas que más que elevar el corazón a Dios lo sujetan más a la mundanidad, ni para hacer dinámicas varias, ni para hacer originalidades aberrantes…. Es para subir al calvario. Recibir la Sagrada Comunión de rodillas es expresión de que el fiel está delante del misterio de nuestra salvación y no puede más que recibir a Cristo mismo de rodillas y en la lengua.

También comulgar así es expresión de que estamos delante de Dios, expresión del misterio de la amorosa presencia de Dios que quiere estar con nosotros. Expresión, pues, de adoración delante de este gran misterio que se hace presente en la celebración de la Santa Misa.

¿Por qué cuesta tanto hoy en día a nuestros fieles arrodillarse? Tenemos que volver a difundir, a enseñar, que la postura propia del cristiano que se encuentra delante de Dios es la de rodillas. Consciente de que es un pobre pecador, como el publicano que humildemente pide perdón a Dios y Jesucristo dice que Dios ha escuchado su oración. ¿Será que tiene relación la pérdida de conciencia de pecado con la casi nula práctica de ponernos de rodillas delante del Señor? El reclinatorio para comulgar nos ofrece una oportunidad sin igual para poder estar de rodillas, la postura propia del pecador que pide perdón y la postura propia del que con los ojos de la fe ve que en la Sagrada Eucaristía está realmente el Cuerpo, la Alma y la Persona Divina de Jesucristo Nuestro Señor.

– ¿Tuvo alguna oposición antes de colocarlo?

PUBLICIDAD

Gracias a Dios no he tenido una oposición manifiesta. Seguro que ha habido algunos comentarios despectivos. Pero mi parroquia de la Virgen de Lourdes de Badalona ha mantenido, gracias a Dios y a los dos párrocos anteriores, la fe católica. Si bien, es verdad, que estamos tocados por esta época donde la fe en la Iglesia está débil y pienso que enferma. Sólo Cristo nos puede fortalecer y sanar siguiendo la sana doctrina y recuperando la piedad de siempre. El reclinatorio es una bella expresión de fe.

– Tras colocarlo, ¿Cómo valora su aceptación por, los fieles?

Puedo decir con gran satisfacción que fieles que comulgaban con la mano han visto que es mucho mejor comulgar de rodillas y en la lengua. No todos, pero nuestra gente es buena y van entendiendo cual es la mejor manera de comulgar.

– ¿Quien usan más el reclinatorio, los jóvenes, los de mediana edad o las personas maduras?

No le puedo responder esta pregunta ya que el uso es general e independiente de la edad. Lamentablemente de gente joven tenemos en nuestra parroquia muy poca.

– ¿Ha notado un mayor respeto por Jesús Sacramentado en la Iglesia tras poner Reclinatorio?

Creo que la presencia del reclinatorio le da un aire de recogimiento y de piedad. Está claro que con su presencia se hace notar también el deseo del sacerdote de potenciar un mayor respeto y devoción a la Sagrada Eucaristía.

– ¿Deja claro a sus fieles que lo prioritario es recibir la Eucaristía en Gracia de Dios?

Cuando tengo oportunidad y en relación a la Palabra de Dios lo menciono. Es una enseñanza que hay que volver a exponer y a repetir. Pienso que si nuestros antepasados católicos supieran que se ha establecido la aberrante costumbre de comulgar sin confesarse no se lo creerían. Es un mal terrible de nuestro tiempo que va unido a la ausencia de la conciencia de pecado. En más de una ocasión, cuando estuve en otras parroquias más de un cristiano (no me atrevo a decir fiel) me dijo que hoy en día ya no debía hablar ni del pecado, ni de la confesión, ni tanto de la Virgen María. Hay que hablar de los problemas sociales, de los pobres, de cómo nos organizamos para hacer acciones en el pueblo,…. Quieren convertir la vida cristiana en una especie de activismo social. Si no se recibe la Sagrada Eucaristía en gracia de Dios es un daño terrible para nuestra alma y nos aparta de la fe de la Iglesia Católica.

– ¿Qué le diría a los sacerdotes que dudan de poner reclinatorio porque creen que es algo «anticuado»?

Que hay que recuperar la piedad. Lo que está pasado de moda es la “liturgia del cachondeo” Cuando era seminarista, en las diferentes parroquias que he estado había siempre un grupo de jóvenes guitarrero y, que en algunos casos, incluso organizaban dinámicas en medio de la Sta. Misa. De todo esto no ha quedado nada, ni guitarras ni jóvenes. Cuando se convierte lo sagrado en algo manipulado por el hombre Jesucristo no llega al corazón del hombre. Debemos volver a lo de siempre, unidos a la Tradición de nuestra Santa Madre Iglesia y dejarnos de inventar chorradas.

– ¿Desea comentar algo más sobre el tema?

Agradecerle este santo empeño de promover el reclinatorio en las iglesias y también su blog “adelante la fe” que tanto bien nos está haciendo a todos.

 

0 comentarios en “Entrevista a Párroco que pone Reclinatorios para Comulgar (IV Jueves de Campaña)
  1. ES FANTÁSTICO QUE TODAVÍA HAYA SACERDOTES QUE PIENSEN Y ACTÚEN ASÍ. QUE DOLOR DA VER LA FRIVOLIDAD CON LA CUAL COMULGAN ALGUNAS PERSONAS. DA LA IMPRESIÓN QUE COGEN UN CHURRO O CUALQUIER OTRA COSA, SIN FERVOR, SIN RESPETO, SIN COMPOSTURA…Y ALGUNA PERSONA MEDIO DESNUDA. ¡QUE PENA! LE DOY LAS GRACIAS AL PÁRROCO DE LA IGLESIA VIRGEN DE LOURDES DE BADALONA POR ESTE GESTO HACIA LA SANTA EUCARISTÍA. QUE DIOS LO BENDIGA SIEMPRE

  2. Hola: el escrito realmente llega al corazón no solo por su verdadero significado sino también por la gracil y delicada redacción. Muy claro el comentario y no hay que dar tantas vueltas, el Señor se merece todo, en Él hay consuelo, refugio, compasión, perdón; entonces ¿porqué no ir a Él de hinojos? El Papa Francisco siempre dice que nos dejemos mirar por el Señor; de rodillas, levantemos nuestra mirada y miremos su rostro reflejando su amor incondicional; dejémonos mirar por Él un instante, un momento, sin limites y abramos la puerta a su redención. Estoy segura que acercarse al Cuerpo Consagrado abajándonos en nuestra condición de cristianos pecadores, podemos sentir en nuestro interior su Presencia, su Paz.
    Recuerdo momentos de mi infancia, en mi pequeño pueblo Campo Santo de la provincia de Salta; antes del altar había como un «murito» de mármol, bajito, y allí nos arrodillábamos y como el sacerdote tenía que ir de un extremo a otro, teníamos ese instante de mirada silenciosa con el Señor. Realmente el momento de la comunión era de total respeto y recogimiento. Pero los tiempos cambiaron y la mundanidad fue entrando al templo, guitarras y baterías estridentes no permiten vivir la Santa Misa como debe ser. Creo que se ha impuesto la permisividad a muchos jóvenes quizás porque si no hay «alegría» en la misa muchos se apartarían de la iglesia (es lo que me contestaron alguna vez); entonces quiere decir que estamos frente a una formación religiosa mediocre donde no se tiene la más mínima idea de la verdadera ALEGRIA de nuestro encuentro con el Señor.
    Jesús se enojó y expulsó a los mercaderes del templo, nosotros no tenemos mercaderes pero lo que hay también es mundano y llevará mucho tiempo y paciencia retornar al verdadero sentido de la Eucaristía; urge hacer hincapie en una buena formación religiosa, catequesis tanto para adultos, jóvenes y niños. Y a no olvidar que la Misa no es el lugar para hacer relaciones sociales; en este sentido en el manipuleo de lo sagrado,sin duda, estamos crucificando diariamente al Señor.
    ¡Qué lindo es cerrar los oídos al ruido! ¡qué lindo es buscar ese tiempo de quietud, de cerrar los ojos a lo vano, y viajar hacia nuestro interior y descubrir que con Dios somos uno.
    Clarita

  3. Testimonios todos ellos muy bellos en los que el protagonista es Dios. Tan sencillo como poner un mueble de madera llamado reclinatorio para que la gente pueda adorar a Dios, explicar de manera simple a los feligreses el cambio (más bien añadido a nadie obliga) y fíjense el resultado. ¿No es esto ver actuar al Espíritu Santo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *