PUBLICIDAD

La CEE está desbordada con Trump. Y claro…

|

Es tan llamativo lo que les pasa a estos buenos señores obispos -los nuestros, los de la Iglesia Católica en España- que no puedo por menos que decirlo. No puedo callar: me gustaría, pero no puedo.

¿A qué me refiero? Pues a lo que parecen ser las máximas preocupaciones de nuestros Jerarcas -con las pertinentes excepciones entre ellos, que las hay: pocas, pero las hay-, y que, según sus propias declaraciones, destacan con luz propia.

A saber: «Tramp» -el super coco: el padre de todos los cocos, prácticamente el demonio en persona-, «un pacto de Educación consensuado» -que no sé para qué lo quieren, dado lo que se enseña-, «los inmigrantes» -que, a pesar de sus brazos fraternalmente abiertos, incomprensiblemente, no se animan a venir-, y algún que otro asunto, quizá un poco más frívolos que estos…, y para de contar.

¿Algo que ver con la Iglesia Católica, con los temas candentes intra-eclesiales, como pueden ser los seminarios, la liturgia, la disciplina de los sacramentos, las blasfemias públicas -con alevosía, publicidad notoria y nocturnidad- de una supuesta monja, el goteo de escándalos sexuales de eclesiásticos, la desertización de las parroquias, el mal positivo -no solo la inutilidad- de las catequesis a todos sus niveles en tantos y tantos sitios-, el laicismo rampante y violento contra la Iglesia Católica, la desaparición -también con goteo, pero sin taponar la fuga- de un convento tras otro, de varones o de mujeres, por toda la geografía…? De todo esto, y algunas cosas más que podríamos añadir, NADA DE NADA. En muchos de estos temas, ni una sola palabra. NADA.

Están tan ocupados con lo que ni les va ni les viene, porque no les compete, que las horas de fichar y cobrar no les dan para más.

Porque, vamos a ver: ¿Trump es un mandamás del gobierno español? ¿Trump es un fiel católico, y además de la Iglesia española? ¿Va a leer Trump las declaraciones que sobre él y sus decretos tiene a bien decir -a mal, la verdad- la CEE?

Y, por otro lado, ¿las cuestiones que, en el ámbito católico, les tocan directamente, no merecen orientación, opinión y esclarecimiento por parte de la CEE?

Puestos a hablar de los mandamases: los más de medio millón de abortos acumulados en España no merecen ni una palabra? ¿La «ideología de género» que se está implantando en todo el País, solo merece que se repita lo que ya ha dicho el Papa: «que no es católica»? ¿El latrocinio que no cesa -por parte de las «autoridades»- tampoco es motivo ni siquiera de apuntarlo?

Pero además: ¿Las blasfemias públicas de una «religiosa» -¡qué sarcasmo, si no fuera por lo trágico que es el tema en sí mismo- en un medio de comunicación, no entran dentro de sus «intereses», ni siquiera para defender a la Santísima Virgen y a San José, y para reafirmar la Fe Católica?

¿La CEE está para hablar «de puentes y no de muros»? ¡Pues en Ceuta y Melilla hay una buena valla!

Pues, «¡apaga y vámonos!» Que es lo que está pasando en España, y sin remedio a la vista. ¡Apañados estamos con estos buenos señores!

Y el último que haga el favor de apagar la luz, que corre el contador.

Comentarios
10 comentarios en “La CEE está desbordada con Trump. Y claro…
  1. Dios proteja a Tramp, juró sobre dos biblias y está cumpliendo lo que prometió, lo primero, ¡no matarás!, ¿a esto que dice la iglesia?, desde luego la de San Pedro no es la que nos está dirigiendo a los católicos.

  2. Me parece que Donald Trump tiró por tierra los planes de muchos. Que el Espíritu Santo no deje de iluminarlo para bien de EEUU y del mundo entero. Mal que les pese a muchos, entre ellos a uno que yo me sé.

  3. Una pregunta, ¿para qué sirve la Conferencia Episcopal?

    Otra, ¿para qué sirve 13TV? Tienen algún programa de evangelización? Cuánto dinero hemos enterrado los católicos en esa paparruchada?

    Dedica algún recurso la Conferencia Episcopal a luchar contra la lacra del aborto? A prevenirlo? No. Pero gastamos millones de euros en tertulias absurdas. Para eso sirve la Conferencia Episcopal. Pues mejor disolverla, la verdad, porque tanto gasto solo para que unos señores se reúnan a hablar de Trump…

  4. Trump juró su cargo sobre dos Biblias y pidió a Dios su protección e iluminación para guiar a su país. ¿Desde cuándo no se ha visto eso en la España «católica»?

  5. Los católicos norteamericanos estamos contentísimos con Donald Trump. Yo sé que la candidata secreta del papa Francisco era la abortista Hillary Clinton , corrupta y vendida a los intereses internacionales, del equipo de George Soros, que sostiene sospechosamente a varias NGOs, promueve la invasión de moros en Europa. aquellos de la religión violenta, perseguidora de cristianos, que prohiben en muchos casos las iglesias en sus países. Eso es lo que están promoviendo estos hombres.
    Trump se ha rodeado de católicos conservadores, que están contra el entreguismo de la Iglesia conciliar ante el Mundo, uno de los enemigos del hombre, que a saber son tres, el Diablo, el Mundo y la carne. Trump no va a seguir financiando PLANNED PARENTHOOD, abortodora a nivel industrial. DIOS QUE LO BENDIGA POR ELLO. Ha prometido traer de vuelta los trabajos que nos han robado y proteger las fronteras, para evitar que los Estados Unidos pierda su identidad, que es lo que el enemigo globalista TIENE PROGRAMADO.
    Dios quiera que en España surja otro Trump. La alternativa que tienen es Podemos, un grupo de parásitos inútiles chavista-castrista que acabará de hundir a España como lo ha hecho Maduro en Vanezuela. Oramos por nuestra madre patria España, en esta hora de peligro, con esa inútil jauría de perros mudos. Un saludo, reverendo padre Aberasturi.

  6. Supongo que todo este silencio obedece a la decisión de no intervenir ante un estado de cosas que se han escapado de las manos, una vez abierta la brecha del Concilio Ecuménico y estar espectantes viendo cómo iba evolucionando .En éstos momentos, lo bueno que pudo aportar la obra de Pablo VI en sus sapientisimas exposiciones ha quedado ahogado por el descontrol , los intereses materiales, la cultura del bienestar, la connivencia con el edonismo de una dociedad incontrolable en su determinación emancipadora de las leyes divinas y en la ignorancia e impotencia para retomar el control mediante una evangelización que jamás y digo jamás podrá ser de diferente forma y metodo como lo fue en un principio. Acostumbrado a ser refutado, ahora veo el resultado de cuanto se ha acometido con temeridad, dando por superadas las experiencias de los mayores y encandilandose por las modas y los valores carentes de espiritu de un mundo que siempre, siempre será el mismo por el cual Jesucristo no pidió a nuestro Padre Celestial.

  7. Totalmente de acuerdo desde hace años con el artículo. La CEE no ni mas ni menos que el opio de los católicos españoles.

  8. Es lo de «Tramp» es ya paranoia, Trump no es el Papa, no le han elegido para ser un el presidente de la Conferencial Episcopal de América, lo han elegido para ser el presidente de EE.UU. tendrá sus luces y sus sombras, desde luego no será Teresa de Calcuta. Pero vamos según tengo entendido desde 1973 en EE.UU ha habido 50 millones de abortos, si ha cortado la financiación a Parenthood Planned y a las fundaciones proaborto que andaban por el mundo, algo bueno ya ha hecho. Si le pone las pilas a Peña Nieto y pone orden en su país que es lo que tiene que hacer en luga de expulsar a la población joven a EE.UU. pues algo bueno también habrá hecho. De todas formas Trump tiene que gobernar para todos los ciudadanos de Estado Unidos, y hará lo que pueda y lo que le dejen. La CEE tiene un montón de problemas que no se entera, desde la monja Caram, a las iglesias vacías. Y en cuanto al pacto para la educación, la mitad de los colegios en España son de Ordenes religiosas, por esa regla de tres las iglesias debieran de estar llenas de jóvenes aunque muchos salieran rebotados, pero parece que no es que salgan el 50 por ciento rebotados es que salen todos. Por favor dejen en paz a TRAMP, y si no saben solucionar los problemas recen el rosario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *