«Para acabar con el terrorismo, hay que terminar con el cambio climático»

|

Lo ha dicho solemnemente Macrón, que me parece que es algo así como el Presi de un país europeo, de cuyo nombre no quiero acordarme… Y tal aserto es de un nivel intelectual tal, que ni se me alcanza su lógica; y no te digo nada su comprensión.

Porque, como todo el mundo sabe, dada su evidencia intrínseca, en cuanto no haya cambio climático se acabó el terrorismo. Es decir: paramos el termómetro… y automáticamente se para -y se acaban- el terrorismo y los terroristas. ¡Elemental, querido Watson!

Pues esto, tan evidente, ha estado oculto a los ojos del mundillo occidental hasta que Macrón, «el (e)Vidente», no lo ha soltado. Y es que ser Presi alarga el intelecto a niveles insospechados.

<

En España -de este nombre sí me acuerdo- tenemos ejemplos propios de figurar en wikipedia para ilustración y enseñanza de futuras generaciones -mínimo y como poco hasta el año 3000-, ejemplos que han salido de la boquita de nuestro ínclito Rajoy. De las últimas y calentita aún: que la liberación de López en Venezuela ha sido obra de Zapatero. Y se lo ha agradecido públicamente: no podía ser menos en persona tan bien educada como Mariano.

A lo que íbamos y en lo que estábamos: del terrorismo y el cambio climático.

Un inciso. A mi parecer, «cambio climático» hay constantemente y en un mismo día: cambia la temperatura de la noche al día; dentro del mismo día, también varía; a veces llueve, y a veces no; llueve un rato y luego para: o nieva; o hace viento…, y así sucesivamente, día tras día. Hablo de lo que se ve y se nota en España.

Se me da que el clima, de suyo, es cambiante en sí mismo; y si no hay forma siquiera de predecirlo, menos lo puede haber de pretender «fijarlo»: se me antoja misión imposible. Tampoco sé qué aporta el haber cambiado lo del «calentamiento global» -¿quizá ya no se lo creía nadie?-, por lo de «cambio climático». Ni se me alcanza todo el catastrofismo que se ha montado -y se mantiene fresco en los medios día tras día- con ambas expresiones.

Lo que sí está claró-clarísimo es que si los políticos están en esta milonga es porque sacan buena tajada: mínimo un suculento chuletón de buey de primera calidad, dado precisamente lo cambiante del clima.

finalmente, la gran ecuación cambio climático-terrorismo enunciada por el tal… -¡vaya se me ha ido el nombre, pero qué pena!-, es digna de mentes preclaras. A nivel de Arquímedes, Sócrates, Aristóteles, Boyle-Mariot…, por poner unos ejemplos a vuela pluma.

Así que ya lo saben los franceses. Por orden del Presi van a quitar de las calles a los polis y a los soldados, porque ya no van a hacer falta; y van a exigir a los ciudadanos -eso sí- que ajusten -por decreto imperial- los aparatos eléctricos, van a ir todos en bici, empezando por el Presi y señora -hijos, me parece que no hay, ni creo que a estas alturas los haya-, van a prohibir las vacas en todo el país, los trenes y autobuses serán todos eléctricos, se cerrarán las centrales nucleares, toda la electricidad será de producción limpia y ecológica…, y se acabará el terrorismo.

Los de «Charli Hebdo» podrán publicar lo que quieran, especialmente si es para reirse de los católicos. Los frecuentadores de las discos no tendrán que llevar pistola al cinto, porsi. Y esto será jauja.

Macrón, il a parlé!

Comentarios
2 comentarios en “«Para acabar con el terrorismo, hay que terminar con el cambio climático»
  1. El Acuerdo climatico debe ser una estructura qye obligara a los paises a asumir un sistema moral que termine sustituyendo al decalogo…porque esa ecologia promueve antinatalidad…nos quedamos sin el wuinto mandamiento…la ideologia de genero..nos quedamos sin el 6 y 9o… eleva a la Tierra Madre..nos quedamos sin el 1 y el 3o. Y nos impone no desarrollar a los paises del tercer mundo… y sospecho que hay un programa de control de poblacion severo.

    Lo del terrorismo de Macron es ridiculo

    .

  2. Y más del 60 por ciento de los franceses que votaron, sea menos de la mitad de los franceses electores, votaron por Macrón.¡Viva la democracia!
    Domine, miserere nobis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *