Obispos anglicanos rompen con la Iglesia de Inglaterra por la aceptación del matrimonio gay

Obispos anglicanos Obispos anglicanos
|

Obispos anglicanos de todo el mundo han declarado que su comunión con la Iglesia Anglicana de Inglaterra está “rota” por el apoyo de ésta al “matrimonio” entre personas del mismo sexo y su aprobación oficial de un rito litúrgico de bendición para las uniones entre personas del mismo sexo.

La ruptura se proclamó en el curso de la Cuarta Conferencia Global del Futuro Anglicano (GAFCON) celebrada en Ruanda. Un total de 1.300 delegados asistieron a la conferencia, lo que representa aproximadamente el 85% de los anglicanos del mundo.

“Las divisiones actuales en la Comunión Anglicana han sido causadas por desviaciones radicales del Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo. Algunos dentro de la Comunión han caído cautivos por filosofías huecas y engañosas de este mundo (Colosenses 2:8). Tal incapacidad de escuchar y acatar la Palabra de Dios socava la misión de la iglesia como un todo”, dice la declaración de GAFCON IV.

“A pesar de 25 años de advertencias persistentes por parte de la mayoría de los primados anglicanos, las repetidas desviaciones de la autoridad de la Palabra de Dios han desgarrado el tejido de la Comunión. Estas advertencias fueron descaradas y deliberadamente ignoradas y ahora, sin arrepentimiento, esta fractura no puede repararse”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
67 comentarios en “Obispos anglicanos rompen con la Iglesia de Inglaterra por la aceptación del matrimonio gay
  1. Los anglicanos son una vulgar secta, no son obispos, la mayoría adheridos a la masonería, y el jefe es la monarquia mas corrupta de la historia, enemigos profesos de la verdadera Iglesia fundada por Cristo!

  2. Parecen tiempos de cismas. El Sínodo 2023/24 lleva la posibilidad de un cisma en la Iglesia Católica. Dependerá del documento papal post sínodo.

  3. ¡Ay! En otro tiempo, estos obispos hubieran podido retornar a la Iglesia Católica. De hecho, en la época de Juan Pablo II, muchos anglicanos volvieron al seno del catolicismo ( y la chispa final fueron las sinrazones progres que se iban aceptando en en anglicanismo: mujeres sacerdotes etc).
    Pero ahora, ¿quién les sugiere, a esos obispos anglicanos descontentos de la progresía , quién les anima a entrar en la Iglesia Católica…. como si esta también no estuviera tambaleándose?

    1. Exacto. También durante el pontificado de BXVI, gracias a la Constitución apostólica «Anglicanorum coetibus», miles de anglicanos volvieron a Iglesia católica a través de Ordinariatos personales. Ahora, cualquiera vuelve a la Iglesia, que va por los mismos derroteros de los que huían.

      1. Dadas las grandes diferencias doctrinales: solo reconocen dos sacramentos; creen en la justificación por la sola fe; no creen en el Asunción Gloriosa ni en la Inmaculada Concepción de María; no creen en la primacía del Papa ni en su infalibilidad; sobre la presencia real de Cristo unos dicen que es espiritual, otros hablan de consustanciación, otro de transustanciación, etc.
        ¿Se discierne uno por uno, como se hace en otros casos, que aceptan la plena comunión REAL con la Iglesia, y no solo de palabrita? Porque los ordinariatos fueron obra y gracia de Benedicto XVI, el mismo que decía que había que admitir la plena comunión de los ortodosos, pero sin exigirles más de lo que creían hace 1000 años.
        ¡Miedo me da! Sobre todo después de leer el artículo de Infovaticana (02/04/2022) sobre la entrevista al converso anglicano Michael Nazir-Ali, antiguo obispo de Rochester, ahora sacerdote catolico:

        1. «Por supuesto, me han preguntado si sigo manteniendo ciertas verdades centrales que me han gustado en el pasado: la Escritura, la justificación, la Eucaristía, la comunión de los santos, la Santísima Virgen María y la oración por los muertos…
          Afirmo con Dei Verbum y Juan Pablo II que la Escritura es la ÚNICA, inmutable y suprema regla de fe, y que toda la práctica de nuestra fe debe regirse y nutrirse de la Escritura…
          Según Lutero, la justificación por la sola fe es el articulus stantis et cadentis Ecclesiae, el artículo de fe por el que la Iglesia se sostiene o cae. Algunos amigos me han preguntado públicamente qué pienso ahora de esta doctrina. En mi opinión, lo que la Iglesia enseña sobre la justificación concuerda con los mejores aspectos de la enseñanza sola gratia de la Reforma sobre la justificación.

          1. El Concilio de Trento declaró que “es necesario creer que los pecados no se perdonan, ni se han perdonado nunca, sino gratuitamente por la misericordia divina a causa de Cristo”. La reciente Declaración Conjunta Católico-Luterana sobre la Justificación se compromete a lo siguiente: “La justificación tiene lugar ‘solo por gracia’, por la sola fe; la persona es justificada ‘sin las obras’”. Además, la justificación es la “medida o criterio para la fe cristiana. Ninguna enseñanza puede contradecir este criterio”, que “sirve constantemente para orientar hacia Cristo el magisterio y la práctica de nuestras Iglesias”. En su libro San Pablo, el papa Benedicto XVI nos dice que la traducción de Lutero de Romanos 3,28 – “Sostenemos que el hombre es justificado por la sola fe y no por las obras de la Ley”- es teológicamente correcta

          2. aunque no haya variantes de la palabra μόνος (“solo”) en el texto, siempre que la fe no se separe de la necesidad de obrar por amor (Gal 5,6). ¡Incluso William Tyndale podría haber encontrado aceptable la interpretación de Benedicto!
            El Vaticano II nos enseña a honrar a la Santísima Virgen María y a los santos, pero también nos advierte que no debemos exagerar tales honores de manera que se conviertan en un obstáculo para los demás cristianos. Se nos recuerda que los deberes y privilegios de la Santísima Virgen se refieren siempre a Cristo, fuente de toda verdad, santidad y devoción».

            En fin… menudo caballo de Troya nos han colado.

          3. ¿Lo ve? Lo que siempre le digo: sus corta-pegas siempre demuestran justo lo contrario de lo que usted pretende. Lo gracioso es que nos traiga afirmaciones que pretenden demostrar lo «herejes» que son algunos, en contraposición con las creencias de usted, y lo que hace evidente es que son sus creencias las que no son católicas. Pero nada, que si a usted le hace ilusión pensar que es el depositario de la fe verdadera y que los demás se equivocan, para usted la perra gorda. Puede volver a poner los obsesivos corta-pegas de BXVI evitando las palabras previas que aclaran que está especulando, no afirmando lo que hay que hacer (si lo hubiera creído, lo habria hecho, que fue Papa, ¿recuerda?), y seguir tratando de vender la misma burra averiada de siempre desviando los temas (porque tiene mucha relación que los ortodoxos acepten el primado romano como hasta el s. X -ya quisiéramos- con los anglicanos, claro; en su cabeza, será).

          4. ¡¡¡Katholicvs!!!!
            !Pequeñín!
            ¡Llévate a tu padre y mételo en la cama, que ya está borracho!

          5. Ya sé que no le gusta que le digan que sus creencias no son las de la Iglesia católica, pero es que no lo son (como su errónea creencia sobre la justificación, que no es algo «posconciliar», sino doctrina definida en el Concilio de Trento). Esa es la pena, o que tenga que recurrir a payasadas como la que acaba de decir, no que alguien le diga la verdad.

          6. Se lo he dicho ya mil veces. Tenga la poca vergüenza, cuando acuse usted de tergiversar un texto, de aportar la cita completa; como he hecho yo con usted cuando ha puesto dos citas incompletas de la nota aclaratoria sobre la condena de la masonería. Aporte las palabras previas que según usted omito, y aclaran que estoy especulando. ¡BOCAZAS!
            Usted llama mentiroso, acusa a los demás, pero jamás aporta prueba alguna. Como cuando me llama mentiroso porque, según usted, dije que era abogado. Le reto a que busque cuándo y dónde hice tal afirmación. Si lo encuentra, prometo no volver a comentar en estas páginas. Si no lo encuentra, deja de hacerlo usted y pide disculpas públicamente.
            ¡Se lo he puesto fácil!
            ¡No hay bemoles, bocazas!

          7. Por cierto.
            TODAS LAS CITAS que aparecen en mi comentario sobre la entrevista al converso anglicano Michael Nazir-Ali, antiguo obispo de Rochester, ahora sacerdote catolico, TODAS, incluida la mención a Trento, a Benedicto XVI, y la mención que el Concilio hace de la Virgen María, son del entrevistado, NO MÍAS.
            ¡SON CITA LITERAL DE LA ENTREVISTA!

          8. El que es un bocazas es usted, y si ya tiene «olvidos» el problema es de usted, no mío. Esa cita que ha puesto ahora incompleta ya la puso usted mismo completa, se comentó, y lo que dice no ha cambiado. Como siempre, el problema no son sus citas (que cualquiera puede consultar en el documento original si no es un pedazo de vago), sino sus torticeras interpretaciones de las mismas o el hecho de que a usted le parezca herético lo que no lo es. Y sobre sus aspavientos finales, no hace falta que diga que es una cita literal: es que esa cita literal es perfectamente católica. Así que, no sé a santo de qué la transcribe como prueba de algo. Sí: prueban que ese obispo es católico; y si usted no está de acuerdo, el que no lo es, es usted. Y volvemos al principio: sus citas siempre prueban lo contrario de lo que usted pretende. Yo no necesito aportar nada más: a confesión de parte, relevo de pruebas.

          9. El exobispo: «La reciente Declaración Conjunta Católico-Luterana sobre la Justificación se compromete a lo siguiente: “La justificación tiene lugar ‘solo por gracia’, por POR LA SOLA FE; la persona es justificada ‘sin las obras».
            Trento:
            «Can. 9. Si alguno dijere que el impío se justifica por la sola fe, de modo que entienda no requerirse nada más con que coopere a conseguir la gracia de la justificación y que por parte alguna es necesario que se prepare y disponga por el movimiento de su voluntad, sea anatema [cf. 798, 801 y 804]».

            En cuanto a la cita que hace de Benedicto XVI, donde esté dice: «… que la traducción de Lutero de Romanos 3,28 – “Sostenemos que el hombre es justificado por la sola fe y no por las obras de la Ley” es teológicamente correcta aunque no haya variantes de la palabra μόνος (“solo”) en el texto, siempre que la fe no se separe de la necesidad de obrar por amor (Gal 5,6)».
            Sigue…

          10. ¡Benedicto descubrió la cuadratura del círculo!
            Si la fe no se separa de la «necesidad de obrar por amor», ya no es sola fe.
            ¡Qué le vamos a hacer, era alemán igual de redicho que usted!
            Desde luego no era tan faltón como usted.

          11. Por cierto, la cita del CVII sobre Nuestra Señora,a la que alude el exobispo:
            «Cultivando el estudio de la Sagrada Escritura, de los Santos Padres y Doctores y de las liturgias de la Iglesia bajo la dirección de Magisterio, ilustren rectamente los dones y privilegios de la Santísima Virgen, que siempre están referidos a Cristo, origen de toda verdad, santidad y piedad, y, con diligencia, aparten todo aquello que sea de palabra, sea de obra, pueda inducir a error a los hermanos separados o a cualesquiera otros acerca de la verdadera doctrina de la Iglesia».
            Se pueden ir los hermanos separados, los que escribieron esto, y el nuevo cura católico convertido a la mismísima mierd*.
            «Es, por tanto, justo y necesario repetir con los santos: DE MARÍA NUNQUAM SATIST: María no ha sido aún alabada, ensalzada, honrada y servida como debe serlo. Merece mejores alabanzas, respeto, amor y servicio.

          12. Debemos decir también con el Espíritu Santo: Toda la gloria de la Hija del rey está en su interior (Sal 45 (44),14, Vulgata). Como si toda la gloria exterior que el cielo y la tierra le tributan a porfía fuera nada en comparación con la que recibe interiormente de su Creador, y que es desconocida de creaturas insignificantes…
            La señal más infalible y segura para distinguir a un hereje, a un hombre de perversa doctrina, a un réprobo de un predestinado, es que el hereje y réprobo no tienen sino desprecio o indiferencia para con la Santísima Virgen, cuyo culto y amor procuran disminuir con sus palabras y ejemplos, abierta u ocultamente y, a veces, con pretextos aparentemente válidos. ¡Ay! Dios Padre no ha dicho a María que establezca en ellos su morada, porque son los Esaús» (Tratado de la verdadera devoción a María. S. Luis María Grignion de Montfort).

          13. «La justificación tiene lugar ‘solo por gracia’, por POR LA SOLA FE; la persona es justificada ‘sin las obras».
            Trento:
            «Can. 9. Si alguno dijere que el impío se justifica por la sola fe…»

            Es usted un auténtico zote, además de cansino como usted solo: ya refuté SU herejía, que se parece al dogma definido en Trento como un huevo a una castaña. Pero usted insiste, lo cual le convierte en un HEREJE por la pertinacia (usted, no BXVI, ni ese obispo converso). Si usted confunde los conceptos, y lo hace siempre y con todo, es usted quien tiene el problema. ¿Qué confunde? Usted confunde SALVACIÓN con JUSTIFICACIÓN. A ver si se entera y aprende a leer, en vez de sólo copiar y pegar lo que ni siquiera entiende. Doctrina católica definida en Trento: SÓLO JUSTIFICA LA GRACIA. Las obras NO son necesarias para la JUSTIFICACIÓN, sino para la SALVACIÓN, que son dos cosas diferentes. ¿Lo entiende ya, después de muchos intentos, o se lo dibujo?

          14. Hace poco más de 2 meses (para que vea lo cansino que es) soltó la misma herejía y se quedó tan pancho. Y tuve la santa paciencia de explicarle la fe católica, que usted no acepta, definida en el Concilio de Trento (puede comprobarlo quien tenga curiosidad en el post «Obispo alemán cree que la prohibición del sacerdocio femenino ‘bloquea’ el mensaje evangélico»). Pero nada, usted vuelve a las andadas, porque lo de repetir en bucle parece que le mola. Y lo mejor: ¡va dando lecciones de catolicismo y llamando herejes a Papas! De auténtica broma.

            Y sobre la cita de la Biblia, de nuevo retuerce, sesgando el texto, lo que dice (cotéjese ‘Dei Verbum’), que aclara al final del párrafo:

            «Sin embargo, al final, la autoridad docente de la Iglesia, informada por la TRADICIÓN…»

            En su cita no habla de fuentes de la Revelación. Se centra en la Biblia para criticar su interpretación privada ajena a la Tradición, ÚNICA forma en que es regla de fe.

          15. Tiene usted un ENORME problema de comprensión lectora, no sé si porque sus prejuicios le ciegan, porque simplemente carece de esa capacidad, o por ambas cosas. Da igual que se trate de una definición dogmática, de una entrevista o de un mero comentario en una web. Fíjese:

            «Aporte las palabras previas que según usted omito, y aclaran que estoy especulando»

            ¿Ve como.no se entera de lo que lee? Es BXVI quien estaba especulando, no usted. Y no es la primera vez que le digo lo mismo, porque usted se empeña en repetir lo mismo en bucle.

            Otro ejemplo;

            «…Cristo, origen de toda verdad, santidad y piedad, y, con diligencia, aparten todo aquello que sea de palabra, sea de obra, pueda inducir a error a los hermanos separados…»

            Y tras esta cita le entra a usted un ataquito de nervios de lo más histriónico, cuando lo que dice el texto es totalmente CIERTO y no tiene nada que ver con el «de Maria nunquam satis» (de María nunca diremos lo…

          16. …suficiente), sino con el hecho de que muchos herejes creen que los católicos rendimos culto de latría a la Santísima Virgen.

            Y sobre sus burdas manipulaciones e insinuaciones, dejan a las claras su mala fe, pues con tal afirmación tiene ánimo de engañar a quien lea su comentario y no sepa que tal circunstancia ya fue aclarada:

            «como he hecho yo con usted cuando ha puesto dos citas incompletas de la nota aclaratoria sobre la condena de la masonería»

            Usted resaltó éso, agarrándose a un clavo ardiendo, insinuando que lo omitido por mí cambiaba algo. Y no, no lo hacía: no aportaba nada, como YA LE DIJE Y CUALQUIERA PUEDE COMPROBAR EN EL DOCUMENTO ORIGINAL (puede y debe, pues usted NO ES DE FIAR), y ocupaba espacio.

            Resumen: cada vez que escribe, usted se hace un autorretrato.

          17. «Y sobre la cita de la Biblia, de nuevo retuerce, sesgando el texto, lo que dice (cotéjese ‘Dei Verbum’), que aclara al final del párrafo».

            ¡QUÉ LA CITA DE «DEI VERBUM» LA HACE EL OBISPO, NO YO».
            ¿CÓMO LA VOY A RETORCER, BOBO?

            No he confundido justificación y salvación.
            Trento:
            «Declara además [este Concilio], que el principio de la misma justificación de los adultos se debe tomar de la gracia divina, que se les anticipa por Jesucristo: esto es, de su llamamiento, por el que son llamados sin mérito ninguno suyo; de suerte que los que eran enemigos de Dios por sus pecados, se dispondrán por su gracia, que los excita y ayuda para convertirse a su propia justificación, ASINTIENDO Y COOPERANDO LIBREMENTE A LA MISMA GRACIA; de modo que tocando Dios el corazón del hombre por la iluminación del Espíritu Santo, ni el mismo hombre deje de obrar alguna cosa, ADMITIENDO AQUELLA INSPIRACIÓN, PUES PUEDE DESECHARLA…

          18. … ni sin embargo pueda moverse sin la gracia divina a la justificación en la presencia de Dios por sola su libre voluntad».

            De aquí que diga: «Can. 9. Si alguno dijere que el impío se justifica [se justifica, no se salva] POR LA SOLA FE, DE MODO QUE ENTIENDA NO REQUERIRSE NADA MÁS CON QUE COOPERE A CONSEGUIR LA GRACIA DE LA JUSTIFICACIÓN y que por parte alguna es necesario que se prepare y disponga por el movimiento de su voluntad, sea anatema…».

            ¡No vale el peca fuerte y cree aún más fuerte de Lutero».

            Continúa:
            «Pues aunque nadie se puede justificar, sino aquel a quien se comunican los méritos de la pasión de nuestro Señor Jesucristo; esto, no obstante, se logra en la justificación del pecador, cuando por el mérito de la misma santísima pasión se difunde el amor de Dios por medio del Espíritu Santo en los corazones de los que se justifican, y queda inherente en ellos.

          19. … Resulta de aquí que en la misma justificación, además de la remisión de los pecados, se difunden al mismo tiempo en el hombre por Jesucristo, con quien se une, la fe, la esperanza y la caridad; pues la fe, a no agregársele la esperanza y caridad [que es lo que dice Benedicto, so burro], ni lo une perfectamente con Cristo, ni lo hace miembro vivo de su cuerpo. Por esta razón se dice con suma verdad: que la fe sin obras es muerta y ociosa; y también: que para con Jesucristo nada vale la circuncisión, ni la falta de ella, sino la fe que obra por la caridad».

            «Can 11 . Si alguno dijere que los hombres se justifican o con sola la imputación de la justicia de Jesucristo, o con solo el perdón de los pecados, excluida la gracia y caridad que se difunde en sus corazones, y queda inherente en ellos por el Espíritu Santo; o tambien que la gracia que nos justifica, no es otra cosa que el favor de Dios; sea anatema».

          20. NADA DE SOLA FE.
            SOLA FE TIENEN LOS DEMONIOS Y NO SE JUSTIFICAN.

            Y si me vuelve a insultar, le voy a mandar a la mierd* por los siglos de los siglos.

          21. «¿Ve como.no se entera de lo que lee? Es BXVI quien estaba especulando, no usted.»

            Lea usted su comentario, y luego me dice si la ambigüedad del mismo no puede ser entendida en el sentido de que es Benedicto el que especula, o soy yo el que especula «evitando las palabras previas», según usted.

            «Y sobre la cita de la Biblia, de nuevo retuerce, sesgando el texto, lo que dice (cotéjese ‘Dei Verbum’), que aclara al final del párrafo:
            «Sin embargo, al final, la autoridad docente de la Iglesia, informada por la TRADICIÓN…».

            Ponga ambas partes en relación, usted que acusa de tergiversar:
            «Afirmo con Dei Verbum y Juan Pablo II que LA ESCRITURA ES LA ÚNICA, INMUTABLE Y SUPREMA REGLA DE FE Y QUE TODA LA PRÁCTICA DE NUESTRA FE DEBE REGIRSE Y NUTRIRSE DE LA ESCRITURA».
            Arrima al anglicano el ascua a la sardina de «solo Escritura», defendida por Lutero.

          22. Después de hablar de los problemas de la mala interpretación de la Escritura, y en relación con su correcta interpretación, termina:
            «Sin embargo, al final, la autoridad docente de la Iglesia, informada por la tradición y la erudición, interpreta y confirma lo que la Escritura enseña».
            Hasta ahí todo correcto. Pero se le olvida una cosa, que la Tradición con mayúscula, junto con la Escritura, es tan regla de fe como esta última, cosa que el anglicano acaba de negar.
            Una cosa es «prima scriptura» y otra «sola scriptura».

          23. «¡QUÉ LA CITA DE «DEI VERBUM» LA HACE EL OBISPO, NO YO. ¿CÓMO LA VOY A RETORCER, BOBO?»

            Lo de «bobo», de acuerdo con la Ley del Embudo, si lo dice usted es un piropo, claro (pero el «faltón» soy yo).

            Pues mire, ‘No-bobo’: ¡precisamente por eso! ¿Ve como no se entera usted de nada, y como es un sectario que lo retuerce todo? ¡El significado y la intención, no-bobo! Eso es lo único que se puede retorcer de una cita, no que retuerza las palabras y las letras cambiándolas de orden! Parece usted un niño pequeño con esas excusas de mal pagador. Y es precisamente por lo que dice en esa cita por lo que le he puesto «cotéjese ‘Dei Verbum'». Ante la duda de qué quería decir ese obispo sólo había que hacer caso de lo escrito (tanto que se ciñe usted a la literalidad de las palabras cuando quiere). ¿Y qué dice ‘Dei Verbum’? Que la fe se funda en las Sagradas Escrituras Y EN LA TRADICIÓN. Vamos, lo que siempre ha dicho la Iglesia. Por tanto, ¿cómo…

          24. …iba a querer decir que la única fuente de la Revelación (que es lo que usted ha querido dar a entender, como si fuera un error o herejía, poniendo en mayúsculas la palabra «ÚNICA») son las Sagradas Escrituras, si a continuación aclara «como dice ‘Dei Verbum’ y JPII», si ni «Dei Verbum» ni JPII afirmaban tal cosa, como todo el mundo puede comprobar? Pues porque NO estaba hablando de tal cosa, como ya he señalado, sino criticando la interpretación privada de la Biblia sin tener en cuenta la Tradición (a la que cita, y que no tiene por qué extenderse porque es algo que todo católico ya sabe y es una entrevista, no una conferencia teológica sobre las fuentes de la Revelación). Cuando habla de única regla de fe no alude a única fuente de la Revelación, que NO son sinónimos, sino al modelo de vida del cristiano. Por eso SIEMPRE la Iglesia ha llamado a seguir los «consejos EVANGÉLICOS», a llevar una «VIDA EVANGÉLICA», a hablar de la…

          25. …»pobreza EVANGÉLICA», etc. ¡Como modo de vida, no porque el Evangelio sea la única fuente de Revelación! ¿Usted ha oído alguna vez que la Iglesia hablara de la «pobreza de la Tradición» y aconsejaste seguir tal pobreza como «regla de fe» o forma de vida? Pues entre que no entiende lo que lee y que retuerce su significado para encajarlo en sus prejuicios y errores doctrinales, el resultado son los disparates que dice y todos esos aspavientos, teorías y «escándalos» ridículos, fruto de su mala fe y de buscar tres pies al gato. Pero no escarmienta, y como es un soberbio, debe «sostenella y no enmendalla». ¿Rectificar y/o disculparse? ¡Eso jamás! Seguir buscando denodadamente cualquier fragmentito de texto, entrevista o lo que sea para continuar manteniendo sus teorías (que en realidad no son suyas propias, sino que ya las han sostenido otros, igual de malintencionados, antes).

          26. A continuación, vuelve a emplear la falacia de autoridad o argumento ‘ad verecundiam’ para intentar sostener SU herejía, y con todo desparpajo transcribe un fragmento de texto del Concilio de Trento, argumentando que no lo dice usted, sino Trento. ¡Pero si el fragmento le quita a usted la razón! Claro que Trento dice lo que usted transcribe; pero es que lo transcrito NO es lo que usted sostiene, sino justo lo contrario: lo que usted no acepta. Veámoslo de nuevo con la cita literal, para que luego no se agarre usted, de forma infantil, al «usted no pone citas» (es que se da por hecho que un católico ya conoce la fe católica):

            «Declara además [este Concilio], que el principio de la misma JUSTIFICACIÓN de los adultos se debe tomar de la GRACIA divina, que se les anticipa por Jesucristo: esto es, de su llamamiento, por el que son llamados SIN MÉRITO ninguno suyo»

            ¿Quién ha sacado varias veces las «buenas obras» para «demostrar» que ese…

          27. …obispo o BXVI contradecían a Trento, minimizando o negando la necesidad de dichas buenas obras? ¡Usted! Pero es que ese obispo y BXVI, siguiendo a Trento, están en lo cierto, no usted: la justificación NO viene de las buenas obras, ni son necesarias para ella, pues Dios la otorga SIN MÉRITO NINGUNO, que es lo único de lo que se puede decir que sea «meritorio». Sí, usted sí ha confundido justificación con salvación, por eso entremezcla fragmentos que hablan de cosas diversas y señala un inexistente error por parte de los aludidos (que hablan de la justificación exclusivamente) y pretende apoyarse en una cita de Trento que habla de las «buenas obras» como predisposición a la justificación (no que ésta provenga de ellas) y necesaria para la salvación. Pero usted no va a reconocer su error nunca y seguirá poniendo, como es habitual, citas que no entiende o que emplea con ánimo de engañar, que lo único que hacen es demostrar justo lo…

          28. …lo opuesto de lo que usted sostiene, lo cual ya es costumbre en usted.

            Y para que no vuelva a decir que evito poner o comentar otras partes de sus citas (que tampoco demuestran sus teorías, sino al revés), por mero ahorro de espacio, aun a riesgo de hacer comentarios kilométricos, también le explico lo que señala en mayúsculas (que es lo que a usted le debe de parecer que apoya sus errores doctrinales, cuando no es así):

            «ASINTIENDO Y COOPERANDO LIBREMENTE A LA MISMA GRACIA»

            Eso que resalta es tan sólo una predisposición y una consecuencia libre de aquellos YA justificados por la SOLA GRACIA («sin mérito ninguno») para SALVARSE, no para ser justificados, que ya lo han sido. Por eso el canon XX del decreto sobre la Justificación dice:

            «Si alguno dijere, que EL HOMBRE JUSTIFICADO, por perfecto que sea, no está obligado a observar los mandamientos de Dios y de la Iglesia, sino sólo a creer; como si el Evangelio fuese una mera y…

          29. …absoluta promesa de la SALVACIÓN eterna sin la CONDICIÓN de guardar los mandamientos; sea excomulgado»

            Las buenas obras, pues, además de ser algo previo, que predispone, a la justificación gratuita y «sin mérito ninguno» de quien la recibe, es un requisito (posterior a la justificación) PARA SALVARSE. Por eso este canon explícitamente habla del HOMBRE JUSTIFICADO (no del que no lo está), para cuya SALVACIÓN se precisa su colaboración con las buenas obras, no para ser justificado (pues ya lo está).

            Y creo que ya es suficiente. ¿O debemos seguir desgranando palabra por palabra Trento, con lo que acabará saliendo a la luz que es usted quien no profesa la fe católica (porque saldrán más cosas que chocarán con sus creencias erróneas, casi con toda seguridad) y no los autores de las citas escogidas que nos trae siempre y que siempre acaban demostrando sus errores (los de usted) y no los de ellos? Desde luego el demonio le tiene bien…

          30. …agarrado por las gónadas. Cuanto antes sea consciente de ello, mejor será para usted y la salvación de su alma. Y agradezca que alguien minimice o neutralice el escándalo que usted provoca, para que no le sea imputado el fruto del mismo el día en que Dios le juzgue.

            «Lea usted su comentario, y luego me dice si la ambigüedad del mismo no puede ser entendida en el sentido de que es Benedicto el que especula»

            Es que no es la primera vez que mantenemos la misma discusión, y en la vez anterior no había ambigüedad alguna, sino que dejé bien claro que BXVI estaba especulando. E incluso esta vez, también queda clarísimo al decirle yo que si no fuera mera especulación, sino que BXVI realmente estuviera hablando de las acciones reales y concretas que había que realizar, las habría hecho, pues fue Papa. ¿Por qué cree usted que no lo hizo, si era tan simple como eso? Pues porque ni era tan simple, ni depende de la sola voluntad al margen de…

          31. …la verdad: era una mera especulación, aun sabiendo que así era (y es) imposible. BXVI no era Francisco, que erróneamente cree que su voluntad y palabra ya crea la realidad o tiene poder para cambiar la verdad (como lo de la licitud moral de la pena de muerte en el catecismo). BXVI era muy libre especulando, pero muy consciente de los límites, y en temas como éste se limitó a éso: a especular, sin poner por obra lo que no se puede (no por pereza, sino porque no puede ser).

            Y sobre sus últimas palabras no insisto, pues ya se lo he explicado más arriba. Por tanto, su afirmación «Arrima al anglicano el ascua a la sardina de ‘solo Escritura’, defendida por Lutero» es una perogrullada, pues en la entrevista, y usted lo ha recogido en la cita, dice: «me han preguntado si sigo manteniendo ciertas verdades centrales que me han gustado en el pasado». ¿Qué pasado? Su pasado anglicano, que es el único que ha tenido, no su presente católico.

          32. Y la chorrada de la «tradición» con mayúscula o no… ¿cuándo se habla, como en una entrevista, las mayúsculas se ven? ¿Se cambia el tono o inflexión de la voz para indicar mayúscula? ¡Por favor! Se entiende perfectamente el sentido de lo que dice y su referencia a la Tradición con mayúscula, lo haya escrito el redactor o el entrevistador como le haya dado la gana, pues es la Tradición, como fuente de la Revelación, la que informa del sentido exacto de las Sagradas Escrituras, frente a su interpretación privada, hecha por los protestantes (anglicanos incluidos) que es lo que está criticando en ese momento.

          33. De nuevo, otro ejemplo más de cómo usted, por mala fe, se agarra a cualquier cosa para intentar tener razón, cuando es evidente que no la tiene y que adolece de una gran deshonestidad (si también con usted mismo o sólo con los demás, usted sabrá). Una pena que sea alumno aventajado de Maquiavelo: para un católico no todo vale, ni el fin justifica los medios, por muy bueno que sea tal fin (y, en su caso, además de medios malos, ni siquiera se intuye que el fin buscado sea bueno).

          34. Le contesto al final de todos los comentarios, abriendo una línea nueva, porque aquí ya es una locura.

    2. Que algunos (o muchos) obispos alemanes estén en la vía de un 2º cisma, como el de Lutero, no implica que la Iglesia de Pedro esté … tambaleándose. Cuando estamos ahogándonos, lo que intentamos hacer es agarrarnos a algo firme … y eso es lo que es la Iglesia de Roma. Recemos para que se mantengan firmes y no se agiornen con el mundo, devastado por unas corrientes pretendidamente progres, pero que son viejísimas, tanto como Sodoma y Gomorra. El demonio, príncipe de la maldad, está haciendo su agosto …

      1. «…la Iglesia de Pedro…»

        Ojo con los términos: la única Iglesia que existe, la católica, es de Cristo. SAN Pedro fue sólo un empleado suyo y lleva muerto dos milenios (y no se ha reencarnado, porque la reencarnación no existe).

        «…agarrarnos a algo firme … y eso es lo que es la Iglesia de Roma»

        Si se refiere a este pontificado, es tan «firme» como el lastre que acaban de echar al mar: cuando alguien se está ahogando, si en vez de agarrarse a un flotador de corcho se agarra al lastre, se va al fondo.

  4. De la noticia saco dos conclusiones:

    1/ Que la misma debe servir de advertencia de lo que podría pasar en la Iglesia Católica en caso de seguir los derroteros del -herético- Camino Sinodal alemán.
    2/ Que a partir de ahora se atisba que un goteo constante de anglicanos -digo goteo porque no creo que vengan en tromba- van a querer volver al seno de la Santa Madre Iglesia.

    Laus Deo

  5. A mi me parece muy buena noticia. Me acordé enseguida de los anglicanos que volvieron a casa con Benedicto estando vivo (fue en 2010?)y el Pontífice creo una «norma» – no recuerdo en derecho canónico como se dice-para que estuvieran en plena comunión con Roma y sin romperse los matrimonios ya establecidos con anterioridad (los obispos casados, sería casados igual como sacerdotes, creo etc). Volvieron a Roma precisamente por la degradación doctrinal y moral de la IGLESIA ANGLICANA… Si el Espíritu Santo nos dirige bien su Iglesia, la católica y verdadera, pueden venir a Roma los obispos, sacerdotes y laicos de buena fe… El que esté la cúpula de la Iglesia católica infectada para Dios no es problema… Pidamos al Cardenal Newman, anglicano converso – que vengan muchos a la Iglesia de Cristo. El argentino y sus aliados no tienen por qué ser un obstáculo. Quedan muy buenos pastores. Ánimo!

    1. ¡NO ME FIO UN PELO!
      Para muestra un botón:
      Mientras se limita la Misa Tradicional, el sinvergüenza de Bergoglio modificó las Normas complementarias de la Constitución Apostólica “Anglicanorum coetibus” :
      “En las nuevas Normas complementarias se ha insertado un artículo completo, el 15, dedicado a la celebración del Culto Divino. Se reconoce que el Misal de los Ordinariatos personales, llamado Divine Worship, o sea la forma aprobada por la Santa Sede para su uso en el Ordinariato, expresa y preserva el culto católico y «el digno patrimonio litúrgico anglicano, entendido como aquel que ha alimentado la fe católica a lo largo de la historia de la tradición anglicana y ha impulsado la aspiración a la unidad eclesial «. Cualquier sacerdote incardinado en el Ordinariato está autorizado a celebrar siguiendo el Divine Worship…

      1. Esto es válido al margen de las parroquias del Ordinariato cuando el sacerdote celebre la misa sin la participación de los fieles, y también públicamente con el permiso del rector / párroco de la iglesia o de la parroquia interesada. Además, cuando las necesidades pastorales lo requieran, o en ausencia de un sacerdote incardinado en un Ordinariato, si se solicita, cualquier sacerdote incardinado en la diócesis o en un instituto de vida consagrada o en una sociedad de vida apostólica puede celebrar según el Divine Worship para los miembros del Ordinariato. Por último, se otorga a cualquier sacerdote incardinado en la diócesis o en un instituto de vida consagrada o en una sociedad de vida apostólica la posibilidad de concelebrar según el Divine Worship” (Nota explicativa sobre las Normas complementarias de la Constitución Apostólica “Anglicanorum coetibus” de la Congregación para la Doctrina de la Fe, 09.04.2019).

        1. El «Divine Worship» al que se refiere no es el libro de oraciones anglicano (con el cual no se podría celebrar misa porque ellos no tienen misa: es solamente un libro de oraciones), sino una adaptación del mismo realizada por la Iglesia católica, y cuyo nombre completo es «Culto Divino: El Misal».

  6. Me he limitado a copiar y pegar parte de la nota aclaratoria de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Explíqueselo a los de la Congregación, que se ve que no se han enterado.
    De paso que corrijan en el artículo 15 de las Normas complementarias a la Constitución Apostólica «Anglicanorum coetibus» de la Congregación para la Doctrina de la Fe, 04.09.2019, que utiliza el mismo término.

    1. ¿Que les explique qué? ¿Que no se han enterado de qué? Se han enterado perfectamente y lo que ponen es perfectamente correcto, que es de lo que no se ha enterado usted. Usted siga luchando contra molinos de viento, como si no hubiera otras prioridades, que le va a ir muy bien.

      1. Me va de maravilla, gracias a Dios!
        A usted lo dudo, porque con lo faltón que es, o no se relaciona con nadie fuera del anonimato de internet, o sale con escolta para que no acaben partiéndole la cara.
        Está usted entre dos aguas, ni tradicional ni progre, atacando con furia lo progre, pero negando que es consecuencia del pasado inmediato. Amenaza con que Dios me va a partir con un rayo por criticar a los papas anteriores, pero pone usted a caer de un burro al, mientras no se demuestre lo contrario, Papa reinante (crítica que se puede hacer, pero sin caer en contradicción).
        Y voy a hacer lo que hace usted, juzgar, como acaba de hacer conmigo. Tiene usted toda la pinta de ser un seminarista fracasado o un opusino desilusionado.
        Relájese un poquito, deje de excomulgar a gente, argumente sin entrar en descalificaciones personales, y si alguien se equivoca, que todos nos podemos equivocar, trate de corregir con un poquito de caridad.

        1. «Me va de maravilla, gracias a Dios!»

          ¿Tampoco entiende los tiempos verbales? Nadie ha mencionado «cómo le va», sino «cómo le va a ir» (en el futuro) de seguir así.

          «Está usted entre dos aguas, ni tradicional ni progre, atacando con furia lo progre, pero negando que es consecuencia del pasado inmediato»

          Es que no lo es. El pasado inmediato del CVII, que usted tanto critica, fue la etapa preconciliar de los Papas Píos. ¿Fue ésta mala y el concilio, pues, fue su consecuencia? De nuevo, usted -y otros que sostienen el mismo error- toman como causa lo que no lo es. Y ya llegados a Francisco, que hace mangas y capirotes con lo dicho por el CVII y sus predecesores inmediatos, esa teoría es insostenible.

          «Amenaza con que Dios me va a partir con un rayo por criticar a los papas anteriores…»

          Usted no critica a Papas anteriores: los calumnia, que es otra cosa. Y yo no le amenazo nada, ni pongo «a caer de un burro» a ningún «Papa reinante»…

          1. …como puede comprobar cualquiera: a ver si hay un solo insulto a algún Papa en algún comentario mío, o algo incierto que yo haya dicho (como señalar el apoyo expreso de Francisco a la abortista Agenda 2030, por ejemplo, que lejos de ser «ponerle a caer de un burro», es una verdad como un templo, comprobable por cualquiera, y que ha recogido esta misma página en una noticia concreta sobre sus lamentos ante la lentitud en su implementación). A ver si encuentra usted una sola frase mía donde, con independencia de que lo sea o no (valoración y juicio que yo jamás he expresado aquí, por lo que no me puede reprochar aquello que no he hecho), que Francisco sea un «hereje» o un «modernista» (cosa que usted sí ha dicho, literalmente, de otros Papas, sin demostrarlo -más que nada porque es incierto, y no se puede demostrar lo que no existe-).

          2. «Tiene usted toda la pinta de ser un seminarista fracasado o un opusino desilusionado»

            Pues debo de ser muy buen actor si doy esa imagen -o malo, según se mire-, o usted muy mal psicoanalista.

            «…deje de excomulgar a gente»

            Las excomuniones «latae sententiae» son automáticas y no dependen del que las recuerda (matar a la paloma mensajera no da ningún resultado).

            «…si alguien se equivoca, que todos nos podemos equivocar, trate de corregir con un poquito de caridad»

            Caridad es el hecho de corregirle en sí mismo, no la obligación de «hacerle un masaje». Todos nos equivocamos, claro, pero es muy evidente cuándo uno se equivoca y cuando uno, una vez corregido, no acepta que se ha equivocado e insiste en el error. Eso es pertinacia. Y como evitar éso no depende del que corrige, insistir sirve al menos para tratar de evitar que haga caer en el error a otros.

  7. El que es fiel a la palabra de Dios, se pasa a la Iglesia Católica, que es la de nuestro Señor Jesucristo, Dios y hombre verdadero.
    La anglicana es un invento de hombres : para perseguir, asesinar a los católicos y robar. En sus inicios.

  8. ««ASINTIENDO Y COOPERANDO LIBREMENTE A LA MISMA GRACIA»
    Eso que resalta es tan sólo una predisposición y una consecuencia libre de aquellos YA justificados por la SOLA GRACIA («sin mérito ninguno») para SALVARSE, no para ser justificados, que ya lo han sido».

    Ponga la cita completa y no me haga reír: «de suerte que los que eran enemigos de Dios por sus pecados, se dispondrán por su gracia, que los excita y ayuda PARA CONVERTIRSE a su propia justificación, ASINTIENDO Y COOPERANDO LIBREMENTE A LA MISMA GRACIA; de modo que tocando Dios el corazón del hombre por la iluminación del Espíritu Santo, ni el mismo hombre deje de obrar alguna cosa, ADMITIENDO AQUELLA INSPIRACIÓN, PUES PUEDE DESECHARLA…».

    Dígame gran teólogo, puesto que por primera vez somos justificados por el bautismo:

    1. Mire, no voy a pasarme la vida discutiendo con usted y analizando y desgranando el Concilio de Trento entero. Sabe perfectamente que cada objeción que usted pueda encontrar, se la voy a refutar. Usted, o no entiende la fe católica y su expresión en Trento, o no la acepta. No hay más posibilidades. Si no, no se entiende.

      BXVI, a quien usted considera HEREJE (dicho literalmente por usted, que le llamó modernista, que es quien adhiera a tal herejía), le guste a usted o no, con su Constitución Apostólica «Anglicanorum coetibus», hizo posible que miles de anglicanos se convirtieran a la fe católica. Usted, de nuevo con mala fe, replicando a mi primer comentario, ha vuelto a insinuar, con sus preguntas retóricas, que se les admitió al buen tun-tún y no caso a caso, cuando las normas son oficiales y públicas, y si realmente le interesase el tema se habría informado previamente en vez de lanzar ese infundio para sembrar la duda.

      1. Hay montones de libros, tratados, artículos, recensiones, etc., sobre el Concilio de Trento y la doctrina definida en él, incluyendo la de la justificación. Léaselos y así mata el tiempo, en vez de dar la paliza aquí desviando siempre los temas. Su uso de las citas y, sobre todo, de las mayúsculas, da buena cuenta de lo errado que anda: señala unas veces lo que considera errores, y otras lo que considera que apoya su teoría; pero nunca acierta, sino al contrario. Porque, como ya le he dicho, ni entiende un pimiento de teología, ni conoce realmente la fe católica (aunque usted creyera ser católico, cree cosas incompatibles con la fe católica, fruto de la mala formación recibida y también de la posterior desinformación adquirida). En serio: cada cita suya demuestra justo lo opuesto de lo que pretende. Hágase un favor y no insista, porque me obliga a dejarle en ridículo y luego dice que tengo «falta de caridad». Siento mucha vergüenza ajena.

    2. Imaginemos un no bautizado que ha conocido el Evangelio, TIENE FE (algunos adoradores de Satanás tienen más fe que muchos católicos, como demuestran robando y profanando la Eucaristía), ha llevado una vida de perversión más propia de demonios que de personas, y llegada la hora de su muerte, sin arrepentimiento alguno, sin una gota de Caridad, desechando la inspiración divina, se hace bautizar.
      ¿Quedaría justificado?
      FE TIENE…
      No acaba de entender usted que siendo cierto que el hombre se justifica no por méritos sino por la gracia de Dios, Dios solo aplica esa gracia de la justificación a quien por la conversión se mueve a la esperanza y caridad, que es lo que dice Benedicto XVI. El hombre teniendo fe, sigue teniendo libre albedrío para rechazar la gracia de la justificación, de modo que aún con fe no sería justificado si la rechaza.
      Luego nada de SOLA FE.
      Nada de peca fuerte y cree aún más fuerte.

      1. «¿Quedaría justificado?»

        ¡Por Dios! Si es que hace preguntas tan bobas… Los árboles le impiden ver el bosque. ¡Claro que la fe NO justifica NUNCA. Por eso la SOLA FIDE protestante es falsa. Pero es que no es eso lo que sostiene ni Trento, ni ese obispo, ni BXVI. La fe es un requisito anterior a la JUSTIFICACIÓN, que Dios da de forma gratuita «SIN MÉRITO NINGUNO» a través de la GRACIA. ¿Cómo va Dios a dar la gracia a quien no se arrepiente? Su frase es un absurdo: «…sin arrepentimiento alguno, sin una gota de Caridad, desechando la inspiración divina, se hace bautizar». ¿Y éso para qué vale y qué tiene que ver con la gratuidad de la gracia? Uno no decide cuándo Dios le da la gracia (por algo es gracia). Usted directamente ya se pasa a otro tema: el sacrilegio, pues recibir los sacramentos sin las disposiciones adecuadas ni justifica, ni salva. Como siga abriendo melones, no va a hacer nada más en la vida que marear la perdiz.

        1. «Por eso la SOLA FIDE protestante es falsa».

          Algunas veces pienso que se le va la olla. Me tiene usted debatiendo dos días y al final dice aquello de lo llevo dos días intentado covencerlo, como si fuera yo el que lo niega
          ¿De qué hemos estado discutiendo entonces?

          «Pero es que no es eso lo que sostiene ni Trento, ni ese obispo».

          Trento, desde luego que no, de hecho lo condena.
          ¿Pero usted ha leído lo que dice este exobispo anglicano, citando la declaración conjunta luterano católica, y origen de todo este debate?:
          «La justificación tiene lugar ‘solo por gracia’, por la sola fe».
          ¿En qué quedamos?

      1. De lo anterior que el canon 11 condene a quienes dicen «que los hombres se justifican o con sola la imputación de la justicia de Jesucristo, o con solo el perdón de los pecados, excluida la gracia y caridad que se difunde en sus corazones… o tambien que la gracia que nos justifica, no es otra cosa que el favor de Dios».
        Qué, perdóneme, pero
        contradiciendo usted a Benedicto XVI, es lo que usted hace. «la expresión «sola fide» de Lutero es verdadera si no se opone la fe a la caridad, al amor» ( Benedicto XVI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles