Uno de los obispos alemanes firmantes de la carta al Vaticano se ‘explica’

Bertram Meier, obispo de Augsburgo Bertram Meier, obispo de Augsburgo
|

Bertram Meier, de Augsburgo, fue uno de los cinco obispos alemanes que escribieron a Roma para preguntar si tenían que someterse a los consejos sinodales aprobados en asamblea, con la consiguiente negativa de Roma, y hoy explica por qué lo hizo.

Y es que Meier asegura que su intención no era sustraerse a la autoridad de los novedosos consejos que el sínodo propone como autoridad máxima en cada diócesis, no: él y sus hermanos en el episcopado solo querían saber si esa estructura de liderazgo “corresponde a la comprensión católica de la iglesia. Ese es el punto conflictivo», ha declarado en una entrevista concedida a la televisión de la diócesis de Augsburgo.

Meier trata de defenderse, y es normal: su acción y la de sus cuatro compañeros (los arzobispos y obispos de Colonia (cardenal Rainer Maria Woelki), Eichstätt (Gregor Maria Hanke), Passau (Stefan Oster) y Ratisbona (Rudolf Voderholzer) causaron una nueva crisis entre Roma y el camino sinodal alemán que está lejos de superarse. Antes de Navidad, escribieron al Vaticano para preguntando si estaban obligados a trabajar en el Comité sinodal previsto. En enero, el Vaticano respondió restringiendo significativamente el alcance de las reformas de la iglesia en Alemania.

Meier insiste en que, con la carta, no estaba participando en una «conjura con extranjeros»; más bien quería, como muchos católicos en Alemania, saber hasta dónde podía llevar el Comité Sinodal. De hecho, consultó su participación en la carta colectiva con el cabildo de la catedral de Augsburgo y con sus colaboradores en la diócesis, y solo uno de los consultados le aconsejó abstenerse. «Todos los demás me apoyaron, ‘Solo consulté con Roma’. Eso es todo».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “Uno de los obispos alemanes firmantes de la carta al Vaticano se ‘explica’
  1. Ese obispo no sabe derecho canónico si planteó esa ridícula pregunta al Vaticano. Es evidente que los obispos tienen autoridad en su diócesis y no están sujetos a ningún sínodo, sino a la normativa de la Iglesia.

  2. Da la impresión de que este obispo se ha rilado y ahora trata de justificarse. ¿Porque da la impresión de que abundan los cobardes muy cobardes entre los obispos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles