Desmontando al cardenal Hollerich

Hollerich no vacunados iglesias
|

El cardenal Jean-Claude Hollerich, presidente de COMECE y Relator del Sínodo, sigue ganando puntos como el purpurado al que se agarran los progresistas para llevar a cabo sus reformas, o lo que es lo mismo, la demolición de la doctrina y moral católica desde dentro.

Durante la semana pasada tuvo lugar en Praga el encuentro de la Asamblea continental europea del Sínodo. En ella, volvieron a aflorar las grandes divisiones y tensiones internas que vive la Iglesia y que este Sínodo no hace más que acrecentar y conducir hasta un callejón sin salida.

Pero vayamos por partes. Días antes de comenzar este encuentro sinodal, tanto el cardenal Grech como el cardenal Hollerich, ya conocidos popularmente como ‘los padres sinodales’, enviaron una carta a todos los obispos participantes para dejar claro algunas cosas antes de dicho encuentro.

Los abiertamente progresistas, Grech y Hollerich, reconocían en la misiva enviada a los obispos que «hay quienes presumen de saber ya cuáles serán las conclusiones de la Asamblea sinodal. Otros querrían imponer un orden del día al Sínodo, con la intención de dirigir el debate y condicionar sus resultados».

De nada sirvió la advertencia porque de nuevo el debate ha vuelto a ser el de siempre. Los alemanes, apoyados por los suizos y pocos más, pero muy ruidosos, han vuelto a marcar la agenda. A pesar de que no hacen más que lamentarse, durante los días en Praga los progresistas pusieron en la diana al cardenal Ouellet por predicar sobre el Evangelio y defender la antropología cristiana, que es precisamente lo que buscan destrozar los LGTB.

Fue muy sonado esos días las evidentes grietas entre ambos bloques y el cardenal Hollerich se colocó al frente del grupo de opositores al cardenal Ouellet, a pesar de que él mismo enviaba días atrás una carta a los obispos advirtiendo de estas presiones de algunos grupos, amparados por obispos, cardenales y medios de comunicación.

Concluida la Asamblea continental europea del Sínodo, el primer borrador ya sacó la patita para indicar por donde van los tiros. Aunque se está a la espera de la publicación del primer documento oficial, el primer borrador, ya habla sobre «tomar decisiones concretas y valientes sobre el papel de la mujer dentro de la Iglesia y sobre su mayor participación a todos los niveles, también en la toma de decisiones y en los procesos de toma de decisiones».

El error de Hollerich

Terminados los trabajos en Praga, el Relator General del Sínodo Mundial dijo en una entrevista con el diario católico francés La Croix y que recoge la versión alemana de Vatican News, que el papel de la mujer en la Iglesia “es muy importante para mí».

El cardenal de Luxemburgo añadió que «no quiero hablar ahora sobre la cuestión del sacerdocio y la ordenación sacerdotal, tenemos que profundizar. Pero hay cosas que ya se pueden hacer en las diócesis. Las mujeres tienen algo que decir y una forma diferente de reaccionar». Como ejemplo, Hollerich se refirió al escándalo de la violencia sexualizada en la iglesia: “Creo que una presencia femenina hubiera evitado muchos problemas”.

Hollerich, quien se ha mostrado partidario de la ordenación de mujeres en varias ocasiones, aprovecha un problema grave que padece la Iglesia para hacer un nefasto diagnóstico. De nuevo, al igual que ocurre en política, se ofrece una solución errónea a un problema por miedo a profundizar en las causas reales del problema.

Dice Hollerich que «una presencia femenina hubiera evitado muchos problemas”, en alusión a los abusos. Quizá alguien debería explicarle al señor cardenal que ese no es el problema ya que la mayor parte de los abusos son de naturaleza homosexual. Si nos centramos en el caso de España, este medio ya publicó que más del 80% de los casos de abusos son homosexuales.

Según un informe del Defensor del Pueblo, los expedientes incoados hasta ahora por la UAV (Unidad de Atención a las Víctimas) corresponden mayoritariamente a hombres (167) y el resto (34), a mujeres. De este modo, se puede concluir que dentro de la lacra que suponen los casos de abusos en el ámbito eclesial, cerca del 83% son de naturaleza homosexual.

Con estos datos, se evidencia otra realidad que pocos quieren ver y que no se solucionará «a la alemana», es decir, cambiando la moral y la doctrina respecto a la moral sexual y los actos homosexuales.

Con tal de intentar justificar la ordenación de mujeres, tema que ya cerró san Juan Pablo II, se pone el foco en donde no es. Donde debería poner el foco la Iglesia para atajar con mayor efectividad los casos de abusos es poniendo especial atención en los candidatos que entran en los seminarios y prestar más atención a la Instrucción de 2005 sobre la idoneidad de los seminaristas.

Tal y como recoge dicha Instrucción, «a la luz de tales enseñanzas este Dicasterio, de acuerdo con la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cree necesario afirmar con claridad que la Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay».

«Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas».

Céntrense en esto último, señores obispos, cardenales y rectores de seminarios si de verdad quieren luchar contra los abusos dentro de la Iglesia.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
13 comentarios en “Desmontando al cardenal Hollerich
  1. Hay que desmontar la «Iglesia de Francisco» y reconstruir la verdadera Iglesia Católica, para que supere el estado de ruindad a la que malos pastores la están sometiendo.

  2. «Estad alerta y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes…»
    Eso no lo digo yo, pero ya nos advirtió de lo que pasaba y de lo que pasaría, así que a rezar y mantenerse fieles que las hojas muertas , muertas están.

    1. Llegará, llegará…….. tiempo al tiempo . No hace falta más que dar dos o tres vueltas más de tuerca y ahí lo tendremos, si no a este a uno similar

  3. Desmontando a Hollerich-Bergoglio, el primero ejecutor material que da la cara y el segundo autor intelectual que está escondido en las alturas… Bergoglio, oh, un señor rioplatense que pasaba por ahí…

    1. Alvar, con todo respeto, las palabras»Bergoglio» (Francisco) e «intelectual» son incopatibles entre sí.

      Parece ser que Martini SJ diseñó todas estas técnicas de destrucción de la Santa Iglesia y esta patulea de obispos y cardenales las están aplicando.

      Martini si era un intelectual; masón, hereje y anticatólico, pero intelectual. Pero, paradójicamente, útilizó ese don de Dios para destruir la Iglesia.

  4. Se dice que los contactos sexuales fueron fundementalmente homo y no hetero y se utiliza este argumento parece en contra de la participación de la mujer en la Iglesia. El cardenal dice que si hubiera habido más mujeres en la Iglesia se habrían evitado los abusos que han existido. No creo que los tipos de contactos tengan que ver con la presencia de la mujer en la Iglesia, sino por las relaciones entre los sexos existentes en colegios y comunidades. No sé qué pretenden los progresistas, no s´´e si lo soy, pero lo que está claro es que darle una «patada a seguir» a los problemas no los soluciona, y la Iglesia hace mucho que está haciéndolo. Tampoco es solucción lo de «muerto el perro, se acabó la rabia» en el sentido de que si la homosexualidad es un problema, pues la legalizamos y punto. Aqui hasta el Papa parece estar por los homosexuales, que es casi lo mismo que estar por la homosexualidad. Sería como legalizar el asesinato o el robo, porque hay muchos.

  5. Esta vez creo que no va a colar esa cacareada chorrada de decir que el problema es que:
    «es ecuménico y se malinterpretó».
    Serviría para engañar a la gente con el concilio. Para el sínodo va a ser que no.

  6. Las mujeres tienen unos carismas dentro de la Iglesia y los hombres otros. Jesucristo escogió para apóstoles a hombres. El episcopado, presbiterado y diaconado son carismas, relativos a varones a lo largo de más de 2000 años de cristianismo. Si la voluntad de Jesucristo hubiera sido la de administrar el sacerdocio a las mujeres, su madre, la Virgen Santísima, hubiera sido la primera.
    Los cardenales, obispos y curas filomasones o masones que se vayan a la logia y dejen en paz a la Iglesia Católica.

  7. EN EL ESPERPENTO DEL DÍA DE LOS ENROLLADOS Que los obispos bujarrones legalicen a los suyos, y los que les gustan las mujeres que legalicen a las Sugar Babies, yo creo que es lo justo y es necesario, una vez abolido el pecado de la lujuria, el tema tiene fácil solución. Eso en el sínodo se pone a votación y cada cual que vote por donde le pìque, eso es la democracia conciliar que por fín nos liberó de posturas ultramontanas y rancias de los reaccionarios de los tradifachas. Aunque habrá que pedirles permiso a las feminazis de lo de las sugar babies, en fin. Eso por un lado, vamos a por otro, que te encuentras una rata en tu casa, le pones un vaso de leche, que te encuentras en el seno materno un bebé, pues te lo cargas y punto por que es un derecho, lo dicen todos los del PP. La rata tienen mas derechos que un bebé, y si le tocas un pelo al roedor vas a la trena. De sentido común joder. Todo esto viene de la Agenda esa de la ONU.

  8. El tal Hollerich con su argumento de evitar problemas crea otra cantidad de nuevos problemas y los proyecta para el futuro próximo, son las mujeres, luego serán los divorciados, luego los homosexuales, luego los pederastas, luego…. etc. etc. Porqué no se hizo anglicano y se mostraba tan hereje tal cual lo es, y se mantiene socapado por sus compinches vaticanescos?
    Haga lío cardenal, como no hay otros problemas importantes, vayamos destrozando lo que queda dentro de la Iglesia!!!
    Y así el aquelarre de estos brujos modernos nos lleva a un verdadero infierno ya en esta tierra. Bosta de mafia sinedrita (del sanedrín) que será barrida por algún Ángel justiciero!

  9. Impresentables los que condenan sin escuchar; los que rechazan sin haber leído; los que se dejan llevar por prejuicios que son como murallas impenetrables para cualquier tipo de pensamiento contrario a sus prejuicios; los que solo aceptan como verdad a sus ´ídolos de piedra con pies de arcilla: los que solo leen lo que les pueda confirmar en sus errores; los que se emborrachan con las acostumbradas pócimas que no sanan sino que prolongan la borrachera del pensamiento. El cardenal HOLLERICH da la cara y hay que hacer lo mismo para exponer las ideas y no escudarse en anonimatos cobardes.

    1. ¡Menudo tostón! Y siempre para decir lo mismo. ¿Para qué se esfuerza tanto en demostrar que usted no es católico, si ya lo sabemos?

      «los que solo leen lo que les pueda confirmar en sus errores»

      ¿Se trata de una confesión? Porque tal cosa sólo la hace usted (que es quien adhiere al error), por ejemplo en «Herejía Digital», donde deja unas «perlas» gloriosas. Aquí sólo concurre para hacer proselitismo; del bueno, claro: el herético (que el proselitismo católico es pecado).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles