La negativa de Francisco a responder a las Dubia sorprendió a Benedicto, asegura Gänswein

Francisco y Benedicto
|

‘Solo la verdad’, el libro en el que monseñor Georg Gänswein aclara las polémicas que rodearon al Papa Emérito, aún no se ha publicado, pero las copias del original circulan ya por muchas redacciones. LifeSiteNews dispone de una, y cuenta algunas de sus revelaciones.

La renuncia de Benedicto el 11 de febrero de 2013 sorprendió al mundo, pero no a todo el mundo. Gänswein afirma en su libro afirma que varias personas conocían de antemano la intenciones de Benedicto XVI y el propio Gänswein fue informado por Benedicto XVI el 25 de septiembre de 2012. Según Gänswein, Benedicto había planeado anunciarlo en el discurso de Navidad a la Curia Romana, el 21 de diciembre de 2012, marcando el 25 de enero como fecha final de su pontificado, pero entre Gänswein y el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, convencieron al Papa para que retrasara el anuncio hasta febrero.

Dado que las homilías curiales de Cuaresma seguirían próximamente al anuncio de febrero, también se informó al predicador de la casa pontificia, el cardenal Gianfranco Ravasi, para que preparara adecuadamente sus reflexiones. Los miembros de la casa papal fueron informados la semana anterior al anuncio.

Gänswein también se esfuerza por disipar las dudas sobre la validez de la renuncia de Benedicto XVI. Sostiene que al anunciar su renuncia “Benedicto cumplió exactamente lo que estipula el Código de Derecho Canónico (can. 332 §2): “En el caso de que el Romano Pontífice renuncie a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia se haga libremente y que se manifieste debidamente, no se requiere en cambio que nadie lo acepte.” Evidentemente, en respuesta a los que todavía afirman que no hay constancia formal de ese acto, se estampó en el papel la fecha y la firma autógrafa del Papa y su declaración fue verbalizada por un protontario apostólico, que redactó el acta del Consistorio, que es guardados en los archivos apropiados para la memoria perpetua.”

Refiriéndose a la reacción de Benedicto XVI al controvertido documento del Papa Francisco Amoris Laetitia , Gänswein asegura que Benedicto “cuestionó el significado de algunas notas [al pie de página], que generalmente señalan la cita de una fuente, mientras que en este caso expresaban un contenido significativo”.

“Tras el debate que se desarrolló los meses posteriores, todavía no comprende por qué se ha permitido que en ese documento flotara cierta ambigüedad, permitiendo interpretaciones no inequívocas”, escribe Gänswein.

Sin embargo, Benedicto se negó a opinar públicamente, ni «respondió a las preguntas que le habían llegado, ya que eso habría sido una intrusión ilícita», escribió Gänswein. El Papa Emérito también mostró su sorpresa por la reacción silente de Francisco a las Dubia enviadas por por los cardenales Burke, Cafarra, Meisner y Brandmüller. Según Gänswein, “Benedicto solo estaba humanamente sorprendido por la ausencia de cualquier indicio de respuesta del pontífice, a pesar de que Francisco normalmente se mostraba dispuesto a reunirse y hablar con cualquiera”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
43 comentarios en “La negativa de Francisco a responder a las Dubia sorprendió a Benedicto, asegura Gänswein
  1. El Papa Francisco actúa como un monarca absolutista. No se atiene a las Escrituras ni a la Tradición, y no secunda a los pontífices que le precedieron, sino que se basa en su ideología. Abusa de la autoridad que le dieron los cardenakes (y que probablemente no se la dio el Espíritu Santo), hace lo que quiere, cambia lo que le da la gana (hasta se atreve a modificar el catecismo y cosas definidas por sus predecesores), y ahora, sin el frwno que suponía el Papa Benedicto, previsiblemente Francisco se va a desbocar mucho más.
    Rezo al Papa Benedicto XVI para que interceda delante de Dios a fin de que nos libre pronto de este pontificado.

  2. Hay una cuestión que me gustaría dejar claro respecto a este obispo alemán, tan apuesto él, tan elegante y correcto en formas y modos:
    Antes debo comentar que el hecho de que el Papa no respondiera a las «dubbia» es algo que no me lo explico: aunque el cardenal Müller ha dado unas pautas muy interesantes para poder salvar las dudas que pueda generar el texto de AL.

    Tampoco me explico es porqué pública ahora este tema, qué objetivo quiere conseguir.
    No me lo explico: las cosas se tratan con discreción y no con libros que sabe el que lo escribe, que causarán turbación y tensiones estériles y evitables.
    Con el tiempo, la historia nos lo enseñará, pero ahora son cuestiones que no las veo prudentes, necessarias, bien intencionadas.

    Es para decirle: ¿A qué viene usted ahora con ésto? ¿Quiere hacer carrera? ¿Es por vendetta?

    1. No es propio de personas del más alto nivel, que se mueven en la alta política, estar con publicaciones, sacando a la luz declaraciones que una persona prudente (BNDXVI) las hizo en la más rigurosa intimidad, para no entorpecer ni perjudicar al papa reinante. Está traicionando la intencionalidad del papa difunto al publicarlas. Además, ésto es ser, en definitiva, imprudentes, porque con ésto pasa como con la mierda de varios días: que si la remueves, más huele. Ésto entorpece o puede entorpecer la labor de gobierno.
      No respondió a las dubbia (error: puesto que con una frase se hubiera resuelto – Müller-) allá el Papa, pero lo que no puede es ir con puñaladas en la espalda.

      Yo al menos, así lo veo

      1. MD
        Renuevese mucho, pero mucho mucho, porque no se entera usted de nada. Da la impresión de que no se entera ni de que ha nacido. Lo siento, pero no se lo voy a explicar, a aprender a la escuela, que ya es usted mayorcito para escribir tonterías.

    2. Pues lo hace ahora porque ya no pueden hacerle daño a Benedicto XVI, es evidente.
      Hay que ser muy, pero que muy tooooonto para sugerir calumniosamente que Gänswein pretende «hacer carrera» con esto, cuando lo único que le va a traer son problemas.

      1. Hace bien Gänswein en sacar a la luz lo que hicieron o pretendieron hacer «los lobos» a Benedicto XVI. No tiene por qué quedar oculto. Yo tampoco creo que lo haga por venganza, ni por ganar dinero. Hace falta ser muy mal pensado para decir eso de la persona que más quería a Benedicto.

        1. Blanca, son preguntas que me hago. YO no afirmo rotundamente nada, pero ¿ahora a qué viene ésto del librito de memorias? cuando está el cadáver del alemán caliente en la tumba y los ánimos un poquito turbados. Vamos a dejar que pase el tiempo y luego, cuando pase mucho tiempo y buena parte de los protagonistas estén ya en la otra vida, sacamos los datos, y que lo saquen historiadores, personas con conocimiento y que no actúen de parte, sino sólo de parte de la Verdad del hecho.

          1. ¡Menudo sainete! Dice Blanca: «Hace falta ser muy mal pensado para decir eso de la persona que más quería a Benedicto». Y le responde MDRenovado: «Blanca, son preguntas que me hago. YO no afirmo rotundamente nada», cuando eso es exactamente lo que le ha dicho Blanca, tras su comentario previo (en el que usted asegura no haber afirmado «rotundamente nada», pero que todos podemos leer, y no precisamente en su mente, pues no tenemos esa capacidad): por hacerse a usted mismo esas preguntas (en voz alta, por si no se había dado cuenta) es por lo que Blanca le ha reprochado ser malpensado, incluso si no lo hubiera escrito y realmente sólo lo hubiese pensado (salvo que esas preguntas no se las haga pensándolas, lo cual es bastante difícil).

          2. «¿ahora a qué viene ésto del librito de memorias?»

            Lo suyo es repetir por repetir (ya parece vicio), aunque ya le hayan contestado recientemente a éso: es evidente que lo publica ahora precisamente porque es ahora cuando ha muerto BXVI. Si hubiera muerto antes, lo publicaría antes; y si hubiera muerto después, lo publicaría después. Es más que evidente. El libro ya estaba escrito antes, listo para publicarse en el momento en que muriese BXVI (por algo se titula como se titula) y además ya no le afectasen. ¿O es usted tan ingenuo de pensar que lo ha escrito en una semana, o que los «misericordiosos» no iban a atacar a BXVI, si incluso lo hacían antes de que muriera sin ningún libro de por medio? ¡Anda ya!

          3. Si es por lo que pienso y plasmo por escrito. Si es porque me hago preguntas por escrito, me da igual. Lo pienso igualmente.

            Gracias catoliquito, por la aclaración.

          4. MD SIN RENOVAR
            No se confunda que aquí lo único que esta turbado y perturbado es su neurona, que no le da para respirar y pensar a la vez, y mucho menos para escribir. Descanse que un dia de estos la va a matar.

      2. Pues si le va a traer problemas, que se esté quieto y punto. Mira qué fácil. Porque si a este señor con apellidos de tantas consonantes le va a traer problemas, también le va a perjudicar a la Iglesia – aunque poco: ya es vieja en solventar luchas y crisis intestinas – el incidir en este tema, ya que ésto no ayuda a la unidad. Ya habló con él el Papa en privado y parece ser que el Santo Padre le refirió esto mismo. Conclusión: quieto y que dedique a sus ocupaciones, que supongo que en un señor de tan alto rango, no serán pocas.
        Así al menos lo veo yo.

        1. «Pues si le va a traer problemas, que se esté quieto y punto»

          Pues ya ve que, pese a lo que le pueda acarrear (que no va a ser que el jefe le despida del puesto del que ya le despidió, manteniéndole sólo el título pero no el oficio), el libro va a publicarse y punto.

          «si a este señor con apellidos de tantas consonantes le va a traer problemas, también le va a perjudicar a la Iglesia»

          A la Iglesia no le puede afectar la verdad. Lo que sí le afecta son los disparates y heterodoxias de señores con apellidos con el mismo número de consonantes que el de Gänstein, que sólo tiene 5 consonantes (exactamente las mismas que Bergoglio).

          1. «ya que ésto no ayuda a la unidad»

            La unidad -que en la Iglesia es en la fe, no en la mera reunión de personas con creencias dispares- no ha corrido peligro jamás, pues la Iglesia es, por voluntad divina, sólo Una.

            «Conclusión: quieto y que dedique a sus ocupaciones»

            A ver si también se lo recomienda a ése del que es usted tan fan, lo cual afectaría más positivamente a la Iglesia que que usted recomiende a Gänstein no publicar su libro de memorias sobre su vida junto a BXVI; recomendación que, me temo, va a caer en saco roto (no sé por qué…).

    3. «…para poder salvar las dudas que pueda generar el texto de AL»

      A los únicos que puede generar «dudas» es a quienes no se la han leído y simplemente se creen las (forzadas) «interpretaciones» para oídos píos que les han contado para que no se escandalicen. Los que sí lo han hecho, en cambio, no tienen dudas: comprueban la existencia de afirmaciones incompatibles con la fe católica (los fans de Francisco también lo comprueban; la diferencia radica en que prefieren algunos de esos disparates y afirmaciones heréticas, antes que la fe católica). Las preguntas de las dubia eran retóricas y una forma de decírselo a su firmante (que no autor, aunque comparta lo escrito, pues Francisco la mandó redactar y sólo puso su firma), que pese a no poder responderlas sin reconocer su heterodoxia, elevó a «magisterio auténtico» (ver Acta Apostolicae Sedis) la carta a los obispos argentinos en la que dice que la única interpretación posible es la heterodoxa.

        1. https://www.vatican.va/content/francesco/es/letters/2016/documents/papa-francesco_20160905_regione-pastorale-buenos-aires.html

          Yo no encuentro nada criticable en todo lo que se expone ahí. Me lo acabo de leer – un poco por encima porque estoy en otras ocupaciones – pero me parece fantástico. Yo creo esa aclaración más la del cardenal Müller son suficientes.
          NO sé si te referías a estos documentos. Si son ésto, yo: perfecto.

          Viva el Papa Francisco!

          1. Usted no encuentra nada criticable porque comparte -o simplemente acepta, lo que es como nadar y guardar la ropa- las ideas heterodoxas y que contradicen la doctrina y moral católicas expresadas en dicha carta (que no es la que usted señala, sino la que se abre, dentro de la misma en el enlace que usted ha puesto, al pinchar sobre las palabras del principio «Recibí el escrito». No hace falta incidir sobre lo que ya se ha expuesto hasta la saciedad y que aquí, por extensión, es imposible desarrollar convenientemente. Valga como muetra un botón (infumable desde el punto de vista de la doctrina de la Iglesia y la moral católica): hablando de las parejas adúlteras dice que…

          2. …»se puede proponer el empeño de vivir en continencia. Amoris laetitia no ignora las dificultades de esta opción y deja abierta la posibilidad de acceder al sacramento de la Reconciliación cuando se falle en ese propósito». ¿Abierta la posibilidad de cometer un sacrilegio? Porque si no hay arrepentimiento previo y propósito de la enmienda (que incluye también el de evitar la ocasión de pecado), el sacramente de la Confesión es inválido, no se perdona ningún pecado y además se añade el de sacrilegio. Pues no contentos con ésto, a medida que lo desarrollan lo van empeorando. Y, ¿que se le ocurre a Francisco? Pues afirmar que «El escrito es muy bueno y explícita cabalmente el sentido del capitulo VIII de Amoris laetitia. No hay otras interpretaciones» y elevarlo a «magisterio auténtico» (nada menos) y mandar publicar la carta como tal en las ‘Acta Apostolicae Sedis’. A confesión de parte, relevo de pruebas.

          3. «Cuando las circunstancias concretas de una pareja lo hagan factible, especialmente cuando ambos sean cristianos con un camino de fe, se puede proponer el empeño de vivir en continencia. Amoris laetitia no ignora las dificultades de esta opción (cf. nota 329) y deja abierta la posibilidad de acceder al sacramento de la Reconciliación cuando se falle en ese propósito (cf. nota 364, según la enseñanza de san Juan Pablo II al Cardenal W. Baum, del 22/03/1996)».
            Lo anterior, defendido efectivamente por Juan Pablo II, roza lo inaceptable moralmente. No tendría más justificación que el pensamiento tomista de que a la hora de elegir entre dos males es necesario elegir el mal menor pero, aún con este argumento yerra, pues no hay mal mayor que el pecado, ofensa de gravedad infinita a Dios, al que no puede anteponerse el bienestar físico o psíquico de unos hijos…

          4. salvo que recurramos al argumento herético del Papa Francisco cuando dice que a él le da igual quien eduque a un niño, budistas, musulmanes, ateos… siempre que le den de comer y lo eduquen. ¿Esos padres van a explicar a sus hijos la situación moral en la que viven, de modo que ellos entiendan que no pueden incurrir en la misma falta, o van a crecer viendo como algo normal que dos personas vivan en adulterio? Algunos bien intencionados argumentan: «también los novios meten la pata a veces, se confiesan y no pasa nada». Esto no se sostiene, primero porque el noviazgo es una situación lícita y el adulterio una situación pecaminosa per se, no solo cuando se fornica, y segundo porque la Iglesia enseña que el que se coloca en ocasión de pecar, peca; si vivir bajo el mismo techo y dormir en la misma cama no es ponerse en ocasión, que venga Dios y lo vea.
            Sigue…

          5. Por no hablar del sufrimiento del cónyuge inocente que tiene que aceptar los cuernos con resignación, la atadura indisoluble del vínculo, y quedar expuesto, como dijo nuestro Señor, a caer él mismo en adulterio.
            Dejando de lado lo anterior, la carta abre un cajón de sastre al que llama discernimiento: «En otras circunstancias más complejas, y cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad, la opción mencionada puede no ser de hecho factible. No obstante, igualmente es posible un camino de discernimiento. Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad (cf. 301-302), particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía (cf. notas 336 y 351)». ¡Con un par de ovarios!
            Sigue…

          6. El argumento de evitar un perjuicio a los hijos es racional y jurídicamente inaceptable; los frutos del delito no pueden justificar nunca el delito ni generar a su vez derechos. Alguien roba en un banco veinte millones de euros, con ese dinero la mujer y los hijos del ladrón llevan una vida regalada, al cabo de unos años se descubre al autor del delito; ¿alguien entendería que alegando que esa familia no tiene otros ingresos y que eso implicará para los hijos un perjuicio en su nivel de vida o educativo, esa persona no tuviera que restituir el importe del robo? ¿Acaso no admite la Iglesia la separación, que no el divorcio, cuando la convivencia familiar se hace insoportable y la situación de los hijos pasa a ser la de cualquier pareja separada?
            ¡Qué se separen!

          7. De acuerdo con usted salvo en esta afirmación: «Lo anterior, defendido efectivamente por Juan Pablo II». Eso es incierto, y lo sé bien porque dediqué ocho exhaustivos artículos a Amoris laetitia y a desmontar la tergiversación, cuando no aunténticas trolas, de las afirmaciones y citas que aparecen en AL atribuidas a las Sagradas Escrituras o a Papas como Pablo VI o JPII, recurriendo a los documentos originales (que me leí al completo y pude comprobar la manipulación torticera que se hace de los textos para hacerles decir justo lo contrario de lo que realmente dicen, bien sacando frases de contexto, bien cortándolas y poniendo sólo una parte o recurriendo al parafraseo «inventado»), en los cuales no sólo no enseñaron lo mismo que Francisco, sino justo lo contrario. Le invito a que lo lea (puede encontrarlo en un buscador poniendo «blog CATHOLICVS Amoris laetitia»). El grado de manipulación de AL es alucinante e inédito en la Iglesia.

          8. Me refiería a esto:
            «La reconciliación en el sacramento de la penitencia que les abriría el camino al sacramento eucarístico- puede darse únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, «asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos».
            (Familiaris Consortio, Juan Pablo II).

          9. MD SIN RENOVAR.
            Que no se esfuerze que usted no encuentra nada, pero nada de nada, ni el pajar en una aguja. No trate de encontrar nada porque no le alcanza, salvo que se haga el tonto con insuperable maestría y nos este engañando a todos.

          10. Es cierto que del texto: » y deja abierta la posibilidad de acceder al sacramento de la Reconciliación cuando se falle en ese propósito (cf. nota 364, según la enseñanza de san Juan Pablo II al Cardenal W. Baum, del 22/03/1996)», puede deducirse que en la enseñanza de Juan Pablo II se habla específicamente de los divorciados vueltos a casar. Dicha enseñanza la da en una carta a Baun, mayor penitenciario, con motivo de la conclusión del curso anual sobre foro interno. En ella Juan Pablo II habla del sacramento de la penitencia en general, y viene a decir que el hecho de caer, aun cuando somos conscientes de que el Señor nos da las gracias necesarias para vencer al pecado, no implica que no exista verdadero propósito de enmienda.
            No en los términos despendolados de Bergoglio, pero es cierto que el primero en abrir este melón fue Juan Pablo II.

          11. Quién como Dios: igual yo le había entendido mal a usted, pareciéndome que afirmaba que Francisco defiende en AL lo mismo que defendía JPII. Pero con la transcripción que ha hecho queda bien claro lo que previamente le había dicho: no sólo Francisco no defiende lo mismo, sino que defiende lo contrario: JPII defiende la castidad como única opción en esos casos, no seguir adulterando porque no puedan no hacerlo, porque eso sea lo que exige Dios a los adúlteros en ese momento, o para no «contraer nuevas culpas», y recurrir a los sacramentos sacrílegamente sin arrepentimiento ni propósito de enmienda (que no es lo mismo que «caer» pese a los buenos propósitos), que son las barbaridades que afirma AL, entre otras muchas.

        2. vatican.va/content/francesco/es/letters/2016/documents/papa-francesco_20160905_regione-pastorale-buenos-aires.html
          Yo no encuentro nada criticable en todo lo que se expone ahí. Me lo acabo de leer – un poco por encima porque estoy en otras ocupaciones – pero me parece fantástico. Yo creo esa aclaración más la del cardenal Müller son suficientes. NO sé si te referías a estos documentos. Si son ésto, yo: perfecto. Viva el Papa Francisco!

          1. Esa respuesta del Papa a los Obispos Argentinos fue una respuesta heterodoxa. En segundo lugar eso NO es una respuesta a la dubia; esta última no era un pregunta, eran múltiples preguntas que, debido a la contundencia de las mismas y la heterodoxia, descaro y propósito de destruir la Iglesia, el Papa Francisco como buen masón no le da gana de contestarla, ni esa, ni las otras dubias, ni todas las ambigüedades expresadas calculada y sistemáticamente a lo largo desde que fue electo por la mafia de San Galo. Y respecto a Ganswein, no sabemos sus motivaciones, ya en el pasado fue desmentido en el caso del libro sobre el celibato del Cardenal Sarah y Benedicto XVI, lo que -según él- le costo el puesto. Puede ser incluso “legitima defensa”! Una vacuna por si acaso a la masonería le da por desaparecerlo con algún infarto súbito, algún accidente en el baño, o un “suicidio provocado”, la realidad es que la cadena de suscesos desde hace dos semanas huelen mal!

          2. uy! ya estamos como el General Franco, con las conjuras o el contubernio judeo-masónico o teorías a lo Dan Brown.
            Perfecto: yo creo que el Papa era satánico que hizo misas negras en la Capilla Paulina….porque sí, porque lo digo yo.
            Luis ¿hay un historiador que siga esa teoría? perdona, no es nada personal, pero me huelo a eso, a película.
            YO la respuesta la veo suficiente y si le unimos las recomendaciones de Müller, mejor.

          3. y además, junto con don Stanisław Jan Dziwisz, pienso eran dos personas que parece eran muy dependientes psicológicamente de las dos grandes personalidades los dos Papas últimos: vivían por y para ellos y llegaban a mirar la realidad con las gafas, los quevedos mejor, de los anteriores Papas y a criticar – pienso en el polaco – hasta la renuncia de BDXVI con frases del estilo «JHS no se bajó de la Cruz», porque su «referente espiritual y humano» aguantó hasta el final, cuando no es ninguna obligación de ningún Papa hacerlo, con el derecho canónico en la mano. No dan el perfil, por lo tanto, de objetividad y de independencia psicológica como para hacer un libro con un mínimo de objetividad y rigor. Cierto que capacidad intelectual no les ha de faltar, pero psicológica no sé. Tengo dudas.
            Sigo diciendo que menor esperar y que un historiador objetivo, frío e imparcial lo haga.

          4. «uy! ya estamos como el General Franco, con las conjuras o el contubernio judeo-masónico o teorías a lo Dan Brown»

            No se olvide usted de las teorías a lo jesuita (ay, perdón, que he nombrado la (des)orden del que usted es tan fan y cuyo (des)propóstito general hace sentencias tan magistrales como «en aquel tiempo no había grabadoras»), sobre conspiraciones de los malísimos rígidos contra Francisco, que hasta él mismo avala afirmando que le quieren muerto (él, que no es nada conspiranoico, claro… salvo que le interese).

            «No dan el perfil, por lo tanto, de objetividad y de independencia psicológica»

            Usted, en cambio, sí que lo da y le tenemos que creer, naturalmente. Me alegro de que usted esté encantado de haberse conocido, pero no le vendría mal bajar a tierra antes de que se caiga de las alturas a las que se ha subido, que se va a hacer daño. Y hablando de psicólogos… Pues eso.

  3. Ambiguos han sido todos los papas del concilio. Ahí están sus escritos y publicaciones que lo demuestra. El que no lo quiera ver que vaya al oculista.
    Lo que está claro es que la iglesia neocón de la «sola moral» se derrumba. No da para más. ¿En qué se diferencia ya de una secta protestante moralista conservadora? Pues en nada.

    1. Se diferencian en que hay «sectas protestantes moralistas conservadoras», como usted las llama, que tienen una doctrina moral más parecida a la católica que la de muchos obispos, sacerdotes y laicos católicos.

  4. BXVI tenía que saber que Francisco no podía responder los dubia, no tenía respuesta, había cambiado la doctrina moral. Supongo que BXvi quizá soñaba con que respondiendo a los dubia negara la Amoris, manteniendo así intacta la doctrina. Pero Francisco hizo lo contrario afirmando la interpretación de los obispos argentinos. Creo que BXVi ante el cambio de doctrina, no tenía derecho a quedarse callado para evitar el intrusismo sino que por la salvación de las almas tenía que haber hablado.
    Le quedaban años de vida y lucidez mental pero no aguanto y renunció, y renunció a hablar con los dubia siendo testigo del cambio de la moral católica, se sacó la hermeneutica de la continuidad. BXVI es el fracaso

    1. Ja, ja, ja… el fracaso eres tú, pobre infeliz. Los tiempos de la Iglesia no son los tiempos del mundo y S.S.Benedicto XVI es de los que ganan batallas después de muerto.

      1. Incluso esa novedad en la historia de la Iglesia, el título de papa emérito, no ayudo. Creo que sí se hubiera largado y dejado cualquier título papal, habría sido más fácil dar siu opinion sobre la Amoris, sin colisiones papales. Hasta eso ha sido un fracaso. Me barrunto que los teólogos de la nouvelle Theologie, Ratzinger incluido, que tantos males hicieron en el CV2, les callo una maldición y terminaron fracasados.

  5. A la vista de Amoris Laetitia, ¿Es necesario reiterar que **** toda ambiguedad viene del Maligno *** y mucho más cuanto más transcendente es lo que se dice, como en el caso de un escrito de un pretendido papa en un punto vital que afecta a TRES sacramentos?

    Todo lo demás sobra. No es necesario. Suficiente. Enough. No hay m´´as preguntas Señoría

    1. Hay gente que lo pilla a la primera. Hay gente que necesita años para entenderlo porque en su cabeza pesa más la idolatría hacia la parafernalia material cristiana y su comodidad que la misma palabra de Dios.

      1. Y señores, si Benedicto XVI solo se sorprendió de que Paco no respondiera, entonces o Ganswein no dice toda la verdad o Benedicto era un poco cortito, perdonenme.

        Ya está bien.

  6. Dice Ganswein que Benedicto renunció de motu propio, que ya lo tenía pensado. Lo que no sabemos es si Benedicto recibió presiones y amenazas de los «oscuros», para renunciar y no se lo dijo a Ganswein ni a nadie, para evitar escándalos. Otros, así lo han afirmado, pero… nunca sabremos la verdad, sólo Dios lo sabe y quizás algún día se sabrá, si fue así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles