Los jesuitas piden a las víctimas de Rupnik que denuncien

Marko Iván Rupnik Marko Iván Rupnik
|

Tras estallido del escándalo del encubrimiento de los abusos sexuales y de poder del padre Marko Rupnik, su orden, los jesuitas, tratan de controlar daños pidiendo a las posibles víctimas del sacerdote artista y teólogo, cercano al Papa, que den un paso al frente.

La Compañía no ha accedido a las peticiones de información sobre el ‘escandalo Rupnik’, que ha puesto en evidencia la tibieza del Vaticano frente al abuso espiritual y sexual de mujeres adultas.

Como en todos los casos, y contradiciendo los ‘propósitos de la enmienda’ que se pronuncian después de que estalle un nuevo escándalo, la oferta de los jesuitas no ha surgido espontáneamente, sino a consecuencia de que se halla revelado todo el asunto a la opinión pública. Es decir, ha hecho falta que el periódico italiano Domani publicara un explosivo testimonio de la ex religiosa que presentó la denuncia en 2021. Detalló años de abuso sexual y manipulación espiritual por parte de Rupnik y dijo que hizo repetidos esfuerzos para entregarlo solo para enfrentarse a los jesuitas y otros superiores que habitualmente protegían a Rupnik a expensas suyas.

“Fue realmente un abuso de conciencia”, dijo la religiosa, que no fue identificada pero cuyo relato fue confirmado a The Associated Press por alguien familiarizado con el caso.

“Su obsesión sexual no fue improvisada sino que estaba profundamente conectada con su concepto del arte y su pensamiento teológico. El padre Marko comenzó a infiltrarse lenta y dulcemente en mi mundo psicológico y espiritual, aprovechando mis incertidumbres y fragilidad y usando mi relación con Dios para empujarme a tener experiencias sexuales con él”.

Mientras tanto, otras hermanas sufrieron daños similares, dijo, describiendo el uso de la pornografía, la humillación y múltiples parejas “a imagen de la Trinidad” en el abuso espiritual y sexual de Rupnik.

Después de que las primeras acusaciones de la denuncia de 2021 se emitieran en blogs y sitios web italianos este mes, los jesuitas emitieron una declaración que solo se refería al caso de 2021. Pero al ser interrogado por AP en una recepción de Navidad, el superior jesuita, el reverendo Arturo Sosa, admitió que Rupnik había sido excomulgado anteriormente por el delito relacionado con la confesión.

Sosa dijo que el ministerio de Rupnik había sido restringido y que tenía prohibido escuchar confesiones, dar dirección espiritual o dirigir ejercicios espirituales. Sin embargo, Rupnik está programado para realizar ejercicios espirituales del 13 al 17 de Febrero en el santuario Mariano de Loreto en la costa adriática de Italia, según el sitio web de Loreto.

El domingo, el superior inmediato de Rupnik, el reverendo Johan Verschueren, dijo que quería tratar de aclarar algunas de las preguntas que surgieron sobre el caso. En un comunicado, hizo un llamado a que cualquier persona con acusaciones antiguas o nuevas se presente. Proporcionó una dirección de correo electrónico: teamreferente.dir@gmail.com. “Mi principal preocupación en todo esto es por los que han sufrido, e invito a cualquier persona que desee hacer una nueva denuncia o que quiera discutir denuncias ya hechas a que se comunique conmigo”, dijo. Dijo que se aceptarían quejas en inglés, francés, italiano, español, holandés y alemán.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
18 comentarios en “Los jesuitas piden a las víctimas de Rupnik que denuncien
      1. Los jesuitas a lo suyo: primero blanquean descaradamente a Rupnik, pero luego, de cara a la opinión pública y mediática, se ponen sensibles y moralistas.
        Los tartufos de siempre.

    1. Lindo disfraz el del jesuita.

      Desde hace muchos años estos apóstatas abandonaron la sotana y el clergyman: que es un invento protestante.

      Así como visten, así actúan. Solapaditos.

    1. La Compañía de Jesús ya desde Arrupe, y unas cuantas órdenes más. Como no lo hace el hombre, lo termina haciendo Dios permitiéndoles su extinción acelerada, y de paso también la extinción de la iglesia conciliar y su misa protestante, a la que van cuatro gatos los domingos y no se para de cerrar igkesias. Es la nueva evangelización que se lleva a cabo desde hace algunas decadas

    1. ¿Encargar una obra a este artista significa que eres un pelota? ¿No puede ser que te gustara su arte? Que a usted no le guste es otra cosa. En cuanto al testimonio de la monja abusada, tiene declaraciones realmente surrealistas: ¿la convenció de tener relaciones sexuales con él basándose en su teología, en su concepción del arte y en su interpretación de la Trinidad? ¿Esta mujer era idiota o qué? ¿Cómo se puede decir tal cosa? Que conste, que no estoy cuestionando su culpabilidad, que parece clara, juzgo las declaraciones de la monja, que no hay por dónde cogerlas. Rupnik, como persona y como sacerdote (no como artista, esa es otra cuestión), será un impresentable, pero que no me digan que la monja tuvo relaciones con él engañada, porque no me lo creo.

    2. Me horripilan las acciones del Padre Rupnik, merece todo el peso de la ley canònica… pero sus obras me encantan. No tiene nada que ver la calidad moral del artista con la calidad artìstica de su obra.

  1. A mediados de los noventa conocí la existencia de Rupnik por un librito que es una meditación sobre la parábola del hijo pródigo, una meditación que me impactó. Leí de él algún libro más, también muy buenos, aunque alguno un poco alambicado en la forma de razonar, pero creo que irreprochables en cuanto doctrina católica. No soy tan experto para saber si había algo desviado introducido sutilmente, como saben la formación teológica que recibimos los sacerdotes en la actualidad es manifiestamente mejorable. Estas decepciones hacen mucho daño, mucho. Así que, al poco tiempo de los hechos que se le atribuyen, o incluso en el mismo tiempo, escribe una preciosa y profunda meditación sobre el Padre misericordioso y el hijo pródigo. Hay dobles vidas que no consigo explicarme, entiendo la debilidad ante la tentación, pero una suerte de vidas paralelas no consigo entender como se pueden dar. Claro que yo solo soy un provinciano.

    1. Tiene usted razón. Tampoco yo puedo comprenderlo. Tengo entendido que a Maciel le examinaron exorcistas, intentando entender también cómo fue posible su vida de crápula y, al mismo tiempo, sus textos y su actitud, al menos de cara a la galería, plenamente ortodoxos. Con Rupnik pasa lo mismo. Supongo que tiene que ver con los aspectos oscuros e inexplicables del mal o, quizá, con su ejercicio habitual, que nos conduce a una especie de banalización de la vida y del pecado. Pero, sinceramente, me cuesta mucho entenderlo y, aún más, aceptarlo. Efectivamente, este tipo de decepciones hacen mucho daño y pueden convertirse en tentaciones contra la fe

  2. Me parece significativo que algunos de los hechos denunciados ocurrieran mientras Ghirlanda, el factotum de Francisco en lo jurídico, era rector de la Gregoriana. Más vale que barrieran, limpiaran y ventilaran su propia casa antes de manometer en un caso absolutamente cuestionable como el de Cuatrecasas contra Martínez. Mira la viga de tu ojo antes que la paja (si és que hay) del ojo ajeno. Hipócritas.

  3. Cabría recordarle a Paquito, a quien e derecho parece importarle muy poco, que en este caso el Vaticano concluyó que los hechos habían prescrito. Pero igual que se carga el sacrosanto principio de irretroactividad, cabe decir que también se puede cargar el de la prescripción canónica de los delitos. A ver si cua donde trata de los suyos actúa del mismo modo que con sus amigos (sic)…

  4. A ver si Paquito, en su afán de hacer justicia, se carga aquí el principio de prescripción de los delitos, igual que pretende cargarse el de irretroactividad de la ley penal. Lamentablemente con los suyos no es tan justiciero como con ‘sus amigos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles