Francisco: «Italianos por favor, tengan hijos»

Vatican News Vatican News
|

(Vatican News)Transcripción completa de la entrevista del Papa a Mediaset Italia «La Navidad que me gustaría». En la conversación con el experto vaticano Fabio Marchese Ragona, los temas de guerra, facturas altas, pobreza, natalidad y corrupción. El Papa dice que se confiesa cada 15 días e insiste en los nobles valores del deporte. Por último, un deseo para los campeones del mundo: “Que lo vivan con humildad. El que no gane, que lo viva con alegría porque el mayor valor es jugar limpio”

Padre Santo. Mientras tanto, gracias por este regalo que estás dando a todos los espectadores de Mediaset, y otros, una vez más esta Navidad. Esta noche hablaremos de muchos temas de actualidad: la Copa del Mundo, hablaremos de política, los pobres, hablaremos de la guerra. Y queremos empezar por aquí porque en esa tierra, Ucrania, se está viviendo una situación realmente difícil y de ahí sale esta paloma, que ha viajado mucho y que ha hecho niños refugiados: la pintó una niña refugiada. Es una paloma que tiene dos caras, un lado de la muerte, donde hay un trozo de misil ruso, y este lado es la vida. Es una paloma feliz y esta niña la pintó. Y es una señal que nos recuerda precisamente esta situación que vive el mundo, una situación difícil, una situación muy pesada donde estas personas viven sin electricidad en el frío. También se han descubierto cámaras de tortura para niños en Ucrania. ¿Por qué estos dos países, los líderes de estos dos países no pueden sentarse en una mesa para hablar?

He estado hablando durante algún tiempo, estamos viviendo la tercera guerra mundial en pedazos. Lo de Ucrania nos despierta un poco porque está cerca, pero Siria lleva 13 años en una guerra terrible. Yemen cuánto? Myanmar, en todas partes de África. El mundo está en guerra. Duele mucho, duele mucho. Cuando estuve en Redipuglia en 2014 lloré. ¡Lloré! Era por el centenario de la guerra. No podía creer esto: la edad de la gente. Luego cada 2 de noviembre voy al cementerio. Un año fui al cementerio de Anzio, donde están enterrados los soldados estadounidenses. Vi a los niños envejecer y lloré. Pero ¿cómo es que? ¿Cómo es que se destruyen vidas a esa edad? La guerra es como una mística de la destrucción. Luego, cuando hubo la conmemoración del 60 del desembarco de Normandía, sí, vi a los jefes de gobierno que recordaron lo que fue el comienzo de la liberación de Europa, del nazismo, del fascismo. Pero quedan 30.000 chicos en la playa. No entiendo, la guerra destruye. A veces pienso en las madres con el cartero llamando a la puerta: «Señora, una carta para usted. Señora, tenemos el honor de decir que usted es la madre de un héroe». Sí, sólo queda esa carta de ese hijo a la madre. La guerra es una locura, siempre destruye. Y dices que ahora hay una crueldad, porque una agresión lleva a otra, ya otra, ya otra. Continúa así. Y destruir es como jugar. Entonces, hasta el hambre, el frío, tiene tantas cosas que te trae una guerra, destrucción. El comercio de armas. La industria armamentista, una industria que en vez de hacer avanzar a la humanidad hace cosas para destruir. Estamos locos. Le diré a la gente, por favor, no tengamos miedo, pero lloremos un poco. Extrañamos llorar hoy por estas crueldades. He recibido muchos niños de Ucrania aquí que los traen a la audiencia. Nadie sonríe, nadie, te saludan pero nadie puede sonreír, quién sabe lo que vio ese niño…

Desde que estalló la guerra ha hecho muchos, muchos llamamientos al Ángelus, a la audiencia en general, ha escrito mucho, ha hablado, ha telefoneado a los dos presidentes, ha pedido a Putin poder reunirse con él en Moscú. para tratar de detener la guerra, habló varias veces con el presidente Zelensky, pidió a ambos que se sentaran en una mesa de negociación. Y luego lloró, vimos sus lágrimas, su emoción, en Plaza España cuando llevó el sufrimiento de los niños de Ucrania ante Nuestra Señora. Escribió tanto que recopiló todos sus discursos en este libro al que llamó Una encíclica sobre la paz en Ucrania . Entonces yo me pregunto, ¿hay algún momento en que incluso el Papa, ante esta situación, después de tantos meses, diga «qué más puedo hacer»?

Es la locura de la guerra y siempre pasa así, sobre las otras partes, es así, es así. La guerra comenzó con Caín. El Espíritu Cainista. Quien mata por celos, mata por interés, ¿sabes? es feo Ahora las consecuencias sociales, las consecuencias en toda Europa. Prepárate, prepárate.

En versiones mucho más pequeñas, incluso aquí en Italia, hay repercusiones. Se habla mucho de esta energía cara, de las facturas caras, porque obviamente los precios aumentan. Muchos pequeños comerciantes, muchos empresarios se ven obligados a cerrar sus negocios. Como ejemplo, he traído una factura por el suministro de gas de un mes. Esta familia está formada por Beatrice y Damiano, quienes administran una lavandería industrial y emplean a 50 personas en Lucca, Toscana. Recibieron una factura de 183.000 euros por un mes de gas, el año pasado pagaron una cifra diez veces menor. Este es solo un ejemplo, pero la pregunta que surge es: hoy en día muchos comerciantes están en peligro de cerrar porque no tienen los medios para pagar esas facturas y están en crisis. Estas familias, estos empresarios, ¿Cómo pueden estos pequeños comerciantes vivir en paz? Uno tiene que decir: ¿a qué santo deben consagrarse?

Estos son los efectos de la guerra, ¿no? Los precios vuelan, se pierde la objetividad. No se puede maniobrar porque todo está conectado. Todo está conectado. Hay algunos países, estoy pensando en Yemen, donde existe la posibilidad de que los niños mueran de hambre. Y esto (señalando el proyecto de ley, nota del editor ) es la inflación típica de la guerra. Esto es gas, luego está la luz. Recuerdo una vez a una señora que había peleado en la Segunda Guerra ( World War, ed ), la conocí en Buenos Aires, tenía dos hijos y su esposo que murió en el frente, y cuando hablaba, esa frase se me quedó en el corazón : ‘ Habíamos hecho el hambre, teníamos hambre’ . Ni tú ni yo sabemos lo que era, lo que es, pasar hambre. ¿Lo sabremos, tal vez? Hay mucha gente que ya empieza a saber (señalando el proyecto de ley, ed .).

Este es un ejemplo que concierne a Italia, pero hay quienes no tienen el problema de pagar sus cuentas porque ni siquiera tienen una casa. Y aquí hay muchos. Traje dos carteles: una manta y algo de pan.

Hay una cosa que me preocupa mucho: es la actitud de indiferencia. Aquí hay una fotografía tomada por uno de nuestros fotógrafos, que es una señora que sale de un restaurante en invierno, con un abrigo de piel, es vieja, tiene guantes, un sombrero. Parece que estaba frío. Ella sale del restaurante y hay alguien en la puerta pidiendo ayuda. Ves a una humilde mujer de la calle tal vez. La dama mira hacia otro lado. Lo peor que nos puede pasar es mirar para otro lado. Por favor mida sus gastos de Navidad, mida. Esta es una Navidad triste, una Navidad de guerra. Hay gente muriendo de hambre. Por favor, ten un gran corazón y no vayas de compras como si nada fuera a pasar. La indiferencia es una de las cosas contra las que tenemos que luchar y ustedes los periodistas tienen una especie de misión de despertar los corazones para no caer en esta cultura de la indiferencia. “Miro hacia otro lado, me lavo las manos, no es mi problema”. El problema es de todos. La pérdida. Debemos tomar conciencia de este momento histórico, de pobreza, de lo que me mostraste (señalando la paloma hecha por niños ucranianos,ed .). Que hay niños jugando con un misil ruso, que tienen hambre. Hay gente muriendo de hambre. Por lo menos celebramos la Natividad porque la Natividad es una cosa hermosa, es un mensaje hermoso. Tenemos ganas de fiesta, pero festejemos con cierta mesura.

Para estas personas que viven en la calle y que van a pasar una Navidad fría, van a tener una Navidad difícil. Y entonces uno se pregunta: ¿qué debe hacer la clase dominante, las instituciones por esta gente? Y hablemos de las instituciones, de la clase dominante que, a nivel europeo esta misma semana, vive un escándalo de corrupción. Un insulto a los que no tienen nada.

Esto escandaliza. Todos somos pecadores. Todos: tú, yo y todos nosotros. Y debemos pedir perdón al Señor todos los días por nuestros errores. Yo me asusto. Pecador sí, nunca corrupto. Hoy nos deslizamos del pecado a la corrupción, así que no tenemos que tolerar esto. ¿Cómo es que con la necesidad que hay en Europa de tantas cosas, esta gente que está en la administración cae en la corrupción de esta manera? Para mí es un criterio. Y no debemos pecar, pero ellos son débiles. Sí, sí débil. Yo también soy débil, todos somos débiles. Cada uno tiene su punto más delgado, digamos, la personalidad: uno porque es mentiroso, uno tiene un poco de ira, uno tiene mal genio. Cada uno tiene el suyo. Pecador sí, pero corrupto no, ¿eh? Corrupto No. Lo que me muestras es corrupción, no es pecado. Es peor porque la corrupción te pudre el alma.

Tú lo habías dicho: la corrupción «apesta».

Spuzza en lombardo, puzza en italiano (risas, ed .).

Muchas veces durante este año, pero también en el pasado, ha hecho llamamientos al nacimiento y ha dicho varias veces: si no tienes hijos no hay futuro. Hay quienes no pueden tener hijos porque no pueden pagarlos o por otras razones. Hay quienes, en cambio, optan por no tener hijos. Pero en su opinión, ¿Italia tiene la madurez para entender que si no tiene hijos no hay futuro?

Hay un invierno demográfico hoy en Italia para nacimientos, cálculos, ¿no? Una vez escuché a un señor de cierta edad, no viejo pero maduro, que dijo «¿quién me pagará mañana la pensión si no hay nacimientos?» un poco de risa Está la cultura de la procreación, la cultura de que no, es mejor no tener hijos. Mejor haz un viaje, compra la villa. Conozco gente que piensa así. Una de mis secretarias me dijo que cruzó la plaza hace unas semanas y una señora estaba con un carrito y se le acercó para ver al niño. Había un perrito. Algunos países, como Francia, han implementado muy buenas medidas pro familia y por eso el nivel de nacimientos en Francia ha subido bastante. Pero en Italia ahora mismo necesitamos ayudar a las familias a nacer. Muchas mujeres tienen miedo de quedar embarazadas porque en cuanto el jefe de la empresa en la que trabajan ve que su barriga se agranda, la manda. Y muchas mujeres no pueden encontrar trabajo porque los empleadores temen que quede embarazada. Un hijo es una amenaza en este momento. Pero, ¿dónde estamos? Debería ser una bendición. Por eso creo que tenemos que empezar de nuevo. Yo digo, italianos por favor tengan hijos. El país necesita niños, por favor. Menos egoísmo.

Hablando de niños, que son en cierta medida el leitmotiv de nuestra entrevista, se necesita muy poco para hacerlos sonreír: una pelota para jugar en la calle, para jugar en un terreno de juego. Esta es una pelota de trapo , una pelota de trapo que trajiste, esta pelota nos demuestra que se necesita muy poco para hacer reír a un niño, para entretenerlo.

El deporte es noble. El deporte trae nobleza. Hay una película argentina que se llama Pelota de trapo, y el autor es Enrique Mueňo. Estoy hablando de 1945, lo vi de niño. Es una buena película de la época, es un poco la mística de los niños jugando con lo que tienen en la mano. Fue Don Bosco quien dijo «si quieres juntar a los muchachos, pon una pelota en el camino y vendrán enseguida, como moscas al pastel». Los niños juegan. Y ahí vamos a una cosa muy bonita que es el valor del juego, del deporte, incluso del propio juego. Jugar y hacer deporte. Es una bendición poder hacerlo bien porque el deporte es algo noble. Todos necesitamos esta gratuidad del deporte. Por eso me alegro cuando veo que la gente se ilusiona con el mundo del deporte y cuando el deporte no pierde esa dimensión de ‘amateur’, amateur , ¿no? El deporte es gratis, es amateur, ¿no? Hay, ahora, aspectos más comerciales pero no está mal si son moderados. Siempre que el deporte no pierda ese ‘amateur’. El verdadero deporte debe ser libre, amateur .

Me viene a la mente el hecho de que en estos momentos el mundo está concentrado en la final de la Copa del Mundo: ¿hay algún deseo que le gustaría dar a los que ganen la Copa del Mundo, a los ganadores?

Todos los mejores deseos para los ganadores. Que lo vivan con humildad. Y a los que no ganan, que lo vivan con alegría porque el mayor valor es no ganar o no ganar, es jugar limpio, jugar bien. Ambos que tienen el coraje de darse la mano. Cuando veo el final de un partido donde no se dan la mano… Nosotros – hablo del año ’46 – íbamos al estadio todos los domingos, hasta con papá y mamá, todos juntos. Y ahí la palabra más fea que escuchaste del árbitro fue ‘ vendido’ , pero luego terminó el partido y se dieron la mano. Ese savoir-faire del deporte, ¿no? El deporte te ennoblece, te ennoblece aunque se haga con un ovillo de trapos. Tenemos que hacer crecer el espíritu deportivo y espero que este campeonato mundial ayude a recuperar el espíritu deportivo, que te hace noble.

Santo Padre, dentro de unos meses se cumplirán diez años de pontificado, un pontificado que le ha dado muchas alegrías, pero también muchos sufrimientos, muchos momentos dolorosos y muchos compromisos importantes. Me preguntaba si hay algo que le gustaría hacer y aún no ha hecho…

Cuando me eligieron, tomé como programa todas las cosas que dijimos con los cardenales en las reuniones previas al cónclave al próximo Papa que estaría presente allí, pero nadie sabía quién era. He tomado esto como el camino para seguir adelante. También hay cosas por hacer, pero se va avanzando. Es bueno porque los cardenales que habían estado allí me ayudaron mucho a hacer este cambio. Una de las cosas que más ves, que no es la más importante pero sí la que más ves, es la limpieza económica, evitando cosas malas económicamente. Ahora esa institución es fuerte. El Consejo de Economía se reunió en estos días y está funcionando bien. Han dado las indicaciones para llevar esto adelante. Empecé a hacer, con la ayuda de todos, lo que me habían pedido los cardenales. Pero, sobre todo, el espíritu misionero, el espíritu misionero, el anuncio del Evangelio. Esto es importante: podemos tener una curia muy organizada, una parroquia muy organizada, una diócesis muy organizada, pero si no hay espíritu de misión, si no rezas allí no vas. La oración es importante.

¿Hay algo que tuviste que hacer en su lugar y te hubiera gustado evitar?

La parte económica. no me gusta esto Solo di instrucciones. Pero organizar esto que gracias a Dios va bien con el Consejo de Economía, con la Secretaría de Economía. Todo esto lo vio claro el cardenal Pell, que es quien inició esto. Luego tuvo que quedarse casi dos años en Australia por esta calumnia que le hicieron -que al fin y al cabo era inocente, pero lo pusieron feo, pobrecito- y se alejó de esta administración, pero fue Pell quien trazó el esquema. de cómo seguir adelante. Es un gran hombre y le debemos muchas cosas.

Son tantas las imágenes de besos y abrazos que luego tuvo que interrumpir con el Covid. Tú mismo dijiste ‘ Me sentí atrapado’ porque por un tiempo no pudiste acercarte a él. ¿Cuál fue la imagen que más te quedó impresa, en los encuentros que tuviste como pontífice, la imagen que quedó impresa en tu corazón?

Niños enfermos. Cuando veo un niño en silla de ruedas, cuando veo un niño que está enfermo, cuando me lo traen porque se va a morir, eso me conmueve. La pregunta de Dostoievski » ¿Por qué sufren los niños?» es un misterio Pero este misterio te acerca a Dios, una de las alegrías más bonitas es acariciar a los niños, me gusta mucho. Y acariciar a los viejos. es curioso Los viejos son un mensaje, los viejos. Acariciar a los viejos y acariciar a los niños. La ternura de los viejos y la ternura de los niños.

Una pregunta un tanto personal. Estamos en los días de su 86 cumpleaños. Hay quien dice que lo importante es sentirse joven de corazón, ¿te sientes joven?

No lo creo, en el sentido de que no lo creo. Puedo decirte que me siento feliz. El Señor me acompaña, me siento pastor, estoy haciendo mi vocación, soy pecador. Mañana viene el confesor, cada 15 días viene el santo franciscano y me perdona los pecados, pero yo estoy feliz porque veo que el Señor me ayuda a seguir adelante.

Hay un signo que quizás pueda volver a dar esperanza este año: el belén, el nacimiento de Jesús, que fue creado por primera vez por San Francisco en Greccio. También escribiste una carta, el Admirabile signum , en la que habla de la importancia del pesebre en las familias. Tengo que preguntarle cómo se imaginaba el nacimiento de Jesús de niño y si hacía el pesebre en casa.

Sí, siempre se hizo con figuritas de yeso. Simple. Y luego se preparó bien, también puso un poco de hierba para los camellos de los Magos. Lo más lindo era después de la misa, que en ese momento se hacía a la medianoche -ahora se hace a las 9 por conveniencia- era ir a poner al Niño porque había nacido. Una cosa muy sencilla, éramos una familia muy sencilla, no éramos ricos. El trabajo de papá era un buen trabajo, pero punto. Pero siempre estaba la pequeña cuna familiar. La navidad para nosotros era el belén, no el árbol, es curioso: no era costumbre que tuviéramos un árbol en casa. Hicimos la cuna…

Es un signo de esperanza y está este Niño que llega de Belén, traído por un fraile pasionista. Le encomendamos todo, donde todo comenzó, en Belén. Podemos decir que este Bambinello engloba todas las esperanzas del mundo. Así que me preguntaba si con este Bambinello en tus manos te gustaría dejar un mensaje para esta Navidad a quienes nos están escuchando…

Diré a todos, a todos: mirad al Niño, mirad a la estrella. Un niño más es esperanza. Trajo esperanza, pero nació así: pobre, perseguido, tuvo que huir. Un Niño sin estrella no funciona, una estrella sin Niño no funciona. Ambos son el mensaje de la Navidad de hoy. Quisiera pedir a cada uno de los que escucháis que el Señor os dé la ternura de un niño, que no perdamos la ternura humana, que nos ayudéis y que os dé la luz de la estrella. Si miras la estrella sabes dónde está el camino, como los Reyes Magos. Si miras al Niño sabes cómo debe sentirse tu corazón. Este es mi mensaje. Cada uno de ustedes, queridos y queridas, miren al niño y miren a la estrella. Mirando al bebé, te deseo una feliz y santa Navidad. Que el Señor os bendiga y la Virgen os guarde. Gracias.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
22 comentarios en “Francisco: «Italianos por favor, tengan hijos»
  1. Es obsceno que el CEO de la mayor inmobiliaria del mundo, sufra tanto tantísimo por los pobres y no empiece por vender el infinito patrimonio inmobiliario del que disponen para repartirlo. Que lo vendan todo, no es necesario para la salvación, sólo sirve para mantener el poder de unos cuantos.

    1. JAGO
      Menos mal a que tenemos a un tonto como tu para decirnos lo que es necesario para la salvación o no. No se que haríamos sin ti. Dos mil años de Iglesia a la basura. Que hagan papa al cretino este que nos arregla la salvación a todos. Estamos perdiendo el tiempo.

  2. Las palabras del Papa en esta entrevista son lamentables.
    Habla de un «tercera guerra mundial a plazos» y describe diversos rasgos de algunas guerras de hoy, pero no menciona la mayor causa de muertes que es el aborto.
    Hablando de la crisis energética Francisco dice que «No se puede maniobrar porque todo está conectado», pero contrariamente a este pesimismo, la realidad es que los gobiernos nacionales tienen margen de actuación si fomentan las energías renovables y la nuclear, por poner algún ejemplo.
    Dice que «no hay que mirar hacia otro lado», pero en el tema del aborto y la ideología de género el Papa está mirando hacia otro lado.

    1. Recomienda «no vayas de compras», cuando precisamente el consumo genera riqueza y con ella empleo.
      Su distinción entre pecado y corrupción no se aguanta con la teología moral, y llega a decir de forma absurda: «Pecador sí, pero corrupto no…la corrupción te pudre el alma.» Con lo que podríamos preguntar a Francisco: ¿Acaso el pecado no «pudre» el alma?
      Decir que Francia «ha implementado muy buenas medidas pro familia» es el colmo, cuando es uno de los mayores promotores de la ideología de género y del aborto.

      1. Macron sigue la Agenda 2030, es uno de los soldados más fieles y destacados. A eso le llama Bergoglio, medidas pro familia. Éso es llamar bien al mal. Invertir.

    2. El Papa se contradice pues habla de «espíritu de misión» y al mismo tiempo dice «no hagan proselitismo», y es que Francisco no entiende lo que es la misión de la Iglesia que Cristo nos confió, convertir almas para que puedan salvarse.
      Habla bien del cardenal Pell, pero en los días en que fue perseguido lo dejó solo.
      Dice «El Señor me ayuda a seguir adelante», pero en muchas cosas Francisco no sigue al Señor (sino su ideología) y no es creíble que Dios le esté ayudando para que continúe un pontificado tan calamitoso.

  3. No es la primera vez, ni la segunda ni la tercera que el sr. Bergoglio contrapone el pecado a lo que el llama «corrupción» de manera absurda, cuando la corrupción es una variante del pecado capital de la avaricia. Si acaso lo que nos «pudre» es el pecado, no la corrupción, que tampoco. Aquí el sr. Bergoglio delata su creencia protestante, no católica, ya que el pecado no nos pudre, ni nos corrompe. Nos daña, eso sí, y por tanto sí podemos luchar contra él con la ayuda de la Gracia. Si nos «pudre» nada podemos hacer salvo que apelar a la «sola fe». Lo de este individuo es lamentable.

  4. Que Bergoglio conteste los dubia y limpie de corrupción el Vaticano, que con el la corrupción en todos los sentidos, moral y fisica ha llegado a los mas altos niveles, y luego ya si eso que nos diga a los demas lo que tenemos que hacer. Que se mire el primero que tiene mas mierda que nadie y luego ya que nos cuente, pero que tenga la mínima decencia de contestar los Dubia y de hacer su trabajo real, no soltar majaderías a troche y moche como si no hubiera mañana. Que sujeto tan cínico, tan mentiroso, tan banal y tan venal. Es que no hay por donde cogerlo.

  5. Se me olvidaba. Bergoglio es de los de la escuela evangelica de haced lo que os digo, pero no lo que yo hago, eso si haced lo que digo solo algunas veces por si haceis todos aparte de volveros locos en una esquizofrenia imposible de soportar os condenais.

  6. Bergoglio, no sea ambiguo, denuncie sin vacilación el aborto.Denuncie con valentía a los políticos, que manifestándose católicos, promueven el aborto.No se puede denunciar la escasa natalidad en Europa y, no defender la vida desde su concepción hasta la muerte natural.No se puede promover la inmigración masiva descontrolada hacia Europa, sobre todo de musulmanes magrebíes y africanos, que pondrán patas arriba la cultura, la convivencia y la paz, porque no se integran.Europa se islamiza, vea lo que pasa en Suecia, Francia, Alemania, España…Hay que ayudar a estas personas, in situ, en sus lugares de origen, y procurando que sus Gobiernos y las antiguas ex colonias no los esquilmen de sus riquezas y los aboquen a tener que abandonar sus países y ponerse en manos de mafias con peligro de sus vidas.
    Bergoglio, aunque estas palabras no las leerá nunca, hay que decir que basta ya de hipocresía y de ‘buenísmo’.

    1. Bergoglio, si desea ser Su Santidad, aunque el tratamiento creo que no le agrada, deje de ser Su Ambigüedad.
      El Niño Dios está a punto de nacer.Pidamos a DIOS que nazca en nuestros corazones.
      ¡Feliz NAVIDAD!

    2. Totalmente de acuerdo con ud. Lo que pasa es que Bergoglio sigue fielmente no a Cristo, sino a la masónica Agenda 2030. Por eso no habla de la persecución a los cristianos y cómo los matan los yihadistas (en Nigeria, por ejemplo) pero luego está siempre hablando de Rusia-Ucrania. Es muy obediente con los mandamases del NOM.

  7. Bergoglio, si desea ser Su Santidad, aunque creo que el tratamiento no le gusta, deje de ser Su Ambigüedad.
    El Niño Dios está a punto de nacer.Deseemos que nazca en nuestros corazones.
    ¡Feliz NAVIDAD!

  8. Antes decía de las mujeres que tenían muchos hijos que no hacía falta comportarse como conejas y ahora les pide que tengan hijos. Este hombre es una contradicción en silla de ruedas.

  9. Correcto, pero eso casa poco y mal, por no decir nada, en los guiños y halagos a la diabólica Agenda 2030, que es un itinerario pro-muerte, antifamilia y antinatalista.

    «Por sus hechos los conoceréis»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles