Cardenal Hollerich: «El tema del sínodo es la sinodalidad, no las cuestiones sexuales»

Hollerich no vacunados iglesias
|

El relator del sínodo ahora en marcha, cardenal Jean-Claude Hollerich, ha salido a la palestra para aclarar, frente a los debates acuciantes en el panorama eclesial, que el sínodo va sobre la sinodalidad y no sobre moral sexual.

El problema es que empezamos a acostumbrarnos a que, en este pontificado, los sínodos traten preferencialmente lo que llevan en su título, y así ni el sínodo sobre la familia fue específicamente sobre la familia, ni el de la juventud sobre la juventud, ni el de la Amazonía, de la Amazonía. Todo se centra en alguna otra cosa, todo tiene otra motivación que se disfraza bajo un epígrafe engañoso.

Y de lo que se está discutiendo acaloradamente, al compás del ‘camino sinodal’ alemán, es de una renovación doctrinal y de estructura eclesial centrada, entre algunas otras cosas, en las cuestiones de moral sexual.

Por eso ha salido Hollerich a reconducir el asunto del sínodo, que ahora inicia la fase en la que los presidentes de las conferencias episcopales y los responsables eclesiásticos de cada país se reunirán a nivel continental para debatir sus conclusiones.

Al presentar la apertura de la fase continental en Europa, el cardenal Hollerich ha dicho que este “no es un sínodo sobre la homosexualidad. No es un sínodo sobre la poligamia. Es solo una expresión fiel de lo que el pueblo de Dios ha dicho, y es un sínodo sobre la sinodalidad, lo que significa que es un sínodo sobre la Iglesia, sobre nuestra manera de ser Iglesia, y sobre cómo debe ser esta Iglesia, juntos, juntos”.

Hollerich dijo que tanto las conferencias episcopales como el llamado “pueblo de Dios” deben encontrar formas de escucharse mutuamente. Sugirió que se inspiren en las congregaciones religiosas.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “Cardenal Hollerich: «El tema del sínodo es la sinodalidad, no las cuestiones sexuales»
  1. Todos los Sínodos han ido sobre lo que se decía. La prueba más clara fue el de la Amazonía. La gente daba la matraca con la abolición del celibato, pero, al final, sólo se habló de Amazonía. Y, después de eso, el Magisterio no ha dicho nada del celibato.
    El problema que tenéis en esta web es que os gusta callar a los hijos adolescentes a base de zapatillazos en la boca. Eso sólo abre más la brecha entre los católicos. Dejad que la gente hable y el Magisterio haga su trabajo, que lo hace bien. La prueba de esto es lo que ha dicho Hollerich con estas declaraciones. Esto es lo que pensamos muchos, y así lo vivimos. Yo vivo este Sínodo como un gran regalo. La Iglesia es comunión, y eso es sobre lo que se está reflexionando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles