Agreden a un sacerdote en Cádiz al terminar un funeral

Iglesia de Medina Sidonia iglesia de Medina Sidonia
|

Los hechos ocurrieron el pasado jueves, día de la Inmaculada Concepción, en la iglesia de San Juan de Dios de la localidad gaditana de Medina Sidonia.

Según informan varios medios locales, un hombre de unos 60 años fue denunciado por la Policía Local del municipio acusado de agredir presuntamente al sacerdote Stuart James Chipolina.

Al parecer, todo empezó antes del propio funeral. El sacerdote se estaba preparando para oficiar un funeral en la referida iglesia de Medina Sidonia cuando tras una discusión con un vecino de esta localidad éste le propinó varios puñetazos al cura, causándole heridas de carácter leve.

A pesar del encontronazo violento, el padre Stuart James decidió seguir adelante con el funeral y no lo suspendió a pesar de los golpes y heridas sufridas.

Al finalizar la Misa, el supuesto agresor volvió a buscar al sacerdote a la sacristía  y allí se abalanzó sobre él. Afortunadamente en ese mismo instante intervinieron varios agentes de la Policía Local que, alertados por lo que estaba pasando, entraron rápidamente en la sacristía y lograron reducir al agresor cuando éste estaba gritándole al sacerdote y a punto de agredirle otra vez.

Tras el suceso el cura acudió al centro de salud de la localidad asidonense para ser atendido de las heridas sufridas. Allí se personó con una joven mayor de edad como testigo de lo ocurrido. Por su parte, los agentes de la Policía Local abrieron diligencias penales en cuyo atestado se incluye el parte de lesiones facilitado por el referido sacerdote y redactado en el centro de salud. El presunto agresor está ahora a la espera de juicio.

Por su parte, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Medina Sidonia ha hecho público un comunicado en el que muestra su repulsa por esta agresión y expresa su apoyo a este sacerdote, que es además el director espiritual del Consejo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “Agreden a un sacerdote en Cádiz al terminar un funeral
  1. Esta agresión es una manifestación más de la persecución anticatólica que se sufre en España y en otros países. Y ya verán la suavidad con que los tribunales tratarán a este delincuente, ya que existen varias sentencias en las que los agresores de sacerdotes han recibido sanciones irrisorias.
    Si se denuncia una presunta agresión a una mujer se actúa con una severidad desmedida que ni respeta la presunción de inocencia, pero atacar sacerdotes o iglesias sale practicamente gratis.

      1. Depende… desde un punto de vista, legal reprobable siempre; desde un punto de vista moral habría que ver. Ejemplo: San Nicolás cuando le partió la cara a Arrio en medio del Concilio de Nicea.
        Yo recuerdo a un cura progre de cierta ciudad española, allá por 1978, que, tras el éxito de un tablao flamenco en una de las iglesias de la ciudad, decidió organizar en la suya, la segunda más grande después de la catedral, un concierto de cante y baile flamenco. Unos cuantos fieles le explicaron la relación directa que existía entre ese tipo de eventos aberrantes en la Iglesia y su salud dental. El sacerdote, que no era tonto, lo captó y quedó suspendida la juerga.

  2. No hay Observatorio ni Comisariado ni Ministerio ni Concejalía que prevenga o se vaya a encargar de concienciar para evitar agresiones a católicos, pese a que es violencia creciente y notoria.

  3. Igual le atizó por hereje, aunque no esté bien. Vaya Vd. a saber.
    Hoy en día, estamos viendo tantas cosas satánicas que al final habrá revueltas, tiros y enfrentamientos por todo

    1. Está claro que, mientras no sea oficiar la Santa Misa tradicional, los sacerdotes pueden hacer lo que les dé la real gana, aunque esté prohibido. Porque lo relatado está prohibido: no se puede celebrar un funeral en una solemnidad (y el día de la Inmaculada lo es), como tampoco se puede durante el Jueves Santo, el Triduo pascual y los domingos de Adviento, Cuaresma y Pascua.

      Y lo dicho por Robustiano Matamoros podría ser, aunque no tenga mucho sentido: se puede llevar el cadáver a la iglesia, pero la Misa no será un funeral o Misa de exequias, sino la del día, y a ver qué pinta un cadáver en la Misa de la Inmaculada. Y si lo que se hace es una especie de «funeral» sólo con la «Liturgia de la Palabra» (que no es Misa), obligas a los fieles a celebrar dos actos de culto ese día, porque la Misa de la solemnidad sigue siendo de precepto y deben asistir a ella, con independencia de ese «funeral» (que no es tal).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles