Obispo alemán dice sentirse «desilusionado» tras la visita Ad limina

Peter Kohlgraf Peter Kohlgraf, obispo de Mainz
|

Peter Kohlgraf, obispo de la diócesis de Mainz, en Alemania, no ha vuelto contento a su país tras la visita Ad limina de los obispos alemanes con el Papa Francisco.

Kohlgraf es uno de los obispos más ultra progresistas de la Iglesia alemana. Su diócesis fue de las primeras en crear una pastoral de atención para personas homosexuales y queer.

En un artículo escrito en un medio alemán, el obispo de Mainz dijo que «había muchas expectativas puestas en esta visita de los obispos, porque el camino sinodal iba a ser un tema central. Algunos esperaban una reprimenda de los obispos alemanes, otros llamaron a los obispos a defender con valentía los problemas y preocupaciones».

Sobre los distintos encuentros entre los obispos alemanes con miembros de la Curia, Peter Kohlgraf escribe el sistema fue el siguiente: un obispo alemán habló sobre un tema específico a quien le replica un representante de la Curia. Luego hablaron los obispos, y los representantes de la curia reaccionan a esto.

El obispo de Mainz reconoció que se discutieron los temas críticos, pero «con más de 70 participantes es difícil hablar de una conversación real».

Sobre el encuentro con el Papa Francisco, afirma que duró varias horas, y «fue central». Sobre la conversación con el Santo Padre, desvela que Francisco «criticaba la situación de la Iglesia en Alemania y el camino sinodal. Expresó pensamientos muy fundamentales que él conoce de otros contextos. Al final se refirió a la carta a los creyentes en Alemania del 29 de junio de 2019, en la que dijo todo lo que era importante para él».

Peter Kohlgraf también hace mención a la reunión que mantuvieron los obispos alemanes con el cardenal Ladaria (Congregación para la Fe) y el cardenal Ouellet (Congregación para los obispos), con la moderación del cardenal Parolin (Secretaría de Estado). Un encuentro, que como ya hemos publicado aquí, no salieron bien parados los obispos alemanes.

En referencia a las palabras de Ladaria, el obispo asegura que «las declaraciones dejaron claro que había temas que no deberían estar en discusión, como la cuestión de la ordenación de mujeres y la evaluación de la homosexualidad». En opinión, del obispo de Mainz, el hecho «los textos de Alemania no formulan ninguna doctrina nueva, sino que quieren hacer preguntas sobre la apertura de la Iglesia universal».

La reunión final tendrá lugar en Frankfurt en la primavera de 2023. Para ese momento, Peter Kohlgraf  ha anunciado que está previsto que el cardenal Parolín les envíe una carta a los participantes del sínodo en Alemania. «Me ha quedado claro que no podremos abordar la construcción de una sinodalidad permanente en Alemania en forma de consejo sinodal sin involucrar a los participantes romanos en el proceso sinodal mundial», agrega el prelado.

Por último, el obsipo de Mainz termina su escrito lanzando un dardo. «Es bastante interesante ver quién habló en la reunión y quién no. El cardenal Grech, responsable del sínodo mundial, no jugó un papel decisivo».

El obispo termina reconociendo «estoy desilusionado» aunque que espera pequeños pasos de cambio. «Somos y seguiremos siendo católicos, y sigamos esperando el curso del sínodo mundial, que ciertamente puede ofrecer algunas sorpresas», concluye el obispo de Mainz.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
10 comentarios en “Obispo alemán dice sentirse «desilusionado» tras la visita Ad limina
    1. Don Pedro, Conde de la col (traducción del apellido Kohlgraf), no parece muy dispuesto a bajarse del tren de los desórdenes morales defendidos por la mayoria de eclesiásticos «católicos» alemanes…
      Sigamos observando.

  1. De quien es sucesor este personaje menor ?

    De los 11 Apostoles NO.

    Todo indica que es Sucesor del Numero 12.

    Pero no veo que este buscando una higuera.

  2. Desilución más no corrección. Insiste en definirse como católico sin advertir que va de contramano. Deberíamos crear una categoría, la de CATOLICOS DEFORMADOS.

  3. La desilusión de este hombre son nuevas ilusiones para la Iglesia Católica, la de verdad. No es por desear el mal a nadie pero esperemos que las desilusiones de este obispo (aunque me duele emplear el término) no mejoren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles